lunes, 16 de enero de 2017

El vicecanciller alemán promete un "mal despertar" para los fabricantes de coches en Norteamérica

RT  -   16 ene 2017 17:49 GMT

Sigmar Gabriel reaccionó a la crítica de Donald Trump sobre la política migratoria y comercial de Alemania.

Imagen Ilustrativa Rebecca Cook. Reuters

Alemania ha plantado una firme defensa ante las críticas del presidente electo estadounidense Donald Trump sobre la política migratoria del Gobierno de Merkel y su amenaza de imponer una tarifa del 35% sobre las importaciones de coches alemanes a EE.UU.

Sigmar Gabriel, vicecanciller y ministro de Economía alemán, afirmó este lunes que imponer un impuesto a las importaciones desde Alemania conllevaría peligrosas consecuencias para los fabricantes de automóviles de EE.UU., que dependen de las cadenas de suministro transatlánticas.

"Creo que la mayor planta de BMW ya se encuentra en EE.UU., en Spartanburg [Carolina del Sur]", indicó Gabriel, líder del Partido Socialdemócrata (SPD), al periódico Bild.

Al mismo tiempo, señaló que "la industria automotriz estadounidense tendrá un mal despertar si todas las piezas de repuesto que se producen fuera de EE.UU. de repente se gravaran con un impuesto del 35%".

"Creo que esto debilitaría, empeoraría y, sobre todo, encarecería la industria automotriz estadounidense", advirtió.

A la pregunta de qué puede hacer Trump para asegurar que los clientes alemanes compren más coches estadounidenses, Gabriel respondió con contundencia: "Construir mejores coches".

En una entrevista concedida a 'The Times', el presidente electo estadounidense había afirmado que iba a arreglar el desequilibrio en el comercio de automóviles entre Alemania y EE.UU.

"¿Cuántos Chevrolets ven ustedes en Alemania? No muchos, tal vez, ni uno solo. Es una calle de sentido único", se quejaba Trump.

"Error" de Merkel

En la misma entrevista al diario británico, Trump declaró que la canciller alemana Angela Merkel cometió un "error catastrófico" al permitir que más de un millón de inmigrantes ingresaran en su país.

"Existe una clara relación entre la fracasada política intervensionista de EE.UU., en particular la guerra de Irak, y la crisis de refugiados", criticó Gabriel. 

"Por lo tanto, mi consejo es que no enseñemos uno a otro qué hemos hecho correcto y qué incorrecto, sino que tratemos de establecer la paz en aquella región y hagamos todo lo posible para que la gente vuelva a tener hogares allí", sentenció el vicecanciller.


No hay comentarios:

Publicar un comentario