viernes, 9 de junio de 2017

CUBA.- EU.- ¿APLICARA TRUMP A CUBA LA FORMULA VIETNAM?

Por Dr. Néstor García Iturbe

Recientemente publiqué en El Heraldo  un informe del Centro de Investigaciones de Política Internacional (CIPI) sobre la visita que realizó a Estados Unidos, los días 20 y 21 de abril, el Primer Ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, invitado por el presidente Donald Trump.  El objetivo de publicar dicho informe, era precisamente que nuestros lectores  conocieran del  mismo, los asuntos tratados,  acuerdos que se derivaron de la visita y conocieran en cierto detalle el estado de las relaciones entre Estados Unidos y Vietnam

No podemos sustraernos, al leer el informe, de comparar las relaciones de Estados Unidos con Vietnam y las que mantiene con Cuba, sobre todo,  debido a que según se ha anunciado por la prensa,  Donald Trump, dentro de pocos días explicará cómo entiende deben materializarse, durante su administración, las relaciones con Cuba y considero, que quizás, las relaciones con Vietnam, pudieran ofrecernos alguna referencia.

Dentro de los elementos a tomar en consideración está la coincidencia de que mientras el Primer Ministro vietnamita estaba en Washington, el Ministro de Defensa de dicho país estaba en la Habana.   Quizás esto no tenga significación alguna, o quiera decir mucho.  El futuro lo dirá.

La situación de las relaciones diplomáticas y comerciales de Vietnam con Estados Unidos es muy diferente a la de Cuba. En la guerra de Vietnam, provocada por Estados Unidos, murieron cientos de miles de vietnamitas y más de cincuenta mil estadounidenses a lo que debe sumarse los que fueron hecho prisionero, entre ellos,  varios Congresistas, incluido el señor McCain.  Ahora, se mantienen  buenas relaciones diplomáticas,  restablecidas en el año 1995,durante la administración de Bill Clinton, hace más de veinte años y aunque  no fue Trump el  que las  estableció, las mantiene y fortalece . Ambos países reciben beneficio por el mantenimiento de dichas relaciones.

En el caso de Cuba, el restablecimiento lo realizó Obama y hasta ahora Trump ha mantenido las relaciones, todo lo acordado durante la administración Obama está funcionando. Precisamente, la expectativa reside, en lo planteado por Trump, de que revisaría estos acuerdos para garantizar Estados Unidos reciba beneficio de los mismos.

Se plantea que ambos dirigentes consideraron se habían obtenido resultados del diálogo bilateral sobre los derechos humanos,  llevado a cabo con el objetivo reducir las diferencias y construir la confianza; así como estimularon el aumento de la cooperación para garantizar que todas las personas tengan acceso pleno a esos derechos.  Señalaron que aún existen diferencias significativas en este sentido, pero el diálogo puede catalogarse de positivo y provechoso para el mantenimiento de las relaciones entre dos países con sistemas políticos diferentes, uno  comunista y el otro capitalista.

En el caso de Cuba, el gobierno estadounidense, ratificado por Obama y después por Trump,  ha planteado su criterio sobre la situación de los derechos humanos en la isla, también se ha discutido sobre la diferencia de criterios en relación esto y otros asuntos, pero hasta ahora, al igual que con Vietnam, se ha optado por el diálogo para el análisis de la situación.  También en este caso son dos países con sistemas políticos diferentes, pero es evidente que en el caso de Vietnam esto no ha provocado la modificación de las relaciones y el interés comercial de ambos países. Veremos si esto también se aplica en el caso de Cuba.

Es evidente que el aspecto comercial fue una de las prioridades de  Trump durante el encuentro, pues el mismo ha estado realizando grandes esfuerzos para disminuir el déficit comercial estadounidense. De ahí que la visita se aprovechó para firmar nuevos acuerdos comerciales por un valor de ocho mil millones de dólares. En cuanto a la situación con Cuba, también se pudiera tratar de incrementar en algo el volumen de comercio existente de forma tal que se beneficien ambos países, sobre todo en cuanto al turismo y algunas excepciones al bloqueo, que Trump pudiera ordenar mediante la firma de órdenes ejecutivas

En una encuesta reciente, el 72 por ciento de los empresarios estadounidenses establecidos en Vietnam, plantearon que el entorno de negocios del país mejora por días. Dentro de las empresas que con más frecuencia acceden al mercado vietnamitas se encuentran Uber, Coca- Cola, Exxon Mobil, Cargill, General Electric, Johnson& Johnson y Pfizer. No existe duda alguna de que las grandes empresas estadounidenses están aprovechando al máximo las oportunidades que ofrece el mercado vietnamita.  Muchos empresarios estadounidenses que han visitado Cuba, han firmado carta de intención y otros documentos en los que se expresa  que están listos para entrar de inmediato en relaciones comerciales y financieras con nuestro país.

Las recientes noticias relacionadas con la identificación en Cuba de dos pozos, que se calcula contengan 200 millones de barriles de petróleo, es un aliciente interesante para inversiones en este sector , al igual que la comercialización del producto y la venta de equipos de perforación y protección en caso de accidente, todo lo cual se reflejó en un proyecto de ley que se presentó al Congreso estadounidense hace aproximadamente dos años.

Otro aspecto a tomar en consideración en este análisis, es el número de personas de origen vietnamita que reside en Estados Unidos, es el país donde reside el mayor número de ellos, algunos que salieron de Vietnam, huyéndole a la guerra y otros huyendo del comunismo, entre los cuales, hay personas resentidas y contrarias al mejoramiento de relaciones entre ambos países. John Sommer, dirigente de la Legión Americana, una influyente organización de ex combatientes de distintas guerras, expresó que se opone a todo avance en las relaciones con Vietnam.

Si analizamos esta misma situación en el caso de Cuba, tenemos algo similar. Precisamente es en Estados Unidos donde residen la mayor cantidad de cubanos que se encuentran fuera del país. Los motivos del exilio son varios pero un numero de ellos salieron huyéndole al comunismo y otros, los más recientes, en búsqueda de mejorías económicas. También existen personas resentidas y contrarias al mejoramiento de las relaciones entre ambos países, que tratan de promover la hostilidad. Otros cubanos, que también residen en Estados Unidos, tienen una actitud distinta hacia la situación actual en Cuba, aprueban el mejoramiento de relaciones y desean que desaparezcan las restricciones comerciales y de todo tipo a las que está sometida Cuba. Estos son promotores de la amistad y la convivencia pacífica. De acuerdo a encuestas realizadas, estos representan una amplia mayoría.

Estos son algunos de los aspectos que pudiera tomar en cuenta el actual gobierno de Estados Unidos, sin dejar de considerar que la política en relación con Vietnam, como  señalo uno de los compañeros que forma el Grupo El Heraldo, de amplia experiencia diplomática y en especial  en los problemas de Asia, debe estar acorde con la realidad de  que Vietnam es un fuerte factor de influencia sobre sus vecinos de Indochina, Laos y Camboya, que dicho país mantiene reclamaciones sobre el Mar del Sur de China, las cuales son apoyadas por Estados Unidos, que pudiera tratar de utilizar eso y otros elementos para crear cierta oposición regional a los intereses chinos.

Cuba también tiene sus características. Dentro de la región de América Latina, además de en otras partes del mundo goza de respeto y apoyo. Su ayuda siempre ha sido desinteresada. La solidaridad cubana, en distintos campos, pero en especial en el de la medicina, está presente en muchos países del mundo. No mantiene una actitud agresiva contra Estados Unidos ni contra algún otro país. Su principal objetivo es el bienestar de su pueblo, el mantenimiento de sus principios políticos y el luchar por la paz.

Esperemos que Trump considere, que con Cuba, se puede aplicar una  fórmula similar a la de Vietnam para que ambos países se beneficien.

La Habana, 9 de junio del 2017

GRUPO EL HERALDO  sarahnes@cubarte.cult.cu


No hay comentarios:

Publicar un comentario