viernes, 3 de febrero de 2017

El Gobierno británico traza una ruta hacia el 'brexit' sin vuelta atrás

LA SALIDA DE LA UNIÓN EUROPEA

Londres publica el libro blanco sobre la negociación y reafirma el plan de llevar a cabo una ruptura total con la UE

Imagen del 'libro blanco' sobre la estrategia gubernamental para la salida de la UE, en el exterior del Parlamento, en Londres, el 2 de febrero. REUTERS / PETER NICHOLLS

EL PERIÓDICO  -  LONDRES -  BEGOÑA ARCE
JUEVES, 2 DE FEBRERO DEL 2017 - 22:17 CET

El Gobierno británico publicó este jueves el “libro blanco” sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea, reafirmándose en su plan de llevar a cabo una ruptura total. La presentación se produjo un día después de la votación histórica en el Parlamento que dio luz verde, por amplísima mayoría (498 votos, contra 114), a la activación del artículo 50. El proceso del 'brexit' no tiene ahora marcha atrás. La suerte está definitivamente echada.

El esperado documento, titulado “Salida de la Unión Europea del Reino Unido y nueva alianza con la UE”, vino a confirmar en esencia lo avanzado hace una semana en Lancaster House por Theresa May. Sus propósitos quedaron resumidos en 77 páginas, con 12 principios, confirmando que los británicos se marchan no solo de la Unión Europea. También dejan el mercado único, la unión aduanera y la jurisdicción del Tribunal Europeo de Justicia. Control de la inmigración, control de las fronteras y control de las leyes son las prioridades. A pesar de eso, Londres aspira a conservar “el mejor acceso posible” al mercado europeo de 500 millones de consumidores.

En la Cámara de los Comunes, el ministro para el ‘brexit’, Davis Davis, declaró que “los 12 objetivos solo tienen un fin: una nueva relación positiva y constructiva entre Gran Bretaña y la Unión Europea, que funcione en interés mutuo”. Con el triunfalismo habitual, proclamó que “los mejores días están por llegar”. Davis incluso sugirió que los británicos podrían retirarse del banco europeo de huellas digitales y muestras de ADN, conocido como Prum, un medio para identificar y perseguir delincuentes internacionales.

El documento repite que “el Gobierno preferirá que no haya acuerdo a un mal acuerdo. En cualquier caso”, añade, “aseguraremos que nuestra economía y otras funciones pueden continuar, incluyendo la aprobación de la legislación necesaria, para mitigar los efectos si no se llega a un acuerdo”.

CRÍTICAS LABORISTAS

La oposición laborista acusó al Ejecutivo de “no aportar nada” que haga pensar que exista algún tipo de progreso. También denunciaron la incertidumbre que sigue pesando sobre el destino y los derechos de los ciudadanos de la UE que residen en suelo británico. El “libro blanco” se limita a indicar que el Reino Unido quiere asegurar un acuerdo con los países europeos, “a la primera oportunidad”, durante las conversaciones formales. Alcanzar ese acuerdo “no parece imposible”.

La publicación del “libro blanco” coincidió con una mejora de las previsiones económicas del Banco de Inglaterra, a pesar de la incertidumbre que genera el ‘brexit’. El banco central, que en el pasado fue acusado por los partidarios de la salida de la UE de hacer predicciones negativas y derrotistas, elevó el incremento del PIB del Reino Unido para el 2017, del 1,4% previsto, al 2%. Alzas también, aunque más suaves, en las predicciones para el 2018 (del 1,5% al 1,6%) y para el 2019 (del 1,6% al 1,7%). Las predicciones de la tasa de paro para dentro de dos años también mejoran. El desempleo bajará al 5%, del 5,6% que se había estimado.

¿Hará Corbyn una purga?

Sí la confianza de Theresa May crece, la del Partido Laborista se hunde. Su líder, Jeremy Corbyn, debe decidir si toma medidas disciplinarias y destituye a 10 miembros de su equipo (el 'gabinete en la sombra'). Ellos y otros 37 diputados laboristas más votaron contra la ley autorizando el ‘brexit’, desobedeciendo las órdenes de Corbyn. De los 47 rebeldes, 20 son diputados por Londres, una ciudad donde la mayoría votó a favor de la permanencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario