lunes, 8 de enero de 2018

LA JUSTIFICACION DE TRUMP

Esteban Morales

No se ha logrado comprobar que La Isla tenga nada que ver con los llamados “ataques acústicos”. Según declaraciones del Senador Jeff Flake, hechas recientemente en La Habana.

Por tanto, como ya hemos expresado, no tiene fuerza de justificación para adoptar la actitud que Trump ha tomado con Cuba. Por tanto, partiendo de una lógica aceptable, la actitud actual del Sr. Presidente hacia La Isla hay que encontrarla en otros terrenos de la política de la administración actual.

Trump, sin dudas, no comparte como opción de política hacia Cuba, la seguida por Obama. Siempre le pareció y declaro que Estados Unidos debería de lograr un intercambio más ventajoso con Cuba. Aunque no hemos logrado conocer a fondo todavía en qué consistiría esa ventaja.

Por otro lado, lo que mejor asoma como justificación en la actitud asumida por Trump con Cuba, es el cierto compromiso que sello en su discurso de Miami, con la extrema derecha cubanoamericana, en particular con el senador Marco Rubio.

Casualmente este lidera ese sector mencionado, pero al mismo tiempo, es miembro de la Comisión Senatorial que debe juzgar a Trump por el fenómeno de la llamada colusión con Rusia, contra la Clinton, en las elecciones presidenciales del 2016.

¿Qué otra justificación tiene el presidente? Pensar que con Cuba no podría hacer buenos negocios, es algo difícil de creer.

Trump es, ante todo, un hombre de negocios y ya lo puso muy de manifiesto cuando mando a explorar en Cuba la posibilidad de montar uno de sus casinos.

Trump, como hombre de negocios al fin, no siendo un político, ni sabiendo nada de política, es de suponer que sus posibles compromisos ideológicos, que todo el mundo los tiene, sean muy débiles e inestables. Los compromisos ideológicos de Trump son solo con ganar dinero.

A diferencia de otros presidentes, respecto a los cuales es posible imaginar que a su alrededor hubiese un asesor o algunos asesores importantes que no fueran partidarios de una fluida relación con Cuba. Para el caso de Trump desconocemos que esa sea la situación. Además, no creo que con Trump pueda haber alguien que le haga cambiar una idea. Trump, al menos dentro de su equipo, no recibió ningún consejo de cómo comportarse con Cuba.

 Creo que la decisión adoptada ha sido absolutamente individual. Cómo lo han sido todas sus decisiones hasta ahora, personales e inconsultas. Hasta las más ilógicas y descabelladas.

Entonces creo que la política seguida con Cuba, hasta ahora,  presenta las características siguientes:

  • Se trata de una decisión totalmente personal de Trump, que puede variarla en cualquier momento, tan inconsultamente como la tomo.

  • La decisión no responde a que no vea a Cuba como una potencial buena oportunidad para hacer negocios.

  • La decisión es coyuntural, no responde a ideas de largo plazo a seguir con Cuba. Sino a una circunstancia que le presiona dentro de un relativo corto plazo.

  • Ha sido una política, hasta ahora, poco coherente y sistemática respecto a las intenciones que expreso en su discurso de Miami.

  • Es una política en que se observa la incoherencia, que le implica el sacrificio de saber que no está ganando nada con Cuba, sino perdiendo. Por eso no se ha empleado a fondo.

Entonces, ¿cuál es la razón fundamental que impulsa la política actual de Trump hacia Cuba?

Sin dudas, al menos para mí, que trata de cumplir con el compromiso de pagar por adelantado a Marco Rubio, el favor que este le puede hacer defendiéndolo dentro de la Comisión Senatorial mencionada. Algo que no cubre un largo plazo de tiempo. Que solo representa un beneficio para escapar del juicio político. Y que no tiene relación alguna con la política hacia Cuba.

Que de manera inmediata lo que representa es el costo de moverse en contrasentido de los posibles negocios que Cuba le podría generar, no solo a él, sino también a su sequito de amigos, hombres millonarios y de negocios al igual que él.

Como ya hemos expresado, en artículo anterior, se trata de una política ahistórica, ilegitima, que no se fundamenta en lo que Cuba ha logrado, avanzar internacionalmente, ni en la influencia que la Isla ha ganado dentro de la sociedad norteamericana; aunque si justificada en el corto plazo. Por una razón política, que es la más importante para Trump en medio de la situación por la que atraviesa actualmente: evitarse el juicio político.

La Habana, Enero 7 del 2018


IDEAS E IDEOLOGÍAS

Jorge Gómez Barata

Cualquiera que sea su origen, divino o espontáneo, el mundo material es un hecho precedente, lo cual no significa que las ideas y la espiritualidad sean sus derivados. Se trata de interrelaciones cuya complejidad trascienden lo factual, y no se agotan con elucubraciones anecdóticas acerca de qué fue primero.

Sobre todo en las sociedades modernas, en las cuales las personas tienen mayores posibilidades de escoger su orientación, las ideas son la más poderosa de todas las fuerzas, y el elemento más importante en la cultura, incluida la cultura política y la base de la cohesión nacional y social. Ellas determinan la dirección del desarrollo, y condicionan el progreso en su conjunto. Cuando son acertadas abren infinitos horizontes.

Así ocurrió con el cristianismo, la ilustración, con aquellas que sobrepasaron el aislamiento feudal, dieron origen a los estados nacionales, liberaron las fuerzas productivas y crearon nuevas relaciones de producción, impulsaron al liberalismo y al socialismo, y sustanciaron las grandes revoluciones.  

El hecho de que se puedan alcanzar consensos en torno a ideas erróneas constituye una trágica paradoja, en virtud de la cual visiones desacertadas prevalecen ejerciendo los mismos efectos, solo que en direcciones equivocadas. Así ocurrió con algunas de las propuestas de Carlos Marx, cuya deficiente lectura y aplicación ha tenido resultados desastrosos para el socialismo real.

En la irrepetible coyuntura creada por el triunfo bolchevique en Rusia, a partir de percepciones falsas acerca de la naturaleza y el papel del estado en la política y de sus relaciones con la economía, se fomentó un modelo de sociedad que contenía agentes teratógenos, que con el tiempo acrecentaron las anomalías derivadas de los déficits de democracia e institucionalidad originarios.

Los extraordinarios éxitos económicos de la Unión Soviética hicieron creer que las ventajas comparativas circunstanciales de aquel sistema eran no solo correctas, sino aplicables a todo el universo, e irreversibles, lo cual entronizó tanto dogmas filosóficos y económicos, como deformaciones en el ejercicio del poder que, las cuales, al no ser rectificadas, dieron al traste con el empeño.

De alguna manera, el colapso del sistema implantado allí y exportado a una docena de países, fue resultado de perspectivas ideológicas y de preceptos políticos erróneos, que impidieron que el sistema desarrollara mecanismos de auto renovación y relegitimación. 

La rectificación en la Unión Soviética y en los países del socialismo real no fue posible debido a que los mecanismos del sistema consideraron hostiles ideas que procuraban renovar y hacer más eficiente el socialismo, y que frecuentemente eran tachadas de revisionistas. No haber alentado la investigación científica ni propiciado reflexiones teóricas e ideológicas capaces de descubrir y corregir los defectos y los déficits del sistema, e introducir las reformas necesarias, tuvo costos enormes.  

La intelectualidad, la academia, el periodismo, los científicos sociales y el activo político de los países socialistas, fueron víctimas del asilamiento y la parálisis generada por la adopción de un pensamiento único, construido a partir de verdades absolutas, simplificaciones, dogmas y exclusivismos ideológicos, que los hizo acatar formulas erradas, y abstenerse de aportar ideas que beneficiaran las reformas y contribuyeran a salvar el sistema socialista.

Por extrañas razones el extraordinario activismo político generado por la causa socialista, el heroísmo masivo muchas veces demostrado, y la fidelidad a la doctrina, no se expresó en una capacidad de investigación y autocrítica que operara a favor del sistema. En este caso la ideología, convertida en dogma y artículo de fe, operó como un lastre.  Los hechos están a la vista. Allá nos vemos.

La Habana, 07 de enero de 2018

………………………………………………………………………………
El presente artículo fue elaborado para el diario ¡Por Esto! Al reproducirlo, citar la fuente.

Bachelet: Cuba y Chile tienen el anhelo común de crecer con equidad


La Habana, 8 ene (PL) La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, afirmó hoy en esta capital que la cooperación con Cuba es una muestra de la solidaridad existente entre ambos pueblos, que tienen el anhelo común de crecer con justicia y equidad.

Recordamos y agradecemos la ayuda del pueblo caribeño a mi país en momentos difíciles, y esto nos da una razón adicional para reforzar las instancias de apoyo siguiendo el camino de la reciprocidad en el que se sustenta la colaboración Sur-Sur, dijo Bachelet al hacer uso de la palabra en la escuela pedagógica presidente, Salvador Allende.

La Jefa de Estado explicó que existe un programa de cooperación (2015-2018) con la mayor de las Antillas, y dicho convenio se centró en el sector agropecuario, construcción y la salud.

Las iniciativas son bilaterales y triangulares, y la colaboración cuenta con dos componentes esenciales: asistencia técnica y la formación de recursos humanos, precisó Bachelet.

En el primer punto -señaló- se realizaron múltiples acciones y proyectos, por ejemplo en el sector agropecuario hemos cooperado con transferencias tecnológicas y la evaluación de bioproductos derivados de extractos vegetales para el control de plagas que afectan a las frutas.

Por otra parte, en materia de salud logramos apoyar un programa piloto de ventilación no invasiva para personas con enfermedades neuromusculares, agregó la dignataria.

Respecto a la formación de recursos humanos, se creó el programa de becas José Martí, y gracias a este, estudiantes cubanos se forman en universidades chilenas, comentó Bachelet.

A su vez Cuba -señaló- se incluye en la lista de países que participan en una plataforma integrada por Chile, China y Japón dedicada a la capacitación sobre desastres naturales.

Junto a la Unión Europea -informó Bachelet- creamos proyectos de seguridad alimentaria que proponen incrementar la disponibilidad de alimentos inocuos de origen animal y mejorar el nivel de sanidad animal, lo que beneficiara a laboratorios de sanidad agropecuaria de Ministerio cubano de la Agricultura.

Con Cuba tenemos una visión común sobre la importancia de la cooperación Sur-Sur y sus potencialidades, y una clara muestra de ello es el interés de mejorar el acceso y utilización de medicamentos esenciales de calidad para el hermano pueblo de Haití, empeño en el que participamos ambas naciones junto a México, dijo Bachelet.

Estamos muy contentos de desarrollar programas de cooperación con Cuba, y eso significa que en nuestra región se dieron pasos significativos en dirección correcta al desarrollo, manifestó.

Durante el acto -en presencia de Bachelet- se firmó un acuerdo marco entre el Hospital Dr. Exequiel González Cortés (Santiago de Chile) y el Pediátrico de Centro Habana.

La mandataria del país suramericano también entregó banderas chilenas a directivos de centros educacionales con nombres relacionados con su nación, como Mártires de Chile, Chile lindo, Salvador Allende, Grandes Alamedas, entre otros.

lma/joe


El Gobierno de Trump cancela el TPS de El Salvador: 200.000 inmigrantes en riesgo de deportación

RT  -   8 ene 2018 16:03 GMT

La medida ha sido anunciada por el diario estadounidense The Washington Post.

El gobierno de Donald Trump cancelará el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) de El Salvador.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) envió un anuncio a los legisladores estadounidenses informando que se pone fin a los permisos provisionales de unos 200.000 salvadoreños, informó The Washington Post.

A estos inmigrantes se les da plazo hasta septiembre de 2019 para abandonar el país o que encuentren una forma de obtener una residencia legal.

El TPS fue activado en 2001 por primera vez, tras los terremotos que afectaron gravemente a ese país en enero y febrero de ese año.

En el documento del DHS se especifica que las condiciones en El Salvador han mejorado desde que se aplicó el TPS, por lo que no hay justificación alguna para que la medida siga vigente.

Este fin de semana, la exembajadora de Estados Unidos en El Salvador y actual subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Mari Carmen Aponte, publicó en la versión impresa de The Washington Times un artículo en el que manifestaba su preocupación ante la cancelación del TPS para esta nación de Centroamérica.

De acuerdo a la funcionaria, el TPS es necesario aún porque El Salvador tiene "terribles tasas de homicidios (la más alta de América Latina) provocada por el tráfico generalizado de drogas, la violencia de pandillas y la extrema desigualdad"; además, "más del 40 % de la población vive por debajo del umbral de la pobreza".

Explica que, con este beneficio, miles de salvadoreños "están trabajando arduamente (en EE.UU.) para mejorar su país".

El año pasado, el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, realizó una intensa agenda con funcionarios de EE.UU. en favor de prorrogar el TPS.

Una nota de la Embajada de El Salvador en Washington, recoge que Martínez se reunió con congresistas, senadores y altos funcionarios del ejecutivo estadounidense, entre ellos del Departamento de Seguridad Nacional y la Casa Blanca.


"Genio estable": ¿Por qué Trump se siente obligado a convencer de su buen estado de salud mental?

RT  -   7 ene 2018 15:20 GMT

Las discusiones en torno de las habilidades mentales del presidente Donald Trump, han traspasado las redes sociales y están calentando los horarios estelares de canales de televisión en EE.UU.

El presidente de EE.UU., Donald Trump. Carlos Barria / Reuters

Varios presentadores y periodistas de la CNN han debatido el estado mental del mandatario estadounidense en una serie de programas.

"¿Qué diríamos si un líder de Alemania, China o Brasil hubiera publicado unos tuits como los de Trump? ¿Cómo los cubriríamos? Diríamos: "Esta persona no está sana", y nos preguntaríamos si es apta para ocupar su cargo", declaró Brian Stelter, presentador de uno de los programas de la CNN.

En estos términos valoró el periodista estadounidense las publicaciones del mandatario en las que afirmaba que su "botón nuclear es mucho más grande y más potente" que el del líder norcoreano, Kim Jong-un.

La salud mental de Trump también fue discutida en otro programa del mismo canal, cuyo anfitrión es Jake Tapper.

"Todo esto es anormal, absolutamente inaceptable y, francamente, no parece ser el comportamiento de una persona equilibrada", señaló el popular presentador.

"Libro lleno de mentiras"

Otras razones para poner en duda la estabilidad del líder de EE.UU. la ha ofrecido el recién presentado libro del periodista estadounidense Michael Wolff 'Fire and Fury: Inside the Trump White House' ('Fuego y furia: La Casa Blanca de Trump desde dentro', en español).

La polémica obra está llena de revelaciones sobre el primer año de Trump en la Presidencia y está escrita con base en entrevistas confidenciales realizadas con varios empleados de la Casa Blanca.

Muchos de ellos, asegura el autor, también dudan de que Trump esté completamente sano mentalmente.

Para confirmar esta hipótesis, Wolff pone de ejemplo el hecho de que el presidente estadounidense, de 71 años de edad, repite con mucha frecuencia las mismas frases sin darse cuenta de ello.

"Todos eran muy conscientes del creciente número de sus repeticiones verbales. Anteriormente, [Trump] podía repetir en un plazo de 30 minutos, usando las mismas expresiones o palabra por palabra, tres historias idénticas. Ahora, este tiempo se ha reducido a 10 minutos", escribió Wolff.

¿Destituir a Trump por incapacidad mental?

La vigesimoquinta enmienda a la Constitución de EE.UU., establece que el mandatario del país será destituido en caso de sufrir una incapacidad física o mental que le impida ejercer sus poderes y deberes. Esta enmienda se pretendió utilizar durante el mandato del expresidente republicano Ronald Reagan (1981–1989), pero nunca llegó a concretarse.

Incluso antes del lanzamiento de este libro y de las declaraciones del presidente sobre su "gran botón nuclear", el 5 y 6 de diciembre, más de una docena de parlamentarios, la mayoría de ellos demócratas, organizaron una consulta con la profesora en psiquiatría en la Universidad de Yale, Bandy X. Lee, con el objetivo de discutir la salud mental de Trump, informa Politico.

Durante estas reuniones, Lee trataba de convencer a los congresistas de que Trump "está perdiendo la cabeza". Según el rotativo, dichas consultas podrían servir de fundamento para un posible uso de la vigesimoquinta enmienda.

Sobre la posibilidad de aplicar este mecanismo ya habló el antiguo adversario de Trump y líder del movimiento neoconservador dentro del Partido Republicano, Bill Kristol. La misma opinión fue expresada por Richard Painter, jefe del Comité de Ética de la Casa Blanca durante la presidencia de George W. Bush.

"El tuit sobre el botón nuclear ya representa un motivo suficiente para la destitución de acuerdo con la 25.ª Enmienda. No se puede confiar a este hombre las armas nucleares", escribió este último.

No obstante, los expertos en derecho constitucional de EE.UU. señalan que la vigesimoquinta enmienda requiere una alta carga de prueba, y el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y otros miembros de la Administración no han condenado las declaraciones de Trump.

Uno de los abogados más famosos de EE.UU., el profesor de la Universidad de Harvard Alan Dershowitz, hasta hizo hincapié en que la aplicación de esta enmienda en esta situación es un "sueño poco realista".

"Un genio muy estable"

Por su parte, Trump criticó tanto el "libro lleno de mentiras" como a su autor.

"¡Cerré al autor del libro engañoso el acceso a la Casa Blanca (de hecho, lo rechacé repetidamente)! Nunca ha hablado con él para este libro. Está lleno de mentiras, distorsiones y fuentes inexistentes", aseguró el presidente en su cuenta de Twitter.

Además, Trump respondió a las acusaciones sobre su supuesta incapacidad mental en un tuit:

"Durante toda mi vida, mis dos principales virtudes han sido la estabilidad mental y ser verdaderamente inteligente (...) Pasé de empresario muy exitoso a estrella de televisión, y de ahí a presidente de Estados Unidos en mi primer intento. Creo que eso me acredita no solo como inteligente, sino como un genio, y un genio muy estable", agregó el jefe de Estado.