viernes, 4 de agosto de 2017

SE INSTALA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE EN VENEZUELA



Cuba: ALGUNOS DESAFIOS DE SU DESARROLLO CIENTIFICO

Por Dr. C. Esteban Morales Domínguez

CESEU
Universidad de La Habana

Las ciencias sociales y humanísticas cubanas, arrastran ciertos desafíos que no son exclusivamente nuestros, y otros, que sí parecen tener sello de ciudadanía. Algunos de esos retos tienen que ver con asuntos tales como: las relaciones entre política y ciencias sociales; las ciencias sociales y la cultura política, la coyuntura y el largo plazo en el análisis de las ciencias sociales. A esos asuntos nos referiremos en otros trabajos, en éste abordaremos lo relativo al vínculo entre las ciencias sociales y las ciencias naturales, especialmente con las   matemáticas. Así como también dedicaremos algún espacio al enfoque científico de la educación superior.

Cuántos de los que ejercen su actividad en el campo de las ciencias sociales y humanísticas, lo han seleccionado huyéndole a las llamadas ciencias naturales y exactas, en particular a las Matemáticas. Si se trata de un profesor, trasmitirá esta herencia a sus alumnos, con la consiguiente reproducción en los mismos de la separación entre las ciencias y de otros prejuicios que nos aquejan. No poco de lo que hoy sufrimos, viene de esos orígenes, así como también de considerar a las ciencias naturales y exactas, erróneamente, como las ciencias “duras”, por lo que el resto serían entonces las “blandas “.

Resulta del todo imposible hacer esa clasificación, nada científica y bastante peyorativa, por cierto. Pero no creo necesario emplear tiempo introduciéndonos a fondo en una polémica sobre la validez o no de esta clasificación, aunque creemos que no es válida.

Sin embargo, de lo que sí estamos seguros, es de qué ciencias como la Historia, la Economía Política, la Sicología o la Sociología, para sólo mencionar algunas de las más representativas y básicas, son más difíciles que algunas de las ciencias naturales y exactas. Habiendo sustanciosa razón para decir esto.

Entre otras importantes razones, porque se trata de ciencias más jóvenes, cuyo cuerpo de conocimientos se estructuró hace apenas 300 años; por no disponer éstas de un laboratorio construible de manera artificial, que les permita comprobar a escalas menores sus experimentos; por tener un gran vínculo con los problemas relativos a la conciencia y la subjetividad, así como  un vínculo  muy estrecho con la política,   y por exigir de una acumulación de conocimientos, investigaciones y comprobaciones múltiples, antes de producir un resultado que sea aceptable científicamente y pueda tener utilidad social.

Por el contrario, las ciencias naturales y exactas trabajan directamente con la realidad objetiva. Aunque ésta pueda no ser apreciable a simple vista. Es posible con relativa facilidad dentro de un laboratorio, reproducir a escala sus actividades y recopilar una información que les permita adelantar los posibles resultados de sus experimentos, antes de que éstos sean llevados a escalas mayores. Es por eso que estas ciencias reciben el calificativo de exactas. Su capacidad de pronosticar los resultados a obtener en sus investigaciones es muy alta, algo muy diferente a lo que ocurre con las ciencias sociales.

No quiere decir lo anterior, que las ciencias sociales y humanísticas, no puedan también construir sus laboratorios (planes pilotos) pero se trataría de una muestra o segmento de la realidad misma y ello resulta mucho más complejo. Por lo que no es posible continuar profundizando en el limitado espacio con que ahora contamos.

La responsabilidad exigida por ambos campos de la ciencia es igual de grande, pero la connotación de sus posibles errores, es muy diferente. No hay dudas de que, si a un ingeniero se le cae un puente o a un físico nuclear le falla un experimento, se podrían producir pérdidas, incluso humanas, irreparables.  Sin embargo, si un científico social comete errores al asesorar una política, sus consecuencias negativas no serían tal vez inmediatas ni tan evidentes, aunque si es probable que pueda sentirse sus consecuencias por un periodo de tiempo mucho más prolongado.

La ciencia en su desarrollo impone retos nuevos de manera continua. Tanto al campo de las ciencias como totalidad como a la sociedad.

Ahora, el desarrollo de la llamada Nanotecnología, nos permite conocer que no es lo mismo observar en el macro que al micro mundo. Ahora sabemos que un componente cualquiera de la “Tabla de Mendeléiev”, puede variar sus propiedades, según se le estudie en la medida macro o en la nano. Lo cual es un descubrimiento que tiende ya a revolucionar la ciencia, pero que también resulta un reto importante a enfrentar, no solo científica, sino también socialmente. Sobre todo, si tomamos en consideración lo que eso representa, entre otros potenciales impactos, para los productores de materias primas de origen natural.

Una de las manifestaciones de las diferencias en los distintos campos de la ciencia, es que, por ejemplo, un físico con un descubrimiento importante, puede obtener el grado de doctor a los 25 años; sin embargo, a un científico social ello le resulta prácticamente imposible.

Tal situación no puede ser equilibrada solo a partir de la capacidad individual, sino que tendrá que ser resuelta tomando como base el desarrollo de las propias ciencias sociales, sus instrumentos de análisis y la velocidad a la que viaja la información; aspecto en el cual, con el desarrollo de la informática, se ha avanzado considerablemente. Todas las ciencias han logrado avanzar mucho en el campo de la obtención y procesamiento de la información, pero para las ciencias sociales y humanísticas, dado el carácter de su objeto de estudio, las ciencias   informáticas, han significado una verdadera revolución en sus posibilidades. Sin que podamos decir aun, que hayamos alcanzado el potencial de aprovechamiento que estas ciencias posibilitan.

Por otra parte, nuestras ciencias sociales enfrentan también el reto de prestar mucho más atención a sus cuerpos científicos básicos, como la historia y la economía política, entre otras, tomando ejemplo de   las ciencias naturales y exactas, que tienen una interconexión mucho mayor con sus ciencias básicas; las matemáticas, la física, la química y la biología. No existe entre estas últimas y el resto de las ciencias naturales y exactas, la desconexión con que frecuentemente nos tropezamos dentro de las ciencias sociales y humanísticas, con sus ciencias básicas, a pesar de que en éstas el tratamiento holístico, multidisciplinario e interdisciplinario y transdisciplinario resulta más necesario y hasta se podría decir que es ineludible.

Es más fácil encontrar entre nosotros a un “científico social” que desconozca la Economía Política, e incluso sienta temor de acercarse al contenido de esta ciencia, que a  un “científico natural” que soslaye a las matemáticas u otras de su campo básico. Al parecer, esto tiene que ver con que un científico natural no puede sobrevivir, por ejemplo, sin las Matemáticas; mientras que un científico social cree que puede arreglárselas sin la Economía Política.

Quiere decir, que hay una mayor conciencia de la conexión que existe entre ciencias básicas y el resto de las ciencias en el campo de las ciencias naturales y exactas, que la que existe en el de las ciencias sociales y humanísticas. Lo cual representa un reto de consideración estratégica, porque descuidar a las ciencias básicas, es como descuidar la piedra angular del edificio de las ciencias y más que ello, su necesaria retroalimentación con los procesos dialécticos de integración y desintegración del conocimiento científico, la producción y aplicación de la ciencia.

Dice el filósofo ruso A.  Meliujin, que la ciencia avanza vertical y horizontalmente en un proceso dialéctico indetenible. No es posible entonces, avanzar en el conocimiento científico, si no es retroalimentando continuamente los campos básicos de la ciencia, las que a su vez reaccionarán produciendo nuevos conocimientos fundamentales. Además, porque estos campos básicos o llamadas ciencias básicas, constituyen la piedra angular de la formación científica de aquellos que después, al arribar a las universidades y los centros de investigación, se dedicaran al trabajo científico. Siendo aquí entonces donde broten las deficiencias en la formación básica, evitando avanzar en el campo concreto de investigación seleccionado.

Salta a la vista, por lo tanto, la importancia de la correlación entre investigaciones fundamentales y aplicadas. Cosa ésta que comprenden muy bien los científicos de las ciencias naturales y exactas, pero aun insuficientemente los de las ciencias sociales y humanísticas.

 Esta comprensión se complica aún más, debido a que hasta hace poco tiempo, se cometían con frecuencia,  en  nuestra  política científica,  dos errores básicos:  realizar en el campo de las Ciencias Sociales y Humanísticas, solo investigaciones aplicadas,  o en ocasiones, poner a estas últimas solo   como simples  complementos  de las investigaciones a realizar en  otros campos de la ciencia;  ignorando que en las ciencias  sociales y humanísticas, también se hace indispensable  una adecuada correlación entre las investigaciones fundamentales y las aplicadas. Y que las ciencias sociales y humanísticas, pueden complementar los resultados obtenidos por otras ciencias, solo si ellas mismas participan, desde el principio,  en la concepción y planeamiento  de las investigaciones. Por lo contrario, tiene las ciencias sociales y humanísticas tanta personalidad como las otras ciencias, para concebir y desarrollar sus propias investigaciones, básicas o aplicadas.

Un aspecto específico dentro del cual se pone de manifiesto con especial agudeza  los fenómenos arriba mencionados, es en el de las insuficientes  relaciones  existentes aun entre las ciencias matemáticas y las ciencias sociales y humanísticas;  lo que es una de las razones por las cuales , por ejemplo, la modelación política , la lingüística matemática  y otras disciplinas, en las que las ciencias sociales y humanísticas utilizan  hace ya mucho tiempo a las ciencias matemáticas, presentan tan poco desarrollo en nuestro país.

Ello tiene no poca relación, con los prejuicios que se desarrollaron en los ex países socialistas, la URSS en particular, donde las aplicaciones matemáticas a las ciencias sociales, durante mucho tiempo, no gozaron de simpatía; particularmente, la Modelación Económico-Matemática, que se consideraba un mero intento por introducir el análisis marginal burgués  neoclásico en el campo de la economía. Similar prejuicio existía con la Sociología, que fue considerada durante mucho tiempo, como   una simple respuesta al materialismo histórico.  Estas situaciones, por suerte, ya han sido superadas en nuestro país, pues trajeron como resultado, entre otros, un modo de abordar los problemas sociales en Cuba, a partir de modelos de análisis del llamado Comunismo Científico, con muy poca o ninguna relación con nuestras realidades concretas. 

No puede olvidarse que el socialismo es concreto, por lo que no admite el traslado de modelos analíticos, que nada tienen que ver con la sociedad específica que se desea construir en nuestro país. Por otra parte, durante mucho tiempo en Cuba, no fuimos partidarios de investigar fenómenos de nuestra   realidad que, según criterios prevalecientes, no tenían cabida en nuestra sociedad,  tales como: prostitución, racismo, etc. La crisis económica de finales de los ochenta y principios de los años noventa, contribuyó mucho a esclarecer estos criterios.

De modo que las Ciencias Matemática, en particular, tienen hoy en Cuba una amplia utilización, pero   sólo en ciencias como la Economía, la Sociología, la Psicología la Demografía y la Geografía, entre otras.  Mientras que, en la Historia, las Ciencias Jurídicas, la Filosofía y las Relaciones Políticas Internacionales, apenas se aplican.

Entonces, se hace necesario, por lo tanto, valorar el desarrollo de las ciencias sociales y humanísticas hoy en Cuba, no sólo por sus resultados, sino también por el desarrollo de sus capacidades para apropiarse de los adelantos científico-técnicos que se hayan obtenido en otros campos de la ciencia, poniéndolos al servicio de la investigación de la sociedad cubana. En particular también, por su capacidad para utilizar a las Ciencias Matemáticas como instrumentos de prolongación de las capacidades analíticas de las ciencias sociales y humanísticas. En este campo es mucho lo que debemos aprender aún de las llamadas ciencias sociales burguesas, amén del carácter a veces un poco árido y superficial que adoptan en las mismas sus aplicaciones matemáticas.

Ese criterio que tienen los físicos --aunque no son los únicos-- de que todos los análisis deben terminar en un número, en una cantidad, puede ser muy válido para esa ciencia, e incluso, para el resto de las ciencias naturales y exactas, pero no necesariamente para las ciencias sociales y humanísticas, en las que las matemáticas, presentan todavía un muy limitado campo de aplicación, al menos en nuestro país.

Decía ese genio mundial, que respondía al nombre de Albert Einstein, que,  “... no todo lo que cuenta puede ser cuantificado, ni todo lo cuantificable cuenta...”;  aunque  es cierto que la cantidad es lo que cuestiona y transforma  la calidad, trocándola a veces en su contrario  y por eso la cuantificación es  tan importante. Pero, sin embargo, ello no quiere decir, que esa sola (cuantificar) sea la función de las Matemáticas, ya que ellas no tienen que ver sólo con la cantidad y pueden jugar un papel fundamental como instrumento de análisis de las ciencias sociales y humanísticas. Las ciencias matemáticas ofrecen una capacidad analógica, que no puede ser despreciada por las ciencias sociales y humanísticas.

No  basta con  utilizar a las Matemáticas  como simples  “pinceles”  de  pura ilustración cuantitativa, sino que, sobre la base del conocimiento a fondo del objeto de investigación  y con una formación matemática  adecuada, le es posible al investigador detectar aquellos  algoritmos, conexiones, isomorfismos e interrelaciones,  biunívocas o no, dentro del objeto de estudio, que le permiten determinar en qué  momentos o planos  del análisis esta ciencia puede desempeñar un papel importante como instrumento de prolongación de las capacidades analíticas de las ciencias sociales y humanísticas.

La abstracción es y será aún, el método por excelencia de las ciencias sociales y humanísticas, pero auxiliándose de las Matemáticas, es posible descubrir conexiones dentro de los fenómenos estudiados, que nos pueden aportar mucho para lograr resultados, que solo un análisis cualitativo puro no aportaría. Se trata de la relación entre lo cuantitativo y lo cualitativo, que se expresa aquí con particular fuerza.

El comportamiento de la relación entre cantidad y calidad, en las ciencias sociales y humanísticas, está determinado por el campo específico de su aplicación. El potencial cuantitativo no absolutizado del análisis deviene en un instrumento que sirve para descubrir nuevas cualidades. Se trata de la ley de la transformación de la cantidad en calidad y viceversa, o llamada ley de los cambios cualitativos y cuantitativos.

Las propias leyes matemáticas toman sus expresiones particulares en el campo de las ciencias sociales y humanísticas. Ningún instrumento lo es por sí mismo, sino por el campo de su aplicación; es el campo concreto de aplicación, lo que hace del instrumento lo que es, y así se comportan las Matemáticas dentro de las ciencias sociales y humanísticas.

No hace mucho discutíamos con los físicos en nuestra Universidad sobre estos problemas y se ponía de manifiesto la limitación, de que para ellos el análisis matemático significa que todo debe terminar en una cantidad, en un número.

Algunos matemáticos y físicos, con los que hemos hablado, comprenden esto bien, pero otros tienden a pensar que las leyes matemáticas y sus principios, por ser “simplemente” universales, no pueden sufrir ninguna modificación en sus formas de expresión. Es cierto que se trata de principios universales, pero esa universalidad es sumamente compleja, teniendo variados campos específicos de manifestación. Pero, además, porque dialécticamente la cantidad se niega reafirmándose y se reafirma negándose, pues el universo es uno, pero extraordinariamente   diverso al mismo tiempo.

En cuanto a la morfología, las ciencias matemáticas, cuando son aplicadas a otros campos del conocimiento tan diferente al de las ciencias naturales y exactas, como lo son los del campo de las ciencias sociales y humanísticas, estas  producen fenómenos, formas de manifestación de sus leyes y de sus principios generales, que en el campo de las ciencias naturales y exactas, a veces,  no tendrían sentido. Pues se trata de formas de expresión, cuyo significado solo podría hallárselo un científico del campo concreto de investigación en que están siendo aplicadas.

No es algo posible de discutir a fondo, en el breve espacio de este artículo, pero  defendemos la tesis, de que las ciencias sociales y humanísticas en Cuba, tienen mucho que decir aún  en el campo de la aplicación de las  Ciencias Matemáticas a sus objetos de investigación;  que van, desde el hecho que las relaciones económicas no están situadas exclusivamente en el primer cuadrante del eje de coordenadas, hasta el que una variable --dependiente e independiente al mismo tiempo-- puede reaccionar sobre sí misma, lo que  visto  de manera puramente matemática  podría parecer un absurdo, pero que, por ejemplo, en el campo de la Modelación Política, tendría  total sentido.

Pueden surgir  aportes a las propias Ciencias  Matemáticas, cuando éstas son aplicadas a los fenómenos sociales. Lo cual no hace sino poner de manifiesto, que en definitiva, la ciencia es una sola --y diversa  al  mismo tiempo--, por cuanto todo el resultado de   la ciencia  va a dar al mismo lugar; el hombre, su entorno natural y social  y el campo de su subjetividad, reafirmando  que si el universo es uno solo, la ciencia también lo es;  pues las ciencias particulares y sus múltiples interpenetraciones, no son más que planos del conocimiento de la realidad y de la subjetividad que siempre le acompañan.

Son muchos los retos que aún enfrentamos, pero con lo dicho hasta aquí, creo   que se hace necesario reaccionar sobre los currículos de nuestros procesos de formación académica, para comenzar a resolverlos.

Por último, existe un asunto al cual deberemos prestar atención detenida. Se trata de la formación universitaria, la que no puede ser enfocada, prioritariamente, sobre la base de una formación para el empleo, sino de una formación educacional para la ciencia. Es la ciencia la que debe ser el centro de la formación educacional y no el empleo. Siendo lo único que nos salvaría de estar siempre en condiciones de responder a una dinámica, donde la técnica, cambiando continuamente, nos exige estar siempre preparados para asimilar continuamente la dinámica del desarrollo tecnológico.

La Habana, Julio 17 del 2017


¿Por qué Lenín Moreno retira de sus funciones a Jorge Glas?

Tanto Lenín Moreno (d) como Jorge Glas (i) fueron electos en los últimos comicios como presidente y vicepresidente del país, respectivamente. | Foto: EFE

Telesur  -   4 agosto 2017

Luego del anuncio de Moreno sobre la suspensión de las funciones asignadas a Glas, este se pronunció contra la medida.

El presidente ecuatoriano Lenín Moreno anunció este jueves la suspensión de las funciones asignadas al vicepresidente Jorge Glas, a través del Decreto Ejecutivo Nº 100.

Mediante un comunicado, el mandatario retiró a Glas de la integración y encargo de la articulación del Consejo Sectorial de la Producción. Además, lo aparta del Consejo Consultivo, Productivo y Tributario, así como de la integración y presidencia del Comité para la Reconstrucción y Reactivación Productiva y del Empleo en las zonas afectadas por el terremoto del 16 de abril de 2016. También dejará de presidir la Junta de Regulación de la Ley Orgánica de Regulación y Control del Poder de Mercado.

Sobre la decisión tomada, el vicepresidente reiteró su compromiso de no renunciar al cargo al que fue investido el 24 de mayo junto a Moreno

¿Por qué se produjo este distanciamiento?

La tensión entre Moreno y Glas se agudizó a partir de este viernes cuando el presidente dio a conocer, a través de una alocución pública, los datos de la deuda pública ecuatoriana, en la que confirmó que el país se encontraba en una delicada situación económica.

Glas cuestionó las cifras económicas que presentó Moreno y el diálogo que ha mantenido el mandatario con sectores de la oposición.

En este sentido, Moreno aseguró que el funcionario electo como su compañero de fórmula en las pasadas elecciones "no entendió" el compromiso de la Revolución Ciudadana que "implica servir a la patria en unidad de esfuerzos".

Asimismo, la acusación de la oposición hacia Glas por presunta oposición ha tenido influencia en la ruptura de relaciones.  En las últimas semanas, el vicepresidente ha comparecido ante la Fiscalía para rendir su versión voluntaria por este motivo, situación ante la que Moreno ha evitado pronunciarse

¿Que ocurrirá luego de esta decisión de Moreno?

Con el decreto emitido por el mandatario, Glas pasa a ser una figura que no tiene delegaciones, pero continúa en el cargo de vicepresidente de la República.

En este sentido, el funcionario aseguró en una entrevista radial, que "nunca" renunciaría a la vicepresidencia y que si el presidente le quita las funciones "me pondré a trabajar con la ciudadanía".

La Constitución de Ecuador determina que el vicepresidente tiene que cumplir las funciones que le asigne el jefe de Estado. No obstante, el mandatario no puede destituir al vicepresidente porque es un cargo de elección popular.

Ambos políticos han formado parte del proceso evolutivo de la Revolución Ciudadana. Moreno fue vicepresidente en el primer mandato de Correa (2007-2013) y Glas, en el segundo (2013-2017).



Jorge Glas: Soy vicepresidente electo y terminaré mi mandato

Glas informó que se le negó el uso del avión presidencial y responsabilizó a Moreno de su seguridad. | Foto: @Vice_Ec

Telesur  -  3 agosto 2017

"Yo me debo a mi pueblo. Él está consciente que nos eligieron a ambos", aseveró Glas, quien calificó la acción de Moreno como retaliación por rechazar supuesto pacto con los Bucaram.

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, cuyas funciones fueron retiradas, aseveró este jueves que fue electo por el pueblo mediante los votos y terminará su mandato.

"¡Yo soy vicepresidente de la República electo por el pueblo y terminaré mi mandato!", exclamó Glas al final de una rueda de prensa con motivo al retiro de su funciones por parte del mandatario Lenín Moreno mediante un decreto.

"Indistintamente de que me han retirado funciones oficiales, sigo siendo el vicepresidente de todos los ecuatorianos, seguiré trabajando por la erradicación total de la pobreza", aseguró Glas y agregó que "con o sin funciones seguiré trabajando con el mismo entusiasmo, con la misma pasión".

Glas recordó que tanto él como el presidente Moreno fueron electos en los comicios de abril pasado, por el recalcó: "Yo me debo a mi pueblo. Él está consciente que nos eligieron a ambos".

Para el vicepresidente electo la acción de Moreno en su contra "es una clara retaliación política por actuar conforme a lo que me dicta mi consciencia", en referencia a sus críticas por los recientes pactos del mandatario ecuatoriano con los políticos de derecha Abdalá Bucaram Ortiz (que volvió el mes pasado al país tras 20 años de autoexilio) y su hijo Abdalá Bucaram Pulley.

El viernes pasado el presidente Moreno se dirigió a la nación y dio a conocer los datos de la deuda pública en Ecuador y aseguró que la situación financiera del país era "crítica", antes estas afirmaciones el exmandatario Rafael Correa y el vicepresidente Glas criticaron las declaraciones de Moreno en una carta pública, además fustigaron otras actuaciones del nuevo presidente que asumió el poder el 24 de mayo.

Moreno fue criticado por Correa y Glas por "repartir el país" como se hacía antes de la Revolución Ciudadana: "El caso más grave, aunque no el único, es el pacto con Bucaram, para que regrese al país y apoye al Gobierno, a cambio de la entrega de las empresas eléctricas. Esto es corrupción institucionalizada", criticó desde Bélgica, donde está residenciado. Aseveró que "a los Bucaram es claro que les han dado CNEL (Corporación Nacional de Electricidad)".

En un comunicado, Glas rechazó la supuesta entrega de cargos públicos a miembros del partido Fuerza Ecuador, de Abdalá Bucaram. “Yo no me puedo quedar callado, no puedo esperar más, aunque el presidente Lenín Moreno me lo haya pedido cuando expresé mi rechazo a los nombramientos de gente de los Bucaram en puestos clave del Gobierno. Lo reconoció y me pidió que espere, que ya lo iba a resolver, que le dé tiempo. Ya no hay tiempo. La patria no puede perder tiempo”, aseveró en el documento.

Luego de emitir el comunicado, el vicepresidente fue despojado de sus funciones oficiales, aunque no destituido debido a que fue electo democráticamente. 

En la rueda de prensa de este jueves, Glas informó que se le negó el uso del avión presidencial, por ello responsabilizó de su seguridad al presidente Moreno, a su secretario Eduardo Manga "y a las personas que por seguir órdenes me niegan el uso del transporte aéreo".

Pese a esta medida, el vicepresidente indicó: "Recorreré mi país en carro y seguiré trabajando".


La UE amplia las sanciones contra Rusia

RT  -  4 ago 2017 15:09 GMT

La Unión Europea ha ampliado la lista de sanciones contra Rusia, informa un comunicado en la página web del Consejo Europeo.

Francois Lenoir / Reuters

La Unión Europea ha añadido a la lista de sanciones antirrusas a tres ciudadanos rusos y tres entidades en relación con el supuesto suministro de turbinas Siemens a Crimea, según el comunicado.

Entre las personas sancionadas ahora figuran el viceministro de Energía de Rusia, Andréi Chérezov, el jefe de Departamento del Ministerio de Energía, Yevgeni Grabchak, y el director de la empresa Tejnopromexport, Serguéi Topor-Guilka.

Anteriormente se informó de que Alemania propuso a la UE ampliar las sanciones contra Rusia por el escándalo relacionado con las turbinas Siemens.

El mes pasado, la empresa alemana dijo que cuatro de sus turbinas de gas, diseñadas para un proyecto en la región rusa de Krasnodar, fueron entregadas ilegalmente a Crimea por un contratista ruso.

Las compañías occidentales no pueden realizar transacciones comerciales con Crimea debido a las sanciones antirrusas impuestas por la UE y EE.UU. después de que los habitantes de la península votaran a favor de la reunificación con Rusia en un referéndum hace tres años.


Epígrafe: Estados Unidos contra Rusia. Sanciones económicas bajo cualquier pretexto

Por Hedelberto López Blanch*

Foto Virgilio Ponce

Agosto 4, 2017 -  Martianos - Hermes - Cubainformación

Estados Unidos se ha convertido en una fábrica de sanciones y las aplica, bajo cualquier pretexto, con el objetivo de adueñarse o controlar yacimientos de petróleo, agua o minerales que le sean necesarios para tratar de recuperar la hegemonía económica mundial que ha perdido en los últimos años.

Los tiempos han ido cambiando y ya no es lo mismo lidiar con países que emergen con fuerza suficiente para contraponérsele como China, Rusia, Irán, o algunos miembros de asociaciones que luchan por mantener la independencia y soberanía de sus naciones en América Latina, África y Asia.

El pasado 27 de julio, el Senado de Estados Unidos ratificó con amplia mayoría, aprobada anteriormente en la Cámara Baja, la imposición de nuevas sanciones contra empresas y ciudadanos rusos, así como contra Irán y Corea del Norte.

El proyecto de ley fue enviado a la Oficina Oval y el presidente Donald Trump lo firmará para que entre en vigor.

En el caso de Rusia, las medidas van dirigidas contra su sector energético y financiero, personas que Washington considera sospechosas de lanzar ciberataques; empresas a las que acusa de proveer armas a Damasco, y a otros ciudadanos que culpa de interferir en las elecciones presidenciales del pasado año, sin que existan pruebas.

Washington intenta debilitar las exportaciones de petróleo y gas rusos, las que no solo afectarán a Moscú sino también a los países de la Unión Europea, que si desisten de obtener los hidrocarburos del gigante eurasiático, deberán pagar el doble por los envíos que lleguen de Estados Unidos y a la par encarecerá directamente los productos que se fabrican en la Unión, lo cual hará caer su competitividad. De esa forma, las mercancías norteamericanas serían menos costosas que las europeas.

Al convertir en Ley las sanciones que desde 2014 viene aplicando Washington contra Moscú, se limita el derecho del presidente a eliminarlas y para hacerlo, tendría que consultarlo y después sancionarlo el Congreso.

Además, aumenta las restricciones a terceros países para hacer negocios con empresas rusas, en particular en el sector energético, lo que preocupa a gobiernos europeos por la posibilidad de sufrir sanciones por financiar o participar en proyectos de gasoductos como el Turk Stream, hacia los países balcánicos e Italia y el Nord Stream 2, que de no concluirse afectaría a Alemania y Austria.

Rusia seguirá utilizando la red de tuberías instaladas en Ucrania, pagando a Kiev unos 2 000 millones de dólares por el tránsito y tanto ese país como la Unión Europea están interesados en que continúe.

Recordemos que desde marzo de 2014 Estados Unidos y la Unión Europea impusieron varios paquetes de medidas contra Moscú debido a que ésta no dejó arrebatarse la estratégica península de Crimea después de que Washington diseñó y ayudó a derrocar al gobierno ucraniano de Víctor Yanukovich y en su lugar instaló un régimen ultraderechista con el objetivo de cerrar el cerco fronterizo al gigante eurasiático, al que observa como un fuerte obstáculo, junto a China, para tratar de preservar un mundo unipolar.

La propuesta de adopción de nuevas medidas punitivas produjo inmediatamente críticas dentro de la Unión Europea ya que afectarían también a sus empresas y negocios. La Comisión Europea se mostró dispuesta a adoptar medidas si Washington amplía las restricciones contra Moscú "sin tener suficientemente en cuenta" las preocupaciones de la Unión.

El abanico de exigencias apunta a la imposición de sanciones a empresas de terceros países que inviertan en los sectores energético, minero, y ferroviario ruso. Directamente se afectaría el suministro de gas ruso y haría a las empresas de la UE susceptibles de enormes multas por parte de Estados Unidos.

El gobierno alemán que será una de las naciones más afectadas y cuya primera ministra Ángela Merker ya ha tenido encontronazos con Trump, declaró por medio de su cancillería y del Ministerio de Comercio, que no aceptarán algo que perturben la adquisición de petróleo y gas más barato y asequible para sus ciudadanos y que además, las medidas violan el derecho del Comercio Internacional.

Poderosas y acaudaladas empresas estadounidenses que producen en su país gas y petróleo de esquisto han derrochado esfuerzo y dinero para tratar de introducir esos productos en la Unión Europea, lo que podría salvar sus industrias, actualmente amenazadas por los bajos precios de los hidrocarburos.

En esta ocasión, al ser anunciada la decisión del Senado, el Kremlin respondió inmediatamente y comunicó a Washington que deberá reducir su personal diplomático en Rusia de 1 100 en la actualidad a 455, en correspondencia con el número de diplomáticos y miembros del personal técnico ruso que labora en Estados Unidos. Además, suspendió el uso a los estadounidenses de todas las instalaciones de almacenamiento en la calle Dorozhnaya y de una mansión en Serébrian y Bor.

Aunque Moscú no tomó decisiones económicas contra su contrincante, sí dejó abiertas las puertas para adoptar otras, si fueran necesarias.

Rusia en los últimos años ha forjado fuertes lazos comerciales con China, India, Irán, así como con países asiáticos y latinoamericanos, mientras su intercambio con Estados Unidos no es muy importante.

Washington debería recordar que en un mundo globalizado resulta muy difícil lanzar cercos económicos contra otros, máxime en el caso de Rusia que es una potencia agrícola, energética, científica y militar. Esperemos que la obsesión norteamericana de fabricar sanciones sea trasquilada.

* Periodista, escritor e investigador cubano, especialista en política internacional


Mensaje de Gabriela Rivadeneira Burbano de Movimiento País de Ecuador