martes, 17 de enero de 2017

Cuba nos ayudó a decidir el rumbo de nuestras vidas

Hijas de la lideresa hondureña Berta Cáceres sostienen emotivo encuentro con universitarios espirituanos

17 de enero de 2017 01:01:22

Berta Zúniga Cáceres. Foto: Juan Antonio Borrego

SANCTI SPÍRITUS.— «Nuestra formación en Cuba fue determinante, la ética aprendida en este país nos ayudó a decidir el rumbo de nuestras vidas», aseguró aquí la joven activista hondureña Berta Zúniga Cáceres, hija de la lideresa y ambientalista Berta Cáceres, asesinada el pasado 3 de marzo del 2016.

«Donde quiera que estemos, llevaremos a Cuba en el corazón, ese Hasta la Victoria Siempre lo llevamos incrustado en el pecho», aseguró en encuentro con estudiantes y profesores de la Universidad José Martí de Sancti Spíritus, en cuya sede pedagógica se formó como humanista entre el 2008 y el 2013.

Durante el intercambio, Berta, su hermana Laura y el también activista Camilo Bermúdez, igualmente formado en la universidad espirituana, reconocieron el importante papel de la juventud continental en las luchas sociales que tienen lugar hoy.

Somos los jóvenes los que estamos en pie, luchando en México, en Honduras, por la paz en Colombia y en toda la región, proclamaron las hermanas Zúniga Cáceres, quienes además denunciaron el crimen cometido contra su madre en marzo del 2016 y aseguraron que su lucha contra la impunidad de los oligarcas no cesa.

«Creemos en la solidaridad de todos los pueblos que han asumido a nuestra mami como ejemplo», proclamó Berta Zúniga, quien agradeció las muestras de cariño encontradas en América Latina y especialmente en Cuba y exhortó a la juventud a permanecer unida para luchar por los derechos de los humildes «como lo hizo Fidel».

En Sancti Spíritus los tres jóvenes conversaron también acerca del Decimosegundo Taller de Paradigmas Emancipatorios, concluido recientemente en La Habana, que con el nombre de Berta Cáceres Vive estuvo dedicado a la luchadora y ambientalista.


No hay comentarios:

Publicar un comentario