miércoles, 19 de julio de 2017

Un buen día para la impunidad en México, un mal día para la Justicia mexicana

RT  -  19 jul 2017 19:51 GMT

Tres exgobernadores mexicanos acusados de corrupción salieron triunfantes prácticamente el mismo día.

Uno de los mensajes escritos en el lateral del autobús conocido como el 'Corruptour', durante un recorrido que muestra los edificios y sitios involucrados en presuntos casos de corrupción en la Ciudad de México, México, 5 de febrero, 2017. Carlos Jasso / Reuters

La vida les sonríe a los arrestados Javier Duarte, Roberto Borge y Tomás Yarrington —exgobernadores de los estados mexicanos de Veracruz, Quintana Roo y Tamaulipas, respectivamente—, que salieron triunfantes de sus procesos judiciales prácticamente el mismo día.

Sobre estos tres antiguos integrantes del PRI de Enrique Peña Nieto pesan cargos muy graves de corrupción, delincuencia organizada, enriquecimiento ilícito y narcotráfico soportadas por sólidas evidencias de su responsabilidad.

Hasta hace poco tiempo, los tres estaban prófugos y la Interpol les buscaba en más de 100 países. Finalmente, fueron capturados en Guatemala, Panamá e Italia.

Javier Duarte

Tras su regreso a México luego de su prolongada extradición desde Guatemala, Duarte enfrentó su primera audiencia en un juzgado mexicano. ¿Qué sucedió? La Fiscalía no pudo demostrar la mayoría de las acusaciones que se le imputan.

Sumado a eso, durante esa sesión hubo contradicciones de la parte acusadora, datos imprecisos, desconocimiento del expediente y ausencia física de algún representante de Hacienda: un detalle importante, dado que también le acusan de desvío de fondos públicos.

Johan ORDONEZ / AFP

Arturo Angel, reportero de Animal Político, asegura que la sesión terminó con una sonrisa del abogado de Duarte.

Robert Borge

Por su parte un juez suspendió cualquier orden de aprehensión y le concedió el beneficio del amparo a Roberto Borge, que le permitiría llevar su proceso bajo arresto domiciliario o, incluso, en libertad.

Borge fue capturado en Panamá tras encontrarse prófugo de la Justicia mexicana el mismo día del polémico triunfo electoral del candidato del PRI a gobernador en el Estado de México, Alfredo del Mazo, el estado más importante de ese país desde el punto de vista electoral y bastión de ese partido.

Muchos mexicanos sospechan de su captura porque estiman que se trata de una estrategia electoral de esa formación política de cara a la elección presidencial de 2018. En otras ocasiones, el partido oficial que deseaba perdurar en el poder entregaba lo que el pueblo demandaba.

Reuters

Tomás Yarrington

Este antiguo gobernador de Tamaulipas está acusado de narcotráfico y delincuencia organizada y fue arrestado en Florencia (Italia), luego de que la Interpol estuviera tras sus pasos durante varios años. Un juez aplazó su audiencia de extradición, mientras que su defensa logró aplazar el proceso y solicitó arresto domiciliario.

Considerando que Yarrington es requerido no solamente en México sino en Estados Unidos, su letrado solicitó que se le juzgara en Italia porque considera que las leyes transalpinas son más benévolas, las sentencias estadounidenses son más desproporcionadas, el sistema penitenciario mexicano resulta particularmente peligroso y su país lo persigue con fines políticos y electorales.

México no participó en la captura de Tomás Yarrington. Periodico Contacto‏ @ContactoNoreste

José María Gómez


No hay comentarios:

Publicar un comentario