lunes, 2 de octubre de 2017

España primitiva, ni nación, ni democracia

Ollantay Itzamná

Foto de internet

La península ibérica, desde tiempos inmemoriales estuvo habitada por un “archipiélago” de tribus (condados) que se guerreaban entre sí, pero que se agrupaban, por momentos, bajo el mando de algún Rey militar para combatir a enemigos comunes.

Por intereses de subsistencia, desde el siglo XII, para hacer frente al panexpansionismo musulmán, paulatinamente los caudillos de dichas tribus fueron intercambiando a sus hijas para sellar “pactos políticos”. Fue lo que ocurrió con el pacto Catalunya-Aragón, origen de la actual “unión” que no pudo ser de Catalunya – España.

Estas tribus aunados, movidos siempre por intereses económicos-políticos, abrieron fuego en otros continentes, saquearon riquezas ajenas. Pero fueron incapaces de compartir equitativamente los botines de guerra. Ocurrió con la invasión española a América. España no supo compartir, ni le dio oportunidades que Catalunya exigía. He allí la génesis del “salvaje” proceso secesionista democrático que vive Catalunya española.

En otras palabras, la idílica comunidad política imaginada (por la ciencia política occidental) de Estado nación jamás existió, ni pudo ser en el archipiélago de reinos de España. Mucho menos un Estado democrático. ¿Qué democracia puede ser aquella que aporrea manu militari a sus súbditos del Monarca sólo por realizar una autoconsulta regional?

Un Estado nación requiere de un proyecto de comunidad política construida y compartida por, entre, y para todos. Cuyos beneficios y obligaciones se comparte paritariamente. Cuya identidad nacional inyecta sentido de pertenencia y sentimientos de orgullo en sus habitantes.

En la España actual, después de más de ocho siglos de intento de nación, los vascos y catalanes se ofenden cuando se les llama españoles. Luego del zafarrancho del Estado democrático del 1 de octubre, la vergüenza será mayor.

Las élites económicas catalanes, en pleno siglo XXI, arengaron y enfilaron a las “urnas” a la población bajo la consigna de “España nos roba”. Siendo esta región autónoma la “fábrica de España”. La más rica en el porcentaje del Producto Bruto Interno (18% del PIB de toda España), incluso por encima de Madrid. ¿Dónde estaba el robo, pues?

Como a principios del siglo XVIII (Rey Felipe V), España con brutalidad militar intenta prohibir la institucionalización del uso oficial del idioma catalán en dicha región (recortes al Estatuto Autonómico Catalán en 2010). ¿Acaso la España moderna no se declara en su Constitución Política (de 1978) Estado Plurinacional? ¿Acaso Catalunya no es una de las 17 regiones autónomas legalmente constituidas? ¿Acaso el uso del idioma, y la administración propia de la justicia no son elementos constitutivos de un Gobierno Autónomo?

Un amigo musulmán, carpintero de oficio, me dijo con sarcasmo, en Madrid, refiriéndose a España. “Este país alardea ser moderno, pero pasaron directamente del burro al avión”. Sin pasar por el automóvil. Y, el hecho que franceses y alemanes (de la Unión Europea) los hayan tomado como sus guardianes en el Sur continental para evitar “la avalancha de migrantes indeseados” a cambio de hacerles creer que “España era parte de los privilegios de la Unión Europea”, es una evidencia.

La España octocentenaria no pudo ser nación. Mucho menos pudo salir del primitivo uso de la fuerza bruta para “mantener la unidad nacional”. Ingresó a la ilusa modernidad por la ventana, sin ilustración básica.

Mucho menos pudo ser un Estado democrático. No es tanto que haya intentado ser una democracia con Rey y con súbditos (en lugar de ciudadanos), sino que como en la edad de la piedra, su Monarca y élite política “muelen” a palos a cuanto “español” se atreva a ejercer sus legítimos derechos establecidos en Ley. Eso hace que lo que sospechábamos de la rusticidad intelectual española se confirme, ahora, de sobre manera.

Ayer, se fueron los catalanes. Ahora, se van los vascos. Mañana se irá el resto de “españoles”. Que el último pague la cuenta (que los bancos no perdonan) y apague la luz. Y que la Unión Europea se contrate nueva gendarmería.


Puigdemont pide una mediación con el Estado sin renunciar a declarar la independencia

El 'president' reclama a la Unión Europea que apadrine este contacto entre las partes. Reitera que el referéndum es vinculante y deja en manos del Parlament la concreción de la proclamación de la independencia

Fidel Masreal / Barcelona
EL PERIÓDICO  -  Lunes, 02/10/2017 a las 17:32 CEST

El president Carles Puigdemont, este lunes, en la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del Consell Executiu. / FERRAN SENDRA

El 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha puesto sobre la mesa este lunes, tras la celebración del referéndum que ha considerado vinculante, una mediación internacional apadrinada por la Unión Europea para iniciar un diálogo con el Estado.

"El momento aconseja mediación --ha afirmado-- y la mediación ha de ser internacional para que sea eficaz. Puigdemont no ha concretado los términos y condiciones de la mediación, pero ha reclamado a la UE que ejerza una función de apadrinamiento respecto a la misma.

El 'president' ha afirmado que "debe haber un compromiso de restablecimiento de la normalidad institucional --no puede ser que bloqueen centros de investigación, de bloqueo de cuentas, no puede ser que haya violencia policial--, debe haber un compromiso de la retirada de la violencia policial, y construir un clima de distensión; si todo ello desemboca en negociaciones ya veremos".

La independencia

Respecto a la intención del Govern de trasladar al Parlament los resultados del referéndum para que se proclame la independencia en base a la ley del referéndum, Puigdemont no ha querido entrar en los detalles de cómo la Cámara ha de proclamar la secesión, pero ha dicho que no prevé una convocatoria electoral vinculada a esta proclamación, porque las únicas elecciones a la vista, ha afirmado, son las constituyentes previstas para dentro de seis meses.

Y sobre si estaría dispuesto a posponer la declaración de independencia en caso de respuesta afirmativa del Estado a la mediación, el 'president' ha apuntado que estamos ante "especulaciones" porque es poco optimista respecto a que el Estado acepte tal mediación. "Podríamos especular en escenarios si al otro lado hubiera correspondencia efectiva a lo que acabo de decir". "Muy optimistas no podemos ser", ha añadido.

Por otra parte el Govern ha acordado la creación de una comisión especial de investigación sobre la violencia policial de este domingo, par recoger "toda la información, desde las denuncias de ciudadanos, y el material informativo que acredita estas violaciones".

Puigdemont ha reclamado en nombre del Govern que se marchen de Catalunya los policías y guardias civiles desplazados a Catalunya en la operación contra el referéndum desplegada ayer.

Referéndum válido

Un referéndum que Puigdemont ha subrayado que es plenamente válido en cuanto a sus resultados.  "Naturalmente que el referéndum es válido, que en esas condiciones, con tanta amenaza, estrategia del miedo, comandos del miedo para intentar intimidar a poblaciones de menos de 300 habitantes, colegios con gente pacíficamente concentrada, si pese a todo ello estamos en una participación idéntica a la que se produjo cuando se votó y aprobó la Constitución europea me parece que no solo no invalida el resultado sino que lo refuerza extraordinariamente. Sí, es un resultado vinculante y sobre el mismo tenemos el deber de tomar decisiones políticas".

Sobre la posición de la Comisión Europea de que el conflicto soberanista se trata de un asunto interno, Puigdemont ha afirmado que espera "que Bruselas considere que los catalanes somos ciudadanos al mismo nivel que ciudadanos de Hungría o Polonia, a los que defienden cuando se pisan libertades, y los derechos fundamentales les conciernen, no pueden mirar hacia otro lado".


LO DE RAJOY EN CATALUÑA, PEOR QUE UN CRIMEN


COMENTARIO DE RHC -  02 de octubre de 2017

Durante las últimas horas le han dado la vuelta al mundo las imágenes asombrosas de la brutalidad policial ejecutada por el gobierno español, presidido por Mariano Rajoy, contra la población catalana que realizó este domingo una consulta pública para decidir sobre su eventual independencia y declararse una república soberana.

Guardias civiles y agentes de la policía nacional, equipados como para ir a la guerra, arremetieron contra las personas que intentaban depositar su voto para responder a la pregunta: '¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?'.

Siguiendo órdenes de Madrid, los uniformados rompieron ventanas y puertas en los colegios electorales y consiguieron confiscar las urnas en unas 400 instalaciones, además de contener con exceso de fuerza a quienes trataban de sufragar, lo que dejó como resultado casi 900 personas heridas.

Aun así, las autoridades catalanas informaron que más de dos millones 262 mil ciudadanos lograron votar, de los cuales el 90 por ciento respondieron si a la independencia y 7,87 prefirieron mantenerse como parte de España.

Si bien el resultado es favorable para las autoridades catalanas que impulsaron la consulta y que recibieron el apoyo de cientos de miles de personas en toda la región catalana, el que pasará a la historia como el gran perdedor de la jornada es el gobierno de Rajoy, al que numerosos sectores, dentro y fuera de ese país europeo, critican con dureza por la brutalidad de la policía.

Y es que, quizás sin darse cuenta, el presidente del ejecutivo desde que comenzó sus acciones para tratar de impedir el referendo, que incluyó la detención de funcionarios públicos y el decomiso de material electoral, no hizo sino trasladar el centro del debate, que pasó de la pelea por la soberanía al derecho elemental de opinar, o la libertad de elegir.

Para muchos este domingo en Cataluña ya no fue ocasión de votar sí o no, sino simple y llanamente de tener derecho a votar, algo que en Madrid no tuvieron las luces suficientes para advertir.

Como dijo el líder de izquierda y excandidato presidencial francés, Jean-Luc Mélenchon, el Estado español perdió la sangre fría. El primer ministro de Bélgica, Charles Michel, agregó que la violencia nunca puede ser la respuesta.

A estas alturas muchos nos hacemos las siguiente pregunta: ¿si las espeluznantes imágenes de policías españoles apaleando a hombres, mujeres y ancianos hubiesen ocurrido por casualidad en Caracas, La Paz, Quito o Managua, que estaría ocurriendo en estos momentos en la ONU o la desprestigiada OEA?

En estas capitales esto nunca va a ocurrir, pero por si acaso, ¿no estaría justo ahora preparándose una “intervención humanitaria” para proteger a la sociedad civil?

Quizás las consecuencias de la desafortunada decisión de Rajoy de emplear de esa manera a la policía no las definió tan bien ningún político, como lo hizo un futbolista, Gerard Piqué, cuando aseguró que después de la triste jornada de este domingo jamás los catalanes se han sentido tan separados de España.


Tiroteo en Las Vegas deja al menos 50 muertos y más de 200 heridos

Publicado en Cubadebate el 2 octubre 2017

El tiroteo en Las Vegas es considerado el más mortífero en la historia moderna de EEUU. Foto: David Becker / AFP

Al menos 50 personas han muerto y más de 200 han resultado heridas tras un tiroteo cerca de un famoso hotel de Las Vegas, según anunció este lunes Joseph Lombard, sheriff de la Policía de la ciudad estadounidense durante una rueda de prensa.

De acuerdo con informaciones de la agencia AP, este tiroteo ocurrido en un concierto en Las Vegas es el más mortífero en la historia moderna de EEUU.

El incidente tuvo lugar durante el festival de música country Route 91, celebrado cerca del hotel Mandalay Bay Casino. Los espectadores reportaron un tiroteo mientras el concierto estaba en marcha. Los disparos parecían provenir de un piso superior del hotel, de acuerdo con algunos testigos.

Asimismo, el sheriff confirmó que el sospechoso ha sido ultimado en el piso 32 del hotel durante el operativo de la Policía Metropolitana. Además, el funcionario informó que el sospechoso es un residente del estado de Nevada. Las autoridades se encuentran buscando a Marilou Danley, otra sospechosa que acompañaba al tirador.

La masacre ocurrió el domingo alrededor de las 22:00 hora local, cuando el presunto autor, identificado como Stephen Paddock, abatido por la policía, disparó desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay, en el área central de la urbe, donde se celebraba un festival de música country.

De acuerdo con las autoridades, Paddock, un residente local, era un “lobo solitario”, aunque no se dieron detalles sobre sus motivaciones.

“No tenemos idea de cuál era su sistema de creencias”, expresó en declaraciones a los medios el alguacil Joseph Lombardo. “En este momento, creemos que fue el único agresor y la escena es estática”, apuntó.

Las autoridades habían buscado también a una mujer llamada Marilou Danley, descrita solo como “compañera de viaje” de Paddock, pero la policía dijo hoy que la habían localizado a ella y a dos autos.

El vínculo entre Danley con Paddock no se conoció de inmediato, aunque vivían en la misma dirección en Mesquite, Nevada, de acuerdo con los registros públicos.

Según The Washington Post, las grabaciones del ataque sugieren que el sospechoso usó un arma automática, y Lombardo manifestó que localizaron numerosas armas de fuego dentro de la habitación que ocupó el pistolero en el hotel.

Agregó que dos policías fuera de servicio de Las Vegas fueron asesinados en la masacre, mientras otros dos agentes que respondieron a la agresión fueron heridos y uno de ellos está en estado crítico.

Un oficial fuera de servicio de Bakersfield, California, que asistía al concierto, también fue llevado al hospital con lesiones que no deben poner en peligro su vida.

El presidente Donald Trump envió mediante un tuit sus “cálidas condolencias y simpatías a las víctimas y familias del terrible tiroteo de Las Vegas.”

Unas botas de vaquero en una calle junto a la sala de conciertos donde se produjo un tiroteo masivo contra los asistentes a un festival de música en Las Vegas, Nevada (EEUU), el 1 de octubre de 2017. Foto: Steve Marcus / Reuters

Al menos 50 personas han muerto y más de 200 han resultado heridas tras un tiroteo cerca de un famoso hotel de Las Vegas. Foto: David Becker / AFP

El incidente tuvo lugar durante un festival de música country. Foto: Steve Marcus / Reuters

El tiroteo en Las Vegas es considerado el más mortífero de la historia moderna de EEUU. Foto: David Becker / AFP

El tiroteo en Las Vegas es considerado el más mortífero de la historia moderna de EEUU. Foto: David Becker / AFP


Aumenta a 400 cifra de heridos por tiroteo en EEUU

Las autoridades estadounidenses informaron este lunes que suman más de 400 los heridos en el tiroteo ocurrido durante un concierto al aire libre en la ciudad de Las Vegas, Nevada, donde también se reportan al menos 50 muertes.

Aunque anteriormente se hablaba de dos centenares de lesionados por la matanza ocurrida durante el evento de música country Route 91 Harvest Festival, la policía precisó que 406 víctimas fueron enviadas a hospitales a raíz del ataque contra el espectáculo en el que participaban más de 22 mil personas.

Varios testigos declararon a los medios que en un principio las detonaciones se confundieron con la explosión de petardos, pero poco a poco el pánico se fue contagiando entre los asistentes cuando se empezaron a ver personas abatidas por las balas.

Algunos sobrevivientes aseguraron que los disparos continuaron mientras huían, y que el sótano de un casino cercano sirvió de refugio.

El de las Vegas resulta ahora el tiroteo masivo más mortífero en la historia del país, al superar el número de víctimas de la masacre en la discoteca Pulse de Orlando, Florida, donde fueron asesinadas 49 personas en junio de 2016.

Un ex oficial de policía de Las Vegas, Randy Sutton, dijo este lunes que la cantidad de tiempo que duró el tiroteo interfirió con la capacidad de los socorristas de llegar al área.

Sutton consideró que el pistolero planeó el horrible crimen de forma “inmaculada”: “la forma en que se preparó con múltiples armas de fuego, tener suficiente munición para llover el infierno sobre esos pobres inocentes que no hacían nada más que divertirse”.

Hasta ahora, la masacre ha sido vinculada con el terrorismo o grupos extremista, según declaraciones a la prensa de un funcionario estadounidense con conocimiento del caso.


EL NUEVO EJE ANTICUBANO DEL MAL

Por Pedro Martínez Pírez

En medio del proceso de recuperación por los gravísimos daños provocados en la mayoría de las provincias cubanas por el huracán Irma, Cuba se ve obligada ahora a enfrentar una nueva agresión de Estados Unidos, cuyo gobierno ha decidido retirar de La Habana a la mayor parte de su personal diplomático, y al mismo tiempo “recomendar” a los ciudadanos estadounidenses no viajar a Cuba.

Se trata de una escalada anticubana en la cual tiene mucho que ver la creciente influencia de elementos ultraconservadores de Miami sobre el presidente Donald Trump, quien al fallecimiento de Fidel Castro el 25 de noviembre del pasado año emitió declaraciones altamente ofensivas hacia el líder histórico de la Revolución Cubana, y un mes antes había recibido a los cabecillas de la célebre Brigada 2506, integrada por mercenarios derrotados en Playa Girón en abril de 1961.

El pasado 16 de junio, en la madriguera miamense de la Brigada Mercenaria, Donald Trump selló su compromiso anticubano y dio nuevos pasos para revertir el proceso hacia la normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, el cual fue iniciado por el anterior inquilino de la Casa Blanca, Barack Obama, y los dos países formalizaron el 20 de julio de 2015 el restablecimiento de sus vínculos diplomáticos, que habían sido interrumpidos el 3 de enero de 1961, tres meses antes de la agresión imperialista por Playa Girón.

La nueva escalada anticubana se apoya en supuestos incidentes sufridos en La Habana por una veintena de integrantes del personal diplomático estadounidense que alega haber sufrido ataques sónicos que provocaron daños a su salud.

El Ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, y más recientemente Josefina Vidal, directora general que atiende en la Cancillería los asuntos de Estados Unidos, aseguraron que el Gobierno de Cuba no tiene responsabilidad alguna en los alegados hechos. Consideramos –enfatizó la funcionaria cubana—que la decisión anunciada por el Departamento de Estado es precipitada y va a afectar las relaciones bilaterales. El canciller Bruno Rodríguez había pedido a Estados Unidos no politizar asuntos de esta naturaleza.

Pero la mafia anticubana de Miami, cuya cabeza visible es hoy el senador republicano por la Florida Marco Rubio, estadounidense de padres cubanos, está bien posesionada ante el gobierno de Trump, y trabaja para lograr revertir todo el camino andado en las relaciones entre los dos países.

Es un nuevo y verdadero eje de mal anticubano, que se inspira en la filosofía reaccionaria de Ronald Reagan y George W. Busch, en un país donde nuestro José Martí vivió quince años, lo cual le permitió conocer  de cerca las entrañas del monstruo y legar a Cuba la honda de David para luchar contra el Goliat imperialista.

La Habana, 02 de octubre de 2017