domingo, 29 de octubre de 2017

CHINA. SIN POLÉMICAS BIZANTINAS

Jorge Gómez Barata

Fanfarrias aparte, la verdadera novedad del XIX Congreso del Partido Comunista Chino es que no hubo novedad. Todo lo ocurrido era predecible. Esa fue su virtud. En los grandes procesos políticos estabilidad, continuidad y políticas consecuentes son virtudes.

El XIX Congreso del Partido Comunista Chino además del liderazgo de Xi Jinping, ratificó la política adoptada a fines de los años setenta bajo el gobierno de Deng Xiaoping, que no solo ha permitido preservar el socialismo, sino reformarlo, alcanzar estabilidad interna, y reforzar la cohesión social. Esa estrategia que se consolida y profundiza de una administración a otra, ha convertido a China en la segunda economía mundial, y asegurado la cohesión y la estabilidad interna.

El inicio de las reformas chinas hace unos cuarenta años estuvo precedido por un hándicap formado por la ruptura con la Unión Soviética a finales de la década de los cincuenta del siglo XX, un período de crisis e inestabilidad derivados de aventuras como el Gran Salto Adelante (1958-1961), la Revolución Cultural Proletaria (1966-1976), y también por la apertura política y la aproximación a occidente iniciada en 1972 con la visita del presidente Richard Nixon a China.

Después de sucesivas depuraciones, que en cada caso afectaron a miles de cuadros de diferentes facciones y elevados estándares, incluido Deng Xiaoping, a la muerte de Mao Zedong en 1976, ascendió a los primeros planos una camarilla encabezada por Jiang Qinq, viuda del líder, conocida como la “Banda de los Cuatro”, a los cuales Hua Guofeng, designado sustituto por Mao hizo arrestar, juzgar y condenar.

Con el encumbramiento de Deng en 1978 se iniciaron las reformas que abrieron un largo período de estabilidad, crecimiento económico, y progreso, impulsado por la tercera generación de líderes sucesores de Deng Xiaoping: Jiang Zemin (1998-2002), Hu Jintao (2002- 2012), y Xi Jinping, que conduce el país desde 2013 y acaba de ser relecto para otros cinco años.

Aunque con pugnas, avatares, y contradicciones, estos cuatro secretarios generales han liderado con firmeza, serenidad, y audacia las reformas económicas, y ratificado la renovada proyección internacional del país durante cuarenta años, encabezando una larga era de estabilidad y prosperidad que ha convertido a la República Popular China en la segunda economía mundial, en un referente, y en un relevante actor en las relaciones internacionales.

Además de la constancia y la continuidad, una de las enseñanzas de las reformas en China es la unidad del partido y la dirección política, que sin fisuras ni oposición abierta o sutil, apoyan los cambios en la economía y la proyección política del país.

En ese clima de coherencia, unidad, y optimismo se efectuó el XIX Congreso, que proyectó una formidable imagen de un país consolidado por su realismo y capacidad para reformar el modelo económico socialista, sintonizar el país con las principales tendencias de la economía y la política global, y avanzar hacia horizontes previstos. Cuarenta años de reforma ofrecen un resultado. Allá nos vemos.

La Habana, 27 de octubre de 2017

………………………………………………………………………
El presente artículo fue escrito para el diario Por Esto. Al reproducirlo citar la fuente


Bruno Rodríguez: “El gobierno de EEUU cierra y Cuba abre”

Publicado en Cubadebate el 28 octubre 2017

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, durante su discurso en el IV Encuentro de Cubanos Residentes en Estados Unidos, anunció cuatro nuevas medidas migratorias. Foto: @CubaMINREX/ Twitter.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, anunció en Washington que a partir de enero próximo la isla pondrá en vigor nuevas regulaciones migratorias, entre las cuales se incluyen permitir la entrada de ciudadanos que abandonaron el país caribeño ilegalmente.

En ese caso se exceptuarán las personas que hayan salido a través de la Base Naval norteamericana que se ubica en Guantánamo, en el oriente cubano, en contra de la voluntad del pueblo y del gobierno de la isla.

Tal excepción se debe a los graves riesgos de ese tipo de actos para la seguridad nacional y para la propia integridad de las personas que los realizan, precisó el ministro de Relaciones Exteriores.

A partir del venidero 1 de enero también se eliminará la habilitación de pasaportes para los viajes a la nación antillana, y se autorizará la entrada y salida de ciudadanos cubanos residentes en el exterior en embarcaciones de recreo por las marinas turísticas internacionales Hemingway, en La Habana, y Gaviota, en Varadero.

El titular, quien se refirió a tales regulaciones al intervenir en IV Encuentro de Cubanos Residentes en Estados Unidos en Defensa de la Soberanía Nacional y Contra el Bloqueo, explicó que una vez creadas las condiciones se ampliarán progresivamente esta actividad a otras marinas.

Las medidas, que fueron recibidas con vítores por los casi 130 asistentes al evento que se celebra en la Universidad de Howard de esta capital, también comprenden el fin de los requisitos de avecindamiento para los hijos de cubanos nacidos en el extranjero.

De ese modo, los descendientes podrán obtener la ciudadanía cubana y contar con la identificación de la isla.

“El gobierno de Estados Unidos cierra y Cuba abre”, afirmó el canciller en referencia a recientes medidas adoptadas por la administración norteamericana como la reducción del personal en las embajadas en las capitales de ambos países, con lo cual se suspendió la entrega de visas estadounidenses en Cuba.

Las decisiones de Washington, que respondieron a incidentes de salud reportados por diplomáticos norteamericanos en Cuba sobre los cuales se desconoce la causa, también afectan en gran medida el trabajo del consulado de la isla en esta capital debido a la reducción del número de sus trabajadores.

De acuerdo con Rodríguez, estas nuevas disposiciones del gobierno cubano dan continuidad a las vigentes desde enero de 2013 como parte de los ingentes esfuerzos en aras de fortalecer aún más los vínculos de la mayor de las Antillas con los cubanos residentes en el exterior.

Con estas decisiones, se da continuidad a las adoptadas en enero de 2013, como parte de los esfuerzos que el país realiza en aras de fortalecer aún más las relaciones de Cuba con su emigración, proceso iniciado en 1978 por el Comandante en Jefe de la Revolución, Fidel Castro Ruz.

Imagen: Cubadebate.

Por otra parte, el gobierno estadounidense ha decidido reducir drásticamente el personal de su Embajada en La Habana y suspendido la emisión de visas en su Consulado. El traslado a Colombia de los ciudadanos cubanos para obtener visas de inmigrantes, y a terceros países para otros tipos de visados estadounidenses, sin ninguna garantía de su otorgamiento, además de encarecer considerablemente los viajes, los hace prácticamente inviables. Esto afectará directamente a las familias cubanas que, en lo adelante, no podrán obtener sus visas en La Habana y enfrentarán mayores obstáculos para visitar a sus familiares, e incluso para quienes desean emigrar.

La infundada y arbitraria decisión de expulsar de su territorio a 17 funcionarios de la Embajada de Cuba en Washington, incluyendo una parte importante del personal del Consulado, tendrá un impacto negativo en los servicios consulares y dificultará en particular los viajes a nuestro país de los cubanos residentes en los Estados Unidos.

El Gobierno de Cuba continuará estudiando nuevas medidas de actualización de su política migratoria.

Próximamente, se publicarán en la Gaceta Oficial las distintas normas jurídicas que acompañarán la implementación de estas medidas y se ofrecerá también a la población información adicional sobre los procedimientos que se pondrán en vigor.

(Con información de Prensa Latina)


Moscú: "EE.UU. ayudaba de facto al Estado Islámico"

RT  -   29 oct 2017 09:50 GMT

Los canales de televisión de todo el mundo mostraban cómo los yihadistas viajaban en todoterrenos Hummer y Toyota, comprados con el dinero del Departamento de Estado de EE.UU.

Un militante del Estado Islámico con la bandera del grupo terrorista en Mosul, Irak, en el 2014. Reuters

El presidente del Consejo Interino del Consejo de la Federación de Rusia para la Política de Información y Relaciones con los Medios, Alexei Pushkov, ha comentado en una entrevista a RT que está convencido de que "EE.UU. contribuyó al establecimiento del Estado Islámico" en Siria.

Hoy en día hay una gran coalición que incluye al Reino Unido, EE.UU., Rusia, Irán, Hezbolá y Turquía que lucha contra los yihadistas en Siria, pero antes EE.UU. y varios de sus aliados en Oriente Medio intentaron usar al Estado Islámico para lograr el derrocamiento de Bashar al Assad en Damasco, afirma Pushkov.

De acuerdo con el político ruso, grandes envíos de armas destinadas a la llamada 'oposición moderada' en Siria, de alguna manera, terminaron en las manos del Estado Islámico. "Me parece que había un sistema completo para redirigir estas armas al Estado Islámico. Los canales de televisión de todo el mundo mostraban cómo sus militantes viajaban en todoterrenos Hummers y Toyotas, comprados con el dinero del Departamento de Estado de EE.UU.", señala Pushkov.

En Washington aseguraron que los autos fueron diseñados para la "oposición moderada", pero de alguna manera 100 Toyotas con ametralladoras pesadas acabaron en las manos del Estado Islámico en el área de Palmira y Deir ez Zor. ¿Cómo pasó esto exactamente? La parte estadounidense no lo pudo explicar. De cualquier manera, resulta que la ayuda de EE.UU. a la llamada 'oposición moderada' en Siria ha ayudado de facto al Estado Islámico para hacer frente a Assad, sostiene Pushkov.

No obstante, el político señala que, cuando los terroristas comenzaron decapitar a periodistas y ciudadanos occidentales y organizar atentados en las ciudades europeas, la opinión pública se volvió en contra del Estado Islámico. "Para cualquier gobierno se ha vuelto absolutamente inaceptable incluso tratar de usar esta agrupación para lograr algunos objetivos políticos ocultos", afirma Pushkov.