lunes, 15 de mayo de 2017

Apoyan proyecto chino de crear una ‘nueva Ruta de la Seda’ para fortalecer comercio

Publicado en Cubadebate el 15 mayo 2017

Xi Jinping, protagonista de la nueva Ruta de la Seda. Foto tomada de La Radio del Sur.

Una declaración conjunta emitida hoy en Pekín por jefes de Estado y de Gobierno de 28 naciones apoyó el proyecto de ‘nueva Ruta de la Seda’, impulsado por la administración del presidente Xi Jinping, que servirá para establecer una red de comercio e infraestructura a lo largo de Eurasia.

En el segundo y último día de la cumbre, 60 países firmaron acuerdos de cooperación con China para poder beneficiarse de las proyectadas inversiones multimillonarias a lo largo de las antiguas rutas comerciales entre Asia, África y Europa.

El presidente chino anunció durante la cumbre inversiones por más de 100.000 millones de dólares en puertos, carreteras, líneas ferroviarias y otras obras de infraestructura.

“Esperamos que la cooperación en las Rutas de Seda ayude a dar un nuevo impulso al crecimiento económico en los países participantes, mejore su infraestructura, estimule su desarrollo industrial, profundice la cooperación financiera e intensifique los intercambios entre los pueblos”, afirmó Xi en la clausura de la cumbre.

“Coincidimos en que la conectividad siga siendo una prioridad para nuestra cooperación y nos esforzaremos para conectar las rutas terrestres con puertos marítimos y establecer redes de infraestructuras de rutas terrestres y marítimas sin obstáculos”, añadió.

Los jefes de Estado y de Gobierno, entre ellos los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Turquía, Recep Tayyip Erdogan, se pronunciaron en la declaración final a favor de un “comercio libre e inclusivo” y en contra del proteccionismo. Además, ratificaron su compromiso de “construir una economía abierta”.

La iniciativa de la ‘Ruta de la Seda’ fomentará una “globalización abierta” de la que todos deben beneficiarse, señala la declaración final.

Al encuentro asistieron representantes de 110 países, entre ellos el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y los mandatarios de Argentina, Mauricio Macri, y Chile, Michelle Bachelet.

La cumbre estuvo empañada por una disputa entre el país anfitrión, China, y los miembros de la Unión Europea (UE), que rechazaron firmar un documento final acerca de la ronda de diálogo sobre comercio.

China se había negado a atender preocupaciones europeas sobre el acceso a su mercado, los subsidios estatales a empresas chinas y el exceso de capacidad en la industria del acero.

De todas formas, el presidente chino ya había anticipado en 2013 su proyecto de crear una red de corredores comerciales modernos a lo largo de las antiguas rutas de comercio entre Asia, África y Europa. El proyecto afecta a unos 65 países con en torno al 70 por ciento de la población mundial.

De cumplirse los planes chinos, donde una vez se comercializaron seda, especias, té, porcelana, oro y plata, en el futuro circularán trenes de alta velocidad y vagones de carga. Petróleo y gas fluirán por nuevos oleoductos, surgirán carreteras y puertos y las empresas se asentarán en nuevas zonas económicas.

Se trata del proyecto geopolítico y económico más ambicioso del actual jefe de Estado chino.

(Con información de DPA)


No hay comentarios:

Publicar un comentario