jueves, 15 de noviembre de 2018

EE.UU. sanciona a 17 saudíes por su participación en el asesinato de Khashoggi


RT  -   15 nov 2018 16:56 GMT

Entre ellos figura Saud al-Qahtani, exconsejero del difunto rey saudita Abdalá bin Abdulaziz y exasesor del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán.

Captura de pantalla RT

El Tesoro de EE.UU. ha anunciado este jueves que incluirá en su lista de sanciones a 17 ciudadanos de Arabia Saudita por su vinculación con el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, a los que acusa de ser responsables o cómplices de "graves abusos contra los derechos humanos".

"Los oficiales saudíes que estamos sancionando estuvieron involucrados en el abominable asesinato de Jamal Khashoggi […] deben afrontar las consecuencias de sus acciones", dijo Steven Mnuchin, secretario del Tesoro estadounidense. Asimismo, afirmó que Riad debe tomar las medidas necesarias para poner fin "a cualquier ataque contra disidentes políticos o periodistas".

Entre los implicados figura Saud al-Qahtani, exconsejero del difunto rey saudita Abdalá bin Abdulaziz y exasesor del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, acusado de formar parte de la planificación y ejecución de la operación para terminar con la vida de Khashoggi. El documento también también incluye los nombres de Maher Mutreb, al que se refiere como coordinador y ejecutor el plan, junto con la participación de al menos otros 14 funcionarios del Gobierno saudí y del cónsul general Mohamed Alotaibi, a cargo de la sede consular saudí en Estambul (Turquía) cuando se perpetró el crimen.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo este jueves que Washington trabajará con otros estados para enjuiciar a los responsables del asesinato de Khashoggi.

Los 17 saudíes han sido sancionados en virtud de la 'Ley Magnistsky', conforme a la cual Washington castiga a personas que acusa de transgredir los derechos humanos, mediante el congelamiento de sus finanzas y el ingreso a Estados Unidos.

La Fiscalía de Arabia Saudita ha pedido este jueves la ejecución de cinco personas sospechosas de haber ordenado y supervisado el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de Estambul (Turquía), que, según indicó, habría sido asesinado por medio de una inyección letal tras una pelea y luego desmembrado. Once personas han sido acusadas y 21 se encuentran detenidas en relación con el crimen, precisaron los fiscales.

En relación con este anuncio, el ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, dijo este jueves que Ankara considera "insuficiente" la explicación ofrecida por la Fiscalía saudí y recordó que Turquía aboga por enjuiciar en su territorio a los sospechosos del asesinato de Khashoggi.

"Acción autorizada por la monarquía saudí"

El analista político Basem Tajeldine duda de que el consulado saudí actuara al margen de Riad, lo que implicaría que no se respetó la estructura de mando por la que se guían las misiones diplomáticas. "Es una acción que claramente indica […] que fue autorizada por la monarquía saudí", expresó Tajeldine en relación con el caso.

El 2 de octubre, el periodista saudita Jamal Khashoggi, residenciado en EE.UU. y columnista de The Washington Post, desapareció tras entrar al consulado de Arabia Saudita en Estambul. Dos semanas después, Riad admitió que Khashoggi murió dentro de la misión diplomática. Según su "investigación preliminar", falleció como resultado de "una pelea". En varios medios transcendieron informaciones de que las autoridades turcas poseen pruebas de que Khashoggi fue asesinado y desmembrado en el consulado.



Turquía considera "insuficiente" la explicación de Riad sobre el asesinato de Khashoggi

RT  -   15 nov 2018 12:34 GMT

El ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, se pronunció, asimismo, a favor de que los sospechosos del asesinato sean juzgados territorio turco.

Bandera de Arabia Saudita ondea sobre el consulado saudí en Estambul (Turquía), el 12 de octubre de 2018. Murad Sezer / Reuters

El ministro turco de Asuntos Exteriores, Mevlut Cavusoglu, dijo que Ankara considera "insuficiente" la explicación ofrecida por la Fiscalía de Arabia Saudita en relación con el asesinato del periodista saudí, Jamal Khashoggi, según lo ha declarado este jueves durante una rueda de prensa televisada, informa AFP.

Asimismo, el canciller turco recordó que Turquía aboga por enjuiciar en su territorio a los sospechosos del asesinato de Khashoggi. "El juicio de los asesinos de Khashoggi debe tener lugar en Turquía de acuerdo con la convención de Viena, porque el asesinato fue realizado en Turquía", aseveró Cavusoglu. 

Este jueves la Fiscalía de Arabia Saudita ha pedido la ejecución de cinco personas sospechosas de haber ordenado y supervisado el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de Estambul (Turquía). Once personas han sido acusadas y 21 se encuentran detenidas en relación con el crimen, precisaron los fiscales.

La Fiscalía afirmó que el cuerpo sin vida del periodista fue desmembrado. Al mismo tiempo, aseguró que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, no está implicado en el asesinato.

El fiscal general de Arabia Saudita, Saúd al Mojeb, afirmó que el ex jefe adjunto de Inteligencia, Ahmed al Asiri, había enviado un equipo a Turquía para negociar el regreso de Khashoggi al reino. La orden de asesinar al periodista fue dada por el jefe de este grupo negociador, según el fiscal.

Después de que "las conversaciones con él fracasaran", el periodista fue asesinado por medio de una inyección letal tras una lucha, y su cuerpo fue desmembrado y sacado del edificio del consulado, detalló Al Mojeb.

La Fiscalía ha solicitado a Ankara que proporcione al reino las pruebas y las grabaciones de voz relacionadas con el caso, si bien aún está esperando la respuesta de las autoridades turcas.

El periodista saudí Jamal Khashoggi, residenciado en EE.UU. y columnista de The Washington Post, desapareció el pasado 2 de octubre tras entrar en el consulado de Arabia Saudita en Estambul (Turquía).

Dos semanas después, Riad admitió que Khashoggi murió en el interior de la misión diplomática como resultado de "una pelea".

Sin embargo, paralelamente, varios medios se hicieron eco de supuestas pruebas en manos de las autoridades turcas que demostrarían que Khashoggi fue asesinado y desmembrado dentro del consulado.

"Ser aliado no es ser vasallo": Macron responde a críticas de Trump a su idea de ejército paneuropeo


RT  -   15 nov 2018 14:21 GMT

El mandatario francés negó que hubiera tensión alguna entre París y Washington e hizo hincapié en que es importante que exista respeto mutuo entre ambas naciones.



El presidente de Francia, Emmanuel Macron, respondió este miércoles a las críticas de su homólogo estadounidense, Donald Trump, a su idea de crear un 'ejército paneuropeo' y defendió que "ser un aliado no es ser un Estado vasallo" durante una entrevista televisada concedida desde el portaviones nuclear francés Charles de Gaulle.

"Estados Unidos es nuestro aliado histórico y lo seguirá siendo […] Pero ser un aliado no significa ser un Estado vasallo", aseveró el mandatario en referencia a las declaraciones del líder norteamericano. No obstante, Macron negó que hubiera tensión alguna entre París y Washington e hizo hincapié en que es importante que exista respecto mutuo entre ambas naciones.

Asimismo, el presidente galo dijo que cree en su soberanía y en la soberanía europea. "Quiero que seamos autónomos en los campos de vigilancia, ciberataques y todos los aspectos de nuestro Ejército. Y para ello no podemos depender de [otros], incluido Estados Unidos", expresó Macron.

  • Macron declaró la semana pasada que el "cada vez más fracturado" bloque comunitario necesita tener un "verdadero ejército europeo" para que se defienda por sí mismo "sin depender de EE.UU.".

  • El presidente estadounidense calificó la idea de "muy insultante", y señaló que "quizás Europa debería pagar primero su parte justa de la OTAN", ya que Washington "subsidia en gran medida" esa organización.

  • Este martes Trump recordó en su cuenta de Twitter las pérdidas de sufrió Francia ante Alemania en las dos guerras mundiales, sugiriendo que Europa necesita a Washington y que tiene que "pagar por la OTAN".

  • En otros tuits, el inquilino de la Casa Blanca apuntó que "el problema" es que Macron tiene "un índice de aprobación muy bajo en Francia, el 26 %", y una tasa de desempleo de casi el 10 %, por lo que está intentando desviar la atención hacia otro tema.

Arabia Saudita revela quién ordenó el asesinato de Khashoggi


RT  -   15 nov 2018 15:57 GMT

El cuerpo del periodista fue desmembrado después de su asesinato en el consulado saudita en Estambul, según los fiscales del reino.



La Fiscalía de Arabia Saudita ha pedido la ejecución de cinco personas sospechosas de haber ordenado y supervisado el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de Estambul (Turquía). 

Once personas han sido acusadas y 21 se encuentran detenidas en relación con el crimen, precisaron los fiscales.

La Fiscalía afirmó que el cuerpo del periodista fue desmembrado después de su muerte. Al mismo tiempo, aseguró que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salmán, no está implicado en el asesinato.

Inyección letal

El fiscal general de Arabia Saudita, Saúd al Mojeb, afirmó que el ex jefe adjunto de Inteligencia, Ahmed al Asiri, había enviado un equipo a Turquía para negociar el regreso de Khashoggi al reino. La orden de asesinar al periodista fue dada por el jefe de este grupo negociador, según el fiscal.

Después de que "las conversaciones con él fracasaran", el periodista fue asesinado por medio de una inyección letal tras una lucha y su cuerpo fue desmembrado y sacado del edificio del consulado, detalló Al Mojeb.

La Fiscalía ha solicitado a Ankara que proporcione al reino las pruebas y las grabaciones de voz relacionadas con el caso, pero aún está esperando la respuesta de las autoridades turcas.
Para profundizar en este asunto, RT ha hablado con el analista político Basem Tajeldine.

El periodista saudí Jamal Khashoggi, residenciado en EE.UU. y columnista de The Washington Post, desapareció el pasado 2 de octubre tras entrar en el consulado de Arabia Saudita en Estambul (Turquía).

Dos semanas después, Riad admitió que Khashoggi murió en el interior de la misión diplomática como resultado de "una pelea".

Sin embargo, paralelamente, varios medios se hicieron eco de supuestas pruebas en manos de las autoridades turcas que demostrarían que Khashoggi fue asesinado y desmembrado dentro del consulado.

LAS ENMIENDAS Y EL PRESIDENTE


Jorge Gómez Barata

Una de las interrogantes del momento es si mediante una Orden Ejecutiva el presidente de los Estados Unidos pudiera revocar la ciudadanía por nacimiento. La respuesta es no, no puede. Tampoco puede modificar ningún otro precepto constitucional, cosa que solo puede ocurrir mediante enmiendas. Lo que puede hacer el mandatario es provocar una interpretación del texto de la 14º Enmienda o promover una que la revoque. 

Por extrañas razones la Constitución de los Estados Unidos no se pronunció acerca de ningún problema social, no estableció derecho alguno y fue omisa en importantes asuntos. No estableció fronteras, idioma, signo monetario ni capital. Tampoco entró en detalles acerca de la estructura estatal y el diseño del sistema político y no se pronunció acerca de la esclavitud y el status de los pueblos originarios.

Lo que confiere universalidad a la Constitución de los Estados Unidos no es su texto sino sus enmiendas. Las diez primeras entronizaron las libertades de culto, prensa, expresión, y reunión, el derecho a portar armas, la no obligatoriedad a alojar soldados en tiempos de paz y la prohibición de registros sin orden judicial.

La Quinta Enmienda codificó el derecho al debido proceso, la Sexta aseguró los derechos de los acusados, la Séptima a ser juzgados por jurados. La Octava proscribió los castigos crueles o inusuales y la Novena preciso que existen derechos no establecidos que tienen las personas y la Décima mencionó poderes reservados a los estados y al pueblo.

Otras enmiendas asociadas a derechos de las personas son 13º Abolición de la esclavitud, 14º ciudadanía por nacimiento y protección igualitaria, 15º sufragio sin distinción de razas, 19º voto femenino y la 26º derecho de los jóvenes a votar desde los 18 años.

Mal aconsejado, el presidente pudiera emitir una Orden Presidencial suspendiendo la ciudadanía por nacimiento a los hijos de algunas categorías poblacionales presentes en los Estados Unidos lo cual, por constituir una violación flagrante de la Constitución será inmediatamente confrontado por alguno de los cien jueces federales que existen en el país y cuyas decisiones tienen efectos inmediatos.

En esas circunstancias la Casa Blanca puede apelar la decisión, ante una corte superior la cual, por tratarse de un atentado a la Constitución, seguramente ratificará la decisión judicial anterior. En ese caso el ejecutivo podrá acudir al Tribunal Supremo que podrá o no aceptar la demanda.

Debido a que el Tribunal Supremo carece de atribuciones para enmendar la Constitución existen dos opciones. La más probable: seria desestimar la demanda presidencial y la segunda realizar una interpretación de la 14º Enmienda que en su Sección 1 deja un resquicio al señalar que: “Toda persona nacida o naturalizada en los Estados Unidos, y sujeta a su jurisdicción, es ciudadana de los Estados Unidos…”        

La figura de “sujeta a su jurisdicción” ya fue cuestionada, esclareciéndose que, en territorio de Estados Unidos, con la excepción de los diplomáticos extranjeros, todas las demás personas, incluidos los que están allí en tránsito o en condición de ilegales o indocumentados, están sujetos a la jurisdicción del país, por lo cual, pueden ser detenidos, juzgados y disfrutan de “protección igualitaria”.

El presidente puede tomar el camino de proponer una “Enmienda a la Constitución que anule lo estipulado por la 14º, para lo cual deberá contar con la aquiescencia del Congreso que, en caso de aceptar la idea, deberá realizar una votación en la cual se obtenga el voto favorable de las dos terceras partes de ambas cámaras y luego procurar el consentimiento de, como mínimo 38 de los cincuenta estados.

Al menos conozco un caso de una Enmienda adoptada para anular otra. Se los comento en otra entrega. Allá nos vemos.

La Habana 14 de noviembre de 2018


…………………………………………………………………………..
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!

REMEDIO CONTRA EL TERROR HA SIDO AGRAVARLO


Por Manuel E. Yepe

Las guerras “contra el terrorismo” libradas por Estados Unidos en Irak, Afganistán y Pakistán como represalia por el ataque terrorista del 11 de septiembre en Nueva York y Washington, han provocado la muerte a medio millón de personas,  según un estudio divulgado por la Universidad de Brown, que tiene su sede en Providence, Rhode Island, Estados Unidos.

Brown es un importante centro privado de altos estudios e investigación que forma parte de la Ivy League que, a su vez, agrupa a las más acreditadas y exclusivistas universidades privadas del Este de Estados Unidos, donde se gradúa una elevada proporción de los líderes políticos, intelectuales, científicos y de los negocios de ese país.

El nuevo y sorprendente estudio realizado por la Universidad de Brown revela que entre 480.000 y 507.000 personas fueron asesinadas durante las Guerras de Estados Unidos posteriores al 11 de septiembre de 2011.

El estudio examinó los tres conflictos de “guerra contra el terrorismo” en Irak, Afganistán y Pakistán - este último como una extensión de la guerra afgana y foco de los ataques con drones (aviones no tripulados) estadounidenses.

La cifra de medio millón de muertes incluye las de combatientes y civiles a causa de los combates directos y la violencia bélica. Sin embargo, el número podría ser mucho mayor, dado que el estudio no tuvo en cuenta el número tal vez mucho mayor de civiles muertos a causa de los daños infraestructurales, como la inutilización de hospitales o suministros de agua, u otros resultados indirectos de las guerras.

Trágicamente, los civiles representan más del 50% de los aproximadamente 500.000 muertos, y el estudio estima además que tanto las fuerzas extranjeras respaldadas por Estados Unidos como los militantes de la oposición sufrieron más de 100.000 muertes cada uno.

En cuanto a las fuerzas estadounidenses, el informe revela que más de 60.000 soldados estadounidenses murieron o resultaron heridos en los tres mencionados conflictos posteriores al once de septiembre de 2001.

Esto incluye a 6.951 militares estadounidenses muertos en Afganistán e Irak desde las invasiones estadounidenses contra esos países en 2001 y 2003.

En cuanto a los diecisiete años de la llamada “guerra olvidada” en Afganistán, el estudio concluyó, según la Voz de las Américas (VOA), que en octubre de 2018 las muertes en Afganistán ascendían a unas 147.000 personas, incluidas las fuerzas de seguridad afganas, los civiles y los combatientes de la oposición. La cifra también incluye las muertes de 6.334 soldados y contratistas estadounidenses, así como de más de 1.100 soldados se sus aliados.

En particular, el estudio de la Universidad de Brown hace referencia explícita a los intentos del gobierno de Estados Unidos de “pintar un panorama optimista” de las guerras, lo que ha impedido que el público estadounidense conozca el verdadero alcance del cómputo de las víctimas civiles estadounidenses y de otros países.

Un estudio recientemente publicado bajo el título de Costo humano de las guerras posteriores a 9/11: Letalidad y necesidad de transparencia (Human Cost of the Post-9/11 Wars: Lethality and the Need for Transparency), denuncia que: “La contabilidad completa de la cifra total de víctimas mortales ha sido “prohibida por los gobiernos interesados en pintar un cuadro prometedor de ejecución y progreso perfectos” aunque también señala que el caos de la guerra y la inaccesibilidad de lugares peligrosos impiden una contabilidad más estrecha, veraz y precisa.

De hecho, es posible que nunca se conozca el número total de muertes directas en estas guerras. Por ejemplo, decenas de miles de civiles pueden haber muerto al retomar Mosul y otras ciudades en poder del Estado Islámico (ISIS), pero lo más probable es que sus cuerpos no hayan sido recuperados.

Además, esta cifra no incluye las “muertes indirectas”. El daño indirecto es el que se produce cuando la destrucción o los perjuicios de las guerras tienen consecuencias a largo plazo para la salud de las personas en las zonas de guerra. Por ejemplo, debido a la interrupción del acceso a alimentos, agua, instalaciones sanitarias, electricidad u otras infraestructuras.

Algunas estimaciones compiladas en el pasado por grupos independientes de vigilancia y organizaciones de sondeo han cifrado el número de víctimas mortales en Iraq en más de un millón de personas.

La Habana, Noviembre 12 de 2018

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.