lunes, 19 de junio de 2017

Rusia cancela la cooperación con EE.UU. dirigida a prevenir incidentes aéreos en Siria

RT  -   19 jun 2017 12:36 GMT

"Cualquier avión o dron que sea registrado en las áreas de operaciones de la Fuerza rusa en Siria será seguido por los aparatos de defensa antiaérea rusa como objetivo aéreo", ha declarado el Ministerio de Defensa de Rusia.

Rusia ha cancelado la cooperación con EE.UU. acordada en el memorando de seguridad en Siria por el derribo del caza Su-22 de la Fuerza Aérea siria el domingo, según ha declarado este lunes el Ministerio de Defensa de Rusia.

"A partir de este 19 de junio, el Ministerio de Defensa de Rusia acaba la cooperación con la parte estadounidense en el marco del Memorando sobre prevención de incidentes y provisión de seguridad de los vuelos de la aviación durante las operaciones en Siria", según reza el comunicado oficial del Ministerio ruso. 
Además, el Ministerio ruso "exige una investigación minuciosa por parte del mando estadounidense y una provisión de sus resultados y de las medidas tomadas al respecto".

"Las acciones de combate de la aviación de EE.UU. contra las fuerzas armadas legítimas de un país miembro de la ONU se realizan bajo el encubrimiento de su lucha contra el terrorismo y son la infracción más brutal del derecho internacional"
El Ministerio de Defensa de Rusia

Según el documento, "en las áreas de operaciones de la fuerza rusa en Siria, cualquier objeto aéreo, incluidos aviones y drones de la coalición internacional, que se detecte al oeste del río Éufrates" será seguido por los aparatos de defensa antiaérea rusa "como objetivos aéreos".

"Infracción cínica de la soberanía

El Ministerio ruso ha calificado la eliminación del avión de la Fuerza Aérea siria por parte de aviones estadounidenses en espacio aéreo del país árabe de "infracción cínica de su soberanía".

Moscú ha destacado que las acciones de combate de la aviación de EE.UU. "contra las fuerzas armadas legítimas de un país miembro de la ONU" se realizan "bajo el encubrimiento de su lucha contra el terrorismo" y son "la infracción más brutal del derecho internacional". Además, se trata de una "agresión militar" dirigida a Siria.

"Ayuda a los terroristas"

Poco antes, Rusia ha condenado el derribo del avión de la Fuerza Aérea siria por parte de la coalición internacional liderada por EE.UU. ocurrido el pasado 18 de junio al sur de la ciudad de Raqa. Moscú ha prevenido a Washington sobre la repetición del uso de acciones de fuerza contra el Ejército gubernamental sirio, según ha declarado este lunes el viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov.

"El derribo del caza sirio debe ser considerado como la continuación de la línea estadounidense de esquivar las normas del derecho internacional", ha aseverado Riabkov. "¿Qué es, si no es un acto de agresión?", se ha preguntado el viceministro ruso, destacando que se trata además de "una ayuda a los terroristas contra quienes está luchando EE.UU. mientras declaran que llevan a cabo una política antiterrorista".


SIN ESTADOS UNIDOS SE PUEDE

Jorge Gómez Barata

Nunca tuve demasiadas expectativas respecto a la presentación del presidente Donald Trump. Era obvio que no sería para bien. Me interesan mucho más los pronunciamientos de los dirigentes cubanos, principalmente los que provienen de los operadores de la economía y del presidente Raúl Castro que marcan las pautas de las políticas internas.

Si bien la distensión y los progresos en la normalización de las relaciones con Estados Unidos, en la medida en que aflojan el bloqueo, favorecen los procesos internos de Cuba, principalmente los de naturaleza económica, la dinámica política y social en la Isla no depende de las relaciones con Estados Unidos.

El perfeccionamiento de la sociedad cubana con punto de partida en las reformas del modelo económico, es endógeno y aunque funcionalmente la economía cubana ha sido influida por el bloqueo estadounidenses, sus estructuras no dependen de la asociación con los Estados Unidos y los pasos que se dan en su evolución, obedecen a necesidades y conclusiones propias, previas al inicio de las gestiones que condujeron a los avances en las relaciones bilaterales.

El bloqueo estadounidense, sostenido por más de medio siglo, ha tenido consecuencias devastadoras sobre la economía cubana, especialmente en los últimos 25 años cuando la isla se vio privada de la complementación y la asistencia soviética y afrontó una crisis económica como ningún otro país del hemisferio.

En ese momento se hizo evidente que, privado de los apoyos externos, el modelo económico basado en la economía estatal pura, y en la centralización y verticalidad total, no resultaba viable y en las condiciones y las dimensiones de la economía nacional, existían espacios que podían ser llenados por la inversión extranjera y la actividad económica privada.

Entonces se autorizó el trabajo por cuenta propia que ahora evoluciona hacia la formación de pequeñas y medianas empresas privadas y cooperativas que pueden constituir un dinámico sector no estatal.

Al encuentro de esos procesos, a mi juicio manejados con excesiva cautela, vino la correcta apreciación del presidente Barack Obama acerca del fracaso de las políticas de bloqueo, aislamiento y agresión practicadas por las administraciones estadounidenses desde 1959, lo cual conllevó a algunas medidas que promovieron ambientes propicios, constatados por el presidente, el Secretario de Estado, así como por decenas de funcionarios y expertos estadounidense de alto rango que han visitado la Isla.

No obstante su ridícula e indecorosa exhibición de poder, el presidente Donald Trump puede estorbar ciertos procesos, aunque no cancelar la tendencia a la normalización de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y, menos aún, paralizar los procesos de perfeccionamiento y desarrollo de la economía cubana que, pese a sus enormes dificultades, posee su propia dinámica, puede encontrar caminos y opciones y se alimentan de sus propios éxitos.    

La respuesta del gobierno cubano a la burda agresión, no sólo hace honor a la palabra empeñada y deja abierta todas las puertas para negociar, incluso con esta administración, sino que alienta los movimientos internos. Tengo la certeza de que, en lugar de paralizar el perfeccionamiento en curso, la nueva y agresiva política anunciada por Trump, lo estimulará y como otras veces, los cubanos lograran cambiar el signo de ciertos acontecimientos para, incluso, convertir reveces en victorias.

No comerciar con Estados Unidos es un obstáculo, pero no depender de ellos es una conquista. Con relaciones más o menos normales, Cuba podía avanzar de modo más sosegado y quizás más rápido, pero sin ellos, también puede hacerlo. Allá nos vemos.

La Habana, 19 de junio de 2017

El presente artículo fue originalmente en el diario Por Esto. Al reproducirlo favor indicar la fuente.


EL HOMBRE MEDIOCRE EN MIAMI

Por Pedro Martínez Pírez

Algunos cubanos con los cuales he podido conversar después del show mediático escenificado el pasado viernes en Miami por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, coinciden en que al inquilino de la Casa Blanca “el tiro le saldrá por la culata”, según reza un viejo refrán muy conocido en el archipiélago cubano.

En primer lugar porque Cuba ha demostrado desde el triunfo de la Revolución el primero de enero de 1959 que es un hueso muy duro de roer para su vecino imperialista, el cual ha desarrollado a lo largo de casi seis décadas de administraciones tanto demócratas como republicanas un amplio arsenal de agresiones sin lograr su objetivo de recolonizar a la Mayor de las Antillas.

Las groseras amenazas y mentiras de Trump, que fueron transmitidas en vivo por la televisión cubana para conocimiento de toda la ciudadanía, no han quitado el sueño a una población acostumbrada a la prepotencia del vecino del Norte, y más bien le han permitido recordar al prócer de la independencia José Martí, quien vivió en los Estados Unidos y le conoció las entrañas al monstruo imperialista.

Otros, al asociar el ataque anticubano de Trump con su política injerencista hacia Venezuela, han recordado al Libertador Simón Bolívar quien dejó para la historia un razonamiento clave: los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar de miserias a la América en nombre de la libertad.

Y los simpatizantes del Ché Guevara, que son muchos en Cuba, han recordado la advertencia del guerrillero cuando advirtió, señalando la dimensión con los dedos de su mano,  que “al imperialismo, ni un tantito así”.

Para algunos este discurso provocador de Trump, en las entrañas de la contrarrevolución anticubana en Miami, no le servirá para reafirmarse como presidente de los Estados Unidos, sino más bien para mostrar ante la opinión pública nacional e internacional una nueva fisura en el actuar prepotente pero errático de un gobernante cuya soberbia y miopía política lo colocarán un día en el sitial que corresponde a los hombres mediocres de los que nos habló el sociólogo argentino José Ingenieros.

La Habana, 19 de junio de 2017


Cuba rechaza totalmente las nuevas medidas anunciadas por Trump

Editado por Pedro Manuel Otero

La Habana, 19 jun, (RHC).- El canciller cubano Bruno Rodríguez, calificó en Viena de antidemocráticas las medidas anunciadas el viernes por el presidente Donald Trump con respecto a Cuba.

En una conferencia de prensa realizada este lunes en la capital austríaca, añadió que el fortalecimiento del bloqueo estadounidense contra la isla es un retroceso en las relaciones bilaterales y una afrente al pueblo cubano, que --reiteró-- no hará concesiones, ni cambiará el rumbo socialista de su sistema político. En ese sentido advirtió que Cuba continuará denunciando ante la comunidad internacional el criminal bloqueo, que en más de medio siglo no ha logrado doblegar a la Revolución Cubana.

Dijo el canciller que Cuba está dispuesta a seguir negociando con Estados Unidos los asuntos pendientes de la agenda  bilateral,  sobre la base de la igualdad y el absoluto respecto a nuestra soberanía. Pero --dijo--  no permitirá intromisión alguna en su soberanía e independencia. No aceptaremos condicionamientos, como no lo hemos  hecho NUNCA,  apuntó.

En sus palabras, Rodríguez denunció lo que calificó de  "descaro" del presidente de EE.UU, Donald Trump, al rodearse de "terroristas"  en Miami para anunciar el endurecimiento de la política de su país hacia Cuba, en un "grotesco espectáculo salido de la Guerra Fría". Fue indignante ver a ese público anexionista y plattista.

"Protesto ante el Gobierno de Estados Unidos por este descaro y lo emplazo a confirmar o desmentir si estos terroristas que he mencionado estuvieron al lado o no del presidente Trump".

Seguidamente expresó que Trump, otra vez mal asesorado,  toma medidas que sólo beneficia a una minoría en Miami y unos pocos políticos.  Habla de Derechos Humanos y cercena el derecho de los norteamericanos a viajar a Cuba, recordó el canciller cubano.

La política del presidente Trump es un retroceso en todo lo que se venía avanzando entre ambos países', afirmó Rodríguez , quien consideró que las medidas 'tendrán un impacto en las relaciones no solo de Estados Unidos con Cuba, sino con el resto de Latinoamérica'.

El pasado viernes, Trump anunció que restringirá los viajes a la isla de los ciudadanos estadounidenses y prohibirá a las compañías de Estados Unidos hacer negocios con empresas en manos de las Fuerzas Armadas.

El jefe de la diplomacia cubana señaló que esperaremos a que Estados Unidos publique las nuevas regulaciones para que el Gobierno cubano tome sus propias medidas.

Consideró que la política de deshielo impulsada por Barack Obama demostró que ambos países 'pueden cooperar y convivir civilizadamente'.

Los cambios que sean necesarios en Cuba los decidirá soberanamente el pueblo cubano, como siempre lo ha hecho. No pediremos a nadie opinión ni permiso, recalcó.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba se reunió  en Viena con representantes de la solidaridad austriaca y con cubanos residentes en esa nación europea, como parte de una visita de trabajo iniciada la víspera.

En el encuentro estuvieron presentes integrantes de la Asociación de Amistad Austria-Cuba 'OKG', y de la Asociación de Cubanos Residentes en Austria "Cuba Va"