martes, 11 de septiembre de 2018

PARA SALIRSE DEL CUENTO DEL ATAQUE SÓNICO


Por Manuel E. Yepe

Parece que a los hacedores de propaganda internacional en el Departamento de Estado, la CIA y otras dependencias del gobierno estadounidense no les está resultando fácil salir del ridículo engorro en que se han metido con el asunto de los ataques acústicos contra el personal de su embajada en La Habana.

Para los expertos y observadores de este tipo de propaganda al más alto nivel de gobierno, la denuncia de un ataque imaginario contra Estados Unidos por parte de otro país no es algo novedoso en Washington. Hay que recordar la explosión del acorazado Maine en la bahía de La Habana; la sorpresa del ataque a la base aérea y naval estadounidense de Pearl Harbor, en Hawái; los incidentes del Golfo de Tonkín en Vietnam y la supuesta presencia de armas de destrucción masiva en Irak, que respectivamente sirvieron como mentirosas justificaciones para lanzar las guerras contra España en 1898, Japón en 1941, Vietnam en 1964 e Irak en 2003.

La primera de estas simulaciones sirvió para inaugurar el status imperialista de la política exterior de EEUU al dejar a Washington posesionado del vasto imperio colonial español.

Estados Unidos ha sorprendido al mundo por la ingenuidad con que su opinión pública ha asimilado las versiones oficiales acerca del asesinato del presidente John F. Kennedy y el abominable acto terrorista contra las torres gemelas del World Trade Center de Nueva York, dos fábulas que se parecen más a cuentos de horror y misterio hollywoodenses que a cualquier otra cosa. La segunda de estas dos entelequias le sirvió de pretexto para el lanzamiento de su llamada “guerra contra el terrorismo” y, como parte de ella, al recorte de las libertades públicas de los estadounidenses.

Como regla, el gobierno cubano –que ha sido una de las víctimas preferidas del imperialismo norteamericano en los tiempos actuales- ha evitado responder caso a caso a cada una de las engañifas mediáticas urdidas por Washington contra su proyecto revolucionario para no contribuir a su resonancia. Han sido los hechos mismos, y las denuncias a cargo de amigos y simpatizantes, los que han contestado a ellas.

Incluso, para atacar a Cuba, la propaganda de EEUU ha llegado a sumar a los 20,000 mártires que dejó la tiranía batistiana impuesta a la isla por Washington, el número de torturadores y asesinos del régimen depuesto ejecutados por sentencia judicial de los  tribunales revolucionarios populares al triunfo de la revolución, sin olvidar el de los agresores y agredidos muertos a causa de la invasión de Bahía de Cochinos (Playa Girón) patrocinada por Washington y las víctimas de los cientos de actos terroristas y atentados promovidos por Estados Unidos contra Cuba en tiempos recientes. Todo ello para tratar de manchar con tan  grosera manipulación el limpísimo expediente de respeto a los derechos humanos que la revolución cubana ha mantenido siempre.

En la gran farsa de los ataques sónicos, que ya tiene visos de comedia silente, no se identifican culpables y tampoco se conocen los supuestos perjudicados porque, evidentemente, no han existido.

Observadores de la política estadounidense sostienen que el senador Marco Rubio fue quien ideó el espectáculo con el fin de que el gran escándalo con participación suya hegemónica lo hiciera presidenciable con las miras puestas en convertirse en el primer presidente hispano de Estados Unidos.

Rubio conoció de ciertos problemas acústicos que presentaban varios funcionarios de los servicios de inteligencia acreditados en la Embajada de EEUU en Cuba. Allí se planteaba hacer una demanda contra la American Technology Corporation (ATC), fabricante de los equipos LRAD-RX que utiliza el Subcomité Nacional de Seguridad (NSSC, por sus siglas en inglés) para comunicarse con sus agentes en Cuba que podrían ser los responsables de tales dolencias. Esos equipos muy especializados para el espionaje habían sido recién adquiridos por el Departamento de Estado norteamericano para la misión diplomática en La Habana.

Rubio, hábilmente, ideó o encargó el guión a desarrollar para el espectáculo de los ataques sónicos. Su mayor osadía fue la de involucrar, como principal patrocinador, al Presidente Donald Trump, de quien -como señala Michael Wolff en su libro Fuego Y Furia- se ha escrito muchísimo acerca de que “actúa como un niño, sufre de psicopatologías como delirios de grandeza y paranoia, es un ignorante que ni lee ni escucha y es totalmente incapaz de cumplir con los deberes de su cargo”.

Por eso, era de suponer que en pocas semanas nadie se acordaría de la farsa de los ataques sónicos de Trump, que tan solo habrían ido a engrosar la lista de sus muchas “excentricidades”.

Pero la mentira tomó un vuelo mayor y ahora EEUU no sabe cómo salirse del enredo con la menor cantidad posible de bajas políticas propias.

La Habana, Septiembre 7 de 2018

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

Guatemala, entre el limbo político y el proceso constituyente plurinacional


Ollantay Itzamná

Imagen tomada de internet

Las esperanzas de la Guatemala oficial, como en el mito de Sísifo, cayó nuevamente al abismo ante el epílogo del teatro de la “guerra anticorrupción”. El Gobierno norteamericano expresó su respaldo al Presidente Jimmy Morales, y decidió sacarle los colmillos a la CICIG (Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala).

Esta decisión fue un revés para la ciudadanía indignada de buena fe que creía que la “guerra anticorrupción” sacaría al país del agujero sin fondo en el que cae.

¿Por qué Guatemala creyó en la “guerra anticorrupción” made in USA? ¿Ingenuidad? ¿Ignorancia de su historia? ¿Acaso no es EEUU quien hundió al país en el fracaso actual en el que se encuentra? ¿Por qué le dieron el beneficio de la duda a Imperio que siempre los maltrató y los despoja?

De cualquier modo, Guatemala, después de casi mil días de “guerra campal” contra la corrupción se encuentra en peor situación sociopolítica que el 2015. El Gobierno y legisladores aprueban leyes para protegerse mutuamente, y así evitar ser investigados.

Una zozobra galopante se expande en el sentimiento urbano, ante un posible Estado de Sitio, para controlar los vestigios de las protestas sociales anti corrupción que dejó la CICIG. Aunque en los hechos, el área rural del país subsiste en permanente Estado de Sitio, con asesinatos selectivos de defensores.

¿Cuál es el camino a seguir en este laberinto político made in USA que se recrudece en el país? Hasta ahora, la Embajada norteamericana, mediante la CICIG, tenía casi bajo control el resentimiento social frente a su gobernante. ¿Ahora, quién ejercerá ese máximo poder?

En este contexto, la mayoría de la sociedad civil (movilizado en 2015 contra la corrupción), los estudiantes universitarios, y algunas organizaciones indígenas y campesinas se encuentran “rebasados con la coyuntura sobrevenida”.

Saben que no quieren al gobierno corrupto, ni a los diputados. Pero, no saben lo que quieren. O por lo menos no lo expresan aún. Si renunciara Jimmy Morales, el Vicepresidente (que tiene igual o peores indicios de actos de corrupción) ocupará el cargo. Entonces, se repetirá exactamente el escenario teatral del 2015. Y, en ese teatro les encontrará 2019, año electoral. ¡Sin propuestas, ni estrategias, para revertir esta letal situación.

Por su parte, desde 2012, las comunidades indígenas y campesinas en “resistencia”, articuladas en el movimiento social CODECA, pujan a todo pulmón, desde los territorios y comunidades, en la aceleración del proceso de Asamblea Constituyente Popular y Plurinacional. Cuentan con una propuesta de cambios estructurales para el país, mediante un pacto social plurinacional ampliado. Para ello, están a punto de culminar con el registro legal de su organización política (instrumento político) para disputar el poder político en las próximas elecciones.

La ciudadanía molesta con la evidenciada corrupción sistemática vive en una disyuntiva coyuntural a tope: O seguir anclado únicamente en el teatro de la guerra anticorrupción, ahora, sin gringos, y con menos probabilidades de resultados que antes, o apostar y acelerar el proceso constituyente popular y plurinacional impulsado por indígenas y campesinos para derribar la estructura estatal y social que fecunda corruptos y corruptores.

Sin buscarlo, indígenas y campesinos en resistencia, favorecidos por la coyuntura, han puesto en una disyuntiva histórica a Guatemala país. O seguimos en el limbo sociopolítico, o sumamos y aceleramos el proceso constituyente popular y plurinacional para concertar reglas interculturales de convivencia entre todos/as.


Ollantay Itzamná
Defensor latinoamericano de los Derechos de la Madre Tierra y Derechos Humanos

Florence se aproxima a la categoría 5 y podría ser el huracán más catastrófico en EE.UU. en décadas


RT  -   11 septiembre 2018 13:58 GMT

Está previsto que la "extremadamente peligrosa" tormenta toque suelo estadounidense el jueves.

Imagen del huracán Florence tomada desde la Estación Espacial Internacional por el astronauta Ricky Arnold el 6 de septiembre de 2018. nasa.gov / Reuters

El Centro Nacional de Huracanes de EE.UU. (NHC) ha emitido la madrugada de este martes un pronóstico para el huracán Florence que alerta de que la tempestad puede intensificarse en las próximas 24 o 36 horas hasta alcanzar la categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, lo que equivale a una velocidad de vientos sostenida de 157 millas por hora (252 kilómetros por hora).

"En 48 horas, un ligero aumento en la velocidad del viento en la zona suroeste podría resultar en un cierto debilitamiento, pero se espera que Florence siga siendo un huracán extremadamente peligroso cuando se aproxime a la línea costera de EE.UU.", pronostica el organismo.

Según el meteorólogo estadounidense Jeff Masters, citado por Bloomberg, el último huracán de categoría 5 en tocar el suelo estadounidense fue el Andrew, que en el año 1992 golpeó Bahamas, Florida y Luisiana, cobrándose la vida de 65 personas.

A pesar de que los meteorólogos no creen que Florence mantenga la potencia máxima al tocar tierra el jueves, este será de todas formas tan fuerte que presentará amenazas de graves mareas de tormenta para la línea costera y sus poderosos vientos podrían ir mucho más allá de la zona costera, penetrando en el continente norteamericano.

"Lo importante es que hay una gran confianza en que Florence será un huracán grande y extremadamente peligroso, independientemente de su intensidad exacta", afirmó a su vez el especialista en huracanes estadounidense Eric Blake.

Actualmente, los vientos máximos sostenidos del temporal son de 140 millas por hora (225 km/h), lo que corresponde a un huracán de categoría 4. La tormenta es capaz de causar "daños catastróficos" y arrancar tejados y árboles, derribar postes de energía y provocar cortes de electricidad, advierte el NHC.

Ante el riesgo de consecuencias catastróficas, varios estados de la costa este de EE.UU., entre ellos Virginia, Maryland y las Carolinas, han declarado el estado de emergencia en previsión a la llegada a su territorio de la tormenta el jueves.

Se espera que cerca de un millón y medio de personas abandonen las zonas de riesgo a partir de este martes luego de que fueran emitidas órdenes de evacuación obligatoria.

Trump prolonga, por otro año, ley que establece base del bloqueo a Cuba


Desde que asumió la presidencia de su país, esta es la segunda ocasión en que Trump prorroga la normativa que debía expirar el próximo 14 de septiembre y con la nueva decisión se mantiene en vigor hasta esa misma fecha del 2019

10 de septiembre de 2018 21:09:24

El presidente Donald Trump renueva por un año más la Ley de Comercio con el Enemigo. Foto: Prensa Latina

En días en los que se realza la voz de Cuba y de millones de amigos en el mundo para denunciar una vez más el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba hace más de 55 años, el presidente norteamericano Donald Trump aprovecha la oportunidad para renovar por un año más la Ley de Comercio con el Enemigo.

Según Prensa Latina, el mandatario dio a conocer su determinación a través de un memorando enviado a los secretarios de Estado y del Tesoro, en el que suscribe su determinación de continuar con el ejercicio de ciertas facultades de esa legislación por ser de interés nacional para su país.

Desde que asumió la presidencia de su país, esta es la segunda ocasión en que Trump prorroga la normativa que debía expirar el próximo 14 de septiembre y con la nueva decisión se mantiene en vigor hasta esa misma fecha del 2019.

Esta acción implica mantener su autoridad sobre algunas de las sanciones mediante decretos ejecutivos y eliminar algunas restricciones si fuera su interés.

Aunque el levantamiento total del bloqueo a Cuba requiere de una decisión del Congreso norteamericano, desde la aprobación del estatuto que constituye su base en 1917, dicha ley delega en el presidente norteamericano la posibilidad de aplicar castigos económicos en tiempo de guerra o en cualquier otro periodo de emergencia nacional y prohíbe el comercio con el enemigo o sus aliados durante conflictos bélicos.

A finales de octubre próximo, la Isla presentará por vigesimoséptima ocasión consecutiva en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, la resolución que llama a levantar el cerco impuesto por Estados Unidos por más de medio siglo.

China, una amenaza existencial para EE.UU.


RT  -   11 septiembre 2018 14:34 GMT

En este episodio de 'Keiser Report', Max y Stacy se preguntan si China tiene lo que hay que tener para ser una superpotencia. En la segunda parte, Max entrevista a Michael Hudson sobre su próximo libro: '…Y perdónales las deudas: préstamos, ejecuciones crediticias y redenciones desde las finanzas de la Edad de Bronce hasta el Año Jubilar' y sobre el nada nuevo jubileo de los acreedores, que rescata a quienes hacen malas inversiones pese a que durante mucho tiempo rescató a los deudores.



Max y Stacy analizan los pronósticos de Bloomberg para 2030: "China será, sin duda, la superpotencia regional" en Asia, pero "la otra pregunta clave es si puede ser una superpotencia mundial o no". Uno de los obstáculos a los que se enfrenta el país asiático, resultado de su anterior política del hijo único, es la falta de mano de obra y ese problema sería una de las razones detrás de la iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda.

"Cuando China mande a uno de sus hombres a la Luna, Estados Unidos se dará por enterado. Dirán: '¿China? ¿Hay un país llamado China?'", ironiza Max Keiser, quien opina que si Washington "se enfrenta a una amenaza existencial, como que China se convierta en una superpotencia, deberá actuar como hizo en la Guerra Fría, cuando después de que Rusia construyera el Sputnik, EE.UU. acabó pisando la Luna".

Max señala que una de las ventajas que tiene China es que puede "avanzar rápidamente". "Tienen la capacidad de cambiar la dirección de su economía porque es un sistema vertical", explica el presentador. No obstante, EE.UU. "tiene un as en la manga": el tamaño de su presupuesto militar que, en teoría, podría utilizar para proyectos relacionados con energías renovables.

En la segunda parte del programa, Max Keiser entrevista al economista e historiador económico Michael Hudson sobre su nuevo libro, '…Y perdónales las deudas: préstamos, ejecuciones crediticias y redenciones desde las finanzas de la Edad de Bronce hasta el Año Jubilar', que se publicará en noviembre. En su obra, el autor cuenta "cómo se originó la deuda" en Mesopotamia y cómo el primer paso de cada soberano en Sumeria y Babilonia era "proclamar cuentas nuevas".

Hudson advierte de que "la civilización occidental se ha creado con una dinámica que, en la antigüedad, conducía a la servidumbre" y es "la misma" en la que "estamos entrando en la actualidad, reduciendo a la población básicamente a un peonaje por deudas".

Atrapado en la mentira, Washington culpa sin evidencias a Rusia


Asegura sin evidencias que es culpable de los supuestos incidentes con sus diplomáticos en La Habana.

Por Sergio Alejandro Gómez

Tomado de Dominio Cuba - Septiembre 11 de 2018

Si usted tiene una historia inverosímil, no cuenta con evidencias y su mentira está a punto de ser descubierta por la opinión pública de los Estados Unidos, tiene una sola opción: invoque a Rusia.

El enemigo histórico de la Guerra Fría ha vuelto y puede ser acusado de cualquier cosa. Funcionó en el pasado y lo sigue haciendo.

En una acción de evidente desespero, fuentes anónimas del Departamento de Estado filtraron a la prensa estadounidense este martes la hipótesis de que Moscú es el principal sospechoso detrás de los incidentes con la salud de los diplomáticos estadounidenses en La Habana.

Tras casi dos años de investigaciones, tanto cubanas como estadounidenses, no existe una sola evidencia que confirme siquiera que los ataques ocurrieron, mucho menos sobre un supuesto responsable.

Las exóticas explicaciones que se han manejado sobre lo ocurrido, que van desde ataques acústicos hasta el uso de nuero-armas de ciencia ficción, han sido descartadas una tras otra por la comunidad científica.

Entre la espada y la pared, Washington parece haberse decidido a sacar un as bajo la manga en cuanto a manipulación política, la carta rusa. Los ataques hacia Moscú están presentes casi a diario en todos los espacios noticiosos norteamericanos en medio de las investigaciones sobre la supuesta interferencia en las elecciones presidenciales del 2016.

Las fuentes anónimas que utiliza la cadena NBC ni siquiera se molestan en aportar evidencias para justificar sus acusaciones.

“La sospecha de que Rusia probablemente está detrás de los ataques alegados está respaldada por intercepciones de comunicación, conocidas en el mundo del espionaje como señales de inteligencia”, refiere el artículo.

“La investigación está en curso. No hemos tomado ninguna determinación sobre quién o qué es responsable de los ataques de salud “, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado a The Hill.

Pero se apresuran a aclarar que los datos no son suficientes para una acusación:

“La evidencia todavía no es suficientemente conclusiva para que los Estados Unidos culpe formalmente a Moscú por los incidentes que comenzaron a finales del 2016 y continuaron en 2018, causando una ruptura en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos”.

Es decir, carecen de una sola prueba concreta, pero eso no es impedimento para lanzar una cortina de humo que cubra el descrédito del Departamento de Estado y su falta de seriedad en el tratamiento de este tema.

El guiño a los rusos y La Habana continúa inflando el imaginario de la Guerra Fría que cubre desde el inicio esta historia, digna de los mejores libros de espionaje y películas de James Bond.

Hoy fue Rusia, el enemigo de turno, pero mañana podría ser China, Irán, Corea del Norte o el terrorismo islámico. Lo importante es apelar a los prejuicios y estereotipos de la opinión pública estadounidense y evitar que se haga las preguntas correctas.

¿Qué sentido tiene que Cuba afecte las relaciones con Estados Unidos después de restablecer los nexos diplomáticos con ese país? ¿Cómo es posible que ni los Estados Unidos conozca la tecnología utilizada para lograr los síntomas descritos, en las condiciones alegadas? ¿Quién es el que más se beneficia del distanciamiento entre La Habana y Washington?

La respuesta a cualquiera de estas preguntas desmontaría las mentiras del Departamento de Estado y lo saben.

La apelación a un chivo expiatorio para desviar la atención, sin embargo, es la mayor muestra de su desesperación. Sin pruebas para justificar la participación rusa, dentro de poco a Estados Unidos solo le quedará la posibilidad de un ataque marciano o la inesperada aparición de Doctor Who y sus destornillador sónico.

Putin en reunión con Xi Jinping: Moscú y Pekín defienden uso de monedas nacionales en el comercio


RT  -   11 septiembre 2018 14:25 GMT

Un día antes, el presidente ruso mantuvo un encuentro en el marco del mismo foro con el primer ministro japonés Shinzo Abe.



Este martes, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, se ha reunido con su homólogo chino, Xi Jinping, en el marco del Foro Económico Oriental que se lleva a cabo en la ciudad rusa de Vladivostok (Lejano Oriente).

Putin ha declarado que Moscú y Pekín defienden el uso de las monedas nacionales en el comercio bilateral. "Por la parte rusa y china ha sido confirmado el interés en un uso más activo de las monedas nacionales en el comercio bilateral", ha afirmado el mandatario ruso, agregando que esto "aumentará la estabilidad" de las operaciones bancarias en las exportaciones e importaciones "frente a los riesgos a los que se enfrentan los mercados mundiales".

El presidente ruso ha valorado positivamente la relación de confianza entre Moscú y Pekín en el ámbito de la política, la seguridad y la defensa. Putin ha señalado que está "contento" por la oportunidad de recibir al jefe de Estado chino en Rusia, agregando que los ambos líderes están "regularmente en contacto" y que Xi "le presta mucha atención al desarrollo de las relaciones ruso-chinas".

Putin ha destacado el aspecto económico en las relaciones entre Moscú y Pekín, al pronosticar que el comercio entre ambos países llegará a los 100.000 millones dólares este año. El líder ruso ha señalado que el año pasado el comercio ruso-chino se situó en 87.000 millones de dólares.

Apoyo a la paz entre Seúl y Pionyang

Respecto a las tensiones en la península norcoreana, el mandatario ruso ha admitido que la normalización de relaciones entre Pionyang y Washington es un "elemento clave" en este asunto. "Apoyamos los pasos que toman Corea del Sur y Corea del Norte para restablecer las relaciones bilaterales. Y esperamos que la próxima cumbre intercoreana en Pionyang sea eficaz", ha sostenido Putin. 

El presidente ruso ha aseverado que Moscú y Pekín continuarán "los esfuerzos conjuntos para la solución político-diplomática de la situación en la península de Corea, conforme a la hoja de ruta ruso-china".

Ese plan elaborado por Rusia y China, anunciado el año pasado, tiene como meta rebajar la tensión en torno a Corea del Norte. La hoja de ruta contempla la renuncia de Pionyang a nuevas pruebas de misiles a cambio de que Washington y Seúl dejen de llevar a cabo ejercicios militares a gran escala en la región.

"Intensificaremos la cooperación fructífera en asuntos internacionales"

Por su parte, Xi Jinping ha remarcado que China nota el progreso en los grandes proyectos con Rusia en el campo de la energía, la aviación y la exploración espacial. "Nuestra cooperación en nuevas áreas, como finanzas, agricultura, comercio electrónico también está creciendo", ha indicado el líder chino. Como ejemplo del desarrollo de los vínculos ruso-chinos en materia de cultura, Xi ha hablado del creciente número de turistas y estudiantes que intercambian ambas naciones.

El jefe de Estado chino ha agregado que "en el contexto de la situación internacional, que cambia rápidamente y los factores de inestabilidad e imprevisión, la interacción de China y Rusia en el mantenimiento de la igualdad, la justicia, la paz y la estabilidad en todo el mundo se está volviendo cada vez más importante".

El mandatario chino ha aseverado que Rusia y China tienen intereses comunes y posturas similares en la política internacional, además de una base sólida para la cooperación.

"Junto con nuestros colegas rusos, intensificaremos la cooperación fructífera en asuntos internacionales e intensificaremos la coordinación en plataformas internacionales como la ONU, la Organización de Cooperación de Shanghái y el BRICS. Junto con la comunidad internacional promoveremos un arreglo político de cuestiones urgentes, puntos candentes, defenderemos inquebrantablemente los objetivos y principios de la Carta de la ONU, nos opondremos a la política de acciones unilaterales y al proteccionismo comercial", ha afirmado Xi.

El experto en geopolítica Fernando Moragón que estuvo presente en el Foro Económico Oriental opina que es inadmisible que no haya delegaciones de Europa en este evento.

Un día antes, el líder ruso mantuvo un encuentro en el marco del mismo foro con el primer ministro japonés Shinzo Abe. El presidente ruso comentó que en esa reunión se trataron "detalladamente" los principales temas de las relaciones bilaterales, entre ellos aspectos económicos, comerciales y de inversiones.