sábado, 17 de noviembre de 2018

Conmoción en Argentina tras el hallazgo del ARA San Juan



Por Maylín Vidal

Buenos Aires, 17 nov (PL) Cuando la esperanza se acababa, como un milagro, los argentinos amanecieron hoy conmocionados por el hallazgo del submarino ARA San Juan, desaparecido hace exactamente un año y dos días.

En una nota, el Ministerio de Defensa y la Armada Argentina informaron que dio positivo el objeto identificado por un buque de la empresa estadounidense Ocean Infinity, mediante la observación realizada con un ROV (vehículo de observación remota).

El submarino fue localizado a 800 metros de profundidad y a unos 600 kilómetros de la ciudad de Comodoro Rivadavia.

Estaba en el área uno de búsqueda, donde se detectaron las primeras señales de alarma del submarino pero los primeros barridos no lo habían detectado.

En los cintillos de todas las planas de la prensa Argentina, la televisión y en twitter solo se hace referencia a la noticia, mientras muchos argentinos se solidarizan con los familiares de los 44 oficiales que viajaban en el ARA San Juan, que prestaba servicio a la Armada desde 1985.

La mole de hierro sumergible, fabricada en Alemania, fue buscada durante los primeros días en un megaoperativo desplegado con lo más novedoso de la tecnología, que convocó a 15 países para esa operación.

Sobre las posibles hipótesis solo había trascendido la información de la embajada de Austria en Buenos Aires, que registró un evento anómalo singular, corto, violento y no nuclear consistente con una explosión, tres horas después de que el submarino perdiera el contacto.

Ayer el buque Seabed Constructor emprendía ruta hacia el lugar y, embargado por las emociones, Luis Tagliapietra, padre del oficial Alejandro Damian, miembro de la tripulación del ARA San Juan, declaró a Prensa Latina que iban a verificar un nuevo contacto.

Tagliapietra, abogado querellante en el caso y uno de los veedores que viajaba a bordo del Seabeb, no quería hacerse ilusiones pues ha vivido días duros en esta búsqueda incesante, mirando todos los días las aguas con la esperanza de encontrar a su hijo.

Haré lo que pueda, no es nada fácil para mí, dijo la víspera a Prensa Latina vía whatsapp este padre guerrero, quien antes de emprender el viaje se le vio en un conmovedor video corriendo, practicando, para esta tarea compleja.

'Acá estoy hijo, entrenando a full para irte a buscar, dejaste todo por estar donde estás, por nosotros, yo hoy doy todo y dejo todo por ir a buscarte. Te voy a encontrar pa, espérame por favor, no importa que haga frío, que llueva, que sea lo que sea, voy a buscarte, te voy a encontrar y vamos a saber que pasó', expresó en septiembre, cuando se reiniciaba la búsqueda.

Tagliapietra, al igual que otros familiares nunca perdió la fe y, como expresó, sabía que tenía que agotar todas las posibilidades porque no iba a estar tranquilo hasta saber qué pasó con él y sus compañeros.

¿Qué ocurrió exactamente el 15 de noviembre de 2017 cuando la mole de hierro regresaba de Ushuaia a su apostadero habitual de Mar del Plata?.

Esa es la pregunta que ahora podrán encontrar respuestas los padres, hermanos, hijos, que dieron dura batalla para que el Gobierno argentino le pagara a una empresa que pudiera reanudar la búsqueda aunque ahora viene otro paso complejo, tratar de sacar a la mole de hierro de las profundidad.

En estos meses los familiares han pasado momentos muy dramáticos, discusiones en la comisión bicameral, escuchar testimonios, hacer huelga día y noche frente a la Casa Rosada para que el Gobierno contratara una empresa, manifestaciones múltiples, de todo.

Entre el dolor y las dudas, los familiares comienzan a trasladarse ahora hacia el apostadero del submarino en la ciudad bonaerense de Mar del Plata, el mismo lugar donde pasaron día y noche con la esperanza de que apareciera.

'En este momento tengo todo revuelto. Es lo único que sé. Vienen un montón de incógnitas ahora', declaró una de las desesperadas esposas que hoy tiene que volver a respirar para poder digerir lo que está sucediendo.

tgj/may

Encuentran el submarino argentino ARA San Juan


RT  -   17 nov 2018 08:23 GMT

El Ministerio de Defensa y la Armada Argentina han confirmado el hallazgo del sumergible, desaparecido hace un año.


Militares argentinos han confirmado que se ha localizado los restos del submarino ARA San Juan, que desapareció el 15 de noviembre de 2017 con 44 personas a bordo.

"El Ministerio de Defensa y la Armada Argentina informan que en el día de la fecha, habiéndose investigado el punto de interés N°24 informado por [la empresa] Ocean Infinity, mediante la observación realizada con un ROV [vehículo de observación remota] a 800 metros de profundidad, se ha dado identificación positiva al submarino ARA San Juan", reza un comunicado oficial.

Antes de confirmar la noticia, las autoridades se comunicaron con los familiares de los tripulantes.

Detección inesperada

Este 15 de noviembre se cumplió un año desde que desapareció el submarino. Además, fue el primer día de la pausa de tres meses que iba a realizar la empresa estadounidense Ocean Infinity, contratada por el Gobierno argentino para llevar a cabo su búsqueda.

Se declaró un período de receso hasta febrero del próximo año, para que se hiciera el mantenimiento del buque Seabed Constructor, el único barco que todavía estaba encargado a buscar el ARA San Juan.

Sin embargo, la empresa reinició la operación el día posterior. Se enfiló hacia un nuevo punto de interés, tras la detección de un objeto de 60 metros a 800 metros de profundidad.

El indicio fue catalogado de categoría C, equivalente a una "fuerte probabilidad" de que podía ser la nave submarina. La noticia reanimó a los familiares, que viajaron en calidad de observadores de la misión.

El viernes por la noche, el buque Seabed Constructor llegó al sitio donde había sido detectado el objeto. Varias horas después, confirmó que se trataba del submarino desaparecido.

Un año de búsqueda

En la mañana del 15 de noviembre de 2017, el submarino ARA San Juan de la Armada argentina perdió contacto durante su recorrido desde la Base Naval Ushuaia hacia el apostadero de la Base Naval Mar del Plata. La última señal del sumergible fue registrada a la altura del golfo San Jorge, en aguas argentinas del océano Atlántico, a 432 kilómetros de la costa de la provincia de Chubut. A bordo del navío se encontraban 44 tripulantes.



La Armada confirmó que recibió el reporte de "un evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear consistente con una explosión".

En un área de 40.000 metros cuadrados —similar a la superficie de Suiza— se desplegó una búsqueda intensa para encontrar ese sumergible, de la que participaron 18 países, 28 buques, nueve aeronaves y 4.000 hombres.  Pese a todos los esfuerzos realizados para dar con su paradero, los resultados de la búsqueda fueron infructuosos.

La Armada argentina había suspendido la operación de búsqueda hasta que en agosto fuera contratada Ocean Infinity.

The Washington Post: El príncipe heredero saudí ordenó el asesinato de Khashoggi, según la CIA


RT  -   17 nov 2018 03:05 GMT

Fuentes anónimas han confirmado al periódico que detrás del asesinato del periodista saudí, ultimado en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, está Mohammed bin Salmán.



La CIA ha llegado a la conclusión de que el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salmán, personalmente dio órdenes de asesinar al periodista Jamal Khashoggi, informa The Washington Post, citando a fuentes anónimas.

En el marco de la investigación la CIA analizó numerosos datos de inteligencia, entre ellos, una llamada telefónica que el hermano del príncipe heredero y embajador de Arabia Saudita en EE.UU., Khalid bin Salmán, mantuvo con el periodista.

Durante aquella conversación Khalid le dijo a Khashoggi que debería ir al consulado saudí en Estambul para recoger los documentos que necesitaba para poder casarse con su novia turca, asegurando al columnista de The Washington Post, que se mostraba crítico hacia el Gobierno saudí, que no correría ningún riesgo y sería seguro hacerlo.

The Washington Post detalla que no está claro si Khalid sabía que nada más entrar en el consulado el periodista iba a ser asesinado, pero se conoce que hizo aquella llamada bajo la petición de Mohammed bin Salmán.

La conclusión de los expertos de la CIA también se basó en el asesoramiento de la figura del príncipe heredero en la vida política de Arabia Saudita. "La postura aceptada es que no hay manera que esto haya pasado sin que él estuviera al tanto o involucrado", comentó al periódico un oficial estadounidense que conoce los resultados de la investigación de la agencia.  

A pesar del escándalo, el príncipe heredero se mantendrá en el poder y "da por hecho" que en el futuro se convertirá en rey, sostienen los analistas de la CIA. Para la Agencia Central de Inteligencia Mohammed bin Salmán es un "buen tecnócrata", pero también una persona arrogante con carácter inestable que puede pasar de la calma al enfado rápidamente y "no parece entender que hay algunas cosas que no puedes hacer", comentó el interlocutor del periódico.    

  • El 2 de octubre, el periodista saudí Jamal Khashoggi, residenciado en EE.UU. y columnista de The Washington Post, desapareció tras entrar al consulado de Arabia Saudita en Estambul. Dos semanas después, Riad admitió que Khashoggi murió dentro de la misión diplomática. Según su "investigación preliminar", falleció como resultado de "una pelea". En varios medios transcendieron informaciones de que las autoridades turcas poseen pruebas de que Khashoggi fue asesinado y desmembrado en el consulado.

  • El pasado 15 de noviembre, la Fiscalía de Arabia Saudita solicitó la ejecución de cinco personas sospechosas de haber ordenado y supervisado su asesinato. En total, 11 personas han sido acusadas y 21 se encuentran detenidas en relación con este crimen.