jueves, 10 de agosto de 2017

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 11 DE AGOSTO DE 2017


Se avecina para los salvadoreños un acontecimiento de gran relevancia, y cuya conmemoración inicia este viernes con una peregrinación para celebrar los 100 años del natalicio del beato de la iglesia católica, Oscar Arnulfo Romero.

Los organizadores, encabezados por el cardenal salvadoreño, Gregorio Rosa Chávez, han detallado a inicios de semana, a través de una conferencia de prensa, que este 11 de agosto por la mañana temprano, parte desde la cripta de la Catedral Metropolitana, en la capital San Salvador, la peregrinación hacia Ciudad Barrios, cuna del arzobispo, en el oriental departamento de San Miguel.

La travesía por diversas poblaciones del centro y oriente del país se realizará principalmente a pie, y durará tres días, con el lema hecho público “Caminando hacia la cuna del Profeta”; estimándose un recorrido de al menos 100 kilómetros hasta llegar a la ciudad que vio nacer a Romero, tal como ha afirmado el cardenal Rosa Chávez.

Entre los detalles también ha mencionado que la idea había surgido en enero de este año, y que ha sido muy bien acogida por la población; contando con el respaldo y cooperación de un equipo especializado de la Cruz Roja Salvadoreña y de otros cuerpos de socorro, quienes acompañarán todo el recorrido por si surge la necesidad de atender a las personas que requieran asistencia.

En la actividad se espera la participación de al menos 1,500 personas, a las que con seguridad se sumarán muchas más durante el trayecto, tal como detalló el sacerdote Santos Belisario Hernández , quien es el director de la pastoral juvenil de la arquidiócesis.

La Asamblea Legislativa tendría la oportunidad de declarar durante la plenaria de  este jueves asueto nacional para el 15 de agosto, con el fin de conmemorar el natalicio del beato Romero. Sin embargo, por las opiniones expresadas en las últimas horas por representantes de la derecha, que es mayoría parlamentaria, serían pocas las posibilidades de lograrlo, por diferentes razones e ideas respecto al único beato salvadoreño.

Oscar Arnulfo Romero nació el 15 de agosto de 1917 en Ciudad Barrios, y ahí culminará la travesía, en cuyo lugar se oficiará una misa en su honor, anunciándose un mensaje personal para la ocasión del papa Francisco.

El propio cardenal Rosa Chávez ha anticipado sobre la solicitud que se formalizará próximamente ante la Asamblea Legislativa, que pretende cambiar el nombre del sitio de nacimiento, por el de Ciudad Romero.

Seremos seguramente testigos de una nueva dispersión de ideas y opiniones de los llamados padres de la patria, algunos de ellos no muy simpatizantes por razones puramente ideológicas de la figura y el legado del posible primer santo salvadoreño.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.

Cuba garantiza con rigor y seriedad seguridad de diplomáticos

La Habana, 9 ago (PL) El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (Minrex) ratificó hoy su compromiso de garantizar con rigor y seriedad la seguridad del cuerpo diplomático acreditado en la isla caribeña.

En un comunicado divulgado en la emisión nocturna del Noticiero Nacional de Televisión, el Minrex reafirmó que la mayor de las Antillas cumple las obligaciones emanadas de la Convención de Viena sobre Relaciones Internacionales de 1961.

Dicho documento hace referencia a la protección de la integridad de los agentes diplomáticos y los locales de la misión.

'La impecable ejecutoria de nuestro país en este ámbito es internacionalmente reconocida, y Cuba es considerada universalmente como un destino seguro para visitantes y diplomáticos extranjeros, incluidos los estadounidenses', destaca la nota.

El documento de la entidad cubana explica que el 17 de febrero de este año, la embajada de Estados Unidos en La Habana y el Departamento de Estado informaron al Minrex sobre la presunta ocurrencia de incidentes que causaron afecciones a algunos funcionarios de esa sede diplomática y a sus familiares.

Cuba tomó con suma seriedad este asunto y actuó con celeridad y profesionalismo para el esclarecimiento de esta situación, iniciando una investigación exhaustiva, prioritaria y urgente por indicación del más alto nivel del gobierno cubano.

Se le transmitió a la embajada estadounidense la necesidad de compartir información y propuso establecer cooperación entre las autoridades competentes de ambos países, prosigue la nota.

Las autoridades cubanas crearon un comité interinstitucional de expertos para el análisis de los hechos; ampliaron y reforzaron las medidas de protección y seguridad a la sede, su personal y las residencias diplomáticas.

Asimismo, se habilitaron nuevos canales de comunicación directa entre la embajada y el Departamento de Seguridad Diplomática, puntualiza el texto.

En este contexto, el 23 de mayo, el Departamento de Estado informó a la Embajada de Cuba en Washington la decisión de que dos diplomáticos cubanos abandonaran el territorio de Estados Unidos.

Ello -indica el comunicado- motivó una protesta del Ministerio de Relaciones Exteriores por esta injustificada e infundada decisión.

El ente enfatiza categóricamente que Cuba jamás permitió, ni permitirá que el territorio cubano sea utilizado para cualquier acción en contra de funcionarios diplomáticos acreditados ni sus familiares, sin excepción.

Asimismo, reitera la disposición a cooperar para lograr el esclarecimiento de esta situación.

agp/joe


Lo que esconde la llamada telefónica entre Trump y Peña Nieto

RT  -   10 ago 2017 10:47 GMT

Javier Buenrostro @BuenrostrJavier

El presidente de EE.UU, Donald Trump, da la mano a su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, durante un encuentro en la Cumbre del G20 en Hamburgo (Alemania), el 7 de julio de 2017. / Carlos Barria / Reuters

La semana pasada el periódico estadounidense 'The Washington Post' hizo pública la transcripción de una llamada telefónica entre Donald Trump y el presidente de México, Enrique Peña Nieto, que se llevó a cabo una semana después de la investidura presidencial de Trump. La plática que se extendió por casi una hora trasluce varios aspectos que dan cuenta de una forma personal de ejercer el poder y que son determinantes a la hora de realizar negociaciones.

El presidente de Estados Unidos se siente incómodo en ese papel y se nota. No es lo mismo ser candidato que presidente. En la conversación, Trump le dice a Peña Nieto que "para ser honesto con usted, no quería tener una reunión. Yo no quería reunirme con Luis [Videgaray], no quería reunirme con México, no quería reunirme con nadie".

¿Cómo un presidente no quiere tener reuniones de trabajo? ¿Cómo piensa que se logran los acuerdos? El presidente de Estados Unidos parece no creer en el consenso o en los acuerdos, sino en el poder de los decretos. Construir realidades por decreto no es propio de espíritus democráticos. "Solo quiero poner un impuesto en la frontera, relajarnos, y luego no tenemos que tener reuniones" decía Trump. No es de extrañar la portada que le dedicó 'Newsweek' esta semana.

El candidato Trump propuso construir un muro en la frontera y que México pagaría por él. Como presidente reconoce que no saben de dónde saldrá el dinero y que ni siquiera es un asunto importante. pero que lo tiene que hacer porque lo ha estado diciendo por dos años. "Créalo o no, esto es lo menos importante de lo que estamos hablando, pero desde un punto de vista político, esto podría ser lo más importante de lo que habláramos", le dice Trump a Peña Nieto y le indica que no debe decir quién va a pagar o no el muro, solamente debe declarar que es un problema que estamos solucionando.

Pero, Trump hizo graves declaraciones que van más allá del polémico tema del muro. Le dijo al presidente mexicano "Usted tiene algunos hombres bastante duros en México con los que puede necesitar ayuda, y estamos dispuestos a ayudarle con esas grandes ligas. Pero tienen que ser eliminados y usted no ha hecho un buen trabajo en cuanto a eliminarlos… yo sé que ese es un grupo de personas difíciles, y quizás su ejército les tiene miedo, pero nuestro ejército no les tiene miedo, y lo ayudaremos con eso al 100 %, porque está fuera de control".

¿Cuál es la propuesta de Trump? ¿Qué el ejército estadounidense haga labores de policía en las calles mexicanas? ¿Qué la asistencia militar trascienda el compartir información y se amplíe a que tengan un control territorial?

Si la declaración anterior es preocupante para la soberanía nacional, Trump se sigue de largo, y de temas de seguridad pasa a opinar sobre cuestiones políticas hasta el punto de querer ejercer, además de presidente de Estados Unidos, como jefe de campaña de Peña Nieto cuando le dice "quiero que usted sea tan popular que la gente pida una enmienda constitucional en México para que usted se pueda postular de nuevo para otro período de seis años".

El presidente Trump sigue pensando en términos electorales, incluso para países ajenos y que no tienen reelección. ¿Una reforma constitucional simplemente por asuntos de popularidad? ¿No se supone que eso es lo preocupante de los regímenes autoritarios? ¿Sugerencia de reformas constitucionales, ignorando al Congreso, en un país que hizo una revolución en gran medida para evitar las reelecciones del presidente en turno? Extraña propuesta del presidente estadounidense menos popular en su inicio de mandato al presidente mexicano con menor aprobación en su recta final de gobierno.

Las ocurrencias locuaces se convierten en políticas públicas. Trump nos hace recordar a los mexicanos a Vicente Fox, una figura de condiciones similares. Como candidato propuso resolver problemas como el de Chiapas en quince minutos, algo que no realizó ni se interesó en hacerlo durante seis años. Fox, un presidente perezoso e irresponsable que ante disputas complejas que requerían su atención declaraba "¿Y yo por qué?", olvidando el cargo que desempañaba. La forma en que Trump trata a Peña Nieto diciendo qué puede declarar y qué no, nos trae a la memoria a Vicente Fox diciéndole a Fidel Castro previo a la Cumbre de la ONU en Monterrey en 2002 que comiera y se fuera para no molestar al entonces presidente George W. Bush. Fox y Trump parecen estar cortados con la misma tijera: empresarios que se volvieron populares como candidatos pero que no entienden de diplomacia ni de política ni tampoco comprenden la responsabilidad de un cargo público.

Sobre lo que dijo el presidente Peña Nieto poco hay que decir. Los silencios son más reveladores. No protestó el regaño que le hizo sobre su mal trabajo tratando de combatir al narcotráfico. Si bien ignoró el comentario sobre la reelección, pudo haber sido explícito en su desaprobación, así como a la sugerencia de que tropas estadounidenses tomen el control de la lucha contra el crimen organizado. A pesar de que la idea de ya no hablar sobre quién pagaría el muro fue del mandatario estadounidense, este lo hizo en varias oportunidades faltando a su palabra. Y el presidente mexicano se quedó callado en la mayoría de ellas, incluso la última, estando al lado de Trump en la Cumbre del G20 llevada a cabo en Hamburgo hace apenas un mes. El presidente mexicano podía haber sido respetuoso como lo exige la diplomacia internacional, pero firme y contundente en su negativa haciéndola pública en ese instante. Al callar, otorga y se hace cómplice.

En esta conversación se revelaron las personalidades de dos mandatarios y cómo estas influyen en la política exterior de sus respectivos países. Uno habla, otro calla. Uno dice qué hacer, otro lo hace. En medio de las alocuciones hay una que hizo Trump que vale la pena destacar como epílogo: "Estamos viviendo [Estados Unidos] de los éxitos del pasado —de lo que nos dio el pasado— y no podemos seguir haciendo esto". Estados Unidos ya no es el gigante del pasado y ellos lo saben bien. Habría que recordarlo en cualquier tipo de negociación para que se conduzca siempre con respeto pero nunca con temor.


Pérez Esquivel responsabilizó a Macri y a Patricia Bullrich por la desaparición de Maldonado

ámbito  -  8 de Agosto de 2017

Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz

El Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, sostuvo que el presidente Mauricio Macri y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich son "responsables" de la desaparición de Santiago Maldonado, quien fue visto por última vez el pasado martes durante un operativo de Gendarmería Nacional en el paraje de la comunidad mapuche Lof de Cushamen, en Chubut.

"Santiago fue perseguido por las fuerzas de Gendarmería y por lo tanto no pueden decir que no tuvieron nada que ver porque es responsabilidad del Estado, de Macri y de Bullrich y a ellos les exigimos su aparición con vida", reclamó el dirigente de derechos humanos en diálogo con el programa "Mañana Sylvestre", que se emite por Radio 10.

El Premio Nobel se refirió también al conflicto por las tierras en Chubut y tras asegurar que viene de lejos, remarcó que los indígenas "defienden sus tierras y quien persigue a los pueblos originarios es el Estado". La familia Benetton "se adueña de la Patagonia expulsando y alambrando las tierras que son de los mapuches", denunció.

Pérez Esquivel afirmó luego que el Gobierno nacional "viola el artículo 75 de la Constitución Nacional (que reconoce la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas), el convenio de la Organización Internacional del Trabajo número 169 sobre pueblos originarios y la declaración de las Naciones Unidas de los pueblos indígenas".

"Benetton tiene más de un millón de hectáreas en Argentina, es un señor terrateniente que tiene condicionada a Gendarmería, a los jueces y a la policía", señaló Pérez Esquivel al mostrar su preocupación por "la violencia institucional ejercida por el Estado, porque una democracia significa derechos para todos y no sólo poner el voto en una urna".

Maldonado, de 28 años, fue visto por última vez el martes pasado luego de un operativo de Gendarmería y la Policía provincial tras desalojar la ruta 40 en Esquel.

Según varios testimonios, el joven corría para resguardarse de los disparos que realizó la Gendarmería en su ingreso en la comunidad mapuche del Pu Lof de Cushamen, no llegó a cruzar el río y se refugió bajo un árbol, donde fue capturado.

Por su parte, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó que para el Gobierno y para el juez federal Guido Otranto "no hay ningún indicio de que la Gendarmería" haya detenido a Santiago Maldonado y agregó que tampoco puede confirmar que "haya estado en el lugar, porque estaban todas las personas encapuchadas". Cabe recordar que el Gobierno ofreció $ 500.000 para quien ofrezca datos sobre el paradero de Maldonado.

En reclamo por la aparición con vida de Maldonado, este martes a las 13 los organismos de Derechos Humanos realizarán una conferencia de prensa en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo, Virrey Cevallos 592, 1° 2, CABA.

Según informaron en un comunicado, estarán presentes los representantes de Abuelas y Madres de Plaza de Mayo-línea fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, H.I.J.O.S. Capital, Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH), Comisión Memoria, Verdad y Justicia Zona Norte, Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz, Asociación Buena Memoria y Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), entre otros.

Por su parte, Pérez Esquivel confirmó que este martes viajará hacia el lugar de la desaparición de Maldonado, una delegación de la Comisión Provincial por la Memoria acompañada por Nora Cortiñas, integrante de la línea fundadora de Madres de Plaza de Mayo, en solidaridad con la comunidad mapuche.


FANB reafirma compromiso con Venezuela ante ataques de EE.UU.

El Gobierno estadounidense sancionó a Venezuela como parte de una estrategia de presión contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro. | Foto: @vladimirpadrino

Telesur  -  9 agosto 2017

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) manifestó en un comunicado que la institución y el pueblo unido "permanecerán alertas ante las arremetidas de fatídicos actores internos y externos. 

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) manifestó este miércoles su compromiso con Venezuela y su disposición de defender el país de las amenazas constantes de las fuerzas imperiales que pretenden trasgredir la soberanía y autodeterminación del pueblo venezolano.

El Ejército manifestó en un comunicado que la institución y el pueblo unido "permanecerán alertas ante las arremetidas de fatídicos actores internos y externos, que siguen empeñando esfuerzos en objetivos innobles contra la República".

Agregaron que Venezuela es un "territorio soberano e independiente, con plena capacidad de respuesta ante Gobiernos que visualizan al país como una amenaza inusual y extraordinaria", en una clara referencia al decreto del expresidente estadounidense Barack Obama.

El comunicado resalta que la FANB estará al frente para defender la soberanía de Venezuela como ocurrió en 1987 cuando la corbeta "Caldas", un navío de la fuerza armada colombiana, ingresó en jurisdicción venezolana a través del Golfo de Venezuela. 

El Gobierno estadounidense sancionó a Venezuela como parte de una estrategia de presión contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro que convocó a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) prevista en la Carta Magna, para solventar la crisis financiera y social que atraviesa el país suramericano.