martes, 8 de mayo de 2018

Secretario general de la ONU elogia labor restauradora de La Habana Vieja: está bella, es un museo gigante


La Habana 7 mayo (PL) El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, calificó hoy de extraordinaria la labor realizada para restaurar la zona más antigua de la capital de Cuba, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El funcionario recorrió a pie una parte de esta urbe en compañía del historiador de La Habana, Eusebio Leal, y la secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, quien preside aquí el trigésimo séptimo período de sesiones de ese organismo.

Tras saludar a los trabajadores y turistas que halló en el camino, el funcionario recordó que hace unos 15 años visitó La Habana y, ante los medios de prensa, quiso felicitar a los hombres y mujeres que han trabajado por esta ciudad bajo la dirección de Leal, al cual se refirió como un gran maestro.

Guterres elogió las labores de conservación y restauración pese a las dificultades de diversas índoles que enfrenta Cuba y la persistencia del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la isla.

Esta es una donación del pueblo cubano a todo el mundo y como secretario general de Naciones Unidas quiero rendir homenaje y agradecer esta labor absolutamente magnífica, exclamó en la Plaza de San Francisco de Asís.

Leal comenzó el recorrido en las afueras del Templete, conjunto escultórico de influencia greco-romana erigido para recordar el acto fundacional de la villa de San Cristóbal de La Habana, justo en ese sitio, en 1519.

El historiador indicó las principales fortificaciones erigidas en el siglo XVI (1558-1577) para proteger la ciudad de los ataques de piratas y corsarios en una época en la que La Habana era puerto de reunión de flotas que retornaban a Europa cargadas con las riquezas de América.

Los funcionarios caminaron por las galerías del Palacio del Segundo Cabo, actual Centro para la Interpretación de las Relaciones Culturales entre Cuba y Europa, y transitaron luego por varias calles adoquinadas.

En el camino, encontraron el Palacio de los Capitanes Generales; el Colegio Universitario San Gerónimo, donde en 1728 se erigiera la primera universidad de Cuba; y el Hotel Ambos Mundos, donde vivió y escribió algunas de sus obras el norteamericano Ernest Hemingway, Premio Nobel de Literatura 1954.

Frente al hotel, entraron a un café frecuentado por el gran escritor portugués Eça de Queirós (1845-1900), cuando fue cónsul de Portugal en La Habana, y anduvieron por la calle de Los Mercaderes hasta la Plaza Vieja.

Al doblar por la calle Teniente Rey, Guterres, Leal y Bárcenas se detuvieron en una barbería donde el anterior secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, se hizo un corte de cabello cuando visitó esta capital en enero de 2014, invitado a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

La caminata concluyó en la Plaza de San Francisco de Asís, tras pasar frente a la basílica homónima donde en la actualidad se brindan conciertos de música clásica cubana y universal.

Allí, un grupo de turistas portugueses saludaron a Guterres emocionados por la coincidencia y le estrecharon manos como si lo conocieran de toda la vida.

pgh/msm

No hay comentarios:

Publicar un comentario