domingo, 12 de marzo de 2017

A 60 AÑOS DEL ASALTO A LA MADRIGUERA BATISTIANA

Pedro Martínez Pírez

Como “un acto de extraordinaria audacia y valentía”, calificó el Comandante Fidel Castro el asalto al palacio presidencial el 13 de marzo de 1957, acción organizada por el Directorio Revolucionario cuyo secretario general era el joven José Antonio Echeverría, Presidente de la Federación Estudiantil Universitaria de Cuba.

Fidel Castro y José Antonio Echeverría, eran partidarios de la lucha armada para derrocar la tiranía de Fulgencio Batista, y habían firmado a finales del mes de agosto de 1956 la llamada Carta de México, calificada como una verdadera declaración de guerra de la juventud cubana contra la dictadura batistiana.

Tres meses antes del Asalto al Palacio Presidencial y de la toma simultánea de Radio Reloj, llegó Fidel Castro en el yate Granma a las costas del Oriente cubano para iniciar desde la Sierra Maestra la guerra de guerrillas contra el régimen de Batista.

En el Asalto al Palacio Presidencial cayeron heroicamente sin lograr su objetivo de ajusticiar al tirano en su propia madriguera decenas de jóvenes integrantes del Directorio Revolucionario, y su líder José Antonio Echeverría, quien logró emitir por Radio Reloj su mensaje revolucionario, fue abatido poco después frente a la Universidad de La Habana por sicarios de la policía batistiana.

Las acciones del 13 de marzo de 1957 no lograron su objetivo principal, pero contribuyeron grandemente a la toma de conciencia del pueblo cubano, y Fidel Castro, quien al frente de la Caravana de la Victoria entró victorioso a La Habana el 8 de enero de 1959, detuvo la marcha durante su largo recorrido desde la oriental Santiago de Cuba, para rendir tributo en el cementerio de la ciudad de Cárdenas al joven José Antonio Echeverría, héroe y mártir de la gesta que este lunes cumple seis décadas de haber propinado un duro golpe a la tiranía de Fulgencio Batista.

La Habana, 13 de marzo de 2017


No hay comentarios:

Publicar un comentario