jueves, 23 de noviembre de 2017

Locomotoras rusas: buenas noticias para el sector ferroviario cubano

Siete locomotoras rusas arribaron a Cuba como parte de una contratación mayor que brindará un impulso al sector de transporte más barato del país

Miércoles 22 noviembre 2017 | 09:18:26 AM

Juventud Rebelde

Las siete primeras nuevas locomotoras llegaron a Cuba provenientes de Rusia, de las quince adquiridas este año, y las restantes deberán llegar en la primera quincena de enero, informó la Unión de Ferrocarriles de Cuba (UFC).  La contratación general para la adquisición de estos equipos asciende a 75, según reseñó Prensa Latina. 

El director adjunto de la UFC, Rolando Navarro, explicó que otras 28 locomotoras vendrán 28 durante el 2018, y que las recién llegadas se utilizarán en la zona occidental en las labores de transportación de la zafra azucarera y de carga, ambas prioridades del país debido a la necesidad de trasladar tanto las producciones, como el combustible, contenedores o alimentos.

Navarro explicó que como parte del contrato se encuentra la capacitación a los operarios, y hasta el momento ya fueron instruidos 15 maquinistas y 15 mecánicos en la propia fábrica durante el proceso de construcción. Ahora resta la segunda etapa del entrenamiento, el cual se realizará en Cuba en el Taller de Angosta en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, de conjunto con especialistas rusos para trabajar en la puesta en marcha de esas locomotoras.

Cada una de estas locomotoras tiene un valor de un millón de euros, destacó, y proceden de la fábrica de Liudinovo, ubicada a 400 kilómetros de Moscú, en Kaluga; son del tipo TGM 8 y poseen una capacidad de arrastre de mil 600 toneladas y su velocidad promedio es de 80 kilómetros por hora. Cuba ya posee experiencia en el trabajo con los equipos producidos en esta fábrica, los cuales se emplean igualmente en la zafra azucarera, y son de los tipos TGM 8 y TGM 4, señaló y agregó que las primeras se encuentran en la isla desde hace unos veinte años.

En opinión del especialista de la UFC, Jose Ledesma, las nuevas locomotoras se diferencian de las anteriores debido a sus modernizaciones, poseen mayor potencia, el equipamiento es diesel hidráulico similar al anterior, tienen un compresor nuevo, el motor es más potente, y ha sido mejorada la transmisión y los sistemas de señalización de mando y control.


¿En qué condiciones “elegirán” los hondureños a su gobernante número 127?

Ollantay Itzamná

Planilla Presidencial. Tomada de internet

El próximo domingo, 26 de noviembre, seis millones de hondureños votarán por un Presidente de la República, tres vicepresidentes, 128  diputados/as al Congreso, 20 diputados/as al Parlamento Centroamericano, y 298 alcaldes/as.

Compiten 9 candidatos para ocupar la silla presidencial. Pero, sólo los dos partidos tradicionales (Nacional y Liberal) y la inédita alianza de la oposición tienen posibilidades reales de ocupar la presidencia.

Según el Art. 236 de la Constitución Política de la República de Honduras, el Presidente y los tres designados presidenciales (vicepresidentes) son electos por simple mayoría de votos válidos. Es decir, en Honduras no existe la figura de segunda vuelta electoral, ni de la básica mayoría absoluta electoral.

En sus 196 años, el Estado hondureño tuvo nada menos que 126 presidentes (incluido los provisionales).  Con un promedio de año y medio de duración por cada gobierno. Quizás esta volatilidad política sea una de las causas/efectos de la actual ausencia de institucionalidad pública y/o de una básica cultura democrática en Honduras.

Fue el miedo a las “intenciones” de reelección, del entonces Presidente Manuel Zelaya, el que aparentemente empujó al sector conservador del país a ejecutar el Golpe de Estado, en junio del 2009. Se puede entregar la soberanía y el territorio nacional a fuerzas extranjeras, pero jamás permitir que se quebrante el principio constitucional de la “no reelección”. Ésta es una premisa reiterada en el imaginario político hondureño.

El Art. 239 de la Constitución de la República prohíbe expresamente la reelección presidencial. Es más, la sola intencionalidad de romper con este artículo pétreo de la Constitución inhabilita al autor, por diez años, de la posibilidad de ocupar la función pública. Pero, paradójicamente, el actual Presidente de la República, Juan Orlando Hernández, con la venia de la Embajada de los EEUU., va a la reelección inmediata. Y allí va la “ciudadanía catracha”, evidenciando sus contradicciones de su frágil conciencia política.

Incluso, en los países donde existe la figura de la reelección presidencial, los gobernantes, para realizar la campaña electoral correspondiente, renuncian al cargo que desempeñan mientras dure el período de la campaña electoral. En Honduras, el actual Presidente fue simultáneamente candidato presidencial y Presidente de la República.

Otra de las estampas de la democracia “a la hondureña” es la “identidad” del Tribunal Supremo Electoral. Una entidad conformada en su totalidad por magistrados militantes del partido político Nacional y Liberal. En otras democracias elementales  se exige la no militancia partidaria a los jueces electorales.

Una década de retrocesos flagrantes en los derechos humanos

Según el Banco Mundial, en la actualidad, el 65% de las y los hondureños sobreviven en situación de pobreza. Y el 42%, en extrema pobreza. En 2007, la pobreza alcanzaba al 58% de la población.

En la actualidad, más del 15% del total de la población nacional se encuentra en el extranjero, y envía una remesa anual que supera el 18% del Producto Interno Bruto de Honduras.

Un país con una deuda pública que supera los 10 mil millones de dólares (cada hondureño nace con una deuda de más de mil dólares). En 2007, la deuda externa no superaba los 2 mil millones de dólares. Un país más empobrecido y más endeudado que hace una década atrás.

Honduras es país marca mundial en asesinatos (60 asesinatos por cada 100 mil habitantes). Hace una década atrás, el país aún no había perdido el amor a la vida como en la actualidad. Mucho menos la “industria de la muerte” había adquirido la actual carta de ciudadanía legítima en el país.

De cada 10 niños hondureños, menores de cinco años, 7 sobrevive en la desnutrición crónica. El porcentaje de la población obesa/desnutrida (producto de la comida chatarra) crece imparable.

País ocupado/controlado por carteles de narcotráfico, más organizados/apertrechados que las fuerzas del orden. Bolsones territoriales bajo el dominio total de las maras (padillas juveniles). País con doble régimen impositivo fiscal socialmente permitido (hasta los funcionarios públicos pagan impuestos de guerra a las maras).

Políticamente, país bajo la tutela permanente de los gobiernos de los EEUU. Honduras es el país que más porcentaje de su territorio cede para el asentamiento de las bases militares norteamericanas en América Latina.

La corrupción, el crimen organizado y agentes del narcotráfico tienen ocupado/controlado casi todo el aparato estatal aparente. El gobierno norteamericano no puede frontalmente emprender “su lucha teatral” contra estos males porque de hacerlo el aparente Estado se desplomaría, y la disputa balcánica por el control de los territorios entre los narcopoderes cobraría legitimidad/legalidad, más de lo que ya consiguieron.

Es en estas condiciones que la disminuida ciudadanía hondureña va a las urnas este próximo domingo para votar por el número 127 gobernante en su historia nacional. Ellos saben que las elecciones no cambiará nada de la realidad porque no tienen más opción que continuar languideciendo en el dictatorial régimen neoliberal. Las tres principales opciones políticas son neoliberales y electoralistas. Pero, también es más que evidente la esperanza y el sueño por cambios estructurales en algunos nichos sociales.


Ecuador advierte a Assange de que no se inmiscuya en el conflicto catalán

Recuerda al fundador de Wikileaks su "obligación" de no dañar las relaciones internacionales con países como España

EL PERIÓDICO  -  Efe - Quito (Ecuador) -  23/11/2017 a las 16:06 CET

Julian Assange, en la Embajada de Ecuador en Londres. / PERIODICO (ARCHIVO / AP / KIRSTY WIGGLESWORTH)

El Gobierno ecuatoriano ha pedido este miércoles a Julian Assange que se abstenga de pronunciarse sobre la crisis política en Catalunya. A través de una nota oficial, recuerda al fundador de Wikileaks, a quien Ecuador concedió asilo hace cinco años, su "obligación" de no dañar las relaciones internacionales con territorios como España, con el que el país sudamericano mantiene "lazos históricos y culturales".

El Ministerio de Exteriores y Movilidad Humana subraya, además, que las declaraciones de Assange no representan la posición de Ecuador, que ha respaldado la "integridad territorial" de España y ha reiterado su posición de no intervenir en asuntos internos de otros países. "En referencia a los últimos acontecimientos suscitados en España en torno a la independencia de Catalunya y a las expresiones del señor Julian Assange sobre este asunto", reza el comunicado, la Cancillería considera "importante señalar que las mismas no representan la posición del Estado ecuatoriano".

El fundador de Wikileaks se pronunció recientemente en una videoconferencia a favor de la independencia de Catalunya, que justificó como una respuesta a la necesidad de cambiar el "orden mundial". En paralelo, mantuvo un encuentro con el editor catalán Oriol Soler, considerado uno de los principales promotores del secesionismo en Catalunya.

En este contexto, el Ministerio de Exteriores ecuatoriano ha reafirmado "su adhesión a los principios que rigen las relaciones entre todas las naciones, especialmente el respeto a la integridad territorial, soberanía e independencia de los estados, así como el de no intervención en los asuntos internos de ningún país".

La nota hace hincapié en que debe respetarse el "derecho de todos los estados, en tanto miembros iguales de la comunidad internacional, de resolver sus diferencias sin injerencias extranjeras".

Causa archivada

El ciberactivista cumplió el pasado 19 de junio cinco años resguardado en la embajada ecuatoriana en Londres. Suecia reclamaba a Assange a raíz de las acusaciones de dos mujeres por presuntos abusos sexuales, pero la causa se archivó en mayo. No obstante, continúa bajo asilo por temor a ser arrestado por las autoridades británicas y deportado a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por la publicación de documentos militares y diplomáticos de carácter confidencial.

Sobre su caso particular, la nota de Cancillería ecuatoriana "reafirma su compromiso con el asilo diplomático y renueva su decisión de continuar brindando la protección debida al señor Assange, de conformidad con los principios y normas previstos en el derecho internacional y en la normativa nacional sobre asilo".

Pero al mismo tiempo, subraya que las autoridades ecuatorianas le han reiterado "su obligación de no realizar declaraciones o actividades que pudieran afectar las relaciones internacionales del Ecuador, las mismas que deben ser preservadas, como sucede con España, país al que le unen invariables lazos históricos y culturales, así como vínculos basados en el respeto mutuo".

La Cancillería ecuatoriana refiere asimismo que Assange se ha comprometido formalmente "a observar una conducta que sea compatible con la voluntad del Estado ecuatoriano". 


Las tres grandes crisis que enfrenta la humanidad, según Noam Chomsky

Publicado en Cubadebate el 22 noviembre 2017

Noam Chomsky considera que la humanidad enfrenta tres crisis fundamentales. Foto: BBC.

La humanidad enfrenta una crisis moral que representa amenazas más graves que las vividas en la Guerra Fría y a la sociedad parece no importarle, declaró este domingo el filósofo, lingüista y activista estadounidense Noam Chomsky.

Durante su presentación en el festival Ciudad de las Ideas, que se celebró este fin de semana en Puebla (México), el lingüista afirmó que la sociedad actual se enfrenta a tres grandes crisis, todas con un factor común: la crisis moral de deshumanización.

“Todavía recuerdo ese 6 de agosto de 1945”, aseguró el intelectual sobre el día que la bomba atómica fue lanzada sobre Hiroshima (Japón) para apuntar la primera de estas crisis, la nuclear. Recordó que estaba en un campamento de verano cuando sucedió y entonces: “A nadie le importó. Salí solo a caminar y desde entonces he seguido el comportamiento temerario por parte de los líderes políticos”.

Chomsky dijo que acabar con la guerra nuclear es sencillo porque “sabemos cómo enfrentar el problema” y la solución es deshacerse de las armas pero los intereses particulares de determinados países prevalecen ante la paz mundial. En pleno siglo XXI la historia de las Guerras Mundiales parece quedar muy atrás para los jóvenes, sin embargo la amenaza es mayor porque los países están más armados que nunca y en una carrera armamentística y de exhibición de poder con una actitud de provocación constante al “enemigo”, indicó el analista nacido hace 89 años en Filadelfia, Estados Unidos.

“En el caso del cambio climático los signos ya están, la ciencia ha demostrado las consecuencias”, sostuvo Chomsky al resaltar la segunda crisis, la ambiental. Comentó que la Comisión Nacional del Cambio Climático en EEUU ha informado de que existe la posibilidad de que el nivel del mar se eleve hasta dos metros en este siglo, lo cual ha sido negado por la administración de Donald Trump.

Imaginar las consecuencias de que se produjera un incremento del nivel de mar es escalofriante porque si hoy hay problemas de refugiados “piense cómo sería si Nueva York estuviera bajo el agua”, sostuvo. Consideró inverosímil que EEUU, “el Estado más importante en la historia de la humanidad, está rehusando participar para enfrentar el problema”.

La tercera crisis que enfrenta la humanidad es el riesgo inminente a una pandemia porque “estamos en el vértice de catástrofes posibles y no lo estamos tomando en serio” reiteró. En una conversación con el fundador del festival Ciudad de las Ideas, Andrés Roemer, y el físico Lawrence Krauss, Chomsky criticó los tratados comerciales advirtiendo que no buscan el beneficio de la sociedad sino satisfacer los intereses de quienes los formulan.

“Los tratados de libre comercio no lo son; están diseñados por ejecutivos corporativos, inversores que buscan su propio interés, son convenios de intereses” enfatizó Chomsky. Además, acusó al gobierno de EEUU de imponer unas leyes que dificultan el desarrollo de tecnologías renovables.

(Con información de EFE)


Los complots contra Cuba en los archivos sobre Kennedy

Por Martha Andrés Román*

Washington (PL) Intentos de asesinatos, conocimiento sobre acciones terroristas contra Cuba y planes de realizar atentados en Estados Unidos para culpar a la isla son temas que abundan en los documentos sobre el homicidio del expresidente John F. Kennedy. 

Desde el 26 de octubre pasado los Archivos Nacionales norteamericanos han publicado de forma semanal documentos de la investigación acerca el crimen ocurrido en Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963, visto aún como un misterio para muchos amantes de las teorías conspirativas, investigadores y público general.

Pero más allá de los detalles sobre el magnicidio, que no parecen aportar elementos de consideración a lo ya conocido, destacan las revelaciones y confirmaciones sobre esfuerzos de destruir la Revolución cubana y asesinar a su líder histórico, Fidel Castro.

Las acciones o planes contra la mayor de las Antillas pueden leerse en numerosos documentos de los casi 30 mil publicados en el último mes, muchos de los cuales habían salido antes a la luz de forma incompleta.

Entre los materiales que pueden consultarse ahora se hace referencia a unos papeles distribuidos en mayo de 1961 entre figuras como Kennedy, su vicepresidente Lyndon Johnson, y los secretarios de Estado, Dean Rusk; y Defensa, Robert McNamara.

Tales documentos, con el nombre Cuba y el comunismo en el hemisferio, expresaron en uno de sus apartados que la supervivencia del gobierno de Fidel Castro probablemente no suponía una amenaza directa para la seguridad de Estados Unidos.

Sin embargo, la preocupación expresada en ellos era que 'alteraría fundamentalmente los términos de las relaciones de América Latina con Estados Unidos', y podría ser interpretado por los grupos gobernantes de la región como evidencia de debilidad por parte de Washington.

Tal argumento puede explicar en parte el empeño en planificar estrategias, operaciones y programas contra la isla y sus dirigentes, el apoyo a los grupos anticubanos establecidos en Florida e, incluso, los contactos con figuras del mundo de la mafia.

PLANES Y PRETEXTOS PARA UNA INVASIÓN

Uno de los memorandos se refirió a la planificación de una nueva invasión a Cuba, tras el fracaso del intento de penetrar por Playa Girón en abril de 1961, y en el mismo hubo alusiones a números específicos de tropas, duración de la operación, y el tipo de armas y unidades militares.

Dentro de la Operación Mangosta, el programa más significativo de los puestos en práctica tras el fracaso en Girón, una nota del 12 de marzo de 1962 detalló el uso de lanchas navales de la Armada, aviones de carga de la Fuerza Aérea y submarinos.

Materiales de ese mismo mes aludieron a un encuentro en el que participó el fiscal general Robert Kennedy, hermano del presidente, quien preguntó sobre el secuestro de algunos líderes cubanos y la posibilidad de usar áreas controladas por el Reino Unido para organizar una invasión.

En agosto, la administración tenía un plan de invasión más detallado, el cual incluía el empleo de 71 mil soldados y 35 mil infantes de marina en el suelo en Cuba, y otros 29 mil uniformados en puestos de apoyo.

Pero quizás entre las informaciones más perturbadoras de esos documentos están las ideas de desarrollar una campaña de terror en Miami y otras ciudades de Florida, así como en Washington DC, con la colocación de bombas o el hundimiento de barcos de inmigrantes cubanos, para culpar al país caribeño y buscar pretextos para enviar tropas a la isla.

Otras acciones que se valoraron bajo la operación fueron armas biológicas destinadas a arruinar los cultivos de la mayor de las Antillas, con el fin del provocar hambruna.

MUCHAS TRAMAS PARA ASESINAR A FIDEL

Entre los propósitos de la CIA y otras agencias norteamericanas contra la Revolución cubana, Fidel Castro fue siempre un blanco habitual, como se ha visto en documentos dados a conocer a lo largo de los años y como confirmaron estos archivos.

'Los planes involucraban una serie de esquemas extraños y, en al menos una instancia, comprendían algún contacto con elementos del crimen organizado. Entre los medios considerados estaban el veneno, las píldoras de botulismo y el uso de grupos cubanos del exilio', indicó un reporte de 1975.

Según el texto, la CIA estuvo envuelta en intentos de homicidio contra el dirigente en fechas tan tempranas como 1959 o 1960.

Otro documento de 1975, sobre la participación de la agencia en esquemas de homicidio a líderes extranjeros, señaló que Robert Kennedy conocía sobre un complot para buscar a un pistolero que disparara contra Fidel Castro. A decir del material, el fiscal general comunicó al Buró Federal de Investigaciones (FBI) que la entidad de inteligencia contrató a un intermediario para acercarse al mafioso Sam Giancana y proponerle un pago de 150 mil dólares con vistas a encontrar a alguien que cometiera el asesinato.

En esa misma línea, un memorando del FBI de 1964 describe una reunión en Florida en la que se acordó desembolsar 100 mil dólares por el asesinato de Fidel, 20 mil por el de su hermano Raúl Castro, e igual suma por el del guerrillero cubano-argentino Ernesto Che Guevara.

Uno de los materiales hizo alusión a un proyecto de la CIA que estableció un sistema de recompensas financieras para los cubanos por 'matar o entregar vivos a comunistas conocidos'.

Otros dos planes contra la vida del Comandante en jefe cubano pretendían aprovecharse de su interés en el buceo.

En uno de los casos, la agencia quiso utilizar la relación establecida entre el líder revolucionario y el abogado William Donovan para que este le regalara un traje de buceo contaminado con hongos causantes de una enfermedad cutánea y con el bacilo de la tuberculosis.

Donovan, sin embargo, no siguió las indicaciones de la CIA, sino que se presentó con 'un traje de buceo sin contaminar como un gesto de amistad'.

En los textos se describieron, asimismo, ardides para hacer explotar una concha marina en las áreas donde Fidel Castro buceaba o inyectarle veneno mediante un bolígrafo con una aguja hipodérmica.

LA CIA Y EL TERRORISMO DE LUIS POSADA CARRILES

Entre los archivos se encontró, además, el expediente secreto del terrorista de origen cubano Luis Posada Carriles, informante de la CIA, pero considerado tan peligroso que la propia agencia lo tenía vigilado.

Cuando en 1976 explotó en Barbados un avión de Cubana de Aviación con 73 personas a bordo, a raíz de un atentado del cual Posada es considerado el autor intelectual, la CIA estuvo muy preocupada de que su relación con él se hiciera pública.

De acuerdo con el diario El Nuevo Herald, que examinó los textos revelados, un resumen de la CIA de julio de 1977 dio cuenta de una reunión en República Dominicana entre Posada, Orlando Bosch y otros individuos, con el mayor del ejército estadounidense de origen cubano Juan Armand Montes.

El documento describe a Bosch como 'el líder terrorista de los exiliados cubanos' y cita a un coronel dominicano según el cual el objetivo del encuentro era discutir 'varios planes terroristas', entre ellos colocar bombas en aviones y misiones diplomáticas.

Posada, quien permanece libre en Miami pese a las continuas denuncias de Cuba por sus actividades terroristas y los pedidos de extradición de Venezuela, fue detenido junto a Bosch en este último país tras ser identificados como los principales organizadores del atentado contra el avión de Cubana.

Según los materiales, la CIA estaba al tanto de pruebas que lo incriminaban, aunque consideró que eran 'circunstanciales', y un cable secreto señaló que las autoridades venezolanas tenían 'evidencia que implica al sujeto 201-300985' [número de identificación de Posada en la CIA] en la voladura de la aeronave.

A partir de la información entregada por la agencia, el Departamento de Estado concluyó que Posada parecía ser 'la persona que planeó el sabotaje' del avión, un hecho por el cual las autoridades estadounidenses nunca lo acusaron.

*Corresponsal jefa de Prensa Latina en EE.UU.

em/mar