domingo, 21 de mayo de 2017

CUBA.- EU.- UN OLVIDO, UN DESCUIDO O UNA SEÑAL

Por Dr. Néstor García Iturbe

Hoy es 20 de mayo, en Cuba, es una fecha que representa el inicio de la Neocolonia, al servicio de Estados Unidos, en dicho país, habitualmente se realizaba una actividad en la Casa Blanca, convocada por el presidente de turno, donde este  se reunía con “personalidades” de origen cubano y les habla de lo importante que resultaban ellos para Estados Unidos.

En el discurso, por lo regular, se explicaban los planes de Estados Unidos en relación con Cuba, el papel que debían jugar los cubanos y estadounidenses de origen cubano residentes en dicho país, en las actividades que se desarrollarían en función de liberar a Cuba, la situación de los Derechos Humanos y de las distintas libertades en la Isla, todo lo cual mejoraría cuando Estados Unidos lograra llevar a cabo la transición de poderes en el país.

Muchas de las personas de origen cubano que residen en Estados Unidos, sobre todo los que se consideran “personalidades” y “líderes de la comunidad” tenían cifradas sus esperanzas en que el 20 de mayo el presidente los invitara a la reunión en la Casa Blanca , lo cual ratificaba y consolidaba su posición dentro de la comunidad.

En los últimos años, esta famosa y esperada reunión no se está efectuando, en detrimento del reconocimiento a la comunidad cubana residente en Estados Unidos.

En el año 2016, según la Oficina de Prensa de la Casa Blanca, el presidente Obama, después de recibir junto con el Vicepresidente el informe diario de noticias, se reunió con un equipo formado por personal de salud para conocer los avances realizados en relación con el virus de Zika, en lo cual empleó el resto de la mañana.

Ese propio día, por la tarde, Obama se encontraba jugando golf en la Base  Andrews de la Fuerza Aérea, junto a tres de sus ayudantes, ninguno de los cuales era cubano.

¿Y la reunión con la comunidad cubana?  Bien, gracias.

Este año Trump no hizo menos que Obama.  El día 19 de mayo, a la 1:50 pm. salió en el Air Force One a recorrer Arabia Saudita, Israel, Italia ( con visita al Vaticano) y Bélgica, además estará presente en las reuniones de la OTAN y G-7

¿Y la reunión con la comunidad cubana? Bien, gracias.

Al parecer las tradiciones están cambiando, pudiera ser un olvido, quizás un descuido o una señal para los que se consideran el ombligo del mundo, de forma que tengan presente ya no lo son y se atengan a la política que el país donde viven quiere desarrollar. 

La República Bananera de Miami está perdiendo terreno aceleradamente, tanto con demócratas como con republicanos.

La Habana, 20 de mayo del 2017

A 114 años de una imposición yanqui a Cuba

Por Pedro Martínez Pírez

Este lunes, y para vergüenza del gobierno de los Estados Unidos de América, se cumplen 114 años de la imposición a Cuba de un tratado para perpetuar la dominación imperialista y garantizar la permanencia de una base militar en la oriental provincia cubana de Guantánamo, que se mantiene hasta hoy contra la voluntad del gobierno y pueblo cubanos.

Nunca olvidaré a un profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de La Habana, Miguel D.Estefano, quien advertía siempre sobre el fariseísmo de la política exterior de Estados Unidos, ratificado por el presidente Donald Trump el pasado 20 de mayo, fecha que Washington sigue celebrando como la de la independencia de Cuba cuando en realidad marca el inicio de la República neocolonial, cuyo primer presidente Tomás Estrada Palma fue precisamente quien firmó el Tratado de relaciones onerosas con Estados Unidos.

Donald Trump, quien en estos días se pasea por el mundo vendiendo  armas a sus aliados, y regalando alguna que otra declaración sobre la democracia y los derechos humanos, olvidó decir en su mensaje del 20 de mayo que precisamente ese día del año 1985 el gobierno de Estados Unidos inició las transmisiones de la mal llamada Radio Martí, que no ha logrado su propósito de subvertir el orden interior en Cuba, pero sí ofendió a todo el pueblo cubano por la utilización inescrupulosa del nombre del héroe y apóstol de la independencia cubana, José Martí.

Los colegas de la televisión cubana, al referirse a la declaración de la Casa Blanca del pasado sábado, hicieron bien en calificar de ridículo el mensaje de Trump, y calificarlo también como “el mal asesorado Presidente de los Estados Unidos”.

Pero los cubanos no seguimos el consejo del anterior jefe de Estado yanqui, Barack Obama, quien durante su visita a Cuba pidió que nos olvidáramos el pasado. Y es que duele la permanencia de una base militar en Guantánamo impuesta hace más de un siglo y el mantenimiento de un bloqueo económico, comercial y financiero que el escritor colombiano Gabriel García Márquez, Premio Nobel de Literatura, calificó como la mayor violación de los derechos humanos cometida en América.

El día de la independencia cubana no es el 20 de mayo, cuando en 1902 nació una República mediatizada, sino el primero de enero, porque no fue hasta el triunfo de la Revolución en 1959 que Cuba accedió plenamente a su soberanía e independencia, y fue posible entonces eliminar el racismo y la discriminación introducidos por las tropas yanquis que ocuparon el territorio antillano durante la intervención oportunista de Estados Unidos en la guerra hispano-cubana.

Prohibido olvidar, como ha dicho el presidente saliente de Ecuador, Rafael Correa Delgado, el hombre que deja en su legado a los ecuatorianos, entre otras realizaciones, haber cerrado la base militar que los Estados Unidos tenían en la ciudad ecuatoriana de Manta.

La Habana, 22 de mayo de 2017


Papa Francisco anuncia Consistorio para crear 5 nuevos Cardenales el 28 de junio, el primer salvadoreño

Tomado de ACIPRENSA  -  Por Álvaro de Juana  -  21 de mayo de 2017

El Papa Francisco. Foto: Daniel Ibáñez / ACI Prensa

Después de rezar el Regina Coeli, el Papa Francisco anunció por sorpresa un nuevo consistorio para la creación de 5 cardenales el próximo 28 de junio.

Los nuevos cardenales proceden de Europa, Asia y América: Mons. Jean Zerbo Arzobispo de Bamako (Mali); Mons. Juan Josè Omella Omella, Arzobispo de Barcelona (España); Mons. Anders Arborelius, Obispo de Estocolmo (Suecia); Mons. Loius Marie Ling Mangkhanekhoun, Vicario apostólico de Paske (Laos) y Mons. Gregorio Rosa Chávez, Obispo Auxiliar de San Salvador (El Salvador).

“Deseo anunciar que el miércoles 28 de junio tendré un Consistorio para el nombramiento de nuevos cardenales. Su procedencia de diversas partes del mundo manifiesta la catolicidad de la Iglesia extendida por la tierra y la asignación de un título o una diaconía en la Urbe expresa la pertenencia de los Cardenales a la diócesis de Roma que, según la notable expresión de San Ignacio, ‘preside la caridad’ de todas las Iglesias”, anunció Francisco.

“El jueves 29 de junio, Solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, concelebraré la Santa Misa con los nuevos cardenales, con el Colegio Cardenalicio, con los nuevos Arzobispos Metropolitanos, Obispos y algunos presbíteros”.

“Confiamos los nuevos cardenales a la protección de los Santos Pedro y Pablo, para que con la intercesión del Príncipe de los Apóstoles, sean auténticos servidores de la comunión eclesial y con la del Apóstol de las gentes, sean anunciadores jubilosos del Evangelio en el mundo entero y, con su testimonio y su consejo, me sostengan más intensamente en mi servicio de Obispo de Roma, Pastor universal de la Iglesia”, concluyó el Papa.

El último Consistorio que celebró el Pontífice tuvo lugar el 19 de noviembre de 2016, día en el que también se clausuró el Jubileo de la Misericordia. En esa ocasión, el Papa creó 13 nuevos Cardenales de los cinco continentes y de países como Brasil, España, República Centroafricana, Venezuela, Estados Unidos o México.


Mons. Gregorio Rosa Chávez, Obispo Auxiliar de San Salvador (El Salvador)

Parece cumplirse la profecía de Bolívar, declara Venezuela

A través de un comunicado dado a conocer este 19 de mayo, el Gobierno Bolivariano rechaza categóricamente las agresiones del Presidente de Estados Unidos

Juventud Rebelde  -  Alina Perera Robbio
perera@juventudrebelde.cu
20 de Mayo del 2017 0:14:44 CDT


CARACAS.— En un lenguaje enérgico y que una vez más planta en el terreno de la historia la bandera de la dignidad, la República Bolivariana de Venezuela «rechaza categóricamente —y así lo ha hecho saber este viernes a través de un comunicado emitido por su Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores— las declaraciones del Presidente de Estados Unidos de América, Sr. Donald Trump, el día 18 de mayo de 2017, en el marco de su encuentro bilateral con el Presidente de la República de Colombia, Juan Manuel Santos, en la ciudad de Washington, D.C.».

La hermana nación expresa oficialmente: «Las agresiones del Presidente Trump contra el pueblo venezolano, su Gobierno y sus instituciones han sobrepasado todos los límites. En tan solo cuatro meses de gobierno se ha reunido con tres Presidentes de la Región, y ha llamado al menos a otros cuatro, para alentar el injerencismo grosero de esos gobiernos a través de la OEA, y de su abyecto Secretario General, a fin de desestabilizar el país, alterar la paz e intervenir y tutelar a Venezuela».

A través del comunicado oficial, el Gobierno Bolivariano califica como un «absurdo de antología» las expresiones proferidas por el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, las cuales resultan más inauditas al provenir de un país donde «se violan en forma horrible, sistemática y masiva los derechos humanos».

Seguidamente la declaración denuncia la naturaleza de una nación que no puede ser, en sentido alguno, ejemplo para el planeta: «su modelo de expansión financiera especulativa ha originado la mayor desigualdad en el mundo; su complejo industrial militar y mediático ha sido el causante de violencia letal contra la humanidad; la promulgación de medidas coercitivas unilaterales con implicaciones extraterritoriales ha obstaculizado el pleno desarrollo social y económico de los pueblos; ostenta el récord de haber lanzado el único ataque nuclear en la historia del mundo; y ha protagonizado más de un centenar de invasiones a naciones soberanas, en descarado desconocimiento del Derecho Internacional y el sagrado principio de la igualdad entre las naciones».

Al decir del comunicado, «las posiciones extremas de un Gobierno que recién comienza no hacen sino confirmar la naturaleza discriminatoria, racista, xenofóbica y genocida que ha caracterizado a las élites del Gobierno estadounidense en contra de la humanidad y en contra de su propio pueblo, maximizadas ahora por la nueva Administración que reivindica la supremacía blanca anglosajona por sobre el resto de los pueblos y culturas del planeta».

Otro fragmento del texto explicita que «es pasmoso que el Presidente Trump pretenda atender la situación en Venezuela recurriendo a los gobiernos de países como Brasil, sumido en la más bárbara crisis moral e institucional del planeta, Argentina, cuyo Presidente aparece en la lista de los primeros líderes mundiales por corrupción, Perú, cuya crisis social y de derechos humanos es vergonzante, y México, devenido en un Estado fallido a merced de la violencia, la desigualdad y el narcotráfico.

«Lamenta la República Bolivariana de Venezuela que el Presidente Trump se haya dejado imponer la política injerencista y agresiva que han sostenido sus subalternos del Departamento de Estado hacia Venezuela, que ha costado muchos sufrimientos al pueblo venezolano.

«Es lamentable, asimismo, que el Presidente Trump en su declaración haya confesado que sus opiniones se basan en los contenidos que contra Venezuela difunden las mismas corporaciones mediáticas cuyas campañas de noticias falsas ha sufrido él en carne propia».

El Gobierno Bolivariano ha exigido a través del comunicado oficial «que el Gobierno de EE. UU. cese de inmediato el financiamiento ilegal a través de sus agencias a factores extremistas de la oposición venezolana, que han abandonado el camino de la política para adoptar la violencia, que incluyen formas de terrorismo como vía de presión para derrocar a un Gobierno legítimamente electo, por mecanismos ajenos a los previstos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela».

El Gobierno revolucionario lamenta que el mandatario de Estados Unidos «haya tomado la senda ya fracasada de la era Bush y Obama, quien firmó y ratificó la insólita Orden Ejecutiva que califica a Venezuela como una amenaza, sirviendo la mesa al extremismo estadounidense para agredir a nuestra Patria».

Casi al final del comunicado, Venezuela afirma que parece cumplirse la profecía de Simón Bolívar: «Los EE. UU. parecen destinados por la Providencia a plagar la América de hambre y miserias en nombre de la Libertad».

El cierre del pronunciamiento del Gobierno Bolivariano es breve y claro: «Pero Venezuela resiste. ¡Y vencerá!».