lunes, 24 de abril de 2017

Salvadoreños graduados en Cuba ratifican compromiso con obra social

Una representación de los graduados sostuvo en el centro cultural Nuestra América una reunión preparatoria de su asamblea anual, un espacio concebido para el intercambio de experiencia, colegiar acciones de solidaridad y unir fuerzas ante desafíos comunes

23 de abril de 2017 23:04:45

La ELAM ha graduado miles de jóvenes de diferentes partes del mundo. Foto: Alberto Borrego

SAN SALVADOR.—Los salvadoreños egresados de universidades de Cuba siguen fieles al compromiso moral adquirido con el líder revolucionario Fidel Castro, de poner todo lo aprendido al servicio del desarrollo social y la igualdad.

Una representación de los graduados sostuvo en el centro cultural Nuestra América una reunión preparatoria de su asamblea anual, un espacio concebido para el intercambio de experiencia, colegiar acciones de solidaridad y unir fuerzas ante desafíos comunes.

Para Sergio Quijada, graduado de la Escuela Internacional de Educación Física y Deporte, el objetivo es acercarse al pueblo y ayudar desde una perspectiva integral, involucrándose con programas sociales de prevención, como Actívate.

En diálogo con Prensa Latina, Quijada resaltó la visión futurista de Fidel Castro, quien entendía la importancia y alcance del deporte, y tanto él como sus compañeros luchan por romper estereotipos e inculcar hábitos de vida más saludables en El Salvador.

Como él, Javier Castillo también se graduó en el centro enclavado en la localidad cubana de San José de las Lajas, y ahora trabaja en un programa de prevención de la violencia, que avanza pese a los recortes presupuestarios y los prejuicios.

«Algunos sectores nos su­bestiman, se resisten al cambio, pero los graduados en Cuba no venimos a desplazarlos, sino a apoyar con nuestros conocimientos, a ayudar a transformar y construir un mejor país, a darle un objetivo a las nuevas generaciones», señaló.

Jaime Gamara, doctor graduado en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), definió los encuentros de egresados en Cuba como una mezcla de añoranza y futuro.

«Siempre habrá nostalgia, pues como escribió Roque Dalton, Cuba también es nuestra Patria, pero aquí nos reunimos ya como profesionales a trabajar por un futuro mejor para El Salvador, unidos e interconectados», enfatizó. (PL)


No hay comentarios:

Publicar un comentario