viernes, 27 de julio de 2018

REVOLUCION SIN RUPTURAS NI INMOVILISMO


Jorge Gómez Barata

Los cambios de mentalidad, paciente y firmemente promovidos por el presidente Raúl Castro como parte de las reformas destinada a mejorar el desempeño del proyecto socialista cubano para hacerlo económicamente eficaz, ideológicamente inclusivo y políticamente democrático, hicieron posible los debates del Proyecto de Reforma Constitucional en el parlamento.  

La apertura informativa que significó la trasmisión de las sesiones por radio y televisión en tiempo real, permitió al país acompañar el más significativo evento parlamentario en toda la historia nacional y descubrir el nuevo rostro de un parlamento cuya labor durante 40 años estuvo signada por la formalidad y la mala práctica de consagrarse casi exclusivamente a ratificar decisiones tomadas de antemano.

Durante varios días de labor, en los cuales se realizaron cientos de intervenciones sobre otros tantos artículos los diputados convirtieron el trabajo de la Comisión Redactora presidida por Raúl Castro en un proyecto de Constitución que, una vez concluido, sintonizará el proceso político cubano en su fase y actual y futura actual con las realidades nacionales, los condicionamientos internacionales y con la contemporaneidad. Ningún proyecto político crece mirando al pasado ni persiguiendo quimeras. 

Las reformas en curso y que aún no han tocado algunos puntos nodales, se hicieron necesarias no porque lo realizado anteriormente en la construcción del modelo económico, la institucionalidad y el sistema político, hubieran sido erróneamente concebidos sino porque, una vez desempeñado su papel, deberían ser actualizados o cambiados ajustando el proceso revolucionario a nuevas metas y realidades. Las reformas no son retrocesos ni los cambios de mentalidad concesiones, sino expresión de una dialéctica consustancial a la Revolución.

La franqueza y hondura de las formulaciones del texto y los debates parlamentarios pusieron sobre el tapete, por primera vez en forma de reflexiones que concluían en votaciones abiertas, asuntos que nunca se habían discutido en los términos en que ahora fueron considerados.

Entre otros, pudieran citarse, la participación de la propiedad privada en la economía nacional, la generación de riquezas pecuniarias por vía de la iniciativa individual, los negocios y la obtención de lucros por el desempeño profesional.

Aunque esta vez solo se habló de atletas, artistas, pintores y otros que participan con sus habilidades en los mercados internacionales respectivos, conceptualmente no existen diferencias con médicos, profesores, científicos, arquitectos, ingenieros y otros que, en su momento, y en consonancia con legislaciones pertinentes, podrán disfrutar de las mismas oportunidades sin faltar a la ética ni desmentir su vocación de servicio. De eso tratan también los derechos económicos y sociales y la libertad de creación consustancial al socialismo.

Al asociar los debates acerca de temas como la libertad de prensa, la asistencia jurídica a detenidos y privados de libertad, el matrimonio igualitario el contenido específico del delito de traición a la Patria y otros con el Concepto de Revolución, el legado de Fidel se convierte en una herramienta para la transformación revolucionaria de la sociedad cubana.

En un momento del debate, ante la alusión a una formulación que en su momento Fidel consideró acabada, la diputada Mariela Castro recordó: “…Si el Comandante estuviera aquí, ya estaría trabajando para mejorar el texto…” Comparto la opinión porque seguramente, Fidel hubiera subido la palabra. De él es la idea de cambiar todo lo que deba ser cambiado y actuar con sentido del momento histórico…”

El debate constitucional es una frontera entre antes y después. Una Revolución que no se inmoviliza porque si lo hace se desmiente. Allá nos vemos.

La Habana, 27 de julio de 2018

…………………………………………………………………………………
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por Esto! Al reproducirlo indicar la fuente

Correa a RT sobre Assange: "Moreno habla de diálogo, pero está todo acordado con Washington"


RT  -   27 jul 2018 21:21 GMT

El exmandatario ecuatoriano Rafael Correa ha comentado a RT la situación actual de Julian Assange.



Este viernes, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, sostuvo que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, acabará abandonando la Embajada de Ecuador de Londres, donde lleva refugiado desde 2012. RT ha consultado a su predecesor Rafael Correa, quien había otorgado el asilo en la Embajada al periodista australiano, sobre su situación actual y las opciones jurídicas para resolver este caso.

Para Correa, el razonamiento de Moreno en este caso es muy "simplista", y sostiene que el actual presidente ecuatoriano es "incompetente", "ni siquiera conoce el caso de Julian Assange", y lo "reduce a un 'hacker' que intervino en los correos privados". Además, la afirmación del mandatario actual sobre que hay que resolver todo por la vía del dialogo "es una hipocresía total", indicó.

"Este señor, hipócrita completo, ya tiene acordado con EE.UU. lo que va a pasar con Assange, y tan solo está dorando la píldora", comentó sobre las declaraciones de Moreno. En este contexto, el expresidente ecuatoriano teme que "los días de Assange en la Embajada están contados".

"[Moreno] habla de diálogo, pero está todo acordado con el Gobierno norteamericano, sobre todo después de la visita hace unas semanas del vicepresidente Pence [de EE.UU.] a Ecuador", recalcó.

Asimismo, señaló que si el fundador de WikiLeaks sale de la Embajada sin un salvoconducto, irá a EE.UU. "donde se lo acusa con leyes que incluyen la pena de muerte". Sin embargo, a su juicio son "leyes totalmente desproporcionadas para lo que supuestamente es Assange, porque nadie dice que el delito es divulgar información confidencial".

"Nadie dice nada al respecto, porque son poderes muy grandes y parte del sistema", opinó Correa.

Moreno solo "está dorando la píldora para decir que por medio del dialogo se debe entregar a Assange, pero ya existen pactos previos al respecto", concluye Correa.

Lenín Moreno: Julian Assange tendrá que abandonar la Embajada de Ecuador


RT  -   27 jul 2018 13:12 GMT

"Lo único que queremos es la garantía de que su vida no va a correr peligro", ha afirmado el presidente de Ecuador, Lenín Moreno.


El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha admitido que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, acabará abandonando la Embajada de Ecuador.

"Jamás he estado de acuerdo con la actividad que realiza el señor Assange, nunca he estado de acuerdo con las intervenciones en los correos privados de la gente para poder obtener información, por más valiosa que sea para sacar a la luz ciertos actos indeseables de Gobiernos o de personas", ha dicho el mandatario. "No es la forma. Existen formas correctas y legales de hacerlo", ha añadido.

Sin embargo, el Gobierno anterior consideró que la vida de Assange sí corría peligro, ha precisado Moreno, agregando que "en Ecuador no existe la pena de muerte". "Y sabemos que esta posibilidad existía", ha añadido. "Es por eso que nosotros lo único que queremos es la garantía de que su vida no va a correr peligro", ha subrayado Moreno.

"Lo estamos tratando con el asesoramiento legal del señor Assange y con el Gobierno británico", ha señalado el mandatario. "Con la única persona con la que nunca he hablado es con el señor Assange", ha agregado.

Respondiendo a la pregunta de que se trata de "una situación que no se puede prolongar eternamente y que en algún momento habrá que darle una salida", el presidente ha respondido que "sí, pero esta salida se la tiene que hacer conversando".

"Si estamos hablando de que el diálogo es el mejor mecanismo de acercamiento y de entendimiento, hemos de ser nosotros los primeros en practicarlo", ha agregado Moreno.

Moreno afirmó a finales de mayo que Assange podía seguir "gozando de su derecho al asilo", mientras cumpliera con "los requisitos". En una entrevista a Deutsche Welle, recordó que se le impedía "hablar de política e intervenir en política de países amigos". Al ser preguntado sobre si Assange incumpliera las condiciones, respondió: "En ese momento tomaremos la decisión".

A finales de marzo de este año, el Gobierno de Ecuador ya suspendió las comunicaciones de Assange en su Embajada en el Reino Unido, después de que el periodista violara el "compromiso escrito que asumió con el Gobierno a finales de 2017, por el que se obligaba a no emitir mensajes que supusieran una injerencia en relación con otros Estados".

En mayo, WikiLeaks reportó que Assange recibió nuevas instrucciones por parte de los funcionarios de la Embajada de Ecuador en Londres, que le prohíben, además de acceso al Internet, usar el teléfono y las visitas.

LA EVIDENTE FALSEDAD DE LOS ATAQUES SÓNICOS


Por Manuel E. Yepe

La evidente falsedad de los ataques sónicos radica en la demostrada imposibilidad de probar siquiera elementalmente su existencia.

El promotor inicial de esta manipulación masiva es el senador estadounidense Marco Rubio, quien aparentemente vendió la idea al presidente Trump y obtuvo su complicidad. Para muchos ha sido claro que Rubio vislumbró que algún hecho o situación real le podría servir para atraer la atención mundial necesaria para devenir centro de un escándalo mundial que lo proyectara como potencial candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos luego del mandato de Trump.

Marco Rubio no ha sido cuidadoso respecto a la discreción que presumiblemente merecía la operación y se enamoró de la idea de promover un clima de histeria masiva en torno a las circunstancias que provocaron las desconocidas afectaciones de salud de las víctimas.

En estos días, un grupo de funcionarios gubernamentales de Estados Unidos estuvo en La Habana para examinar el caso con las autoridades cubanas. Tres funcionarios del Departamento de Estado, encabezados por el Secretario Asistente del Hemisferio Occidental, Francisco Palmieri, el subsecretario de Administración, William Todd, y el secretario asistente para Seguridad Diplomática, Michael Evanoff, se reunieron con Carlos Fernández de Cossío y Johana Tablada, director general y subdirectora respectivamente de la Dirección General para EEUU del Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex) y debatieron detalles del asunto.

En el Encuentro, Palmieri reiteró su “preocupación” por los supuestos ataques sónicos contra diplomáticos de su país en esta capital y la “imposibilidad” de Cuba de detenerlos.

En declaraciones al periódico Granma, Johana Tablada, precisó que Francisco Palmieri fue recibido por el director general Carlos Fernández de Cossío, y les acompañó la Encargada de Negocios de la Embajada norteamericana en La Habana.

Tablada reiteró que Cuba nunca ha perpetrado ni perpetrará acto alguno contra diplomáticos estadounidenses ni de ningún país, “como debe constarle al Departamento de Estado por la seguridad que siempre han disfrutado sus diplomáticos en Cuba”. Afirmó que se han tomado medidas extraordinarias para reforzar la protección de la Embajada y de las residencias de sus funcionarios y no se ha podido comprobar que haya ocurrido ningún hecho ni entonces ni ahora, precisó Johana Tablada.

La diplomática recordó que siempre ha habido seriedad, profesionalismo e inmediatez por parte de las autoridades en el manejo de este tema, lo cual no ha sido correspondido por el Departamento de Estado con transparencia y voluntad de cooperar. Apuntó que ninguna de las personas que supuestamente sufrieron los síntomas de los supuestos ataques sónicos compareció a un hospital cubano al ser convocados.

“Tanto en la investigación de los primeros casos como en los reportados en mayo último –a los que se les nombra con interés manipulador  “nuevos casos”– Cuba ha mostrado total  disposición de cooperar desde el primer momento, al máximo nivel del Estado y el Gobierno del país y se ha trabajado seriamente y en coordinación total con el Minrex, el Ministerio del Interior, el Ministerio de Salud Pública y otros departamentos y agencias cubanas que han tenido contacto con agencias especializadas estadounidenses para buscar las causas y la solución a un problema que aún nadie ha podido demostrar que existió”, resaltó Tablada.

Reiteró que los diplomáticos estadounidenses están seguros en Cuba, que constantemente se ha pretendido dar un uso político y malintencionado a este tema, como pretexto para justificar las medidas de retroceso que el gobierno de Donald Trump ha tomado sin apoyo de su propio pueblo, como endurecimiento del bloqueo, hostilidad e interés del subvertir el orden político y constitucional de la Isla.

“Conocemos también que hay sectores reaccionarios en Estados Unidos que tienen un claro patrón de comportamiento dirigido a propiciar un escenario de confrontación, crear nuevos focos de tensión y fabricar artificialmente condiciones que permitan imponer nuevas medidas de retroceso adicionales a las que ya se han impuesto en los últimos meses”, denunció.

A propósito del evidente interés del Gobierno norteamericano por realzar y mantener el tema en la opinión pública internacional, Tablada reafirmó que Cuba dice una y otra vez que no hubo ataques, que nuestras autoridades han sido históricamente muy celosas con el cumplimiento de la Convención de Viena, muestra de lo cual es la presencia de más de 120 misiones diplomáticas en La Habana sin que se reporte ningún hecho similar, que más de cuatro millones de turistas nos visitan cada año y eso incluye también una cifra récord de norteamericanos alcanzada en el año 2017.

La Habana, Julio 26 de 2018

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.