miércoles, 1 de noviembre de 2017

Cuba desnuda en ONU cruzada de EE.UU. para desmontar acercamiento

Bruno Rodríguez ante la Asamblea  General de la ONU este miércoles 1 de noviembre de 2017

Naciones Unidas, 1 noviembre (PL) El canciller cubano, Bruno Rodríguez, evidenció hoy aquí ante la comunidad internacional el empeño de la administración estadounidense en retroceder hacia un pasado de hostilidad que borre los avances de dos anteriores años en las relaciones bilaterales.

En la Asamblea General de la ONU, en el que 191 de sus 193 países miembros rechazaron con una resolución por vigesimosexto año consecutivo el bloqueo de Washington contra la isla, el diplomático cubano desmontó argumentos de la Casa Blanca para justificar su meta de revertir los progresos derivados del acercamiento anunciado por el presidente Raúl Castro y el exmandatario Barack Obama en diciembre de 2014.

Rodríguez recordó que en junio el presidente Donald Trump proclamó su intención de recrudecer el cerco económico, comercial y financiero impuesto hace más de medio siglo, y de convertir en eje de su política hacia la mayor de las Antillas semejante agresividad.

De acuerdo con el funcionario, si bien el bloqueo y su impacto en todos los sectores del desarrollo socioeconómico de la isla se mantuvieron durante la administración de Obama, se alcanzaron resultados tangibles en materia de cooperación en beneficio mutuo, amenazados por la nueva postura de la Oficina Oval.

Entre los pretextos está un alegado ataque a diplomáticos norteamericanos en La Habana, a partir de los cuales, aunque sin acusar a Cuba de ejecutarlos, Estados Unidos aplicó disposiciones extremas, como la retirada de gran parte de su personal de la embajada y la reducción del que presta servicios en la sede diplomática cubana en la capital norteña.

Con el pretexto de las afecciones a la salud de algunos de sus diplomáticos, sin que exista la menor evidencia sobre su causa y origen, ni resultados de las investigaciones en curso, Estados Unidos adoptó medidas de naturaleza política que profundizan el bloqueo y afectan las relaciones bilaterales en su conjunto, denunció.

Al respecto, mencionó la suspensión de la emisión de visas de viajeros y emigrantes en su Consulado en La Habana, lo que perjudica el derecho de los ciudadanos a viajar libremente y visitar por periodos breves este país o dificulta seriamente la reunificación familiar bajo el acuerdo de las 20 mil visas anuales.

'No hay forma de justificar que se dañe a las personas y a las familias para intentar alcanzar objetivos políticos contra el orden constitucional en Cuba', advirtió.

Asimismo, señaló que el gobierno norteamericano publicó una infundada y mendaz advertencia a los ciudadanos estadounidenses para que eviten visitar la isla, con el claro objetivo de dañar el turismo internacional a Cuba.

Por otra parte, informó que con la injustificada expulsión de diplomáticos cubanos de Washington desmanteló la Oficina Económico-Comercial del país caribeño, con el propósito de obstaculizar cualquier acercamiento de empresarios estadounidenses interesados en explorar las oportunidades de negocios existentes aún dentro del marco restrictivo impuesto por el bloqueo.

Respecto al tema de los derechos humanos, utilizado de manera recurrente por la Casa Blanca para justificar su hostilidad, subrayó que la actual administración y Trump carecen de autoridad moral para cuestionar a Cuba.

'Preside un gobierno de millonarios destinado a aplicar medidas salvajes contra las familias de menos ingresos y los pobres de este país, las minorías y los inmigrantes. Sigue un programa que alienta el odio y la división. Pregona un peligroso excepcionalismo y supremacismo, que disfraza de patriotismo y que provocará más violencia', expuso.

El canciller criticó otros males de la sociedad estadounidense, acentuados con la nueva administración, incluyendo la corrupción de la política, la falta de garantías de educación, salud y seguridad social, las restricciones a la sindicalización y la discriminación de género.

De igual manera, consideró que merecen condena el uso de la tortura, el asesinato de afroamericanos por la policía, las muertes de civiles por sus tropas, el uso indiscriminado y racialmente diferenciado de la pena de muerte, y la represión y vigilancia contra los migrantes.

Rodríguez reiteró que al margen de las presiones y de la agresividad de Washington, la mayor de las Antillas jamás renunciará a construir una nación soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible.

También insistió en que Cuba nunca aceptará condicionamientos ni imposiciones y recordó a la Casa Blanca que ese enfoque fue aplicado sin éxito alguno por una decena de presidentes norteamericanos.

Sin embargo, el jefe de la diplomacia repitió una vez más la disposición del país caribeño a cooperar y convivir con Estados Unidos, bajo el respeto a las diferencias y el compromiso de promover todo lo que beneficie a ambas naciones y pueblos.

ocs/wmr


LA MUERTE

Chencho Alas

La muerte es una realidad que tratamos de evitar el pensar en ella. Nos causa miedo o la vemos muy lejana. Sin embargo, los principios de muerte los llevamos en la sangre, están presentes en nosotros desde el momento en que fuimos concebidos. El nacimiento y la muerte son los dos polos entre los que transita nuestra existencia. Hace un mes, recibí una llamada de Antigua Guatemala comunicándome que Rose Mary de la Bastide, una de mis mejores amigas, había muerto. Le agradecí a Dios que se la llevara. Ya había sufrido demasiado.  La conocí en Roma el año 1964 con ocasión de un congreso de seglares que tuvo lugar en El Vaticano. El 1º. de octubre el mundo entero recibió la escalofriante noticia del asesinato de 58 personas y 515 heridos en Las Vegas, Estados Unidos. Este mismo día, mi sobrina Ana Elizabeth me llamó para decirme que su hermana, Maruca, inhaló el día anterior humo mezclado con químicos debido a un accidente y sus pulmones se inflamaron parcialmente. Se encuentra a salvo.

Rose Mary estaba consciente de que la muerte la rondaba después de 40 años de estar en cama debido a dos derrames cerebrales. Los 58 asesinados en Las Vegas se encontraban en un concierto de country music cuando sintieron la quemada de las balas que penetraban en sus cuerpos y minutos después estaban muertos. Rose Mary quería la muerte y no llegaba; los muertos en Las Vegas se encontraban gozando de la vida.

No sabemos el día de nuestro nacimiento, porque nos encontramos inconscientes en el vientre de nuestras madres y tampoco el día de nuestra muerte. A lo largo de estos dos acontecimientos vamos sembrando innumerables hechos que marcan la historia de nuestra existencia, de los cuales debemos de dar respuesta al final ante la sociedad y ante Dios. Algunos son positivos, otros negativos; algunos contribuyen a construir un mundo mejor y otros lo destruyen; algunos siembran semillas de liberación y otros de opresión; algunos están iluminados por la luz de la fe y otros por las tinieblas del odio y la venganza.

Es muy posible que el día de nuestro entierro, los amigos comenten que fuimos hombres buenos, mientras otros afirmen con satisfacción: gracias que ya se fue, hizo tanto daño! También es posible que en la cruz se escriba, en paz descanse, lo que puede significar una oración pidiéndole a Dios que no me vaya al infierno o que gracias a Dios ya se fue.

Nuestros actos no son privados, aunque queramos esconder algunos de ellos. Todos tienen una equivalencia constructiva o destructiva. Si es positiva, contribuimos a crear una sociedad mejor, sembramos alegría, colaboramos con el bienestar no solo nuestro sino también de los demás. En lo profundo de nuestro espíritu y de nuestro cuerpo sentimos la belleza de hacer el bien que transmitimos a los demás. Si la equivalencia es negativa, sufrimos un cambio profundo que nos destruye y daña a los demás. Es el caso de Caín quien antes de asesinar a su hermano Abel, Dios tuvo que preguntarle: “¿Por qué andas enojado y con la cabeza baja? Si obras bien, podrás levantar tu vista. Pero tú no obras bien y el pecado está agazapado a las puertas de tu casa.” Caín mató a su hermano Abel y Dios lo condenó a una vida errante, miserable. (Cap. 4 del Génesis).

Nosotros los salvadoreños tenemos la muerte en cada instante a la puerta de nuestra casa. Sin embargo, vivimos como que si esta no existiera. La soberbia de los políticos es asombrosa, el desprecio al otro nos hunde, el crimen en todas sus formas de violencia nos carcome, el acaparamiento de la riqueza por parte de unos pocos no tiene límites. Nos parece que los pobres salen sobrando.

Lo malo es que un día, tarde o temprano, vamos a llegar al final del muelle de nuestra vida que estamos transitando y daremos el último paso en el abismo. En los pocos segundos que dure nuestra caída tendremos tiempo para hacernos una pregunta: ¿qué hemos dejado detrás de nosotros? Dinero, eso no cuenta; terrenos, tampoco cuenta; un alto puesto en la política, no nos sirve … Lo único que cuenta es el amor. ¿Has amado?

Austin, Tx, 1 de noviembre de 2017


Cuba en la ONU: 191 países votaron contra el bloqueo

Resultado de la votación de la resolución contra el bloqueo a Cuba. RT en Español 

RT  -  1 nov 2017 17:11 GMT

La Asamblea General de Naciones Unidas votó la moción cubana para rechazar el bloqueo que desde hace más de 55 años EE.UU. mantiene contra la isla caribeña. Solo Washington e Israel se opusieron.

Este miércoles se encuentra reunida la Asamblea General de Naciones Unidas para debatir el bloqueo económico que EE.UU. sostiene contra Cuba. Los representantes de la isla presentaron, como vienen haciendo desde 1992, una moción de rechazo a esta política económica. La misma recibió el apoyo de 191 Estados y fue rechazada solo por los representantes estadounidenses e israelíes.

A lo largo de los años, cada vez más estados miembro se sumaron al pedido de la isla caribeña de terminar con esta medida que consideran criminal.

En la primera votación fueron 59 los países a favor de la posición cubana, 3 en contra (EE.UU., Israel y Rumania) y 71 abstenciones. En 2016 el resultado fue 191 votos positivos y sólo dos abstenciones (EE.UU. e Israel). No obstante este año Washington volvió a rechazar la moción, modificando su postura del año anterior.


Muchos en EE.UU. apuestan por Cuba, a pesar de Trump

Por Martha Andrés Román*

Washington (PL) Mientras el gobierno norteamericano daña el proceso de acercamiento iniciado con Cuba a finales de 2014, dos recientes eventos en Estados Unidos confirmaron el continuo apoyo que existe en este país a la normalización de relaciones.

Con solo una semana de diferencia se celebraron la conferencia anual de la Red Nacional de Solidaridad con Cuba (NNOC) y el IV Encuentro de Cubanos Residentes en Estados Unidos, dos espacios que condenaron el bloqueo impuesto contra la isla caribeña y mostraron el compromiso de continuar los esfuerzos por ampliar los vínculos entre las naciones vecinas.

El 16 de junio pasado, en Miami, Florida, el presidente Donald Trump anunció su decisión de dar marcha atrás a varios de los pasos de acercamiento que tuvieron lugar bajo la administración de su predecesor, Barack Obama (2009-2017).

Más de tres meses después, y con la justificación de presuntos incidentes de salud reportados por diplomáticos norteamericanos en La Habana, la administración dio un nuevo golpe a los vínculos al retirar gran parte del personal de su embajada en la isla y expulsar a 15 funcionarios cubanos de Washington.

En medio de ese contexto, los mencionados encuentros devinieron también una condena a la postura del actual gobierno y su empeño de no escuchar el criterio de la mayoría de los estadounidenses y cubanoamericanos, cuando diversos sondeos evidencian que ambos grupos quieren nexos más estrechos con la mayor de las Antillas.

CONDENA AL BLOQUEO DESDE SEATTLE

La ciudad de Seattle, en el estado de Washington, fue el escenario de la reunión de la red de solidaridad, realizada los días 21 y 22 de octubre.

Ese evento, dedicado a analizar las actividades del último año y proponer nuevas acciones para los meses venideros, contó con la asistencia de personas de Illinois, Nueva York, Montana, Indiana, Massachusetts, California, Texas, Michigan, Oklahoma, Minnesota y Nueva Jersey, así como de la ciudad canadiense de Vancouver.

Tuvimos una excelente participación, destacó a Prensa Latina una de las coordinadoras de la NNOC, Nalda Vigezzi, quien reiteró la voluntad de continuar el trabajo, apoyar a Cuba y dar a conocer todo lo que ha brindado al mundo.

John Waller, secretario del Comité de Amistad Seattle/Cuba, remarcó la necesidad de eliminar de una vez y por todas el cerco económico, comercial y financiero que Washington mantiene hace más de medio siglo, y rechazó también las restricciones que limitan los viajes de los norteamericanos y les impiden visitar la isla como turistas.

Por su parte, la activista Gail Walker, quien tiene una larga historia de apoyo a la mayor de las Antillas, señaló su interés en vincular a más personas a las causas del país caribeño tras ser elegida como una de las cinco coordinadoras del movimiento.

Mi intención es tener más gente joven involucrada, más personas de color, y encontrar formas de hacer mejores usos de las redes sociales, expresó la hija del fallecido reverendo Lucius Walker, ferviente luchador contra el bloqueo.

La eliminación del cerco es también prioridad para Azza Rojbi y Alison Bodine. La primera de ellas nació en Túnez; la segunda, en Estados Unidos, pero ambas viven ahora en Vancouver y lideran organizaciones solidarias con Cuba.

Como parte de sus esfuerzos habituales de apoyo al territorio antillano resaltaron que asisten los días 17 de cada mes al consulado estadounidense en esa urbe canadiense con carteles y banderas cubanas para protestar contra dicha política que califican de genocida.

Un momento importante de la conferencia fue la proclamación de condena al bloqueo presentada por el concejal Larry Gossett y respaldada por su colega Jeanne Kohl-Wells.

Tras dar a conocer el texto en la cita de solidaridad, el político también lo difundió en una reunión del Concejo del Condado de King, del cual es sede Seattle.

El documento pide el fin inmediato del bloqueo, y llama al gobierno de Trump a continuar la normalización de los nexos y a alentar a los estadounidenses a viajar a Cuba.

Lograr más pronunciamientos como ese es una de las metas de los miembros de la NNOC para los próximos meses.

Entre las acciones previstas para el año próximo también se incluyen organizar nuevas delegaciones y brigadas para visitar la nación caribeña, la celebración de seminarios y conferencias antiimperialistas, e instar a miembros del Congreso a ir al territorio antillano.

COMPROMISO CON EL PAÍS NATAL

La necesidad e importancia de continuar el empuje para normalizar los nexos bilaterales, conseguir el fin del bloqueo y alcanzar libertad de viajes también fue central en la cita de cubanos residentes, efectuada el 28 de octubre en la Universidad Howard de esta capital.

José Ignacio Fernández, nacido en la isla y radicado en Pensilvania, sostuvo que el inicio de un proceso de apertura al país caribeño bajo la administración de Obama fue positivo, 'pero sabemos que hasta que no se acabe el bloqueo no habrá relaciones normales'.

El hombre llegado a Estados Unidos en 1962 expresó que desde 1997 trabaja con muchos compatriotas aquí en los esfuerzos de poner fin a tal política.

Constantemente hablamos con la prensa y miembros del Congreso sobre esta injusticia, apuntó Fernández, quien aseguró llevar en su carro una copia del alegato de autodefensa La historia me absolverá, pronunciado en 1953 por el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro.

La pertinencia de dialogar con miembros del legislativo fue resaltada por Ernesto Cabo, radicado en Virginia, quien un día antes del encuentro participó junto a un grupo de compatriotas en reuniones con congresistas.

En esos encuentros, explicó, se centraron fundamentalmente en dos proyectos de ley ya introducidos en la Cámara de Representantes y el Senado, uno para promover las exportaciones agrícolas a la isla y otro para levantar las restricciones de viajes que impiden a los estadounidenses visitarla como turistas.

De acuerdo con Cabo, es necesario que muchos cubanos jóvenes que viven en este país y defienden el acercamiento aprendan a realizar más activismo político, visitar a sus congresistas y hacer sentir su voz, para que no solo se escuche la de unos cuantos legisladores contrarios a la apertura y que representan a una minoría.

Durante el encuentro, el canciller del país caribeño, Bruno Rodríguez, anunció que a partir del próximo 1 de enero la isla aplicará nuevas medidas migratorias que buscan fortalecer los vínculos con los cubanos en el exterior.

Para todos los cubanos esto es algo muy importante, no importa dónde estén o dónde vivan, valoró tras la noticia Milay Gálvez, quien habita en Filadelfia, Pensilvania.

Desde su punto de vista, las nuevas normas eliminan trámites engorrosos y son muy necesarias en medio de la política agresiva contra Cuba que muestra el gobierno de Trump.

A su vez, Esther Gentile, residente en esta capital, expresó la opinión de que las reglas facilitarán mucho la comprensión mutua.

'Me parece maravilloso que las cosas se vayan normalizando poco a poco, hace más falta que nunca porque con la actitud de la actual administración estadounidense, es bueno que sea el gobierno cubano el que dé esos pasos', manifestó.

*Corresponsal Jefa de Prensa Latina en EE.UU.

arb/mar


Organizaciones mundiales y regionales reclaman fin del bloqueo a Cuba


Naciones Unidas, 1 noviembre (PL) Organizaciones globales y regionales reclamaron hoy en la Asamblea General de la ONU el levantamiento del bloqueo estadounidense contra Cuba, por sus afectaciones al desarrollo de la isla y por representar una medida contraria al Derecho Internacional.

Entidades que agrupan a decenas de países de varios continentes fijaron su postura de rechazo al cerco económico, comercial y financiero vigente por más de medio siglo, poco antes de una nueva votación en la Asamblea sobre un proyecto de resolución que llama a poner fin a las unilaterales sanciones.

A nombre del Grupo de los 77 más China, bloque que reúne a 134 de los 193 Estados miembros de las Naciones Unidas, Ecuador expresó profunda preocupación por las sanciones, prohibiciones de viaje y obstáculos que conforman el bloqueo de Washington, así como por su impacto en el comercio y el sector humanitario.

En ese sentido, advirtió que el cerco afecta el potencial de Cuba para avanzar hacia la implementación de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, en tiempos en los que la comunidad internacional prioriza su materialización.

De acuerdo con Ecuador, que preside el G-77 este año, esa organización demanda el fin definitivo de la política hostil contra un país que sobresale por su solidaridad con otros pueblos.

También El Salvador, en representación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), criticó el obstáculo que las medidas norteamericanas constituyen en materia de desarrollo y recordó que contravienen la Carta de la ONU y el derecho internacional.

La delegación salvadoreña en la sesión de la Asamblea General insistió en que el Congreso de Estados Unidos tiene la autoridad para eliminar el bloqueo y que el presidente de ese país cuenta con el poder ejecutivo para modificarlo.

A su turno en el podio, Gabón, en nombre del continente africano, y Singapur, representando a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, se sumaron a la demanda de levantar el bloqueo y defendieron el diálogo como vía para atender las diferencias, en lugar de la confrontación y el aislamiento.

En la plenaria de la Asamblea también intervinieron Venezuela, que preside el Movimiento de Países No Alineados; San Vicente y las Granadinas, a nombre de la Comunidad del Caribe (Caricom); y Costa de Marfil, que lo hizo como vocero de la Organización para la Cooperación Islámica.

Los oradores que fijaron la postura de diversos grupos globales y regionales señalaron el retroceso que significa para las relaciones entre La Habana y Washington, y el acercamiento bilateral iniciado en diciembre de 2014, la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, de recrudecer el cerco y de revertir los avances logrados durante la gestión de su predecesor, Barack Obama.

Asimismo, resaltaron la importancia del pleno apego a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, que aboga por la igualdad soberana, la no injerencia en los asuntos internos, la cooperación internacional y la libertad de comercio, cuestiones golpeadas por el bloqueo.

Además de los discursos a nombre de organizaciones, varios gobiernos intervinieron en su capacidad nacional, entre ellos Venezuela, Vietnam, Bolivia, China, Rusia y Sudáfrica, para instar a Estados Unidos a poner fin a las sanciones unilaterales y extraterritoriales contra Cuba.

pgh/wmr