jueves, 28 de septiembre de 2017

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 29 DE SEPTIEMBRE DE 2017


El acontecimiento que más ha atraído la atención mediática esta semana tuvo su conclusión la madrugada de este jueves, cuando la Asamblea Legislativa salvadoreña ha aprobado las reformas a la ley de ahorro para pensiones.

Luego de muchos meses de tediosas e insufribles jornadas de disputas y desacuerdos entre partidos políticos, empresas previsionales y las dirigencias de sindicatos, por remediar en parte los efectos de la privatización de las pensiones de finales de los noventa del siglo pasado, y que con el transcurrir del tiempo han colocado las finanzas públicas en un abismo al que se ha estado a punto de sucumbir reiteradamente.

Aunque solo son enmiendas que no resuelven el problema de manera definitiva, resultan un alivio principalmente para el gobierno salvadoreño, que debía cumplir con sus responsabilidades impuestas por el plan de privatización neoliberal, aún a costa de no contar con los fondos para ello, y teniendo que recurrir a préstamos y otras formas de financiamiento para sobrellevarlo.

En los últimos años esta situación se había tornado insostenible, tanto por lo abultado que resultaban las erogaciones que debían cumplirse, como por el procedimiento que para ello existe; pues al no tener fuentes de ingreso del mismo sistema previsional ni de otras propias, para optar por el financiamiento es necesario contar con la aprobación de la mayoría calificada en el parlamento, y con ello con votos de todas las bancadas irremediablemente.

La fracción legislativa de Arena, quien antes de las dos administraciones abanderadas por el FMLN, gobernó el país por 20 años hasta el 2009; siendo en el mandato de Armando Calderón Sol, de 1994 a 1999, cuando se impuso la privatización del sistema de pensiones en la Asamblea Legislativa dominada por dicho partido, ha negado muchas veces sus votos; alegando que el gobierno actual estaba endeudando más el país y que la crisis era por su mala administración.

Así se ha vivido esta realidad los últimos años durante una administración distinta al partido de extrema derecha que originó la causa, y quien en lugar de acompañar y favorecer una solución definitiva al problema, por evidentes intereses políticos electoreros y el apoyo incondicional a los sectores económicos involucrados en el negocio de las pensiones, ha forzado pasar por situaciones nunca vistas en el país, como la insolvencia de las finanzas públicas de inicios de este año por un gobierno que no cuenta con la correlación suficiente para evitarlo.

Esta vez, ante el precipicio financiero de nuevo para inicios de octubre, con muchos con la soga al cuello y repercusiones por las elecciones para alcaldes y diputados del próximo marzo, las enmiendas han sido aprobadas por 74 de los 84 diputados que integran el congreso, durante la sesión plenaria que inició el miércoles 27 de septiembre extendiéndose hasta la madrugada de este jueves.

Lo que se resolvió pudo hacerse antes y en condiciones diferentes; pero al fin, y luego de la formación de una comisión Ad Hoc integrada por los mismos partidos y los mismos políticos, ha resultado el dictamen favorable necesario para luego ser sometido a la votación por el pleno legislativo.

Según esa Comisión Ad Hoc las enmiendas a la normativa estarían orientadas a armonizar la legislación vigente con la evolución del sistema previsional, maximizando los derechos, sus beneficiarios, y mejorar la cobertura de longevidad a los trabajadores, pretendiendo garantizar pensiones vitalicias y estables, según se relata en el acuerdo.

Todo ello estará por verse en los próximos años, y quizás esperar por parte de los trabajadores otras mejores circunstancias y coyunturas políticas para que, al igual que en otras partes del planeta, sea abolida la preminencia de las empresas previsionales privadas que han sido y son las grandes ganadoras de este negocio.

Por su lado, la misma madrugada, y mientras aún no había concluido la sesión plenaria de la asamblea legislativa, el presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, ha sancionado el decreto de la reforma lograda por la Asamblea.

Por supuesto, en el ejecutivo estaban muy atentos de los acontecimientos que no podían garantizar por sus propias gestiones e influencias, y porque se aprobaran los nuevos mecanismos en el sistema previsional que le evitasen a su administración tener que conseguir antes de inicio de octubre más de noventa millones de dólares con los que debía contar para garantizar el pago a los pensionados.

Se trata pues, de un nuevo respiro para muchos, pero queda aún por esperar lo que en la práctica resulte para los empleados y trabajadores adscritos a las consabidas “aefepés” (AFP´s), que por de pronto subsisten gloriosamente de las penas y preocupaciones de muchos.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario