domingo, 14 de enero de 2018

LA SOCIEDAD CIVIL CUBANA POR LA PAZ Y CONTRA EL ODIO

Por Pedro Martínez Pírez

Más de un centenar de representantes de la sociedad civil cubana aprobaron  durante su Asamblea Anual en La Habana sumarse a la enérgica condena emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba ante las declaraciones racistas, denigrantes y groseras del presidente Donald Trump hacia El Salvador, Haití y países africanos.

El pronunciamiento se produjo durante la celebración de la Asamblea General de Asociados a la ACNU, Asociación Cubana de las Naciones Unidas, a la cual asistieron 80 socios colectivos y otros 70 individuales.

Horas antes de este encuentro de la sociedad civil la Cancillería cubana emitió una Declaración que fue ampliamente difundida en Cuba y el mundo, en la cual enfatizó que las declaraciones del presidente de los Estados Unidos “están llenas de odio y de desprecio, producen indignación en el pueblo cubano, orgulloso del aporte que a lo largo de su historia han hecho nacionales y sus descendientes de diversas latitudes, particularmente africanos y haitianos, desde el momento mismo en que se forjó la nacionalidad cubana”.

Mediante su declaración el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba expresó su más sentida solidaridad con todos los países ofendidos, y al mismo tiempo se sumó al fuerte rechazo que las denigrantes afirmaciones de Donald Trump han concitado en todo el mundo, especialmente en los países del Sur.

Durante la Asamblea efectuada en La Habana, a la cual asistió el vicecanciller Abelardo Moreno, la ACNU acordó denunciar el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, así como promover acciones y actividades desde la sociedad civil cubana, en ocasión del 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La Asamblea se solidarizó con los pueblos de Palestina, Puerto Rico y la República Árabe Saharahui Democrática, y reiteró su apoyo a la reclamación argentina sobre las Islas Malvinas. Asimismo acordó mantener la denuncia ante las situaciones que ponen en peligro la paz y la seguridad internacionales en el mundo, como el terrorismo, el colonialismo y la existencia de armas nucleares. 

Entre los propósitos de la ACNU para el presente año figuran la realización de acciones que favorezcan a la paz, la soberanía, la descolonización y la autodeterminación de los pueblos.

La Habana, 14 de enero de 2018


"Terminó los 18 hoyos": Críticas a Trump por seguir jugando al golf tras la alerta de misil en Hawái

RT  -   14 ene 2018 12:27 GMT

El presidente tardó 29 minutos en abandonar su club de golf en Florida tras conocerse el aviso de emergencia en el archipiélago.

Donald Trump en su club internacional de golf de Florida (EE.UU.), el 29 de diciembre de 2017. Jonathan Ernst / Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha visto envuelto en una nueva polémica, después de trascender que continuó jugando al golf el pasado sábado después de que se produjera una alarma por misil balístico en Hawái.

El inquilino de la Casa Blanca, que se encontraba en su club de golf de Florida, tardó casi media hora en abandonar las instalaciones deportivas después de que los residentes de Hawái fueran alertados con mensajes a sus celulares del inminente impacto de un misil en la zona.

Pese a que el aviso resultó ser falso, tal y como indicaron la senadora demócrata Tulsi Gabbard y la propia Agencia de Gestión de Emergencias del estado de Hawái en sus respectivas cuentas de Twitter poco después de la alerta, muchos se preguntan por qué el líder estadounidense no tuiteó ni emitió ningún comunicado al respecto.

Morris David, exoficial del Pentágono, criticó el hecho de que el presidente continuara "su ronda de golf en Florida" mientras, durante 38 minutos, los habitantes de Hawái "se preparaban para el impacto de un misil balístico". Además, indicó que la jornada de ayer supuso el 120.º día que Donald Trump se tomó de vacaciones en menos de un año "financiado con el dinero de los contribuyentes".

Por su parte, el exparlamentario John Dingell afirmó en su cuenta de Twitter que mientras a un millón y medio de personas "les decían que un misil se dirigía hacia ellos y que buscaran refugio", Trump se encontraba "en la segunda mitad de su partido de golf". "Continuó jugando y terminó los 18 hoyos", concluyó.

La alerta por misil, enviada el pasado sábado por la Defensa Civil de Hawái a los celulares de los habitantes del archipiélago, provocó pánico y confusión en las redes sociales. Posteriormente, las autoridades confirmaron que el mensaje fue mandado "por accidente" y que la amenaza del impacto de un misil era inexistente.