domingo, 28 de mayo de 2017

Una siesta después de comer beneficia el cerebro, afirma estudio

Cubasí  -    Prensa Latina  -  Domingo, 28 Mayo 2017 07:55

Dormir una hora después de comer pone el cerebro a pleno rendimiento, especialmente en la población de la tercera edad, afirmó hoy un estudio publicado de la revista American Geriatrics Society.

Los autores observaron a unas tres mil personas de más de 65 años en China, a quienes sometieron a varias pruebas sencillas de operaciones matemáticas, dibujos geométricos y preguntas personales.

El reporte concluyó que la función cognitiva se asocia notablemente con las siestas.

Casi el 60 por ciento de los participantes aseguraron que dormían una siesta de entre 30 y 90 minutos después de comer.

Las comparaciones mostraron como personas que dormían una siesta moderada tenían más conocimiento general que las personas que no dormían o realizaban siestas excesivamente largas.

De la muestra, los que durmieron alrededor de una hora después de comer tuvieron mejores resultados, y quienes no lo hicieron puntuaron como si hubieran envejecido cinco años.

Según otra investigación de la Universidad de California, una siesta de una hora es suficiente para que la memoria a corto plazo 'hiberne', ayudando así a aprender más cosas tras despertar.

Durmiendo 60 minutos se puede mejorar el nivel de alerta hasta por diez horas seguidas, añadió dicha fuente.

Solo recostarse y cerrar los ojos ya es benéfico, pues disminuye la presión, los nervios y la ansiedad, agregó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario