miércoles, 20 de diciembre de 2017

"Informaré a Trump": EE.UU. amenaza a los países de la ONU que nieguen el estatus de Jerusalén

RT  -   20 dic 2017 19:36 GMT

La embajadora estadounidense ante el organismo mundial ha advertido a otros países miembros que el jefe de la Casa Blanca observará "personalmente" la votación de este jueves en la Asamblea General.

Nikki Haley junto a Donald Trump en Washington, EE.UU., el 24 de abril de 2017. Kevin Lamarque / Reuters

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, ha enviado a otros Estados miembros del organismo internacional una carta en que en evidente tono amenazador advierte que Donald Trump observará "personalmente" la votación en la Asamblea General de este jueves concerniente a la decisión del mandatario norteamericano de reconocer Jerusalén como capital de Israel. 

"Cuando consideren su voto, quiero que sepan que el presidente y Estados Unidos se toman este voto de manera personal", reza la carta de Haley. "El presidente observará cuidadosamente esta votación y ha solicitado que le informe de quiénes votaron contra nosotros", ha indicado la misiva.
Además, la embajadora sostuvo este martes en una publicación en Twitter que Washington "apuntará los nombres" de los que durante la votación del jueves critiquen la postura de EE.UU.

Mañana se votará un proyecto de resolución que rechaza la decisión de Trump y que reitera que ningún fallo sobre el estatus de Jerusalén tiene efecto y debe ser revocado.

Se trata de la segunda vez que en las Naciones Unidas surgen intentos de expresar oposición al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de EE.UU. y al traslado de la embajada norteamericana a la Ciudad Santa desde Tel Aviv.

El proyecto que votarán los 193 países de la Asamblea no menciona directamente la decisión de Trump, pero expresa "una profunda preocupación por las recientes decisiones acerca del estatus de Jerusalén".

En este respecto, el embajador palestino, Riyad Mansur, ha afirmado que espera que habrá un "apoyo abrumador" y que "la Asamblea General expresará, sin temor al veto, que la comunidad internacional se niega a aceptar la posición unilateral de Estados Unidos".

EE.UU. recurre al veto, Moscú aboga por el diálogo

El lunes en el Consejo de Seguridad EE.UU. tuvo que recurrir a su derecho a veto para bloquear la resolución respaldada por los otros 14 miembros del Consejo. La diferencia de la votación de este jueves consiste en que, al contrario que en el Consejo de Seguridad, en la Asamblea General ningún país tiene poder de veto. Además, la Asamblea General es el órgano principal de las Naciones Unidas en que están representados todos sus Estados miembros, por lo cual sus resoluciones suelen estar dotadas de un enorme peso político.

Moscú ha reiterado su posición en torno a la búsqueda de una solución al conflicto. Vladímir Safronkov, representante adjunto de Rusia en la ONU, sostuvo que su país está dispuesto a fungir como un "mediador honesto" entre Israel y Palestina, recordando la propuesta rusa de acoger una cumbre entre ambas partes.

"Apoyamos las relaciones basadas en la confianza entre todas las personas de Oriente Medio, sin excepción [...] Rusia nunca hará uso de métodos del colonialismo o de la intervención en los asuntos internos de los países: esto ha sido la causa de la lamentable situación que tenemos hoy en la región", afirmó el representante.

  • El lunes, Estados Unidos fue el único país del Consejo de Seguridad que utilizó su poder de veto para bloquear la resolución que instaba a todos los Estados a abstenerse de establecer misiones diplomáticas en Jerusalén. La misión de EE.UU. calificó la acción como "un insulto" y recalcó que la organización está "haciendo más daño que bien con la manera como aborda el conflicto palestino-israelí".

  • El 6 de diciembre Trump expresó públicamente que EE.UU. trasladará su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, reconociendo a esta histórica ciudad como capital del Estado judío. 

  • Las primeras consecuencias no tardaron en llegar: el movimiento palestino islamista Hamás, activo en la Franja de Gaza, llamó a una tercera intifada o rebelión popular, mientras que Hasán Nasrallah, líder del grupo político y militar Hezbolá, que opera desde el Líbano, donde viven miles de palestinos, se sumó al pedido en un acto multitudinario en las calles de Beirut.


Crece la pobreza en América Latina, afecta al 30,7% de la población

Publicado en Cubadebate el 20 diciembre 2017 

Alicia Bárcena confirmó que la pobreza aumentó en América Latina afectando al 30.7% de la población regional, unos 186 millones de personas, después de una década de reducción en la mayoría de países. Foto: Mario Guzmán/ EFE.

Los niveles de pobreza y de indigencia aumentaron en Latinoamérica después de más de una década de reducción en la mayoría de los países, reveló hoy el Panorama Social de la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (Cepal).

Así, de 168 millones de personas en situación de pobreza en el año 2014 se pasó en 2015 a 178 millones para llegar en 2016 a 186 millones de habitantes de la región en esa condición.
La pobreza extrema subió del 8,2% en 2014 (48 millones de personas) al 10% en 2016 (61 millones).

Pese a este retroceso, el documento destacó que entre 2002 y 2016, la región fue capaz de disminuir la pobreza en 15,2 puntos porcentuales, como también decreció en el mismo periodo la desigualdad de ingresos.

La pobreza, no obstante, sigue teniendo rostro de niños y mujeres pues afecta al 46,7% de los niños y adolescentes entre 0 y 14 años mientras la pobreza extrema al 17%.

En uno de los principales documentos de la Cepal, cuyo lanzamiento se realizó en México, hay un completo análisis de los sistemas de pensiones, que han cobrado mayor importancia para la garantía de derechos en la vejez en un contexto de cambios demográficos acelerados.

La pobreza, no obstante, sigue teniendo rostro de niños y mujeres en América Latina. Foto: UNICEF.

(Con información de ANSA)


HONDURAS, LA HISTORIA SE REPITE

Chencho Alas

Con personajes distintos, en países y tiempos diferentes la historia se repite. He tratado de seguir muy de cerca las pasadas elecciones en Honduras y el embrollo en que se ha metido el Tribunal Supremo Electoral que se ha puesto de rodillas ante su amo, Juan Orlando Hernández (JOH).

Tengo 17 años de trabajar con hondureños en el Movimiento Mesoamericano de Paz (MMP) que fundé en el 2000. He trabajado paso a paso con Nery Murillo, director para Honduras del Movimiento. Nery, sacerdote católico, participó en uno de los primeros talleres que di sobre la Metodología de Investigación Apreciativa que hemos adoptado y adaptado al trabajo de construcción de la paz. Entusiasmado, pidió a sus superiores dedicarse a tiempo completo a esta bella labor, pero no recibió una respuesta positiva. Esa fue la razón suficiente para dejar el sacerdocio. Un componente de los talleres de paz es la política la cual Nery ha abrazado con mucha dedicación.  Nery es amigo de Mel Zelaya, uno de los miembros fundadores del Partido Libre. Juntos dimos un taller de dos días de duración en el que participó Mel Zelaya y 40 miembros de Libre y del Frente Nacional de Resistencia Popular.

Lo que está sucediendo en Honduras ya lo vivimos en El Salvador, mutatis mutandis, desde luego cambiando lo que se haya de cambiar. El año 1972 tuvimos elecciones en El Salvador. El candidato a la presidencia era Napoleón Duarte de la Democracia Cristiana, un líder muy popular entre el pueblo. Todavía recuerdo el slogan que la gente gritaba en las calles durante la campaña electoral, “Con Duarte aunque no me harte”. En el conteo de votos Napoleón llevaba una clara ventaja sobre su contrincante, el coronel Arturo Armando Molina. Alarmado el alto mando del ejército, el presidente del Consejo Central de Elecciones, el abogado Vicente Vilanova, decidió parar a las 12 de la noche la información que su oficina estaba dando a la población acerca de los resultados del conteo de los votos, según me dijo el mismo. A las 5 AM continuó la radio nacional la información, esta vez dando un alto porcentaje de ventaja al coronel.  Chente me dijo que no podía permitir que un comunista gobernara al país, algo ridículo ya que la Democracia Cristiana no ha sido ni cristiana ni demócrata; ha sido un gallo-gallina de la derecha. El pueblo a regaña dientes aceptó los resultados. Vivíamos bajo la dictadura férrea de los militares la que fue posible ponerle un freno 20 años después gracias a la lucha sin cuartel del FMLN.

El pasado 26 de noviembre, Honduras se fue a elecciones. El entusiasmo del pueblo era muy elevado, según me dijo Nery Murillo. Tarde en la noche me llamó diciéndome: ¡Hoy sí, hermano, hemos ganado! La alegría del pueblo se volvió una ola imparable de cólera cuando JOH obligó al presidente del Tribunal a cambiar los datos que arrojaban las urnas. JOH resultaba ganador de la contienda electoral.

El pueblo de Honduras ya no es el mismo. El 28 de junio del 2009, Manuel Zelaya recibió un golpe de estado patrocinado por los Estados Unidos, los militares, la oligarquía, el Cardenal Rodríguez. El 29, las diferentes fuerzas vivas de la nación salieron a las calles y se organizaron en el Frente Nacional de Resistencia Popular eligiendo como secretario general a Juan Barahona. A lo largo de estos años ha habido una evolución, un verdadero crecimiento de la conciencia política del pueblo que se ha hecho manifiesta en la Alianza Contra la Oposición liderada por Salvador Nasralla. El pueblo no abandona las calles. Han pasado 24 días y la cólera está en crescendo. JOH ha demostrado su temple de dictador, de asesino. Ya van más de 29 muertos por las balas del ejército y de la policía, pero el pueblo no se para. La vanguardia de la lucha la lleva la juventud.

OTRO GRAN TRIUNFO ELECTORAL CHAVISTA

Por Manuel E. Yepe

En la medida que se intensifica en todo el mundo la campaña hostil financiada por Washington contra el chavismo, se consolida en lo interno el apoyo de las mayorías venezolanas al proceso revolucionario. Mientras más amplia e intensa la ofensiva mediática y económica contra la revolución bolivariana, mayor es la irritación y más amplia la comprensión por las masas populares de la justeza de la lucha por la causa que enarbolara Hugo Chávez y hoy conduce la unión cívico-militar que encabeza Nicolás Maduro.

Recientemente se celebró en Venezuela la elección número 23 en los últimos 18 años, y la tercera en 2017. Con el triunfo en 21 de esas 23 elecciones las fuerzas chavistas se han consolidado como la fuerza política más importante del país.

En los últimos cinco meses, el pueblo venezolano ha elegido una Asamblea Nacional Constituyente con resultados favorables a la revolución. Luego fueron las elecciones de gobernadores en las que 19 de las 23 plazas en disputa electoral fueron para chavistas. Ahora, en los comicios municipales del 10 de diciembre último, de las 335 alcaldías que existen en el país, los chavistas ganaron 300.

Ha fracasado reiteradamente la vía violenta para derrocar a los chavistas mediante una guerra civil porque la solidez de la unidad cívico-militar fomentada por Hugo  Chávez así lo desaconseja, dado que ha hecho patente que ello pudiera terminar siendo el camino más corto para provocar la profundización de la revolución.

Lo trágico para la política de dominación estadounidense es que el prestigio del sistema electoral venezolano se ha consolidado a tal grado, por su limpieza y transparencia, que las multibillonarias campañas estadounidenses de manipulación puestas en práctica exitosamente en otros países no pueden hacen mella en su contra.

Washington necesita de pretextos para una “crisis humanitaria” en Venezuela pero no encuentran argumentos para sustentarlos.

 "No me gustan las exageraciones, crisis humanitarias existen en países de África y Medio Oriente. En Venezuela hay escasez de algunos alimentos y medicinas, pero no existe una situación de emergencia", decía Alfredo de Zayas, experto de la ONU para la Promoción de un Orden Internacional Democrático y Equitativo. "El término crisis humanitaria se convierte en mero pretexto para una intervención que derroque a un gobierno que, guste o no, ha sido electo", añadía.

La oposición venezolana, cuyos hilos mueve Estados Unidos, busca una intervención internacional. Por ello insiste en pedir más sanciones y más bloqueo financiero contra su país. Precisa que se produzcan incidentes con apaleamiento de la población y, sobre todo, lograr imágenes de carestía con las que los medios, después, amplificarán la campaña contra el chavismo a escala mundial.

“¿Y luego alguien se extraña de que, tras las dos últimas elecciones, el chavismo haya conquistado 19 de las veintitrés gobernaciones, un 92 % de los municipios y el 71 % del voto popular? Es la consecuencia de la verdadera crisis en Venezuela: la crisis de credibilidad de una oposición fracasada que es portavoz desprestigiado de los intereses transnacionales”, resalta un trabajo periodístico de Ivana Belén Ruiz y José Manzaneda, para el sitio digital español Cubainformación TV.

 Por ello, la oposición orientada por EEUU se ha visto obligada a aceptar la confrontación electoral, vía en la que el chavismo ha probado superioridad repetidamente porque, si bien las reglas del juego electoral son las fijadas por las clases dominantes, el chavismo es la fuerza que refleja los intereses de las masas.

Entre finales de julio y diciembre de este año, en Venezuela se han efectuado los tres citados procesos electorales fundamentales en que el chavismo –antes tan acusado dentro y fuera del país por la narrativa antichavista, de rehuir medirse en las urnas cuando la derecha oligárquica era dueña de todos los hilos del corrupto sistema electoral vigente- ha potenciado su capacidad de convocatoria electoral al punto de alzarse con repetidas victorias.

El antichavismo, desmoralizado, desarticulado y desmovilizado políticamente no ha consolidado un liderazgo visible que aglutine a sus fuerzas políticas con miras a las elecciones del próximo año.

El chavismo, en cambio, ha demostrado que su capacidad de movilización electoral lo ha consolidado como fuerza política difícil de derrotar incluso en tiempos de las más graves adversidades económicas y sociales. Así será en el contexto de la grave ofensiva imperialista por la recuperación de los espacios perdidos a manos de los pueblos latinoamericanos en lo que va de Siglo XXI, que ha tenido como expresión más reciente el escandaloso despojo de la presidencia de Honduras, otra grave ofensa a los pueblos de la América mestiza que no quedará impune.

El chavismo cierra 2017 con su base social reorganizada y en auge por sus repetidas victorias comiciales. Tiene en Maduro su máximo estratega político, abanderado para la inevitable reelección.

La Habana, Diciembre 18 de 2017

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.