jueves, 1 de junio de 2017

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 02 DE JUNIO DE 2017


Representantes de la capitalina Universidad Centroamericana  “José Simeón Cañas”, con sus siglas UCA, y de la Compañía de Jesús en El Salvador, han solicitado este lunes al presidente de la República a través del Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, que conceda la conmutación de la pena carcelaria a favor del coronel Guillermo Benavides, quien fuera sentenciado a 30 años de prisión por su participación en la masacre de seis sacerdotes jesuitas y dos de sus colaboradoras en 1989 en el campus de dicha universidad.

Se han apersonado a la Dirección de Asuntos Jurídicos de dicho Ministerio el padre Andreu Oliva, rector de la UCA; y el director del Idhuca, Instituto de Derechos Humanos de la UCA, padre José María Tojeira, a solicitar la conmutación de la pena del coronel Benavides; quien, siendo director de la Escuela Militar en el período de la masacre, dio la orden del crimen sin dejar testigos.

Benavides fue condenado en enero de 1992 a 30 años de prisión por su responsabilidad en el brutal crimen calificado de lesa humanidad; al año fue liberado beneficiándose de la ley de amnistía aprobada por la Asamblea Legislativa en marzo de 1993, y que ha sido declarada inconstitucional en julio de 2016 por la Corte Suprema de Justicia.

Hace 1 año, Benavides fue nuevamente detenido a raíz de la orden de difusión roja de Interpol, para que la Corte Suprema de Justicia conociera sobre la solicitud de extradición de la Audiencia Nacional de España. Desde entonces, ha permanecido preso en un cuartel militar, por lo que en total ha sumado casi cuatro años de reclusión.

La Cámara Primero de lo Penal de San Salvador revisó y confirmó el veredicto de hace más de veinticinco años, y su fallo pasó a ser inapelable. Una vez esto ocurrió, el 6 de abril de este año, se abrió la posibilidad de solicitar medidas de gracia para el encausado.

En las actuales circunstancias la UCA y la Compañía de Jesús, a través de sus representantes, sostienen que la conmutación de la pena puede ser un instrumento constitucional vigente en el país, para que la decisión de las víctimas de perdonar incida favorablemente en la situación jurídica de Benavides, en vista de razones de salud y edad del sentenciado.

En tal caso han solicitado que, como parte de la conmutación de pena, la condena de 30 años de prisión impuesta, se reduzca a los años que ya ha permanecido detenido; tanto lo que corresponde al período de 1990 a 1993, como al período de 2016 a 2017.

Y en consecuencia, solicitan que el coronel Benavides recupere su libertad ambulatoria de forma inmediata. Además, afirman que el tiempo en prisión del militar en retiro ha satisfecho la consecución de los derechos a la verdad, justicia y reparación.

Pero, de otorgársele la libertad, deberá permanecer en los registros de la Policía Nacional Civil su nombre como responsable de los asesinatos por un lapso de 10 años, pues su responsabilidad penal no desaparece, y con ello, se garantizaría la no repetición de sus delitos.

Tanto Oliva como Tojeira han concluido su exposición a los medios que esta petición de libertad no deberá entenderse como una renuncia al derecho de pedir indemnización por los daños sufridos, pues han decidido en su libertad no ejercer dicho derecho; como tampoco a la renuncia al derecho de la verdad, justicia y reparación en relación al resto de presuntos responsables intelectuales de la masacre que continúan prófugos.

Aún se desconoce la opinión al respecto de los familiares de las dos acompañantes de los sacerdotes jesuitas asesinados el 16 de noviembre de 1989; la empleada doméstica Elba Ramos, y su hija menor de edad, Celina Ramos. Sin embargo, la noticia de inicios de esta semana en la que se ha solicitado la conmutación de pena de uno de los militares responsables de la masacre, abre el camino para la reconciliación y búsqueda de la verdad y la justicia, aún pendientes para muchísimos casos en este país centroamericano.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario