domingo, 22 de abril de 2018

Tecnicismo entierra peor escándalo de corrupción en El Salvador



San Salvador, 21 abr (PL) Un tecnicismo puso fin hoy al mayor escándalo de corrupción en la historia de El Salvador: el desvío de una millonaria donación humanitaria para financiar al derechista partido Arena.

'La justicia es como la serpiente, que solo muerde al descalzo', repiten los salvadoreños tras conocer el veredicto del Juzgado Quinto de Sentencia, que absolvió al expresidente Francisco Flores y sus descendientes.

Según el tribunal de marras, el fallecido Paco Flores no se enriqueció ilícitamente, por ende sus hijos Juan Marcos y Gabriela fueron liberados de toda responsabilidad civil, incluido el pago de 15 millones de dólares.

Durante la investigación Flores murió repentinamente y circuló el rumor nunca corroborado de que el exmandatario arenero fingió su deceso para escapar de la justicia, aunque se libró por la negligencia fiscal.

Resulta que la Fiscalía General de la República presentó documentos de la Embajada de la región china de Taiwán sin la formalidad requerida, o sea, una autentificación firmada por un cónsul, suficiente para desecharlos como evidencia.

Así quedó impune un robo que indignó a la sociedad salvadoreña por lo burdo, pues Flores se apropió del donativo taiwanés para los damnificados de los terremotos de 2001, el cual ingresó en cuentas personales y de Arena. Aquel donativo fue aprobado por el expresidente taiwanés Chen Shui-bian, condenado a cadena perpetua por corrupción y por sus millonarias regalías a gobiernos centroamericanos a cambio de reconocimiento diplomático.

Tanto Flores como los expresidentes Miguel Ángel Rodríguez (Costa Rica) y Alfonso Portillo (Guatemala) recibieron cheques de Chen a título personal y luego lo depositaban en fundaciones, en el que se perdía el rastro del dinero.

Flores donó la suma recibida al Instituto Libertad y Progreso, fundada por su antecesor Alfredo Cristiani, y a la escuela política de Arena, el centro 'Antonio Rodríguez Porth'.

Este escándalo también salpicó al expresidente nicaragüense Arnoldo Alemán y a la panameña Mireya Moscoso, investigados por recibir millonarios regalos personales procedentes de Taiwán.

Este fallo acentuará el descontento y la suspicacia que genera la labor de la Fiscalía General de la República, cuya torpeza le ha costado varios casos de corrupción, que curiosamente siempre favorecen a Arena.

ocs/cmv

No hay comentarios:

Publicar un comentario