sábado, 24 de junio de 2017

El caso de Assange es de las "grandes injusticias" en la historia, dice Correa

Cubasí  -  EFE  -  Sábado, 24 Junio 2017 06:49

Rafael Correa

El expresidente de Ecuador Rafael Correa (2007-2017) considera que el caso del fundador de WikiLeaks, el australiano Julian Assange, asilado en la embajada ecuatoriana en Londres desde hace cinco años, es una de las "grandes injusticias" de la historia reciente, según señaló en una entrevista con Efe.

"Es una de las grandes ignominias, injusticias y abusos de la historia reciente. Si nosotros hubiésemos hecho la décima parte de la que hizo Suecia, o lo que está haciendo Gran Bretaña, ya estaríamos en el Tribunal Penal de la Haya y en todos lados denunciados, pero como son ellos no pasa absolutamente nada", dijo el exmandatario ecuatoriano.

Señaló que su Gobierno "nunca quiso" obstaculizar el avance de la Justicia sueca en relación a la acusación por presunta violación que mantenía desde hace siete años contra Assange y que era la causa para que el Reino Unido intentara detenerlo y entregarlo a las autoridades en Estocolmo.

"Lo que sí quisimos siempre, en nuestro derecho soberano, es garantizar el debido proceso" porque Julian Assange "estaba amenazado hasta de muerte por ciertos grupos de Estados Unidos, que tenían una ley que incluía la pena de muerte si era deportado a ese país", aseguró Correa, que presidió Ecuador entre 2007 y 2017.

Por esas razones Ecuador decidió dar asilo a Assange, aunque Correa aclaró que su Gobierno "no justifica lo que haya hecho".

"No estaba garantizado el debido proceso, entonces ya con Suecia se le derrumbaron todos los cargos y ahora resulta que por una falta menor de que violó su libertad condicional, entonces Gran Bretaña dice que si sale de la embajada lo mete preso. Esto realmente es atentar contra los derechos humanos", afirmó.

Ecuador, que otorgó asilo en 2012 a Assange, ha pedido a las autoridades británicas que extiendan un salvoconducto al australiano para que pueda abandonar Londres y gozar del estatus conferido por el Gobierno ecuatoriano.

A ese respecto la canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, ha señalado que su país "ha tenido contactos diplomáticos" y hasta una reunión con la embajadora del Reino Unido en Quito, Catherine Ward, para abordar el tema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario