viernes, 13 de enero de 2017

Identificado el exespía británico autor del dosier sexual de Trump y que teme ahora por su vida

Cristopher Steele, exagente del MI6 que trabajó con Litvinenko, recibió el encargo durante las primarias republicanas

El presidente electo de EEUU, Donald Trump, rodeado de misses universo en el 2013 en Moscú. REUTERS / STOYAN VASSEV

EL PERIÓDICO  - BEGOÑA ARCE LONDRES
JUEVES, 12 DE ENERO DEL 2017 - 23:48 CET

Christopher Steele, un exespía británico, teme por su vida. Steele ex-agente del MI6 -los servicios secretos exteriores del Reino Unido- ha sido identificado por los medios de comunicación como la persona que recopiló el comprometedor dosier sobre las aventuras sexuales de Donald Trump con prostitutas en Rusia. Steele, que trabajó con Alexander Litvinenko, el espía ruso asesinado en Londres por orden del Gobierno de Moscú, sabe lo que le puede ocurrir. Antes de dejar su casa en Surrey, al sur de Inglaterra, pidió a los vecinos que cuidaran del gato. Desde entonces se halla en paradero desconocido.

Steele, de 52 años, un experto en asuntos del Kremlin y en contraterrorismo, es el actual director de Orbis Business Intelligence Ltd, una compañía privada de espionaje. La firma, con base en Londres, la fundó con un socio, otro ex del MI6. En sus tiempos como agente del espionaje, en la década de los 90, Steele trabajó en la embajada británica en Moscú.

De acuerdo con una fuente citada por el diario 'The Times', Steele habría estado involucrado en asuntos relacionados con Rusia y el MI6 durante casi dos décadas. “Seguía en el puesto cuando ocurrió el problema con Litvinenko”, asegura la misma fuente. Maria Litvinenko, la viuda del espía, no reconoce el nombre de Steele, pero admite que agentes del MI6 que estuvieron en contacto con su marido, utilizan frecuentemente diferentes identidades.

DONANTE REPUBLICANO

De acuerdo con las informaciones difundidas por 'The New York Times', Steele fue contratado en el 2015, durante las primarias republicanas, para llevar a cabo el encargo de un donante republicano férreo opositor de Trump para hacer un dosier sobre el magnate. La identidad del republicano que encargó el informe, que pidió anonimato a lo largo de todo el proceso, no está clara.

El documento de 35 páginas, cuyas alegaciones no es posible verificar, incluye detalles de un encuentro entre Trump con prostitutas en la suite  de un lujoso hotel en Moscú. El informe fue publicado el miércoles por Buzzfeed después de que la cadena de televisión CNN diera cuenta de su existencia, provocando la furia de Trump quien sostiene que el dosier es “falso”. El presidente electo describió el ataque como una artimaña de "estilo nazi".

EXPERIODISTA DEL 'WALL STREET JOURNAL'

En encargo del dosier del donante republicano fue hecho a la empresa Fusion GPS, liderada por Glenn Simpson, antiguo periodista del 'Wall Street Journal' conocido por su tenaz reporterismo. En las elecciones presidenciales, la firma ha sido contratada, en ocasiones, por los diferentes candidatos o donantes para saber los puntos débiles de sus rivales. Fue Simpson quien, tras recibir el encargo, contrató a su vez los servicios del exespía británico, según 'The New York Times', por sus buenos contactos en el FSB, extinto KGB.

El mismo periódico relata que, cuando la nominación de Trump como candidato republicano ya era irreversible, el donante que pagaba el espionaje retiró su financiación y fue entonces cuando alguien del Partido Demócrata se convirtió en el nuevo cliente, interesado en continuar profundizando en las andanzas de su rival.

12.000 EUROS LA NOCHE

El hotel Ritz Carlton, donde, presuntamente, Trump tuvo sus escarceos sexuales, es probablemente el más lujoso con que cuenta Moscú, informa Marc Marginedas. Abierto en el 2007, en los años de bonanza económica debido a los elevados precios del petróleo, ocupa un lugar central en la capital rusa, junto a las murallas del Kremlin y a los accesos a la plaza Roja. Una habitación normal puede costar 1.000 dólares la noche, mientras que la suite presidencial que habría ocupado Donald Trump, con 240 metros cuadrados, muebles de estilo imperial ruso y vistas panorámicas sobre los lugares icónicos de Moscú, cuesta la friolera de 12.000 euros la noche. Preguntados por corresponsales extranjeros, la dirección del establecimiento se ha negado a confirmar o desmentir la supuesta estancia de Trump en el hotel.


No hay comentarios:

Publicar un comentario