viernes, 9 de junio de 2017

CUBA.- UN DÚO COMPLEJO: prensa y gobierno

Esteban Morales

El viernes 28 de abril, el Periódico Granma recogió, muy limitadamente, yo diría, lo acontecido en la reciente reunión del Consejo de Ministros de Cuba. Es evidente,  por lo pobre de lo reportado por el periódico Granma, que no es posible suponer lo que fue esa reunión.

Es un acontecimiento muy importante, al menos para mí y creo que para muchos, cuando nuestros órganos de gobierno se reúnen para debatir sobre los  problemas internos y especialmente sobre nuestra economía.

Pero en realidad, si nuestra prensa partidaria, va a informar tan pobremente, como lo hizo el periódico Granma en esta ocasión, no solo nos deja con los deseos de saber más sobre   lo que se discutió, sino que además, se comete el error de no informar al pueblo de cosas que le atañen de manera directa.

Estoy seguro de que somos  muchos los que quedamos inconformes con lo que publicó sobre esa reunión, tanto en nuestra prensa escrita, como en la televisión.

Y en esto último como decimos,  “ya llueve sobre mojado”.  Pues casos sobran para ilustrar.

De lo recogido por Granma, de lo que dijo  nuestro ministro de economía, no se infiere ni cómo estamos, ni en concreto, a donde queremos llegar. Según se dice, se hizo “una breve valoración del plan de la economía durante el primer trimestre… y se expuso la propuesta de directivas para la elaboración del plan de la economía y del presupuesto del estado del año 2018”.” El ministro de economía recalcó la necesidad de que la elaboración del Plan 2018 se distinga por la búsqueda  de soluciones coherentes y sostenibles, con el propósito de conformar un plan que asegure el crecimiento, el mantenimiento de los equilibrios económicos,  la continuidad de los  programas de desarrollo fundamentales y un ligero avance del proceso de transformación de la estructura económica del país…”.  Me pregunto, ¿Qué le dice todo eso, recogido por Granma,  al ciudadano común, que se afana por saber, si vamos  superar la situación en que estamos y cómo avanzamos o no, para superarla? Sencillamente nada. Granma excluyó una valoración del primer trimestre del años, no dio cifras de ningún tipo, no consideró la necesidad de saber como va el plan del 2017 y además, no hizo comentario alguno sobre lo expresado por los ministros.

Nuestro ministro de economía y planificación,  parecía  hablar, como es lógico suponer, para los que estaban  en la reunión y Granma no refleja la información dada como debería. Por lo que nuestra prensa  recoge, todo queda dentro de un lenguaje formal, con el que la gente  no ve satisfecha sus inquietudes. ¿Será que no se dijo  más que eso, o que se limitó a Granma en lo que debía informar, o que el propio periodista se limitó  en la información a dar? No sabemos. Aunque conocemos que a nuestra prensa todas esas cosas le ocurren con mucha frecuencia. ¿Por qué el periódico no complementó con entrevistas para ampliar más las explicaciones?

Por lo que Granma recoge, fueron tratados también otros temas, que pasamos a enumerar, para comentarlos después. Aunque no todos. Solo los que a mi consideración, son los de más interés.

1-Cuentas por pagar y por cobrar.

2-Asignacion de graduados.

3-Irregularidades en el comercio exterior.

4-XI Comprobación nacional al control interno.

5-Por un mejor ordenamiento territorial.

En cuanto a las cuentas por pagar y por cobrar,  fue preocupante  la noticia que dio la ministra: alta concentración de deudas vencidas entre entidades del mismo sector de la economía, con las consecuentes cadenas de impago,  lo cual, como dijo “constituye un reflejo de los incumplimientos de los contratos económicos y la falta de liquidez de algunas empresas”. Esto último, como se sabe, es un mal endémico de nuestra economía. Yo diría que además, un contexto muy propicio para la corrupción dentro de  nuestro sistema empresarial.

Sin embargo, según Granma, todo pasó así, no hubo discusión, no aparece ninguna medida a tomar. No hay preguntas. ¿Cuál es la conclusión  que el ciudadano común puede sacar de aquí? Que tenemos un problema de más de 30 años, que no solo no se soluciona,  sino que empeora, sin que se le diga qué medidas vamos a tomar o se están tomando para resolverlo. Siendo así las cosas, tal y como refleja nuestra prensa, peor trabajo ideológico no se puede estar haciendo. Yo estoy seguro que el informe  de la ministra debe haber dicho mucho más, pero no tenemos como enterarnos.

Pero al parecer, el desastre es mayor, cuando nuestro ministro de comercio exterior y la inversión extranjera, vuelve a traer a la agenda del Consejo,”… las afectaciones provocadas a raíz de demoras en las reclamaciones realizadas por faltantes en las cargas que llegan al país, incumplimientos de los parámetros de calidad y problemas en contratos suscritos en operaciones de importación y de exportación…” Y continúa el ministro Malmierca.

“Sobre los daños relacionados con la transportación interna y los puertos, refirió que continúan las afectaciones provocadas por la estadía de los contenedores en puerto y la demora en la descarga de buques…” Ratificó la importancia de continuar desarrollando acciones para aumentar la preparación del personal que interviene en estas operaciones e incrementar el control del cumplimiento de las normas vigentes “.

Sin dudas, el Cro. Ministro,  está poniendo los “parches” porque los granos ya son grandes. Con  una situación como la que ha descrito, ya deben ser unos cuantos los que se están aprovechando. No es necesario ser economista para saber que con una situación de descontrol e ineficiencias como las que ha informado el ministro, las pérdidas de mercancías, los sobreprecios incontrolados y los cobros de comisiones “bajo cuerda”,  deben estar haciendo  bastante daño.

El pago por estadías de los buques, al final,  las paga “Liborio”, que  es quien choca todos los días con el incremento de los precios en nuestros supermercados. Bastan algunos ejemplos: una botella de aceite común por las que pagamos 2.40 de cuc en Cuba, tiene un  precio de  0.90 centavos de dólar en cualquier mercado mejicano. Un pullover de colorines, tipo valla anunciadora, que en la Zona Libre de Colon en Panamá, cuesta no más de un dólar, aquí hay que pagarlo por no menos de 3 a 5 cuc. Una camisa a  cuadros de  tela mala, que en cualquier supermercado fuera de Cuba, vale 10 dólares, en las tiendas del Hotel Habana Libre hay que pagarla a 30.00 cuc. También, sabemos que existe la costumbre de no poner precios, que contenedores llenos se han perdido, etc. Además del comercio ilegal que continúa  a las puertas de nuestros supermercados, donde te venden desde pintura, hasta una lavadora y un aire acondicionado. Mercancías que salen de los almacenes estatales ¿Dónde queda el 240% que se le dijo a la gente que se pagaba  con el objetivo de  recaudar para otras necesidades?

Sin dudas de esos problemas planteados por el ministro, pudieran extraerse más conclusiones, que las de preparar al personal e incrementar el cumplimiento de las normas. A lo mejor habló de eso, pero si lo dijo, Granma no lo reflejó.

Nuestra contralora, Gladys Bejerano Portela,  en lo que ya llevamos once comprobaciones nacionales del sistema de control Interno, solo destacó “…que se avanza discretamente en la descentralización  de facultades. Las entidades seleccionadas del sistema empresarial, cumplen en sentido general con las indicaciones metodológicas del Ministerio de Economía y Planificación…aunque se identificaron deficiencias propiciadas por inobservancias de las disposiciones jurídicas relativas…” …”Según dijo, también, desconocimientos de la  legislación vigente sobre los sistemas de pago, …incumplimientos de indicadores directivos, violaciones del control administrativo  y contable y elevados volúmenes de inventarios ociosos y de lento movimiento como consecuencia de ineficiencias en su gestión…”

Nada dijo la contralora, o al menos Granma no lo reflejó, sobre  la cantidad de actos de corrupción detectados, robos, de los cuales la gente se entera por otras vías. Qué decimos, si nuestra prensa no habla de estos asuntos, ¿Cómo vamos a esperar que las fotos de los corruptos estén en nuestros periódicos?

Inspecciones, acciones de control, críticas a las indisciplinas administrativas, que son muchas, pero nada de acciones, condenas, represión estatal,  de una situación que como sabemos, lejos de mejorar ha empeorado. Estando seguro, que ahora hay más corrupción, que cuando la denunciamos en el 2010. Aunque también ahora  prensa y contraloría informan menos que antes.

Es preocupante observar,  que en medio de la situación económica tan compleja que estamos viviendo,  la prensa no haga esfuerzos por informar a nuestro pueblo. ¿Qué se lo impide? ¿A qué responde su silencio? Qué prensa o periodista  asiste a un Consejo de Ministro y no es capaz de informar con amplitud a nuestro pueblo sobre   asuntos  que le afectan de manera directa y dolorosa?

La Habana, Mayo 1 del 2017


CUBA.- EU.- ¿APLICARA TRUMP A CUBA LA FORMULA VIETNAM?

Por Dr. Néstor García Iturbe

Recientemente publiqué en El Heraldo  un informe del Centro de Investigaciones de Política Internacional (CIPI) sobre la visita que realizó a Estados Unidos, los días 20 y 21 de abril, el Primer Ministro de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, invitado por el presidente Donald Trump.  El objetivo de publicar dicho informe, era precisamente que nuestros lectores  conocieran del  mismo, los asuntos tratados,  acuerdos que se derivaron de la visita y conocieran en cierto detalle el estado de las relaciones entre Estados Unidos y Vietnam

No podemos sustraernos, al leer el informe, de comparar las relaciones de Estados Unidos con Vietnam y las que mantiene con Cuba, sobre todo,  debido a que según se ha anunciado por la prensa,  Donald Trump, dentro de pocos días explicará cómo entiende deben materializarse, durante su administración, las relaciones con Cuba y considero, que quizás, las relaciones con Vietnam, pudieran ofrecernos alguna referencia.

Dentro de los elementos a tomar en consideración está la coincidencia de que mientras el Primer Ministro vietnamita estaba en Washington, el Ministro de Defensa de dicho país estaba en la Habana.   Quizás esto no tenga significación alguna, o quiera decir mucho.  El futuro lo dirá.

La situación de las relaciones diplomáticas y comerciales de Vietnam con Estados Unidos es muy diferente a la de Cuba. En la guerra de Vietnam, provocada por Estados Unidos, murieron cientos de miles de vietnamitas y más de cincuenta mil estadounidenses a lo que debe sumarse los que fueron hecho prisionero, entre ellos,  varios Congresistas, incluido el señor McCain.  Ahora, se mantienen  buenas relaciones diplomáticas,  restablecidas en el año 1995,durante la administración de Bill Clinton, hace más de veinte años y aunque  no fue Trump el  que las  estableció, las mantiene y fortalece . Ambos países reciben beneficio por el mantenimiento de dichas relaciones.

En el caso de Cuba, el restablecimiento lo realizó Obama y hasta ahora Trump ha mantenido las relaciones, todo lo acordado durante la administración Obama está funcionando. Precisamente, la expectativa reside, en lo planteado por Trump, de que revisaría estos acuerdos para garantizar Estados Unidos reciba beneficio de los mismos.

Se plantea que ambos dirigentes consideraron se habían obtenido resultados del diálogo bilateral sobre los derechos humanos,  llevado a cabo con el objetivo reducir las diferencias y construir la confianza; así como estimularon el aumento de la cooperación para garantizar que todas las personas tengan acceso pleno a esos derechos.  Señalaron que aún existen diferencias significativas en este sentido, pero el diálogo puede catalogarse de positivo y provechoso para el mantenimiento de las relaciones entre dos países con sistemas políticos diferentes, uno  comunista y el otro capitalista.

En el caso de Cuba, el gobierno estadounidense, ratificado por Obama y después por Trump,  ha planteado su criterio sobre la situación de los derechos humanos en la isla, también se ha discutido sobre la diferencia de criterios en relación esto y otros asuntos, pero hasta ahora, al igual que con Vietnam, se ha optado por el diálogo para el análisis de la situación.  También en este caso son dos países con sistemas políticos diferentes, pero es evidente que en el caso de Vietnam esto no ha provocado la modificación de las relaciones y el interés comercial de ambos países. Veremos si esto también se aplica en el caso de Cuba.

Es evidente que el aspecto comercial fue una de las prioridades de  Trump durante el encuentro, pues el mismo ha estado realizando grandes esfuerzos para disminuir el déficit comercial estadounidense. De ahí que la visita se aprovechó para firmar nuevos acuerdos comerciales por un valor de ocho mil millones de dólares. En cuanto a la situación con Cuba, también se pudiera tratar de incrementar en algo el volumen de comercio existente de forma tal que se beneficien ambos países, sobre todo en cuanto al turismo y algunas excepciones al bloqueo, que Trump pudiera ordenar mediante la firma de órdenes ejecutivas

En una encuesta reciente, el 72 por ciento de los empresarios estadounidenses establecidos en Vietnam, plantearon que el entorno de negocios del país mejora por días. Dentro de las empresas que con más frecuencia acceden al mercado vietnamitas se encuentran Uber, Coca- Cola, Exxon Mobil, Cargill, General Electric, Johnson& Johnson y Pfizer. No existe duda alguna de que las grandes empresas estadounidenses están aprovechando al máximo las oportunidades que ofrece el mercado vietnamita.  Muchos empresarios estadounidenses que han visitado Cuba, han firmado carta de intención y otros documentos en los que se expresa  que están listos para entrar de inmediato en relaciones comerciales y financieras con nuestro país.

Las recientes noticias relacionadas con la identificación en Cuba de dos pozos, que se calcula contengan 200 millones de barriles de petróleo, es un aliciente interesante para inversiones en este sector , al igual que la comercialización del producto y la venta de equipos de perforación y protección en caso de accidente, todo lo cual se reflejó en un proyecto de ley que se presentó al Congreso estadounidense hace aproximadamente dos años.

Otro aspecto a tomar en consideración en este análisis, es el número de personas de origen vietnamita que reside en Estados Unidos, es el país donde reside el mayor número de ellos, algunos que salieron de Vietnam, huyéndole a la guerra y otros huyendo del comunismo, entre los cuales, hay personas resentidas y contrarias al mejoramiento de relaciones entre ambos países. John Sommer, dirigente de la Legión Americana, una influyente organización de ex combatientes de distintas guerras, expresó que se opone a todo avance en las relaciones con Vietnam.

Si analizamos esta misma situación en el caso de Cuba, tenemos algo similar. Precisamente es en Estados Unidos donde residen la mayor cantidad de cubanos que se encuentran fuera del país. Los motivos del exilio son varios pero un numero de ellos salieron huyéndole al comunismo y otros, los más recientes, en búsqueda de mejorías económicas. También existen personas resentidas y contrarias al mejoramiento de las relaciones entre ambos países, que tratan de promover la hostilidad. Otros cubanos, que también residen en Estados Unidos, tienen una actitud distinta hacia la situación actual en Cuba, aprueban el mejoramiento de relaciones y desean que desaparezcan las restricciones comerciales y de todo tipo a las que está sometida Cuba. Estos son promotores de la amistad y la convivencia pacífica. De acuerdo a encuestas realizadas, estos representan una amplia mayoría.

Estos son algunos de los aspectos que pudiera tomar en cuenta el actual gobierno de Estados Unidos, sin dejar de considerar que la política en relación con Vietnam, como  señalo uno de los compañeros que forma el Grupo El Heraldo, de amplia experiencia diplomática y en especial  en los problemas de Asia, debe estar acorde con la realidad de  que Vietnam es un fuerte factor de influencia sobre sus vecinos de Indochina, Laos y Camboya, que dicho país mantiene reclamaciones sobre el Mar del Sur de China, las cuales son apoyadas por Estados Unidos, que pudiera tratar de utilizar eso y otros elementos para crear cierta oposición regional a los intereses chinos.

Cuba también tiene sus características. Dentro de la región de América Latina, además de en otras partes del mundo goza de respeto y apoyo. Su ayuda siempre ha sido desinteresada. La solidaridad cubana, en distintos campos, pero en especial en el de la medicina, está presente en muchos países del mundo. No mantiene una actitud agresiva contra Estados Unidos ni contra algún otro país. Su principal objetivo es el bienestar de su pueblo, el mantenimiento de sus principios políticos y el luchar por la paz.

Esperemos que Trump considere, que con Cuba, se puede aplicar una  fórmula similar a la de Vietnam para que ambos países se beneficien.

La Habana, 9 de junio del 2017

GRUPO EL HERALDO  sarahnes@cubarte.cult.cu


PARADIGMA DE HONRADEZ EN EL HEMISFERIO

Por Manuel E. Yepe

Las relaciones humanas basadas en el mercado propician y estimulan la corrupción en el manejo de la administración pública por efecto de la lucha por el dinero, que es la forma en que el mercado promueve el desarrollo económico. Este fenómeno está presente en todas las naciones del mundo, incluso en aquellas que proclaman el socialismo como orientación de su proyecto político.

En el hemisferio occidental, donde se asienta la nación que lidera al sistema capitalista mundial, el problema de la corrupción ha crecido y se ha hecho más complejo con la entrada en el ruedo de las gigantescas corporaciones (en especial las estadounidenses) con sus sobornos de dirigentes y empresarios de los países más pobres del Sur, haciendo lucir a estos últimos, incluso a jefes de estados  soberanos,  como pequeños gusanos en la podredumbre.

A este respecto, Rafael Correa Delgado, ahora en su carácter de ex presidente de Ecuador, ha dado una lección de honradez y respeto a sus conciudadanos reflejada en el artículo que publicó en el diario El Telégrafo, de Quito, el seis de junio último.

Correa titula su artículo “El Caso Odebrecht”, refiriéndose a una investigación que realiza el Departamento de Justicia de Estados Unidos, hecha pública en diciembre de 2016 sobre la constructora brasileña Odebrecht. A este consorcio se le acusa de haber hecho pagos ilícitos y otras formas de soborno a dirigentes y funcionarios públicos de los gobiernos de doce países: Angola, Argentina, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela, durante los últimos 20 años, para obtener beneficios en las contrataciones públicas.

Odebrecht creó una “Caja B” a finales de los años 1980 que nombró “Sector de relaciones estratégicas” para encubrir el manejo de estas gratificaciones. Una empleada de la empresa, entonces veinteañera, fue la primera secretaria del ilegal departamento de sobornos, con base en Brasil, desde 1987. Al ser despedida en 1992, llevó consigo esos ilícitos registros contables de operaciones, y los guardó en su casa durante treinta años hasta entregarlos  ahora a la Comisión investigadora del Congreso de Brasil.

La publicación de Odebrecht coincidió con el proceso electoral presidencial en Ecuador, por lo que el escándalo en ese país tuvo repercusiones específicas. Odebrecht declaró haber manejado operaciones por US$ 5 mil millones de dólares con siete de los 10 últimos gobiernos de Ecuador y realizado sobornos en esa nación por un total de US$33,5 millones de dólares desde el 2007, y que podría haber obtenido beneficios de más de US$116 millones de dólares.

La derecha oligárquica ecuatoriana, con larga experiencia en actos de malversación y fraude, trató de aprovechar la circunstancia para difundir mentiras acusatorias contra el gobierno progresista de Correa, empeñado en generar las grandes transformaciones para beneficio de su pueblo, que le respondió siempre con su apoyo al honesto Presidente. Pero una vez más la derecha fracasó y el pueblo ecuatoriano premió su actuación eligiendo como sucesor de Correa en la Jefatura del Estado a Lenin Moreno, de orientación y compromiso político similar a Correa.

En la madrugada del 2 de junio las autoridades policiales del Ecuador realizaron detenciones que resultaron, según reflejó la prensa, de algo más de una semana de investigaciones.

Correa califica de ingenuidad extrema o abierta mala fe atribuir esas detenciones y allanamientos a tan solo siete días de trabajo.

 “Mientras unos charlataneaban demagógicamente con algo tan serio y sensible como la lucha contra la corrupción, desde hacía varios meses cada semana nos reuníamos con las instituciones financieras y de inteligencia dependientes del Ejecutivo que incidían en el asunto, así como con la Fiscalía, para seguir todas las pistas posibles en los viajes de altos funcionarios a Estados Unidos,  Brasil y Perú.

Analizamos la cooperación penal con Suiza y España, así como de informaciones provenientes de  ejecutivos de Odebrecht, ex funcionarios de gobierno, y listas que circulaban por doquier”.

El ex mandatario ecuatoriano aclara que esto hubo que hacerlo en medio de un bombardeo mediático con fines políticos que trataba de hacer creer a la ciudadanía que el gobierno le estaba ocultado una supuesta lista de encartados que en realidad nunca existió.

Lo que existía eran delaciones de empresarios corruptos que las autoridades brasileñas solo nos las podrían dar a conocer el 1 de junio, debido a un acuerdo de confidencialidad con los delatores.

En función de aquello se investigaron movimientos financieros, tributarios, las empresas relacionadas, se mantuvo bajo vigilancia a los sospechosos y se ubicaron sus domicilios y oficinas, para poder proceder inmediatamente con las detenciones y allanamientos.

Pese a que el caso Odebrecht se extiende a doce países, en Ecuador la politiquería pretendió usarlo y fue desenmascarada. El prestigio de la Revolución Ciudadana no pudo ser manchado.

La Habana, Junio 8 de 2017

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.


LIDERAZGOS Y RUPTURAS

Jorge Gómez Barata

Los veteranos y los sobrevivientes de la II Guerra Mundial, así como las generaciones de posguerra en Europa Occidental y Oriental, Japón, China,  Corea e Israel, y los países afroasiáticos beneficiados con la descolonización, crecieron bajo los paradigmas ideológicos, la ayuda económica, la protección militar y el respaldo político de alguna de las superpotencias.

Las enormes capacidades militares y la agresividad de Alemania y Japón, que bajo las banderas del fascismo, el racismo, la xenofobia, el antisemitismo y los afanes de conquistas territoriales, exigieron de Estados Unidos y la Unión Soviética un esfuerzo bélico sin precedentes y que concitó la admiración de la humanidad. Al finalizar la guerra, Roosevelt y Stalin eran líderes mundiales extraordinariamente populares.

El enorme capital político acumulado por el desempeño de norteamericanos y soviéticos en los campos de batalla y la actitud de colaboración con sus aliados y ex enemigos, de lo que fueron expresión el Plan Marshall y la asistencia de la Unión Soviética a los países de Europa Oriental, China, Corea y Mongolia dio cohesión a los dos grandes sistemas mundiales. 

A la solidaridad económica, ambas partes sumaron las exigencias en materia de defensa y seguridad, derivadas de las circunstancias de la Guerra Fría, que requirió el rearme y la formación de grandes ejércitos europeos y asiáticos, y sobre todo, “el paraguas nuclear”, lo cual conllevó a enormes gastos, particularmente onerosos para la Unión Soviética, obligada a sacrificar metas asociadas a su desarrollo nacional.

Para Estados Unidos la II Guerra Mundial fue como una “edad de oro”. Al prestigio derivado de sus éxitos económicos, su liberalismo y su trato a la emigración, se sumó la prosperidad de la posguerra. En esos procesos consolidó su liderazgo en occidente que se amplió al sumar al coro a Japón, Corea del Sur, Taiwán, Israel e Irán. Con la OTAN Europa cedió su independencia militar a cambio de la protección por Estados Unidos. A Washington le encantó la fórmula. Lo mismo ocurrió con la Unión Soviética y sus satélites.   

Como parte de una dinámica desplegada en la guerra y la posguerra, intensificada después del colapso soviético y el restablecimiento del capitalismo en Rusia, los países ex socialistas y ex soviéticos y un creciente número de estados emergentes; a lo cual se sumó China, a la vez cliente y proveedor de Estados Unidos, se concretó un proceso de globalización de alcance planetario.

Favorecido por numerosos acuerdos, tratados de libre comercio, compromisos diversos, el funcionamiento de la Unión Europea, la  Organización Mundial de Comercio y por el desarrollo de nuevas tecnologías y los avances en las facilidades de transporte, se reforzó el complejo tejido de la economía global de lo cual, Estados Unidos, mayor economía mundial, es un elemento clave.

En esa dinámica comenzaron a esbozarse nuevos esquemas de liderazgo  mundial compartido, a lo cual, sorteando avatares como las guerras contra el terrorismo, las administraciones norteamericanas fueron adaptándose para, además de extraer ventajas económicas y políticas, ejercer un protagonismo en la solución de los problemas globales, empeño en el cual la contradictoria administración de Barack Obama mostró cierto virtuosismo.

El nuevo presidente, Donald Trump ha expresado puntos de vistas diferentes y variables, adoptando decisiones difíciles de comprender. Entre  ellas figuran la cancelación del Tratado Transpacífico, la crítica al TLCAN o NAFTA y más recientemente la retirada del Acuerdo de Paris sobre Cambio Climático, todas de enorme consecuencias y pronóstico reservado.

Estados Unidos puede separarse del mundo que había contribuido a construir, retar a Europa, desafiar a China y Japón o colisionar con Rusia, lo que no puede hacer es pretender que continúen apreciándolo como a un aliado y acatándolo como a un líder.

Existe el riesgo que en lugar de descubrir un nuevo camino, los Estados Unidos se internen en un ramal ciego o avancen por una vía que no conduce a ninguna parte. Ojalá sepan lo que hacen. Allá nos vemos.

La Habana, 06 de junio de 2017

El presente artículo fue originalmente publicado en el diario Por Esto


El referéndum soberanista en Cataluña se celebrará el próximo 1 de octubre

RT  -   9 jun 2017 13:42 GMT

Los catalanes podrán contestar a la pregunta "¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de república?"

El dia 1 d'octubre les catalanes i els catalans decidirem amb llibertat i democràticament el nostre futur. És l'hora de votar!  Carme Forcadell ‏ @ForcadellCarme


El domingo día 1 de octubre se celebrará el referéndum soberanista en Cataluña, con la pregunta "¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de república?". Así lo ha comunicado el president Carles Puigdemont tras celebrar este viernes un consejo ejecutivo extraordinario de su Govern, que no tenía otro fin que el de establecer definitivamente la fecha y la pregunta del referéndum sobre la independencia, atendiendo así las recientes exigencias de los soberanistas.

En una comparecencia frente a los medios de comunicación, en compañía del vicepresidente del ejecutivo catalán, Oriol Junqueras, de la presidenta del parlamento catalán, Carme Forcadell, de los 61 diputados de Junts pel Sí y representantes de la CUP -que conforman la mayoría independentista en el Parlament- Puigdemont lamentó y criticó la falta de diálogo con el gobierno español, y dejó claro que "la respuesta obtenida en el referéndum será un mandato que este gobierno se compromete a aplicar".

El anuncio se produce después de la rotunda negativa de Rajoy y su gobierno a negociar cualquier iniciativa relacionada con la celebración del referéndum, y de que el partido Catalunya en Comú se desmarcara de esta consulta independentista unilateral.

Es España prevalece a día de hoy un desacuerdo fundamental entre el gobierno central y la Generalitat, acerca de la legalidad de esta iniciativa.