jueves, 9 de marzo de 2017

Marco Rubio: ¿Un senador en fuga?

Cubasí  -   Nicanor León Cotayo  -  Jueves, 09 Marzo 2017 08:31

Otra vez el legislador floridano abandonó su oficina debido a  manifestaciones contra él y Trump realizadas en las cercanías de su local.

La Associated Press lo reflejó así este martes siete de marzo: “protestas desalojan a Rubio de segunda oficina en Florida”.

El despacho cablegráfico se originó en Jacksonville y agrega que manifestantes contrarios al senador “han logrado desalojarlo días después que el propietario de su oficina en Tampa le echó abajo el compromiso.

¿Por qué este legislador federal afronta una situación como esta?

Según AP, debido a las “ruidosas manifestaciones” anti-Rubio que cada semana se suceden allí.

La vocera del senador, Christiana Mandreucci, explicó que a su jefe le otorgaron un plazo hasta el próximo 30 de abril para desocupar la oficina.

Ella esgrimió como pretexto la ubicación del edificio, cercano a una clínica pediátrica, para que su dueño eligiera no renovar el arriendo.

Citado por AP, este último afirmó que las manifestaciones contra los planes de Trump “trastornan al resto de los inquilinos”.

Pero esa versión fue negada al diario Florida Times-Union por uno de los activistas de las protestas.

El vocero aseguró a la publicación que, por el contrario, sus manifestantes se enorgullecen “de ser respetuosos”.

Antes, el 24 de febrero, la agencia EFE dio a conocer que Marco Rubio fue duramente criticado por sus constantes ausencias a encuentros con electores.

Esas reuniones, allá denominadas “town halls”, son foros comunitarios en los que deben examinarse problemas vitales de sus habitantes.

Un audiovisual muestra cuando en Tampa le dicen al senador que se alegran de verlo bien, algo que provoca su interrogante sobre el motivo.

Entonces, con ironía y frente a la cámara una persona responde: porque durante mucho tiempo lo habíamos dado por “desaparecido”.

Pero a la vez, fiel a su oscuro pasado, el senador Rubio se vio implicado en una escandalosa mentira.

Con el ánimo de presentar sus famosas ausencias como justificadas dijeron que estaba en Europa.

Pero no pudieron evitar su imagen reflejada en pasillos del floridano Memorial Jackson Hospital, ni que luego circulara en internet.

“Senador, pensé que usted estaba en Europa”, le preguntan mientras el cubano-estadounidense baja con prisa unas escaleras.

Electores en Tampa, costa oeste de Florida, cuestionaron su falta de asistencia a una sesión para escuchar quejas de  votantes sobre su “cercanía” con Donald Trump.

Rubio, quien permaneció lejos de otro “town hall” en Miami-Dade, afirmó al canal CBS que no asistió, ni hubiera acudido a la cita, porque fue organizada por “extremistas de izquierda”.

¿Era esa la verdad? Falso, todo corrió públicamente a cargo de un grupo defensor del aborto que la ultraderecha intenta pulverizar.

Pero como lección una pregunta clave sí quedó flotando hasta el momento: ¿Es Marco Rubio un senador en fuga?


No hay comentarios:

Publicar un comentario