jueves, 22 de noviembre de 2018

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 23 DE NOVIEMBRE DE 2018


AUDIO

El Salvador se avecina a la contienda electoral para presidente y vicepresidente de la república del 3 de febrero próximo, y a 10 semanas de dicho evento, las propagandas publicitarias de los partidos y coaliciones se desarrollan como se acostumbra por estos lares; es decir, a costa del derroche de millones de dólares, predominantemente con mensajes superficiales y demagógicos, la utilización de medias verdades y medias mentiras lindando con descaradas falsedades; el uso de campañas negras y de mensajes que abordan creencias y símbolos religiosos para desprestigiar al adversario, al igual que la saturación de anuncios en programaciones de radio y televisión principalmente.

Todo ello forma parte de lo que deben soportar los salvadoreños durante 4 meses, y que al final se agregan al hartazgo ya existente de buena parte de la población contra estos procesos calificados de democráticos, así como la animadversión hacia la llanada clase política.

La opciones incluyen al partido oficial, el FMLN, que postula a la presidencia a Hugo Martínez, ex canciller de sus gobiernos, y a Karina Sosa, actual diputada aspirante a la vicepresidencia.

La derechista Arena en coalición con el partido Concertación Nacional, la Democracia Cristiana y Democracia Salvadoreña, postulan a la presidencia a Carlos Calleja, empresario, junto a Carmen Aída Lazo, una economista, para la vicepresidencia.

Luego, el empresario Nayib Bukele, exalcalde de Nuevo Cuscatlán y San Salvador, la capital; junto a Félix Ulloa, abogado y experto en temas electorales, quienes son postulados de última hora por el partido Gana para presidente y vicepresidente respectivamente.

Por último, Josué Alvarado, empresario residente en Estados Unidos de América, a la presidencia, junto a Roberto Rivera Ocampo como compañero de fórmula, postulados por el partido Vamos.

Según las tendencias a la fecha, obtenidas de las principales firmas e instituciones encuestadoras como CID Gallup, Universidad Tecnológica UTEC, LPG Datos, Universidad Centroamericana UCA, Mitofsky, Universidad Francisco Gavidia, entre otras, la posición más desfavorable le corresponde al partido Vamos, quien no ha sobrepasado los dos dígitos en ninguna muestra.

Le sigue el FMLN, que siendo partido de gobierno ha sufrido las consecuencias de alto desgaste luego de dos períodos presidenciales, y que se expresó como se preveía en las elecciones para alcaldes y diputados de marzo de 2018, cuando sufrió su mayor descalabro, y del que no se vislumbra se pueda reponer. Los rangos de sus números abarcan de 6 a 12 por ciento de aceptación según empresa encuestadora y fecha de su publicación.

En segunda posición se mantiene, también como única fuerza que pudiera disputarle el triunfo a la primera, el partido Arena; que en esta ocasión desde el inicio optó por la unificación de los partidos de la derecha, entre ellos el partido Concertación Nacional – heredero del anterior PCN de la época de gobiernos militares del siglo pasado -, así como el PDC, resabio de la Democracia Cristiana de la segunda mitad del anterior siglo; a ellos se suma el partido Democracia Salvadoreña, de más reciente origen.

Esa coalición se ha mantenido estancada y con pequeños retrocesos en las últimas encuestas, en los rangos que oscilan entre 15 a 25 puntos de porcentaje según la fuente. Sus principales lastres son los 20 años de gobierno desde 1989, y que para la población representan períodos de implantación del neoliberalismo a ultranza, el surgimiento de la violencia de pandillas y los casos más escandalosos de corrupción que hasta han implicado judicialmente a 2 presidentes de su filiación.

Mientras, en primera posición, que ha mantenido de manera sostenida desde hace unos 2 años, a pesar de lo imprevisible de su candidatura luego de su expulsión del FMLN y la serie de embates judiciales con los que han intentado quitarlo del camino, se encuentra Nayib Bukele; quien pretendió inscribirse con el Movimiento Nuevas Ideas que concitó masivos apoyos de la población para su formación, pero sin lograrlo porque fue aprobado como partido fuera de tiempo estipulado; por lo que optó hacerlo a través del partido de centroizquierda Cambio Democrático, que casualmente fue anulado por el tribunal electoral antes de la inscripción de candidatos; por lo que a una hora de concluir el límite para hacerlo, se postula como candidato a la presidencia por el partido GANA, que resultó en 2009 de la escisión del partido Arena, cuando luego de perder la presidencia una buena cantidad de sus diputados lo abandonaron por serios problemas internos.

Este panorama tortuoso no parece haber afectado la intención de buena parte de la población electoral que conserva su predilección por Bukele y Ulloa, ante el creciente rechazo de los partidos tradicionales, a quienes, según las diferentes muestras de investigación de opinión, no desean que regresen a gobernar el país.

Con este panorama parece cerrar el año este país centroamericano que se dispone a elegir nuevo gobierno, y que, si no ocurre nada excepcional, los especialistas mantienen la expectativa de que el bipartidismo de Arena y FMLN de los últimos 30 años se vendría al traste al surgir un posible gobierno de origen diferente y que al parecer contaría con fuerte apoyo poblacional de todas las tendencias. Al menos, es lo que por hoy se puede deducir, aunque lo que realmente ocurra se sabrá hasta el 3 de febrero de 2019.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para el programa El Club de la Pluma, desde la provincia de Córdoba, Argentina, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario