viernes, 24 de noviembre de 2017

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 24 DE NOVIEMBRE DE 2017


Un interesante debate se ha abierto en este país centroamericano luego de la publicación, en el diario digital Contrapunto, del artículo de una de sus columnistas frecuentes, y titulado “la doctrina del reset”; que descubre las interioridades de la nueva propuesta de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social, con sus siglas FUSADES, conocido tanque de pensamiento de la derecha salvadoreña.

Responsabilizado por Julia Evelin Martínez, además profesora de economía en la capitalina Universidad Centroamericana “UCA”, inicia el artículo parafraseando la conocida sentencia de que los pueblos que no conocen su historia están irremediablemente condenados a repetir sus errores, y luego contraponiéndola con, lo que ella llama, la obsesión de las élites de poder por conseguir que los pueblos olviden su historia para conseguir sus fines.

Para ello recurren, cada cierto tiempo, al método de pedir que reinicien su memoria histórica  para borrar los episodios trascendentales involucrados en el establecimiento de las condiciones de desigualdad, violencia e injusticia social que hoy siguen siendo actualidad.

Este análisis resulta luego de la campaña de FUSADES denominada  “Hagamos un RESET”,  en la que llaman  a la sociedad salvadoreña a apagar la conciencia colectiva y personal, para  reiniciar la historia como si se tratara de un borrón y cuenta nueva, tal como desarrolla la publicación citada.

Advierte Martínez que esta llamada doctrina del reset, inducida por FUSADES en el país, se contextualiza en la modalidad  empleada a nivel mundial para implementar las reformas neoliberales en momentos de crisis.

Con dichas estrategias se induce  la pérdida temporal de la memoria histórica  y favorecer así la aceptación de manera pasiva las reformas y medidas económicas, entre las que cita, la privatización, la desregulación, la apertura externa y la   austeridad fiscal.

De otra manera serían inviables al mantener las personas su estado de conciencia respecto a la narrativa histórica y el reconocimiento de las causas y efectos de los acontecimientos del pasado, afirma la columnista.

Respecto a Fusades, recuerda que fue por iniciativa de algunos empresarios salvadoreños, allá por 1983, y con el respaldo de la AID, la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos, conocida también por sus siglas en inglés USAID, que fue promovida y llevada a la práctica su creación.

Tal evento llevaba la intención de anular la historia del país antes de 1980, precisamente luego del golpe de estado que depuso al último presidente militar un año antes, y cuando muchos atribuyen el inicio del conflicto armado; y de esa manera presentar un nuevo relato muy conveniente sobre las causas de los problemas económicos y sociales del país, y así facilitar la instauración de otra estrategia para  el desarrollo,   fundamentada en el debilitamiento de lo llamado público y el fortalecimiento del mercado.

Destaca la articulista que entre los fundadores de Fusades se encuentran empresarios que gracias a las reformas neoliberales que promovieron,  pudieron  convertirse en el exclusivo grupo de los ultraricos, como les llama a personajes como Félix Cristiani, Roberto Murray Meza, Ricardo Poma, Roberto Kriete, Francisco de Sola, Francisco Callejas, Ricardo Siman, Enrique Altamirano, José Roberto Dutriz, Boris Eserki, entre otros, y que casualmente dominan en la actualidad la economía nacional y regional.

Con el mismo objetivo, Fusades contrató a economistas locales y, principalmente, chilenos, vinculados a la ideología de los llamados Chicago Boys,  para  desarrollar ese nuevo discurso hegemónico sobre el desarrollo, y que tomó cuerpo en el documento titulado, “Hacia una economía de mercado en El Salvador,  bases para una nueva estrategia económica y Social”.

Más adelante la académica Julia Evelin Martínez, desarrolla más datos y hechos promovidos y desarrollados por estos gestores desde el poder, que documentan más sobre los juegos y movimientos que han regido y rigen los destinos de un país, a espaldas de su propio pueblo; y al que le urge conocer y rescatar su memoria histórica para evitar que se siga abusando impunemente de la inocencia e ignorancia.

Sin que se tome como un abuso de nuestra parte, posiblemente a estos personajes más contemporáneos de la historia del país, nuestro poeta nacional, Roque Dalton, no los dejaría afuera en los contenidos de las Historias Prohibidas del Pulgarcito, una de sus memorables obras.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para el programa El Club de la Pluma, por Radio Inédita, en Cosquín, Córdoba, Argentina, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario