viernes, 19 de enero de 2018

PODER Y DINERO. ALIANZA FATAL

Jorge Gómez Barata

Aunque no constituyen recetas infalibles, están lejos de la perfección y su aplicación es desigual, en materia de organización social, la cultura humana ha creado ideales y encontrado soluciones óptimas. Se trata de fórmulas en las cuales la eficacia se alcanza por vía de la aplicación de los preceptos creados más que por la invención de otros. Un hombre un voto es magnífico, nada es más eficaz que una elección secreta y no hay sustitutos para la democracia.

Quienes asumen como válida la organización de la convivencia social sobre la base de la fórmula clásica del estado de derecho legitimado por vía electoral, democrático, fuerte, comprometido con el bien común y en el cual se ejercite la dirección colegiada y la separación de poderes, no aluden solo a los sectores legislativo, ejecutivo y judicial, sino también a separar la religión del estado, apartar a los militares de la política y alejar al gobierno y a los funcionarios públicos del dinero.

Aunque no se ha logrado la perfección, esa concepción procura que ninguna institución, persona o grupo de ellas acumule un poder excesivo del que pueda abusar. En esa lógica, el dinero allegado por el país, ya sea por la actividad del sector público de la economía, la recaudación de impuestos, regalías y otras contribuciones de los individuos, empresas y negocios, así como las reservas nacionales, no pertenecen a los gobiernos, sino a la nación y a sus ciudadanos.

Parte importante de la actividad del estado son los esfuerzos por lograr probidad y eficiencia en el manejo de los fondos públicos y la regulación del sector financiero, la actividad bancaria y el régimen monetario en los cuales la actividad administrativa y el ejercicio del poder se conecta con el dinero, creando situaciones en las cuales las posibilidades de actuación dolosa y los riesgos de la corrupción son considerables.

En este orden de cosas es importante la actividad de los parlamentos, usualmente facultados para aprobar los presupuestos y asignar al gobierno y las instituciones públicas los respectivos prepuestos para gastos operacionales, inversiones y otras partidas, así como fiscalizar su empleo, no solo honesto, sino también eficiente.

La emisión de moneda debe ser estrictamente controlada y no puede ser una prerrogativa discrecional de los gobiernos, tampoco de los bancos centrales. Ningún gasto público debiera realizarse sin leyes o decisiones institucionales que los respalden y toda gran inversión debiera someterse a eficaces licitaciones. Del mismo modo debe regularse la facultad de realizar gastos extraordinarios, adquirir deudas en nombre de los países u ofrecer préstamos o dadivas a cuenta de los fondos públicos.

En la organización del sector financiero es importante la regulación de la actividad de la banca central y las casas de moneda, constitucionalmente facultadas, no solo de imprimir y acuñar, sino a veces de crear dinero, emitir instrumentos de crédito y medios de pago y custodiar las reservas financieras del país.  

El perfeccionamiento de la democracia pasa por la búsqueda de la eficiencia de las instituciones públicas, en especial del estado, entidad encargada de arbitrar entre los diferentes actores sociales, dictar las leyes y establecer las normas que hacen posible la convivencia y la búsqueda del bien común.

La consigna neoliberal de que con menos gobierno y más desregulación la sociedad funciona mejor, no ha soportado la prueba del tiempo. Tampoco son aconsejables las alianzas peligrosas, especialmente la que suele establecerse entre el poder y el dinero !Vade retro! Allá nos vemos.

La Habana, 19 de enero de 2018

…………………………………………………………………………..
El presente artículo fue redactado para el diario ¡Por Esto! Al citarlo mencionar la fuente.


LA CORRUPCION NO NACE DE LA POBREZA

Por Manuel E. Yepe

Es frecuente oír decir que la gente roba y se corrompe a causa de su pobreza, que es la miseria lo que corrompe a las personas. O que para que los dirigentes sean honestos y no roben es necesario que tengan salarios suficientemente elevados para que no sean tentados a corromperse. ¡Nada más falso!

Para no ir más lejos, el multibillonario Donald Trump está en camino de convertirse en el presidente más corrupto en la historia de Estados Unidos.

“Puede que aún no podamos darle ese título, después de todo, solo ha sido presidente durante un año. Pero es seguro que está trabajando duro en ello”, escribe el periodista Paul Waldman en un artículo que publicó el diario The Washington Post el 16 de enero.

“Por supuesto, no sabemos exactamente cuánto está robando porque, a diferencia de anteriores presidentes y candidatos presidenciales, Trump continúa negándose a publicar declaraciones de impuestos pese a que no hay un presidente en la historia cuyas finanzas hayan estado más urgentemente necesitadas de examen público. No obstante, sin conocer todos los detalles, se puede  asegurar que Trump y su familia se comportan como bandidos”.

Waldman aclara que  hay actividades que escapan a lo que comúnmente se consideran actos de "corrupción" pero que son tan  nocivas a la buena marcha de la sociedad como las que más y en el gobierno de Trump ello se aprecia patentemente.

Las acciones pueden ser corruptas siendo legales, y cuando hablamos de corrupción, en un sentido más amplio, abarcamos malversaciones no financieras o la utilización de los cargos de gobierno para obtener ganancias financieras a través de  sobornos y otros medios. Muchos consideran a Richard Nixon como el presidente más corrupto de la historia estadounidense, pero sus crímenes más serios no consistieron en llenarse los bolsillos sino en hacer girar el aparato del gobierno entero en el sentido de sus fines personales, a menudo para su autoprotección.

Un informe publicado por la organización Public Citizen, que se identifica como liberal progresista, dice que gobiernos extranjeros, corporaciones y asociaciones comerciales han estado patrocinando de una forma muy singular las propiedades de Trump desde que éste asumió el cargo.

Es sabido que el Presidente estadounidense es un hombre de codicia y mezquindad poco común, sus hoteles en Washington se han convertido en lugar de alojamiento obligado para cuanto multimillonario viaja a la capital de Estados Unidos, en gesto de buena voluntad llamado a provocar acto recíproco por parte de éste hacia el excéntrico presidente.

Según una investigación del diario USA Today, "en 2017 las empresas de Trump vendieron $ 35 millones en bienes raíces, sobre todo a compañías encubiertas que ocultan las identidades de los compradores". El uso de estas compañías fantasmas explotó una vez que Trump se convirtió en el candidato republicano a presidente. "En los dos años anteriores a la nominación, el 4 % de los compradores de Trump utilizaron la táctica.

En el año siguiente, la tasa se disparó a alrededor del 70 %”.

Como dijo el historiador Robert Dallek en  noviembre último, "al igual que Nixon, Trump ha creado en su gobierno una cultura en la que las personas se sienten cómodas con la corrupción. Trump mismo ha mostrado una completa indiferencia hacia las normas democráticas y hacia el imperio de la ley. Con eso envía una clara señal a sus subalternos”.

Por lo tanto, no es accidental que, por ejemplo, un miembro del gabinete tras otro piense que ya no hay más reglas y que la mejor manera de invertir su tiempo en el gobierno es la de aprovecharlo para hacerse ricos.  Antes de llegar Trump a la primera magistratura, la idea de que cualquier presidente, de cualquiera de los dos partidos, usara la función como oportunidad para favorecer sus negocios privados sin frenos ni obstáculos, era algo demasiado absurdo como para siquiera contemplarlo. Ahora, la mayoría de la gente considera que no vale la pena enojarse porque esa práctica se haya generalizado, especialmente porque hay mucho más en juego.

Lo que distingue a Trump de todos sus predecesores es el que éste apenas oculta sus intenciones. Después de toda una vida dedicada no solo a manipular los sistemas económicos, legales y políticos para aumentar su riqueza, sino también a alardear sobre su capacidad para hacerlo, no debió haber duda de que, como Presidente, continuaría en esa misma línea.

Pero si los demócratas tomaran una o ambas cámaras del Congreso en el otoño, deberían hacer de la investigación de la corrupción del presidente Trump y su administración un objetivo de máxima prioridad.

Solo actuando así podría restablecerse la norma de que los presidentes deben tener una motivación más alta que usar la Oficina Oval para incrementar su riqueza, concluye Paul Waldman.

La Habana, Enero 18 de 2018

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.


Rusia lamenta que EE.UU. le califique de amenaza en vez de buscar el diálogo en su nueva estrategia

RT  -   19 ene 2018 18:10 GMT

Moscú ha levantado la voz contra los esfuerzos de Washington por probar su liderazgo en su nueva Estrategia de Defensa.

Los periodistas asisten a la conferencia de prensa anual del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, en Moscú, Rusia, el 15 de enero de 2018. Sergei Karpukhin / Reuters

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, ha lamentado la formulación de la nueva Estrategia de Defensa de EE.UU., señalando que se trata de una incitación más de Washington a la confrontación.

"Lamentamos que, en lugar de basarse en un diálogo normal, en lugar de basarse en el derecho internacional, Estados Unidos, por supuesto, busque demostrar su liderazgo a través de tales conceptos y estrategias de confrontación", aseveró Lavrov en una conferencia de prensa en Nueva York.

El Pentágono ha puesto a China y Rusia en el centro de su nueva Estrategia de Defensa Nacional dada a conocer este viernes, dejando atrás más de década y media de lucha prioritaria contra los extremistas islamistas. Desde Washington afirmaron que Moscú hace un uso mucho más "descarado" de su poder militar que Pekín, según Reuters.

No obstante, el canciller Lavrov había indicado a inicio de semana que Moscú posee muchas pruebas de que el escudo antimisil de EE.UU. está dirigido contra Rusia, y que los datos confirman que esas instalaciones tendrán capacidades para llevar a cabo acciones ofensivas.

Con sus intentos de "demonizar a Rusia", las autoridades estadounidenses "hacen una contribución importante" a la situación actual en las relaciones entre los dos países, afirmó entonces el diplomático. Hizo hincapié en que Rusia "no puede dejar las acciones hostiles" e ilegales de EE.UU. sin respuesta, pero intenta "responder con cuidado".

Más información, en breve.


Tillerson: "La muerte de norcoreanos es un indicio de que la diplomacia estadounidense funciona"

RT  -   19 ene 2018 11:35 GMT

Esta es la inesperada descripción revelada sobre lo que Tillerson aparentemente considera una diplomacia exitosa.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, hablando en la Universidad de Stanford, en California, el 17 de enero de 2018. Justin Sullivan / AFP

Los indicios de hambruna y muerte en Corea del Norte son una señal de que la estrategia de la diplomacia estadounidense funciona, dijo el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, en una charla con la exsecretaria de Estado Condoleezza Rice, este miércoles en una charla que tuvo lugar en la Universidad de Stanford, en California, según informa el Washington Post.

El objetivo de Estados Unidos es no dejar que Pionyang suscite simpatía en todo el mundo debido a las aflicciones causadas por las sanciones. Esta es la inesperada descripción revelada sobre lo que Tillerson aparentemente considera una diplomacia exitosa.

"Los japoneses [...] han recibido más de 100 barcos de pesca norcoreanos que han navegado a la deriva hasta aguas japonesas. Dos tercios de las personas que iban en esas embarcaciones han muerto", dijo Tillerson, citando a la delegación japonesa que asistió a principios de esta semana a una conferencia en Vancouver (Canadá).

Según Tillerson, la muerte de los pescadores norcoreanos es una buena señal porque estos son enviados debido a la escasez de alimentos que sufre el país asiático: "[Los pescadores] están siendo enviados en pleno invierno a pescar porque hay escasez de alimentos. Y los están enviando a pescar con la cantidad de combustible inadecuada para volver. Así que estamos obteniendo evidencias de que [las sanciones] están empezando a doler".

El diplomático estadounidense asegura que está convencido de que el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, frente al hambre y la escasez de combustible, estará dispuesto a negociar con Estados Unidos. Además, cree que la táctica de Pionyang se basará en buscar la simpatía del resto del mundo: "Nuestro manual de estrategia es: 'De acuerdo, vamos a empezar nuestra ofensiva de encanto para que el resto del mundo vea que somos como la gente normal, como todos los demás. Vamos a suscitar un poco de simpatía. Vamos a abrir una brecha entre Corea del Sur y sus aliados'", según palabras de Tillerson.

Asimismo, los surcoreanos han asegurado a Estados Unidos que no se permitirán pensar que los norcoreanos son seres humanos que merezcan simpatía: "Ayer [pasé] mucho tiempo en la discusión grupal escuchando a la ministra de Exteriores de Corea del Sur, Kang [Kyung-wha], que dice que no permitirán que esto suceda", dijo el secretario de Estado estadounidense.


Los yanquis perdieron la memoria

Por Arthur González*

Martianos - Enero 19, 2018


Al conocer los resultados del operativo policial que capturó a los ex policías terroristas venezolanos al servicio de la CIA, la prensa de Estados Unidos y de sus aliados, tergiversa la información para volver a satanizar al presidente Nicolás Maduro y confundir a la opinión pública.

Estados Unidos, padre y madre del terrorismo internacional creador de la tenebrosa Operación Cóndor, donde los asesinatos y las torturas eran el pan de cada día en Latinoamérica, unido al golpe militar diseñado contra el presidente constitucional Salvador Allende, ahora se oponen a la captura del grupo que robó un helicóptero militar y sustrajo armas de combates para bombardear instituciones gubernamentales venezolanas.

Si ese mismo hecho hubiese ocurrido en Estados Unidos la historia sería contada de otra forma.

Quienes invadieron Irak, bajo la mentira de que poseían armas químicas que no existían y asesinaron a ciudadanos civiles, lo mismo que en Afganistán y Libia, ahora acusan al gobierno venezolano por haber realizado una operación militar para capturar a la pandilla terrorista.

Para confundir y tergiversar la verdad, califican de “asesinato” la muerte del terrorista Oscar Pérez, por considerarlo un “opositor” a sus órdenes. Sin embargo, el asesinato de Muammar el Gadafi, presidente de Libia, fue bien visto por la Casa Blanca, porque ese era el verdadero objetivo con su invasión injustificada en ese país árabe, donde provocaron el caos y la violencia interna.

Estados Unidos es responsable del desorden de la sociedad venezolana, con sus planes subversivos para destruir la revolución bolivariana, la cual no aceptaron desde que Hugo Chávez, ganó las primeras elecciones convirtiéndose en un blanco a eliminar.

La guerra económica y psicológica que llevan a cabo contra Venezuela, solo es comparada con la que ejecutan contra Cuba por similares motivos.

El golpe militar efectuado contra Chávez, fue organizado y financiado por Estados Unidos, incluido su secuestro, lo mismo que llevaron a cabo en Honduras contra el presidente Manuel Celaya, trasladándolo hacia México en ropa de dormir, hecho sin precedentes en la historia.

Esas acciones tuvieron el apoyo total de gobiernos europeos y algunos latinoamericanos, que callaron ante actos criminales que pisotearon la llamada “democracia”.

La acción comando de Venezuela para capturar a los terroristas encabezados por Oscar Pérez, es legítima y no es diferente a la organizada por las fuerzas militares yanquis para capturar a Osama Bin Laden, quien según dijeron, fue muerto en el asalto, a pesar de no estar armado, como si lo estaba el grupo venezolano que respondió con alto poder de fuego contra las tropas del ejército constitucional de Venezuela.

¿A quién pretenden engañar los yanquis cuando su hoja de crímenes es amplia e inigualable?

¿Se olvidaron de sus crímenes en Viet Nam, donde lanzaron toneladas de napalm para asesinar a campesinos, mujeres y niños?

Oscar Pérez no es un héroe como quieren hacerle creer a la opinión pública, es un terrorista, pagado con dinero de Estados Unidos, que lanzó bombas contra civiles inocentes en Caracas, lo que pudo constarle la vida a cientos de personas.

El mundo conoce el historial de Estados Unidos y no se le puede engañar fácilmente.

Para esos que salieron a defender al terrorista, como Miguel Otero, editor del diario venezolano El Nacional, exiliado actualmente en España, debería condenar a Estados Unidos por acoger y proteger a Luis Posada Carriles, asesino de 73 pasajeros inocentes que viajaban en el avión de Cubana de Aviación, explotado en pleno vuelo y prófugo de la justicia de Venezuela, del cual no dice ni media palabra.

La campaña que hacen contra Maduro, demuestra de lo que son capaces los yanquis cuando surgen dirigentes políticos que no se someten a sus órdenes, algo que no arman contra el presidente de Brasil acusado de corrupción, o los de Argentina y Honduras, porque son fieles subordinados de su política imperial.

A la Corte Penal Internacional tienen que llevar a George W. Bush, por haber aprobado el derrumbe de las Torres Gemelas en New York, para justificar la invasión contra Afganistán y a Barack Obama, por la orden de invadir Libia y el linchamiento del presidente Gadafi, más la ejecución extrajudicial de Bin Laden, cuyo cuerpo no fue mostrado, ni entregado a sus familiares para darle sepultura.

El Departamento de Estado dio instrucciones a su subordinado Luis Almagro, de la OEA y otros países latinoamericanos miembros del Grupo de Lima, para que se sumen a la condena de Venezuela, algo que no hicieron contra los actos terroristas de la derecha, cuando quemaron vivos a seguidores de Maduro, incendiaron instituciones estatales y centros universitarios.

Por presiones del Departamento de Estado yanqui, 12 países latinoamericanos del Grupo de Lima, condenaron al gobierno venezolano y se dice que podrían solicitar a la Corte Penal Internacional, iniciar una investigación contra Maduro, en la próxima reunión de cancilleres el 23/01/2018 en Chile, para  analizar a Venezuela.

Todos, con falta total de decoro, hacen un silencio cómplice sobre el vergonzoso fraude electoral ocurrido en Honduras, y la salvaje represión contra su pueblo que protesta masivamente en las calles.

Del asesinato de Danilo Maldonado en Argentina, el grupo de Lima cerró ojos y oídos para ni ver ni escuchar, la organización Human Rights Watch no ha condenado al gobierno de Macri, ni existen cruzadas de prensa en su contra por los abusos que comete a diario.

Por eso los pueblos se radicalizan cada día y no aceptan imposiciones desde Estados Unidos, país que se aleja de los ciudadanos cada vez más, incluidas las expresiones de su presidente, que llamó “países de mierda” a varios latinos y africanos, algo que al parecer Miguel Otero no se dio por enterado, tal y como le sucedió con las represiones policiales contra pacíficos manifestantes en Barcelona.

La democracia sigue enferma entre esos que solo escuchan la voz de su amo, Estados Unidos, y no la de los ciudadanos honestos.

Por esas causas José Martí aseguró:

“Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres”.

* Cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano