sábado, 2 de septiembre de 2017

Liberan el último gran bastión del Estado Islámico en el centro de Siria

RT  -  2 septiembre 2017 | 16:14 GMT

Sputnik / Mohamad Maruf

Las fuerzas armadas sirias han realizado las operaciones de liberación de la ciudad de Akerbat con el apoyo de las fuerzas aeroespaciales de Rusia.

Las Fuerzas del Gobierno de Siria han liberado la ciudad de Akerbat, de los terroristas del Estado Islámico (EI). Las operaciones de liberación fueron apoyadas por las fuerzas aeroespaciales de Rusia, según un comunicado del Ministerio de Defensa de Rusia.

Las operaciones en provincia de Hama significan la derrota del "último gran centro de resistencia de los terroristas en la parte central de Siria", reza el comunicado, agregando que el apoyo aéreo ruso destruyó las fortalezas de los terroristas y sus vehículos blindados, posiciones de artillería, puestos de mando y comunicaciones.

"En este momento, unidades del Ejército sirio están terminando con los últimos rebeldes del grupo terrorista EI en las cercanías de Akerbat", se agrega en la comunicación.

Días atrás se había reportado la toma de control de la última ruta de suministro a extremistas de armas, municiones, combustible, medicamentos y alimentos en la zona de Akerbat, fruto de la interacción exitosa de las tropas sirias y la aviación rusa.

XIX CAMPEONATO MUNDIAL DE BOXEO: Cuba invade la final

Gran seguridad y clase magistral de buen boxeo exhibieron este viernes los cuatro cubanos que avanzaron a la final del XIX Campeonato Mundial, que concluirá hoy sábado

1 de septiembre de 2017 23:09:02

El 60 kg Lázaro Álvarez (izquierda) irá este sábado por su cuarta corona mundial. Foto: AIBA.com

Gran seguridad y clase magistral de buen boxeo exhibieron este viernes los cuatro cubanos que avanzaron a la final del XIX Campeonato Mundial, que concluirá hoy sábado en la arena Sporthalle de Hamburgo, Alemania.

Luego de que en la primera semifinal Joahnys Argilagos (49 kg), Andy Cruz (64 kg) y Erislandy Savón (91 kg) ganaron su cupo rumbo a la disputa de la corona, los restantes cuatro pugilistas de la Mayor de las Antillas no quedaron a deber y se sumaron a la velada por las medallas de oro.

Yosvany Veitía fue el primero en facturar su victoria por 3-2 en los 52 kg ante el ruso Tamir Galanov. Ambos protagonistas apenas se conectaron golpes y optaron por moverse sobre el encerado con la cautela que otorga combatir desde la larga distancia. Sin embargo, Veitía sacó su mayor experiencia para asestar rectos y con buena defensa abortar la mayoría de las embestidas de su rival.

Unos minutos después, Lázaro Álvarez brindó una actuación loable en los 60 kg contra el georgiano Otar Eranosyan, a quien desbancó por 5-0. El pinareño, que opta por su cuarta corona mundial, fue de menos a más en cada uno de los tres asaltos y repartió sobre su contrincante varias combinaciones de rectos y swines que mostraron a las claras su superioridad absoluta.

La de los 69 kg se esperaba fuera la pelea menos complicada para el cuarteto de cubanos. Nada más alejado de la realidad, pues Roniel Iglesias tuvo que emplearse a fondo y desenfundar todos sus recursos boxísticos para doblegar 4-1 al combativo alemán Abass Baraou. Ambos se enfrascaron en un atractivo duelo de campana a campana con gran desgaste físico, pero Iglesias aprovechó las lagunas defensivas del contrario para sacar la ventaja necesaria.  

De poner el broche perfecto en la penúltima jornada se encargó el 81 kg Julio César la Cruz, autor de un 5-0 sobre un viejo rival, el ecuatoriano Carlos Mina. Si bien es cierto que estos dos pugilistas se conocen y su estilo de pelea se asemeja bastante, La Cruz apeló a su maestría para hacer fallar los continuos ataques del sudamericano y con su clásico boxeo de riposta el camagüeyano marcó los golpes necesarios que le tributaron la victoria.

Para este sábado los siete cubanos saldrán a la final y tienen casi asegurada la corona por países. Uzbekistán, única nación que puede destronar a Cuba, incluyó a cuatro hombres en la fecha conclusiva.

Vital resultarán los cuatro duelos entre cubanos y uzbekos si quieren mantenerse en la cima del orbe. Joahnys Argilagos tendrá el mayor reto ante el superfavorito y campeón olímpico de Río 2016, Hasanboy Dusmatov. Muy nivelados se muestran los choques entre el antillano Yosvany Veitía y Jasurbek Latipov, así como el que protagonizará Roniel Iglesias versus el plateado olímpico Shakhram Giyasov. Más fácil parece tenerlo rumbo al oro Andy Cruz contra Ikboljon Kholdarov, a quien el matancero venció meses atrás en la VII Serie Mundial.

Los otros tres compromisos donde habrá presencia de cubanos tienen igual atractivo.

En los 91 kg Erislandy Savón intentará destruir la hegemonía del titular olímpico y mundial, el ruso Evgeny Tishchenko. Lázaro Álvarez cruzará guantes con el segundo lugar de la pasada cita estival, el francés Sofiane Oumiha, y en busca de su cuarto cetro saldrá Julio César la Cruz frente a su víctima en la final del Mundial de Catar 2015, el irlandés Joseph Ward.


Los millones de Odebrecht

Jorge Gómez Barata

Los reiterados escándalos que hicieron visible la asociación delictiva entre varias grandes empresas brasileñas, especialmente la multinacional Odebrecht y más de una docena de gobiernos latinoamericanos, revelaron un encadenamiento delictivo en el cual se asocian los sectores privado y público, aliados para delinquir. Así se creó un esquema del estado contra el estado.

Se trata de una deriva que, además de los gobiernos, involucra a jueces, parlamentarios y a medios de difusión en una conjura contra el país en la cual, finalmente, todos pierden. La corrupción deja de ser un fenómeno ético y legal para convertirse en económico, político y empresarial.  .

En ese corrimiento hacia la ilegalidad, unos factores no son más culpables que otros, sino que cumplen roles diferentes. Para algunos basta con mirar para otro lado. Semejante connivencia no solo es devastadora para las instituciones, sino que también afecta la eficiencia empresarial. Odebrecht no obtiene los mejores contratos porque construya mejor, sino porque corrompe más.

Así el estado traiciona su función de garante de los intereses nacionales. Además de una cuestión ética y legal la corrupción es un costoso problema económico.

Todo indica que el clan Odebrecht confió en que, protegido en Brasil y operando en las altas esferas en América Latina seria invulnerable. Su error fue pasar por alto el hecho de que las multimillonarias sumas utilizadas en sobornos en alrededor de diez países solo podían ser manejadas por los bancos y el sistema financiero estadounidense, lo cual la colocó al alcance de los radares del Departamento de Justicia y al FBI de los Estados Unidos.

En los momentos en que la punta del iceberg asomó, esas dependencias eran dirigidas por Loreta Lyncht, secretaria de justicia de la administración de Barack Obama, una especie de "dama de hierro" del sistema judicial estadounidense, completamente fuera del alcance de las prácticas corruptas de la mega empresa brasileña,

En 1990 la firma logró su mayor éxito empresarial al obtener un multimillonario contrato con el gobierno federal de los Estados Unidos, lo cual puede haber sido su mayor error al salir de su zona de confort y entrar en un área expuesta en la cual no disfrutaba de la protección de gobernantes corruptos.

A partir de 2014 se reveló que la empresa, en connivencia con funcionarios y políticos protagonizaba escándalos de soborno en Brasil, principalmente Lava Jato en la cual se implicó con Petrobras, tejiendo una extensa cadena que se conectó con otras operaciones y entidades igualmente corruptas que conllevó a que su presidente, Marcelo Odebrecht fuera condenado a 19 años de prisión.

Con esos antecedentes y otras denuncias y reclamaciones, un juez federal estadounidense condenó a la firma a pagar a Estados Unidos y Suiza millonarias multas que destaparon la Caja de Pandora en una docena de países latinoamericanos.

Para añadir complejidad y dramatismo ese proceso que ha implicado a varios expresidentes, incluso algunos mandatarios en activo, los hechos y presunciones se han asociado con reveces de las fuerzas de izquierda en varios países, comenzando por Brasil. De ese modo a los problemas políticos se añaden elementos jurídicos y morales que hacen mayores los reveces de la izquierda.

La Habana, 02 de septiembre de 2017


Este artículo fue elaborado para el diario Por Esto


Fiscalía brasileña solicita absolver a Lula por mentiras del delator

EL TELÉGRAFO  - Redacción Agencias -  01 Septiembre 2017

Foto: AFP

La fiscalía brasileña pidió este viernes absolver al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en una de las cinco causas judiciales que enfrenta, por considerar que uno de los delatores mintió y no existen pruebas que lo incriminen.

Este proceso investiga la denuncia del exsenador del Partido de los Trabajadores (PT) Delcidio do Amaral, quien afirmó que el exmandatario trató de comprar el silencio del exdirector del área internacional de Petrobras, Nestor Cerveró, quien se aprestaba a firmar un acuerdo con la justicia para proporcionar detalles sobre el funcionamiento del esquema de sobornos en la petrolera estatal.

Según la denuncia, que data de 2015, el exmandatario participó en el plan junto al banquero André Esteves y el empresario José Carlos Bumlai.

Pero tras contrastar testimonios y recoger otras pruebas, el fiscal federal Iván Marx identificó inconsistencias en la declaración de Amaral y no encontró evidencias para incriminar a Lula ni a Esteves en el encubrimiento relatado.

"Contrariamente a lo afirmado por Delcidio do Amaral (...) el pretendido silencio de Cerveró, que en aquella época cumplía prisión preventiva, no fue encomendado ni interesaba a Lula, pero sí al propio senador", informó la fiscalía en un comunicado. La fiscalía pide que Amaral sea condenado en el caso y que, por haber mentido, pierda los beneficios que había negociado con las autoridades a cambio de colaborar con detalles valiosos sobre el caso.

Esta herramienta, conocida como "delación premiada", ha servido de faro a los investigadores del caso Lava Jato, que desde hace más de tres años desenreda un entramado de sobornos enquistados en Petrobras. Pero también ha sido objeto de críticas debido a las benéficas contrapartidas para los delatores, que a menudo consiguen reducir considerablemente sus años en prisión. Lula, de 71 años, fue condenado en julio en el primero de sus cinco procesos judiciales.

El juez Sergio Moro lo sentenció a 9 años y medio de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero, al considerarlo beneficiario de un tríplex en el balneario de Guarujá (Sao Paulo) ofrecido por la constructora OAS a cambio de su influencia para obtener contratos en Petrobras.

Moro, encargado de la investigación sobre la operación Lava Jato, negó a la defensa y al Ministerio Público Federal (MPF) la oportunidad de presentar nuevos testimonios relacionados con el caso que se sigue en contra del exmandatario brasileño.


Por su parte, el abogado de Lula, Crisitano Zanin Martins, ha indicado que la inocencia del expresidente fue comprobada gracias a las declaraciones de 73 testigos en el caso y, además, a esto se suma el hecho de que el MPF haya solicitado nuevos declarantes, pues eso dejaría en evidencia que "no disponen de pruebas de la acusación formulada", según Zanin Martins. 

OCTUBRE SOVIÉTICO EN EL IMAGINARIO YANQUI

Por Manuel E. Yepe

A un siglo de la toma del poder por el Partido Bolchevique encabezado por Vladimir Ilich Lenin y Leon Trotski, la vigencia actual de las ideas de la Revolución Rusa de Octubre de 1917 se aprecia en la orientación de las luchas que libran los pueblos de todo el mundo contra la explotación capitalista.

Octubre desbrozó los caminos para la liberación humana que el marxismo había identificado y descubrió otras nuevas vías. Condujo a la nación a la obtención de grandes éxitos en la economía, la política, la cultura, la justicia social y la defensa, para convertir en breve tiempo a la atrasada Rusia en potencia mundial.

Octubre permitió que los esfuerzos y sacrificios de los pueblos de la Unión Soviética alcanzaran el nivel de desarrollo económico, militar y científico que propició una bipolaridad del mundo en la que pudieron asentar sus esperanzas de progreso las naciones del planeta.

Estados Unidos no fue una excepción. En enero de 1919, Lenin invitó al ala izquierda del Partido Socialista de América (SPA) a unirse a la Internacional Comunista recién creada en Moscú. En la primavera de ese año esta ala tomó el control de todo el partido desplazando a su anterior directiva, más pequeña y de orientación socialdemócrata.

Desde sus orígenes, el PSA sufrió ataques de varios gobiernos estaduales y del propio gobierno federal estadounidense que temía una repetición de las revueltas que estaban teniendo lugar en suelo europeo. Se desató en Estados Unidos entre finales de 1919 y enero de 1920, el "terror rojo" que lideró la Fiscalía General de los Estados Unidos ordenando la detención de miles de comunistas, con el Ley de Sedición de 1918 como base jurídica. Durante la Gran Depresión de 1929, el Partido Comunista de Estados Unidos (CPUSA, por sus siglas en inglés) multiplicó sus pactos con pequeños grupos sindicales. La elección de Franklin D. Roosevelt como presidente supuso también la renovación de los sindicatos y el incrementó en ellos de la influencia del CPUSA.

Durante este período, el CPUSA se distinguió por su defensa de la Segunda República Española, víctima del levantamiento franquista que desembocó en la Guerra Civil Española (1936-1939). Izquierdistas de todo el mundo se unieron para defender a la República, aportando fondos para la asistencia médica y en muchos caso enrolándose como voluntarios en la Brigadas Internacionales. El CPUSA proporcionó los primeros integrantes de la Brigada Abraham Lincoln, que además de apoyar al gobierno republicano de España fue la primera fuerza militar compuesta por estadounidenses que integró a negros y blancos en las mismas filas, con los mismos derechos y obligaciones.

Al formarse en 1919 el Partido Comunista de Estados Unidos (CPUSA, por sus siglas en inglés), el gobierno de Washington reprimía hacía algún tiempo a los socialistas, debido a que éstos se habían opuesto a la intervención estadounidense en la Primera Guerra Mundial y hacían campaña contra el servicio militar. A partir de enero de 1920, el nuevo blanco de la persecución fueron los comunistas que comenzaron a ser masivamente encarcelados. El CPUSA fue forzado a la clandestinidad y debió cambiar varias veces de nombre para evitar la detención de sus cuadros y militantes.

En la década de 1930, el FBI perseguía a nazis y comunistas bajo sospechas de que pretendían lanzar una revuelta armada contra el Gobierno federal. En 1940 entraron en vigor leyes que declaraban ilegal sostener una opinión favorable al derrocamiento del Gobierno.

En 1941, cuando Estados Unidos estaba a punto de ingresar a la guerra mundial en Europa y Japón, el gobierno de Roosevelt acusó de sedición y conspiración para derrocar al gobierno a 29 miembros del Partido Socialista de los Trabajadores (SWP), entonces aliado político de la Cuarta Internacional. El FBI allanó las oficinas del SWP y se formó un gran jurado para el juicio. Los acusados utilizaron el proceso para pregonar sus principios socialistas desde el banquillo de los acusados, rechazaron la guerra imperialista y refutaron la presentación de la revolución socialista como una conspiración o golpe de Estado.

La entrada de Estados Unidos en la IIGM en diciembre de 1941 forzó una alianza con la Unión Soviética que viabilizó el reclutamiento de militantes comunistas en las fuerzas armadas estadounidenses.

Al término de la II GM en 1945 e inicio la Guerra Fría contra la URSS, terminó la "tregua" oficial estadounidense hacia el CPUSA y se exacerbó una psicosis anticomunista por el supuesto descubrimiento de "redes soviéticas de espionaje" y la denuncia de un creciente poder de los comunistas en el sindicalismo del sector industrial. Luego sobrevendría el macartismo o cacería de brujas, uno de los episodios más vergonzosos en la historia jurídica de Estados Unidos, con el asesinato político por condena en silla eléctrica de los esposos Ethel y Julius Rosenberg, un crimen de odio que aún reclama justicia.

La Habana, Agosto 31 de 2017

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.


EL 2 DE SEPTIEMBRE EN MI MEMORIA

Por Pedro Martínez Pírez

El 2 de Septiembre de 1960, en la sede la Embajada de Cuba en Quito, y en cumplimiento de un pedido del entonces Primer Ministro Fidel Castro Ruz, el embajador cubano Mariano Rodríguez Solveira, con el auxilio de un sacerdote católico ecuatoriano, procedió a bautizar al niño Fidel Nieves Navarro, hijo de Virgilio y de María Enriqueta, quienes habían escrito al líder cubano para que fuera el padrino del niño ecuatoriano. 

Ese día, en La Habana, un millón de cubanos habían aprobado la Primera Declaración de La Habana, digna respuesta de Cuba a las maniobras anticubanas de la OEA, la tristemente célebre Organización de Estados Americanos.

El bautizo se realizó en horas de la noche. Yo me desempeñaba entonces como secretario de la Embajada de Cuba en Quito, función a la que había sido propuesto precisamente por el destacado jurista Rodríguez Solveira, quien meses antes había sido en la ciudad de Santa Clara el Rector de la Universidad Central "Marta Abreu" de Las Villas y mi profesor de Derecho Civil.

Los padres del niño Fidel Juan Oswaldo Nieves le habían escrito al líder de la Revolución Cubana pidiéndole que fuera el padrino de su hijo, y la muy eficiente colaboradora de Fidel Castro, Celia Sánchez Manduley, había transmitido al canciller Raúl Roa García la aceptación del líder cubano.

Nos dimos a la tarea de localizar a los padres del niño, Virgilio Nieves, militar de baja graduación del ejército ecuatoriano, y María Enriqueta Navarro, madre de siete hijos, ama de casa y una humilde ecuatoriana natural de Otavalo, cantón de la provincia de Imbabura.

Al bautizo asistieron varios familiares del niño, algunos amigos de Cuba y dos de los tres integrantes de la delegación cubana que había asistido a la toma de posesión del presidente José María Velasco Ibarra, ocurrida unos días antes. La delegación cubana estuvo presidida por el entonces ministro de economía, Regino Boti, e integrada por el alcalde de La Habana, Jose Llanusa y el Jefe de la Marina de Guerra Revolucionaria, Juan M. Castiñeiras, los tres ya fallecidos al igual que el embajador Rodríguez Solveira.

La más feliz de todas las personas en esa ceremonia era precisamente la madre de Fidelito, convertido desde entonces en ahijado del célebre comandante de la Sierra Maestra.

Pasó el tiempo. El embajador Rodríguez Solveira decidió regresar a Cuba, se reintegró a la docencia como vice rector de la Universidad de La Habana, y me ví obligado a fungir como Jefe de la Misión cubana en Ecuador durante varios meses.

El Comandante Fidel Castro no olvidó a su ahijado ecuatoriano y semanas después del bautizo le envió al niño ecuatoriano, por conducto de su fiel ayudante Celia Sánchez Manduey y del Canciller Raúl Roa García. un jarrito con la firma del Jefe de la Revolución Cubana, que tuve el honor de entregar en un acto público en Quito a doña María Enriqueta, fallecida hace pocos años en la capital ecuatoriana.

Por eso cuando recuerdo el bautizo del niño ecuatoriano en Quito el 2 de septiembre de 1960 me doy cuenta que ese día Fidel estuvo en la Plaza José Martí de La Habana con un millón de cubanos, marcando el rumbo histórico de la Revolución, y también en Quito, donde los diplomáticos cubanos de entones cumplimos el noble gesto de Fidel hacia una humilde familia ecuatoriana, hecho que se inserta en su rico legado para toda Nuestra América.

La Habana, 02 de septiembre de 2017