martes, 3 de octubre de 2017

RUIDOS PARA QUE TODOS PIERDAN

Jorge Gómez Barata

Como suele ocurrir en los asuntos de las mafias; quienes hayan generado o inventado el incidente con los diplomáticos estadounidense en La Habana, exagerado sus consecuencias o dificultado su esclarecimiento, pueden no haber tenido nada personal contra los perjudicados. Su objetivo solo puede haber sido dañar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y frustrar los avances alcanzados en la normalización. De ser así, el daño está hecho.
   
El pasado 17 de febrero, Estados Unidos informó al Ministerio de Relaciones Exteriores Cuba, sobre presuntos incidentes que afectaron la salud de funcionarios de su sede diplomática en La Habana. El gobierno cubano inició una investigación. En mayo dos diplomáticos isleños fueron expulsados de Washington. El 9 de agosto pasado, mediante una nota oficial la opinión pública cubana fue informada.

Las autoridades cubanas desconocedoras de los hechos mencionados subrayaron que no tenían nada que ver con ellos y tampoco permitirían que el territorio nacional fuera utilizado para atentar contra diplomáticos de ningún país. Estados Unidos no ha aportado información médica o de otro tipo que permita avanzar. A lo largo de casi dos meses voceros del gobierno estadounidense, a cuentagotas, han suministrado mínimos de información, sin abundar en el diagnóstico, la evolución médica o el estado de salud de los diplomáticos presuntamente afectados.

A pesar de mencionarse a más de veinte pacientes, no ha existido un solo parte médico, no se conoce la condición clínica de los afectados ni su evolución y nada se ha filtrado acerca de los resultados de las investigaciones realizadas por Estados Unidos. Por su parte la prensa oficial cubana se mantuvo al margen, excepto algunos periodistas que, bajo su firma, han puesto en duda los hechos o los han negado. En las redes sociales y alguna prensa alternativa, debido a lo extravagante del incidente, hubo incluso mofa.

En algún momento se informó acerca de la cooperación de las autoridades cubanas que permitieron al FBI realizar investigaciones en La Habana, incluso se difundieron rumores acerca de que el presidente cubano Raúl Castro se entrevistó con Jeffrey DeLaurentis, encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en La Habana, para ratificar la posición de Cuba y declararse dispuesto a colaborar con las investigaciones.

No han faltado especulaciones acerca de que elementos ajenos a las entidades cubanas, incluso extranjeros radicados o de paso por la capital cubana, se hayan involucrado en acciones contra el personal diplomático norteamericano, acerca de lo cual círculos oficiales de ninguno de los países directamente involucrados y tampoco de ningún otro, se han pronunciado.

Entre tanto los legisladores de ascendencia u origen cubano, visceralmente opuestos a los procesos de normalización iniciados durante la administración de Barack Obama y alguna prensa de Miami han tratado de empujar al gobierno estadounidense a una nueva ruptura con Cuba, incluso insistentemente han reclamado o aconsejado el cierre de la embajada norteamericana en La Habana y la expulsión de los diplomáticos cubanos en Washington.

Para añadir complejidad al asunto, en los días 9 y 10 de septiembre el huracán María azotó a La Habana provocando penetraciones del mar que, entre otras grandes áreas, inundaron la parte de la capital cubana donde se encuentra enclavada la embajada estadounidense, obligando a la sede a reducir su nivel de actividad y probablemente dificultando investigaciones asociadas al denominado incidente sónico.

En un gesto que pareció constructivo, el pasado 26 de septiembre, a solicitud de Cuba, el canciller Bruno Rodríguez fue recibido por el Secretario de Estado de los Estados Unidos Red Tillerson a quien, según se informó, ratificó las posiciones de Cuba, solicitando no tomar medidas apresuradas para dar tiempo a las investigaciones. Por aquellos días el alto funcionario estadounidense declaró que no creía que las autoridades cubanas estuvieran involucradas en lo que ahora llaman ataques a funcionarios diplomáticos.

No obstante, el pasado viernes 29, apenas setenta y dos horas después, del encuentro entre los cancilleres, Estados Unidos anunció la retirada de más del cincuenta por ciento de su personal diplomático en La Habana, suspendiendo la emisión de visados, emitiendo además un aviso en el cual aconseja a ciudadanos norteamericanos no viajar a la Isla.

Plagado de incógnitas, rarezas y contradicciones, el incidente, todavía abierto a la investigación, ya ha producido resultados nefastos para las relaciones bilaterales que perjudican os esfuerzos por la normalización de la relación, pueden anular lo avanzado y perjudicar a todos los cubanos, así como a los norteamericanos con aspiraciones de viajar a la isla o involucrados en los negocios con ella. En fin, existentes o no, con los ruidos aludidos todos pierden. Por esta vez los malos ganaron. Allá nos vemos.

La Habana, 03 de octubre de 2017

…………………………………………………………………………………………………
El presente artículo fue elaborado para el diario Por esto, al reproducirlo, indicar la fuente

EE.UU. expulsa a 15 diplomáticos de la Embajada cubana en Washington

RT  -   3 octubre 2017 15:42 GMT

Washington ha ordenado la salida de 15 diplomáticos cubanos en siete días, según el Departamento de Estado de EE.UU.

La bandera nacional cubana sobre su Embajada en Washington, EE.UU., el 20 de julio de 2015. / Carlos Barria / Reuters

EE.UU. ha ordenado la salida de 15 diplomáticos de la Embajada cubana en Washington en siete días, según el Departamento de Estado norteamericano.

La medida se activa después de que EE.UU. decidiera reducir en similares términos su propio personal en la Embajada estadounidense en La Habana, en respuesta a los misteriosos problemas de salud que padecen los diplomáticos que sirven en la isla caribeña.

Un funcionario del Departamento de Estado ha explicado a los periodistas que EE.UU. está "expulsando" a los diplomáticos cubanos, pero no los declara "personas non grata". Esta designación les impediría volver.

Tillerson: La Habana "no tomó las medidas apropiadas para proteger a nuestros diplomáticos"

A su vez, el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, ha detallado que la medida se debe al deseo de "asegurar la equidad" entre EE.UU. y Cuba, y a que La Habana "no tomó las medidas apropiadas para proteger a nuestros diplomáticos".

Tillerson ha enfatizado que Washington mantiene relaciones diplomáticas y cooperará con Cuba mientras continúe la investigación.

Sin embargo, ha anticipado que su decisión de retirar el 60% de los diplomáticos estadounidenses de la Embajada en La Habana seguirá en vigor hasta que Cuba pueda asegurar que los diplomáticos estadounidenses estén a salvo.

Estados Unidos asegura que al menos 21 de sus diplomáticos han sufrido "ataques acústicos", que en algunos casos han provocado ligeras lesiones cerebrales traumáticas y pérdida permanente de audición.

Sin embargo, los investigadores estadounidenses aún no saben qué o quién está detrás de los supuestos ataques.

Por su parte, el Ministerio cubano de Exteriores ha calificado de "precipitada" la decisión estadounidense de recortar su personal diplomático en la isla, medidas que —adelantó— solo perjudican la relación bilateral. 

Más información, en breve.


Ingresa en prisión vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas

Radio Rebelde  -  2017-10-03 07:48:57 / web@radiorebelde.icrt.cu / Ana Teresa Badía Valdés


Anoche el personal policial ecuatoriano ejecutó la “boleta de captura” en contra del vicepresidente Jorge Glas, pocas horas después que el juez nacional Miguel Jurado ordenara su detención, a petición de la Fiscalía.

Glas abandonó su residencia en Guayaquil escoltado por una larga caravana de coches patrulla y fue acompañado hasta la base Simón Bolívar de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE).

Desde ahí ha sido trasladado a una cárcel en Quito, en cumplimiento de la orden de prisión preventiva por su supuesta implicación en el caso Odebrecht. Poco antes de recibir la orden judicial y entregarse, el vicepresidente se dirigió a la ciudadanía en un video en el que pide a sus seguidores seguir luchando por la revolución.
 
Glas reiteró que acata con “protesta” una resolución del sistema de justicia que considera “inconstitucional” e “ilegal”, porque ha sido “un proceso lleno de fallas”.

“No se preocupen, no tienen que buscarme, estoy donde siempre. No voy a escapar. Los inocentes jamás huimos”, escribió Glas al exigir que el Fiscal “exhiba ante el país las pruebas que tiene” en su contra.

La prisión preventiva fue dictada por la Corte Nacional de Justicia del país tras considerar justificada una solicitud de la Fiscalía General.

También se ordenó el congelamiento de sus cuentas bancarias.

Suspendidas sus funciones

El pasado agosto, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, suspendió todas las funciones asignadas al vicepresidente.

Moreno firmó el decreto con esta decisión argumentando que el presidente destacaba la importancia de "una relación diáfana entre los gobernantes y sus mandantes".

La Constitución de Ecuador establece que el vicepresidente tiene que cumplir las funciones que le asigne el jefe de Estado. No obstante, el mandatario no puede destituir al vicepresidente ya que es un cargo de elección popular.

Reacción de Correa

Justamente el ex presidente Rafael Correa reaccionó tras la detención de Glas. En un mensaje en su cuenta de la red social Twitter: "Un hombre honesto ha perdido su libertad. ¡Qué tiemble el mundo!". El texto fue acompañado con imágenes del expresidente Eloy Alfaro y una frase: "La hora más oscura es la más próxima a la aurora".


Los periodistas de TVE protestan contra la dirección: "Vergüenza, vergonya"

Los profesionales de la cadena pública se plantan en la redacción de Torrespaña contra la cobertura del 1-O

Protesta de la redacción de TVE por la cobertura del 1-O realizada por la cadena pública.

PÚBLICO - MADRID

Los periodistas y trabajadores de TVE han escenificado este lunes su repulsa a la cobertura que la cadena pública ha realizado del referéndum del 1-O a través de una protesta en la redacción de informativos. Decenas de profesionales se han levantado y han mostrado carteles en los que se leía "Vergüenza, vergonya". 

Durante la mañana de este lunes posterior a la consulta catalana también ha emitido un comunicado oficial el Consejo de Informativos de la cadena pública, formado por un comité de profesionales. 

Este ha pedido la "inmediata dimisión" la directiva por hacer "todo lo posible por difundir una visión parcial y sesgada de los hechos" y silenciar la dureza policial: "En los informativos se minimizó la información sobre lo que estaba ocurriendo en las calles de Barcelona y otras localidades catalanas, con actuaciones de las fuerzas del orden público y votaciones que sí se vieron en otras cadenas", han denunciado. 


MANIPULACIÓN ACÚSTICA CONTRA CUBA

Por Manuel E. Yepe

La mayor asociación estadounidense de organizadores de viajes a Cuba, luego de efectuar una asamblea de sus miembros, emitió una declaración en la que discrepa, por unanimidad, de la decisión del Departamento de Estado de su país de retirar el 60 % del personal de su Embajada de la Habana y de su advertencia a los ciudadanos estadounidenses de que eviten sus viajes a Cuba.

Derivado de ello, el Consulado estadounidense en La Habana suspendió por tiempo indefinido la expedición de visas para viajar a Estados Unidos, aunque seguirá prestando servicios de emergencia a los ciudadanos estadounidenses cuando están en Cuba.

La motivación que se argumenta para estas acciones es que se había conocido que 21 diplomáticos Usamericanos acreditados en La Habana han reportado problemas auditivos de origen ignorado.

"A partir de la evidencia disponible hasta el momento y del hecho de que el Departamento de Estado afirma que ningún otro ciudadano estadounidense han sido afectado, creemos que tal decisión es injustificada y, por tanto, continuaremos organizando viajes a Cuba y animando a otros a hacerlo", declaró Bob Guild, Co-Coordinador de RESPECT (por las siglas en ingles de Turismo Ético Responsable de Cuba), una Asociación profesional integrada por 150  representantes de agencias de viajes, turoperadores y otros prestadores de servicios relacionados con los viajes a la isla fundada en diciembre de 2016, en el aniversario de la apertura del diálogo cubano-estadounidense.

Destacó Guild que las leyes estadounidenses permiten a los ciudadanos y residentes estadounidenses viajar a Cuba y no hay disposición alguna del Departamento de Estado que de alguna manera prohíba a ciudadanos de Estados Unidos visitar la isla.

En la arriba citada reunión de RESPECT, los representantes de las aerolíneas comerciales de Estados Unidos que viajan a Cuba expresaron su intención de continuar haciéndolo.

Gail Reed, fundadora de la revista científica MEDICC y vice-coordinadora de RESPECT, destacó categóricamente en la propia reunión que “Cuba sigue siendo un destino muy seguro para los viajeros de Estados Unidos”.

Por invitación de las autoridades cubanas, el FBI estuvo en La Habana anteriormente buscando evidencias de lo que Estados Unidos ha descrito  como "ataques sónicos" causantes de hipoacusia y otros síntomas, pero sus agentes no encontraron dispositivo alguno u otra evidencia que explicara el misterio.

Ninguno de los 500,000 visitantes de Estados Unidos a Cuba en este año 2017 ha reportado problemas de salud similares y, según declaración de Secretario de Estado Tillerson de la semana pasada "no tenemos informes de ningún otro ciudadano estadounidense que haya sido afectado...".

Tampoco han tenido contratiempos aproximadamente dos millones de turistas de otros países que ha visitado a Cuba en lo que va del presente año.

Ni un solo huésped ha experimentado en Cuba problemas relacionados con "pérdida auditiva" u otros reclamos de salud que preocupan a la administración de Trump.

De los muchos miles de invitados extranjeros que se hallaban en Cuba cuando la isla fue recientemente azotada de una punta a la otra por el huracán “Irma” ni uno solo sufrió daños. Cuba sigue siendo una de las naciones más seguras del mundo para sus huéspedes y, además, tampoco hay guerras por la droga, ni por terrorismo, ni por tráfico de armas, ni guerras de pandillas, ni secuestros, ni hay pandemias tropicales.

La presidenta de AFSA, asociación que representa a 15,000 diplomáticos de Estados Unidos en todo el mundo, Barbara Stephenson, se ha opuesto a cualquier decisión de retirar los diplomáticos de Cuba. Dijo que sus miembros están en contra de la reducción del personal de la Embajada en La Habana y que están preparados para continuar a su misión independientemente de que hubiera problemas de salud reales o supuestos. "Tenemos que permanecer en el campo y en el juego", alegó Stephenson.

En respuesta a la medida de Washington de reducir el personal diplomático de su Embajada en Cuba, Josefina Vidal, Directora General de asuntos de Estados Unidos en la Cancillería cubana, calificó la decisión de precipitada y consideró que ello afectará las relaciones bilaterales y la cooperación en áreas de interés mutuo. Vidal había instado a los Estados Unidos a no politizar el asunto e insistió en que Cuba precisa de una activa cooperación de las autoridades norteamericanas para llegar a una conclusión definitiva.

Evidentemente, estamos en presencia de una nueva maniobra contra Cuba de los sectores de la extrema derecha terrorista en la política exterior del gobierno estadounidense. La insistencia en el asunto de personeros tan representativos de esos sectores de la diplomacia estadounidense como el senador republicano Marco Rubio confirma esta hipótesis.

La Habana, Octubre 2 de 2017

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.


Un tribunal español dictamina la extradición a EE.UU. de un presunto 'hacker' ruso

RT  -  3 oct 2017 13:55 GMT

En el mes de abril, el especialista informático Piotr Levashov, de 36 años y residente de San Petersburgo, fue detenido en Barcelona por pedido de EE.UU.

Tribunal Supremo de España en Madrid. wikipedia.org

Este martes, la Sala Penal Sección Cuarta de la Audiencia Nacional de España ha aceptado la extradición a EE.UU del ciudadano ruso Piotr Levashov, acusado de 'hackeo', reporta 'El Confidencial'.

RIA Novosti, por su parte, citó la decisión judicial en cuestión, que se encuentra a su disposición, precisando que el tribunal aceptó la extradición del informático a EE.UU., donde es acusado de varios delitos, incluyendo el de realizar fraude informático, estragos y robo de datos personales.

Sin embargo, una fuente en la corte española afirmó a RIA Novosti que se puede apelar la decisión sobre la extradición.

Levashov, de 36 años y residente de San Petersburgo, fue detenido por pedido de EE.UU. mientras vacacionaba con su familia en España en abril pasado. El ciudadano ruso fue arrestado a bajo la sospecha de estar involucrado con ataques informáticos, en particular, respecto a las elecciones estadounidenses. La acusación también cree que el informático difundía virus y realizaba ataques de 'spam'.

Durante una audiencia que tuvo lugar el 28 de septiembre en Madrid, Levashov se pronunció contra su extradición a EE.UU. por temor a que corra riesgo su vida.


EE.UU. pedirá a Cuba retirar diplomáticos de Washington, según medios

Washington, 3 octubre (PL) El Departamento norteamericano de Estado solicitará a Cuba retirar gran parte del personal de su embajada en esta capital pocos días después de tomar una decisión similar con sus funcionarios en la isla, reportan hoy medios locales.

La medida, que no ha sido confirmada oficialmente, podría darse tan pronto como este martes, después de que el viernes la entidad federal anunciara la salida de más de la mitad del cuerpo de la sede diplomática norteamericana en La Habana, según difundió la agencia Associated Press.

De acuerdo con el medio, un funcionario del gobierno le informó que el secretario de Estado, Rex Tillerson, discutió el plan este lunes con el presidente Donald Trump.

El pasado 29 de septiembre el Departamento de Estado manifestó que reducían la presencia de funcionarios en Cuba a raíz de incidentes de salud reportados por diplomáticos estadounidenses en la isla, que Tillerson calificó de 'ataques' pese a reconocer que carecen de respuestas definitivas sobre el tema.

Mediante un comunicado, el titular ratificó entonces que las relaciones diplomáticas con Cuba se mantienen, y agregó que el trabajo en el país caribeño se guía 'por los intereses de seguridad nacional y de política exterior de Estados Unidos'.

La medida de la pasada semana se dio pese al reconocimiento por parte de Washington de que los investigadores no han podido determinar quién es responsable o qué causó estos hechos.

'Cuba nos ha dicho que continuará investigando', agregó el secretario de Estado el viernes, cuando dijo que se mantendrán cooperando con la isla en este esfuerzo.

Tras el anuncio de esa jornada, la directora general de Estados Unidos la cancillería cubana, Josefina Vidal, calificó la decisión de precipitada y señaló que afectará las relaciones bilaterales, en particular, la concreción de varios acuerdos en temas de interés mutuo.

Vidal ratificó que el Gobierno de Cuba no tiene responsabilidad con esos hechos y cumple de manera responsable con lo establecido por la Convención de Viena de 1961 acerca de la protección de la integridad física de los diplomáticos y sus familiares.

Poco antes de eso, durante un encuentro con Tillerson el 26 de septiembre en esta capital, el canciller de la nación antillana, Bruno Rodríguez, lo llamó a no politizar un asunto de esta naturaleza y a que no se tomaran decisiones apresuradas y sin sustento en evidencias y resultados investigativos concluyentes.

Ante las movidas de Washington sobre este tema, cuando aún no concluyen las investigaciones, diversas voces calificaron los pasos del Departamento de Estado de excesivos y alertaron sobre el peligro que representan para el proceso de normalización de relaciones bilaterales.

Senadores y congresistas, grupos empresariales y de transporte, ex diplomáticos y analistas consideraron desacertada la postura de la administración de Donald Trump, quien el 16 de junio pasado anunció el retroceso de algunos de los avances alcanzados entre las dos naciones.

mem/mar