jueves, 8 de junio de 2017

Inauguración Hotel Manzana Kempinski marca una nueva etapa en el desarrollo turístico de Cuba

Editado por Maria Calvo


La Habana, 8 junio (RHC) - El Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana quedó inaugurado oficialmente este miércoles en presencia de Manuel Marrero, titular de Turismo de la Isla, Semer y Carlos Miguel Latuff Carmenate, presidente de la cadena cubana Gaviota -propietaria de la instalación.

La apertura del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana marca una nueva etapa en el desarrollo turístico de Cuba, resaltó el ministro del Mintur, Manuel Marrero.

El titular del ramo explicó que la inauguración se corresponde con la intención de ampliar el número de cuartos en las urbes, ante una creciente demanda por encima de la oferta, pues hasta la fecha los esfuerzos se concentraban en los balnearios y en la zona de los cayos.

Marrero elogió el prestigio de la compañía alemana Kempinski y expresó gratitud al Grupo cubano de turismo Gaviota por asumir el compromiso de restaurar este histórico edificio que ahora exhibe un estilo moderno, situado en el corazón de La Habana Vieja, elogió el prestigio de la compañía suiza Kempinski, que con la gestión del 'Manzana'

Markus Semer, presidente de la junta directiva del grupo Kempinski, aseguró que el Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, el primero cinco estrellas plus en Cuba, cuenta con los requisitos para complacer los gustos más exigentes del mundo.

Este día resulta una ocasión especial, pues Kempinski retoma la presencia en las Américas en un mercado listo para servicios de lujo, afirmó en la ceremonia el directivo de la compañía hotelera más antigua de Europa.

El Historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler, destacó la feliz coincidencia de que la apertura suceda cuando el inmueble cumple su centenario, y a dos calendarios del medio milenio de la capital cubana, urbe maravilla del mundo moderno.

Kempinski es una empresa de hoteles fundada en 1897 y forma parte de una sociedad anónima independiente alemana, con negocios en el sector hotelero, de conferencias y catering.


Comey: Trump no me pidió cerrar la investigación de la supuesta "injerencia" rusa en las elecciones

RT  -  8 jun 2017 14:52 GMT

El exdirector del FBI aborda la presunta interferencia rusa en las elecciones de 2016 en sus primeras declaraciones públicas desde que fuera apartado del cargo el pasado mes de mayo.

Comey testifica ante el Comité Judicial del Senado, 3 de mayo de 2017. / Kevin Lamarque / Reuters

James Comey hace sus primeras declaraciones públicas desde que fue separado del cargo de director de la Oficina Federal de Investigación de EE.UU. (FBI), en una audiencia pública ante el Congreso de EE.UU. en la que se refiere a las razones de su despido, los encuentros que mantuvo con el presidente Donald Trump y la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

"[Trump] me había dicho repetidamente que estaba haciendo un gran trabajo y que esperaba que me quedara", señala Comey. "Así que fue confuso cuando vi en televisión que el presidente me despidió por la investigación de Rusia", explicó, agregando que su salida del cargo "alivió una gran presión" sobre dicha investigación.

Con respecto a las razones con las que la Administración Trump justificó su despido, el exjefe de la Oficina fue claro: "esas fueron mentiras, simples y sencillas mentiras". Comey procedió a lamentar que, una vez fuera del puesto, "la [Casa Blanca] eligió difamarme y —más importante aún— al FBI".

Las conversaciones con Trump

Según el testimonio que previamente envió al Comité de Inteligencia del Senado, Comey conversó con el mandatario un total de nueve veces en el transcurso de cuatro meses —tres en persona y seis por teléfono— antes de su abrupto despido el pasado 9 de mayo. El extitular del FBI decidió llevar un registro detallado de cada una de las conversaciones ya que, según reconoce, "honestamente me preocupaba que fuera a mentir".

Trump no era investigado

La primera de ellas fue cara a cara y se llevó a cabo el 6 de enero en la Trump Tower neoyorquina. En esa ocasión, "sin que Trump hiciera directamente la pregunta", Comey ofreció "garantías" al entonces presidente electo de que no estaba siendo investigado por el FBI, "cosa que era cierta".

Lealtad honesta

El 27 de enero, ambos funcionarios compartieron una incómoda cena en la Casa Blanca en la que se abordó el futuro de Comey a la cabeza del FBI. Según el testimonio, durante la cena Trump hizo preguntas "extrañas" a Comey acerca de su voluntad de permanecer en el cargo y posteriormente pidió "lealtad honesta" al ahora exdirector del FBI.

El escándalo de Flynn

Los informes del FBI sobre la presunta interferencia rusa en las pasadas elecciones presidenciales estadounidenses generaron un escándalo que terminó con la dimisión del asesor de Seguridad Nacional de Trump, Michael Flynn. En la siguiente reunión, sostenida el 14 de febrero en la Oficina Oval, Comey afirma que el mandatario le pidió "dejar pasar" la investigación sobre el exasesor, cosa que el FBI decidió provisionalmente mantener en secreto.

Comey señala que durante esa sesión Trump realizó algo que "nunca debería suceder": pidió al fiscal general Jeff Sessions –entonces jefe de Comey– que abandonara la Oficina Oval para que el presidente discutiera el asunto de Flynn con Comey en privado. El exdirector escribió posteriormente a su jefe acerca del "inapropiado" comportamiento del mandatario, pero Sessions "no respondió".

La "nube" rusa

En conversaciones telefónicas posteriores a estos encuentros, Trump calificó la investigación sobre Rusia como "una nube" que obstaculizaba su mandato y aseguró que "no había hecho nada malo", además de buscar la forma de asegurarse "de que no lo estábamos investigando".

Comey procedió a pedir orientación al respecto al Departamento de Justicia, pero no recibió respuesta hasta que el presidente llamó de nuevo. "He sido muy leal con usted, muy leal", le dijo Trump. "Había algo entre nosotros", dijo el mandatario según lo citó Comey. Este aseguró que no preguntó a qué se refería con "algo". "Esa fue la última vez que hablé con el presidente Trump", concluyó el exdirector del FBI.


Putin alerta que nadie sobreviviría en una guerra Rusia-EE.UU.

Putin está convencido de que el papel de la OTAN es servir de instrumento de la política exterior estadounidense. | Foto: Reuters

Telesur  -  7 junio 2017

El mandatario ruso expresó su convicción de que una guerra entre ambas naciones generaría una aniquilación total de las fuerzas en disputa.

El presidente ruso Vladimir Putin advirtió este miércoles que, en caso de producirse un conflicto militar entre Rusia y Estados Unidos, no habría sobrevivientes.

"Creo que nadie sobreviviría", aseguró Putin. Sin embargo, el mandatario ruso sostuvo su convicción de que Moscú y Washington restablecerán sus relaciones bilaterales.

Estas declaraciones ocurrieron durante una entrevista con el cineasta estadounidense Oliver Stone, quien tiene previsto para los próximos días el estreno de la película "La entrevista a Putin", un filme documental, mediante un formato de entrevista, sobre el mandatario ruso.

Por otro lado, el jefe del Kremlin afirmó que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) se dedica a la "búsqueda constante de un enemigo externo" con el objetivo de justificar su existencia.

"Me parece que para justificar su existencia, la OTAN necesita un enemigo externo", afirmó Putin, luego de asegurar que la Alianza Atlántica es un instrumento de la política exterior estadounidense.

Recientemente, el despliegue masivo de fuerzas militares promovido por la OTAN fue considerado por Moscú un peligro no solo para su seguridad, sino para toda la región y el mundo.


La disputa entre Arabia Saudita y Catar tiene más de 20 años de historia (y no es por el terrorismo)

RT  -   8 jun 2017 14:22 GMT

Cuando sus vecinos apostaron por el petróleo, Doha se centró en el gas natural licuado. La riqueza obtenida le permitió romper con la dominación de Arabia Saudita.

Morteza Nikoubazl / Reuters

El aislamiento de Catar por parte de Arabia Saudita "se está gestando desde 1995" y tiene más que ver con el gas natural que con el terrorismo, explica un nuevo artículo de Bloomberg.

Según recuerda el portal, 1995 no fue solo el año en que el progenitor del actual emir, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, derrocó a su propio padre prosaudita, sino también cuando el pequeño país del Golfo se preparaba para realizar su primer envío de gas natural licuado del reservorio más grande del mundo, el North Field, que proporciona prácticamente todo el gas de Catar y es compartido con Irán, "el odiado rival de Arabia Saudita".

La riqueza que trajo la independencia

Como resultado, Catar se convirtió no solo en la nación más rica del mundo, con un ingreso anual per cápita de 130.000 dólares, sino también en el mayor exportador mundial de gas natural licuado.

Este enfoque en el gas diferenció a Catar de sus vecinos productores de petróleo y le permitió romper con la dominación de Arabia Saudita. En su lugar, construyó sus propios lazos con otras potencias, entre ellas Irán, EE.UU. y, más recientemente, Rusia: el fondo soberano de Catar acordó el año pasado invertir 2.700 millones de dólares en la empresa estatal rusa Rosneft.

Sin abastecer a los vecinos

Al mismo tiempo, explica el artículo, Doha se centró en los mercados de Asia y Europa y no construyó tuberías que hubieran integrado a Catar en los mercados de sus vecinos del Golfo, a excepción del proyecto Dolphin, que conecta el North Field con los Emiratos Árabes Unidos y Omán.

Si en un primer momento los propios Estados petrolíferos, mucho más ricos, veían el gas natural como prácticamente inútil, más recientemente, la demanda de este recurso para producir electricidad ha estado creciendo en los países del Golfo, que tienen que recurrir a importaciones de mayor costo ya que sus reservas de gas domésticas que son caras de explotar.

"Se puede cuestionar" por qué Catar no ha estado dispuesto a abastecer a sus países vecinos, "haciéndolos pobres en gas", señala el académico Steven Wright, de la Universidad de Catar. En su opinión, "probablemente, hubo una expectativa de que Catar les vendería el gas a un precio de descuento".

Echando más leña al fuego de las frustraciones regionales, en 2005, Doha declaró una moratoria sobre el futuro desarrollo del North Field —que podría haber proporcionado más gas para la exportación local— y no lo levantó hasta abril de este año, más de una década después.

La visita de Trump, una oportunidad para "cortarle las alas a Catar"

Catar solía ser "una especie de Estado vasallo saudita", pero utilizó la autonomía proporcionada por su riqueza en gas para obtener "un papel independiente", explica Jim Krane, investigador de energía del Instituto Baker de la Universidad de Rice, en Houston, Texas.

Mientras tanto, prosigue el experto, "el resto de la región ha estado buscando una oportunidad para cortarle las alas a Catar".

Esa oportunidad llegó con la reciente visita del presidente de EE.UU., Donald Trump, a Arabia Saudita, cuando exhortó a "todas las naciones de conciencia" a aislar a Irán. Cuando Catar discrepó públicamente, en una declaración que más tarde el Gobierno atribuyó a la intervención de unos 'hackers', surgió "la venganza dirigida por Arabia Saudita".

"Doha no va a excomulgar a Irán"

"La gente aquí se está rascando la cabeza en cuanto a lo que los saudíes esperan de Catar", apunta Gerd Nonneman, profesor de relaciones internacionales y estudios del Golfo en el campus de Doha de la Universidad de Georgetown. A su juicio, "parece que quieren que Catar caiga completamente", pero Doha "no llamará a los Hermanos Musulmanes una organización terrorista" ni va a "excomulgar a Irán", porque eso pondría en peligro "una relación que es demasiado fundamental para el desarrollo económico de Catar", concluye este experto.


Venezuela vence a Uruguay y está en la final del Mundial Sub 20

La Vinotinto festeja en tierra asiática. | Foto: FIFA

Telesur  -  8 junio 2017 (Hace 3 horas 37 minutos)

El fútbol venezolano hizo historia este jueves. La selección sub 20 de la vinotinto buscará el título del Mundial con sede en Corea del Sur.

La selección sub 20 de fútbol de Venezuela hizo historia este jueves al vencer a Uruguay en serie de penales y avanzar a la final de la Copa del Mundo que se disputa en Corea del Sur.

Ambos equipos llegaron igualados a un gol al culminar el tiempo complementario, por anotaciones de Samuel Sosa, por los venezolanos, en el minuto 91, y Nicolás de la Cruz, por los uruguayos, en el 49. El empate se mantuvo en la prórroga.

¡Felicidad VINOTINTO! Gracias por tantas alegrías, muchachos. ¡Son los mejores, a la final del MundialSub20! CLAP Oficial @ClapOficial

En penales, la vinotinto aventajó a los charrúas 4-3, en serie donde destacó el arquero venezolano Wuilker Faríñez.

Por el título del Mundial Sub 20, los venezolanos enfrentarán el domingo 11 de junio al ganador entre Inglaterra e Italia.

El equipo que dirige Rafael Dudamel llega a la discusión de la corona de manera invicta, y mostrando en la cancha garra, juego alegre y habilidades técnicas, que lo han convertido en uno de los favoritos para alzarse con el máximo trofeo en Corea del Sur.