martes, 21 de marzo de 2017

Ballet Nacional de Cuba traerá emoción y confianza a El Salvador

Por Charly Morales Valido

San Salvador, 21 mar (PL) El Ballet Nacional de Cuba (BNC) traerá su gracia y virtuosismo a El Salvador, con un repertorio de lujo, sus principales figuras y la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, quien no venía desde que bailó aquí en 1949.

La avanzada de la prestigiosa compañía pasó anoche en el aeropuerto Monseñor Romero en su viaje a Costa Rica, donde realizará varias presentaciones antes de volver a San Salvador para ofrecer tres espectáculos caracterizados por el lirismo y la explosividad técnica.

Pedro Simón, director del Museo Nacional de la Danza, adelantó a Prensa Latina que el programa abrirá con el lírico segundo acto de Giselle, el ballet romántico por excelencia, y seguirá los pas de deux del Corsario, El Cisne Negro y Muñecos.

'Para el cierre reservamos la suite de Don Quijote, llena de vida, técnica y colorido, que encanta por su combinación de virtuosismo y alegría', agregó Simón, quien espera del público la misma buena voluntad y emoción que el BNC trae a este nuevo escenario.

Alicia, que reiteró que Giselle es su ballet favorito, será homenajeada en Costa Rica y en El Salvador, donde planean condecorarla con la máxima distinción del Estado, la Orden José Matías Delgado, de manos del presidente Salvador Sánchez Cerén.

Su presencia aquí genera gran expectativa en el medio cultural, que espera ver en acción a estrellas mundiales como las primeras figuras Viengsay Valdés, Anette Delgado y Grettel Morejón, y sus partenaires Patricio Revé, Dani Hernández y Rafael Quenedit.

Además, los salvadoreños tendrán ante sí la prueba de que los latinoamericanos también pueden asumir los clásicos con virtuosismo, e incluso devolverlos a su cuna revitalizados, como altura estética y personalidad, acotó Simón.

El Teatro Presidente acogerá las funciones del BNC en esta capital el próximo 31 de marzo y el 1 de abril.

arc/cmv



No hay comentarios:

Publicar un comentario