sábado, 3 de febrero de 2018

VICISITUDES DEL PROGRESO POLITICO

Jorge Gómez Barata

El siglo XX fue escenario de intensos debates teóricos y luchas políticas acerca de la posibilidad del tránsito del capitalismo al socialismo. En realidad, ocurrió lo contrario. Rusia, los veinte estados surgidos de la disolución de la Unión Soviética y otra decena de países ex socialistas de Europa Oriental hicieron el recorrido inverso. De ese modo se deshizo el dogma de que el sistema político instaurado en la URSS constituía una nueva formación económica y social, y era por tanto irreversible.

En el orden teórico, la primera reacción de la izquierda marxista de entonces fue considerar que se trataba de una “regresión histórica”, lo cual entraba en contradicción con el precepto de que el devenir y el progreso histórico transcurre del pasado al futuro. ¿Cuál es la verdad?

Los alcances de aquel ajuste geopolítico que, aunque de diferente naturaleza ha sido comparado con el que tuvo lugar con la incorporación de Iberoamérica al sistema mundo y que dio lugar al advenimiento de la era moderna y al surgimiento de una treintena de nuevos estados entre los cuales descollaron los Estados Unidos. 

En su esencia más profunda y probablemente menos investigada, el colapso de la Unión Soviética es parte del proceso abierto por la Primera Guerra Mundial que no solo dio lugar a un nuevo reparto del mundo sino a una transformación planetaria.

El socialismo vino al mundo en una coyuntura que incluyó la Primera Guerra Mundial, la cual involucró a 32 países y en la que Estados Unidos resultó único ganador, desaparecieron los últimos viejos imperios, surgieron nuevos estados y las potencias europeas recibieron luz verde para repartirse el Medio Oriente.

También por razones geopolíticas, los bolcheviques conservaron la estructura del imperio ruso, concediendo la independencia a Polonia, Finlandia y los países bálticos. Ese proceso pareció completarse cuando, al finalizar la II Guerra Mundial la Unión Soviética promovió la incorporación al socialismo de nueve países europeos, a lo cual se sumaron cuatro asiáticos.

Se consumó así la creación del campo socialista bajo influencia soviética que, mediante la identificación entre los partidos comunistas gobernantes, la creación del Pacto de Varsovia y del Consejo de Ayuda Mutua Económica, se intentó una integración política, ideológica y estatal internacional que occidente no había logrado.

El esquema que hasta los años ochenta mostró escasas fisuras se colapsó repentinamente debido sobre todo a la capacidad de sus direcciones políticas para abrir el juego, aplicar reformas, corregir deficiencias estructurales, actualizar los modelos económicos y democratizar las sociedades. El colapso soviético puso fin al mayor proyecto emprendido por la izquierda y que pudo ser exitoso.

Graves errores estratégicos, la falta de un pensamiento estratégico atinado, la incapacidad para introducir a tiempo reformas integrales, la creencia en dogmas y el aferramiento al poder, dieron al traste con el mayor y más prometedor de los proyectos concebidos por la izquierda que, en medio de enormes dificultades, especialmente en América Latina, trata de remontar la cuesta. El devenir continúa. Allá nos vemos. 

La Habana, 03 de febrero de 2018

…………………………………………………………………………
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto! Al reproducirlo citar la fuente


Sobrevivientes nipones a los ataques atómicos de EE.UU., enfurecidos ante su nueva doctrina nuclear

RT  -   3 feb 2018 12:02 GMT

EE.UU. a través de su nueva doctrina aumenta la amenaza de una guerra nuclear, sostienen los japoneses sobrevivientes a los ataques nucleares estadounidenses contra Hiroshima y Nagasaki.

Bombarderos B-52 estadounidenses, capaces de portar armas nucleares. U.S. Air Force / Airman 1st Class J.T. Armstrong

"Japón aprecia mucho la última doctrina nuclear que indica claramente la determinación de EE.UU. para garantizar la eficacia de sus capacidades de contención, así como su compromiso de proporcionar a sus aliados, incluido Japón, un mayor potencial de contención en una situación de seguridad internacional que se ha deteriorado rápidamente desde la publicación de la doctrina del 2010 en particular, en relación con el desarrollo continuo del programa nuclear y de misiles de Corea del Norte", ha comentado el recién publicado documento el ministro de Exteriores japonés, Taro Kono.

Sin embargo, la postura oficial de Tokio no coincide con la de una gran parte de sus ciudadanos. Así, la nueva doctrina nuclear de EE.UU. fue rechazada enérgicamente por los sobrevivientes de los ataques nucleares estadounidenses contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, los llamados 'hibakusha'.

"No veremos un mundo sin armas nucleares"

Toshiyuki Mimaki, jefe de Nihon Hidankyo, confederación las organizaciones de los 'hibakusha', recordó que el año pasado la actividad de estos grupos fue reconocida oficialmente, y el tratado sobre la prohibición de armas nucleares está abierto para la firma en la ONU.

"Sin embargo, si el presidente de una gran potencia está planeando la construcción y modernización de las armas nucleares, entonces es imposible deshacerse de las armas nucleares, mientras que nosotros, los 'hibakusha' vivimos", declaró Mimaki, citado por el canal de televisión NHK. "Siento una fuerte ira", concluyó.

El jefe de otro grupo de 'hibakusha' de la prefectura de Nagasaki, Koichi Kawano, expresó que "la estrategia deEE.UU. para desarrollar ojivas nucleares compactas que sean fáciles de usar, reduce los obstáculos a su uso y aumenta la amenaza de una guerra nuclear". "Japón, un país donde se encuentran las bases militares de EE.UU., no podrá permanecer al margen", lamentó Kawano.


China critica irrespeto de EE.UU. hacia América Latina

La cooperación se basa en intereses comunes, señaló Pekín. | Foto: Reuters

Telesur   -   3 febrero 2018 

Al referirse de manera peyorativa a la relación de China con la región, EE.UU. "muestra una falta de respeto contra el gran número de países latinoamericanos".

El Gobierno chino fustigó los comentarios esbozados por el secretario de Estado de Estados Unidos (EE.UU.), Rex Tillerson, quien alertó del avance de “predadores” como China y Rusia en América Latina. Pekín acusó a Washington de irrespetar a los latinoamericanos.

"Lo que Estados Unidos dijo va completamente contra la verdad y muestra una falta de respeto contra el gran número de países latinoamericanos", manifestó la vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores, Hua Chunying, mediante un comunicado divulgado el viernes por la noche.

En declaraciones realizadas en México, el secretario de Estado norteamericano aseguró que Latinoamérica "no necesita nuevos poderes imperiales que solo buscan el beneficio propio", En respuesta, Hua sostuvo que mantienen una cooperación basada en la igualdad, reciprocidad e inclusión.

"El desarrollo de las relaciones entre China y América Latina no está dirigido ni rechaza a una tercera parte, ni afecta los intereses de terceras partes en América Latina", expresó Hua, quien exhortó a EE.UU. a que observen el desarrollo de las relaciones entre China y América Latina de manera abierta e inclusiva. 

Prueba de ello, señaló, es que durante la reunión ministerial entre China y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), celebrada el pasado mes en Chile, se mostró un "alto grado de consenso" sobre la profundización de la cooperación entre ambas partes. 



Tillerson visitará posteriormente Argentina, Perú, Colombia y Jamaica. En la continuación de su política intervencionista, el jefe de la diplomacia norteamericana desarrolla esta gira también para tratar la situación en Venezuela.