martes, 30 de mayo de 2017

LA GUERRA VS VENEZUELA PARECE INEVITABLE

Por Manuel E. Yepe

La Humanidad tiene que reconocer que ninguna revolución en la historia ha hecho tantos esfuerzos y concesiones por evitar la violencia -dentro de lo que permite la dignidad y la vergüenza nacional- como el proceso patriótico bolivariano de Venezuela que lucha por la supervivencia de las conquistas de su pueblo y su porvenir en medio de una situación sumamente compleja.

La revolución chavista, que afirmó el derecho de su patria a integrarse, sin tutela imperialista, en el concierto de naciones independientes del mundo, tropezó desde su inicio con la codicia imperialista por su petróleo y otras abundantes riquezas naturales. En Venezuela se generó una burguesía afín y dependiente de la dominación estadounidense, dentro de la cual se desarrolló un  sector empresarial antipatriótico relativamente importante que, a partir de su opulencia, impregnó a otros sectores de la sociedad que ponen, incluso por encima de sus propios intereses capitalistas y los de su patria, los afanes del hegemónico vecino.

El experto periodista francés Thierry Meyssan, uno de los más reconocidos vaticinadores en temas de política internacional actual, considera que algunos vergonzosos acontecimientos recientes en Venezuela dejan ver que "La situación está lista para que, cuando Washington lo desee, comience allí la guerra”.

Thierry Meyssan argumenta en una entrevista que le concedió al sistema informativo ruso Russia Today que las actuales tensiones en Venezuela apoyan su tesis acerca de los argumentos y el modus operandi de que se vale EEUU para promover la intervención militar que ha devenido su propósito principal. Básicamente comienza con la siembra del caos y la obstrucción de toda salida que no sea la capitulación del gobierno legítimamente electo por el pueblo, incluso si lo han sido según los parámetros más rigurosos de la diplomacia tradicional burguesa.

Meyssan recuerda que en 2004 expertos del Pentágono habían pronosticado que, en lo sucesivo, Washington libraría guerras para dividir el mundo en dos zonas: una zona estable para EEUU y sus aliados, en la que se incluirían también algunos enemigos como China, Rusia y la India…, y otra zona donde solo reinaría el caos, sin gobiernos estables ni desarrollo.

Argumentaban entonces que la única aspiración de EEUU debía ser garantizar que ningún estado pudiera representar una amenaza para EEUU, que nadie pudiera ser capaz de desarrollar un poderío que amenace su hegemonía mundial. Incluso publicaron un mapa en el que se indicaba que todo el Medio Oriente debía borrarse y que, en  América Latina sólo Brasil, Argentina y México debían permanecer como estados estables.

Meyssan afirma que "cuando estudiamos lo ocurrido en Ucrania, en Siria o en Libia, vemos que es exactamente la misma metodología, siempre comienza igual: se acusa al gobierno de cometer crímenes horribles (…) luego envían al país fuerzas especiales con francotiradores que se colocan en los techos durante una manifestación de protesta con el objetivo de disparar tanto contra los manifestantes como contra la policía. Eso crea una confusión enorme, y cada bando está convencido de que  fue el otro el que le disparó. Así comienza de un enfrentamiento interno".

Para atacar a Venezuela sin duda van a utilizar uno o varios países fronterizos con Venezuela. Meyssan mencionó a Guyana, como base importante para generar el desorden. También, las bases militares estadounidenses en Colombia, cuyo objetivo esencial es precisamente ese.

Para ilustrar la dimensión informativa en la estrategia, Meyssan recuerda los montajes de imágenes que preparan las grandes agencias informativas para respaldar sus mentiras cuando estalla la agresión o el golpe de estado. Son capaces de fabricar situaciones informativas totalmente opuestas a la real, como lo hicieron en el Medio Oriente, con tiroteos y explosiones cuando hay tranquilidad o viceversa, según su conveniencia desinformativa.

Ese método fue utilizado por primera vez en Yugoslavia. Allí lograron provocar una guerra civil que fraccionó ese país en siete pedazos y “una vez hecho esto, comenzaron a acusar al gobierno de las muertes, y lo llevaron ante el Consejo de Derechos Humanos de Ginebra, que se transformó en tribunal de acusación. Con falsos testigos como testimoniantes se avalaron los cargos y se enviaron al Consejo de Seguridad que, horrorizado, éste autorizó el uso de la fuerza contra “ese terrible régimen asesino de su propia población”.

Hacia el final de la entrevista con Russia Today, Meyssan hace una clara advertencia a todos los que inconscientemente dan su apoyo a los planes de Estados Unidos. "Todas estas oposiciones están cometiendo un grave error. Los movimientos opositores, ya sea aquí en Venezuela como en el mundo árabe, serán todos destruidos. Tras la destrucción de los gobiernos a quienes ellos se hacen frente, el imperio irá a por ellos.

Estados Unidos se burla más de estos opositores que de los gobiernos a los que se oponen".

La Habana, Mayo 29 de 2017

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.


No hay comentarios:

Publicar un comentario