miércoles, 4 de enero de 2017

Ausencia de encuestas marca las primarias de la izquierda en Francia

Por Luisa María González


París, 4 ene (PL) Marcada por una llamativa ausencia de encuestas y predicciones, la campaña hacia las primarias de la izquierda en Francia sigue hoy su avance mientras las propuestas y programas de los siete candidatos van tomando forma.

Los aspirantes socialistas Manuel Valls, Vincent Peillon, Arnaud Montebourg y Benoit Hammon ya hicieron públicas varias de sus proyecciones para un eventual gobierno, en tanto los de otras formaciones (Sylvia Pinel, François de Rugy y Jean-Luc Bennahmias) mantienen por ahora un perfil más bajo.

A diferencia de las primarias de la derecha, en las cuales abundaron los sondeos de opinión con una frecuencia de publicación casi diaria, en esta ocasión las encuestas han estado ausentes desde el inicio oficial de la campaña el 17 de diciembre.

De acuerdo con algunas versiones publicadas en la prensa local, la causa de ello radica en que las primarias de la izquierda se están realizando en un lapso mucho menor, atravesado además por las vacaciones de fin de año, lo que impidió a las empresas especializadas planificar y llevar a cabo el trabajo.

'El calendario ha sido muy desfavorable para nosotros', explicó el director del instituto OpinionWay, Bruno Jeanbart, quien recordó que la campaña actual comenzó a mediados de diciembre y las votaciones serán a finales de enero, un periodo de poco más de un mes.

En el caso de la derecha, los candidatos fueron anunciados en septiembre y la primaria tuvo lugar a finales de noviembre, un intervalo de tiempo mucho mayor.

Y todo parece indicar que pese al fin de las festividades de fin de año y el reinicio del trabajo, las encuestas seguirán siendo escasas de cara los sufragios de la izquierda previstos los días 22 y 29 de enero.

Según Jeanbart, tampoco les resulta favorable el calendario para los debates televisados pues tendrán lugar los días 12, 15 y 19, un espacio de tiempo muy apretado.

No obstante, algunos de los involucrados en el tema también perciben cierto desinterés por parte de los medios de comunicación, que en esta ocasión no han encargado la realización de consultas.

'Por el momento, ellos no tienen mucho apetito hacia la primaria de la izquierda, que suscita menos interés y excitación que la de la derecha. Puede ser porque el vencedor no parece en condiciones de ganar la elección presidencial...', indicó el jefe del instituto Odoxa, Gael Sliman.

Efectivamente, los sondeos que indagan en el panorama hacia las elecciones presidenciales de 2017 vaticinan que en la primera vuelta vencerán el candidato derechista François Fillon y la líder ultraderechista Marine Le Pen, mientras ninguno de los socialistas parece tener posibilidades de entrar en la competencia.

De cualquier forma, los aspirantes comenzaron el año con una ofensiva para la presentación de sus ideas y programas políticos en sectores como la seguridad y la defensa, considerados entre los más sensibles a causa de la amenaza terrorista.

En este ámbito, el ex primer ministro Manuel Valls se muestra favorable a crear cada año mil nuevos puestos de policías y gendarmes, así como a elevar el presupuesto de defensa a un dos por ciento del Producto Interno Bruto, desde ahora hasta el 2025.

Ante el riesgo extremista, el ex ministro Arnaud Montebourg propone la creación de una fiscalía nacional antiterrorista y aboga por revalorizar el trabajo de la policía judicial.

En temas financieros, Vincent Peillon promete que mantendrá un esfuerzo presupuestario con el fin de disminuir el déficit público a 1,5 ciento desde ahora hasta el 2022.

Por su parte, Benoit Hammon defiende la anulación de la deuda acumulada desde el 2008 por todos los países miembros de la Unión Europea. En cuanto a asuntos regionales, los cuatro socialistas coinciden en reconocer la crisis del bloque regional y frente a ello sugieren acciones como una conferencia de refundación (Valls) o un nuevo tratado social europeo (Hammon).

lam/lmg


No hay comentarios:

Publicar un comentario