jueves, 29 de noviembre de 2018

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 30 DE NOVIEMBRE DE 2018


La semana anterior, y luego de más de 120 días de retraso, la asamblea legislativa salvadoreña eligió a los 4 de 5 magistrados para la sala de lo constitucional de la corte suprema de justicia; pero que con el transcurrir del tiempo provocaron graves afectaciones a la institucionalidad del país en el plano más general, y con ello la acumulación en dicho período de más de 1000 solicitudes presentadas al máximo tribunal por ciudadanos y otras instituciones, entre ellas de inconstitucionalidad, amparo, casación, habeas corpus, entre otras.

Como siempre ocurre no todo mundo quedó satisfecho de las personas seleccionadas a último momento, pero el grueso de críticas y rechazos han ido dirigidos hacia los diputados y a las bancadas con poder de decisión por su mayor número de curules al haberse retrasado, siendo señalados de irresponsables e incompetentes, y haber sometido al país en tan arriesgada situación.

Ahora les corresponde a los mismos funcionarios elegir también por mayoría absoluta al fiscal general de la república, quien cesa en sus funciones los primeros días de enero próximo. También acá las circunstancias y la misma  población presionan por diferentes medios para que no vaya a ocurrir un retraso más que pondría más en descrédito a ese poder del estado con más opiniones negativas en cualquier muestra de opinión.

Para el caso contienden 32 abogados a dicho cargo, entre ellos algunos que ya lo han ostentado en el pasado no con muchas opiniones favorables por su desempeño; y sobresaliendo el actual fiscal general, Douglas Meléndez, quien pareciera encontrarse actualmente en modo electoral.

Pues, luego que en el pasado inmediato ha derrochado exhibicionismo mediático al anunciar acusaciones en especial dirigidas a sectores vinculados a ciertos sectores políticos, a la par de mostrar franca protección a otros relacionados con el poder económico y el partido de extrema derecha, Arena; hoy pareciera no querer quedar mal con ninguna fuerza representada en las bancadas legislativas que elegirían a su sucesor.

Asimismo evitar seguir incrementando rechazos – que ya los tiene desde hace algún tiempo -, pues aunque la institución que dirige ha abordado casos difíciles y espectaculares, como los relacionados con la corrupción, también cuenta con una gran cantidad de fracasos por sospechas de incompetencia o desidia.

Como para ejemplo, la iglesia católica salvadoreña ha criticado este fin de semana a la fiscalía general y al juzgado responsable por el lento desarrollo del proceso para esclarecer el asesinato de San Romero, y juzgar a los responsables de su asesinato cometido en 1980 por un escuadrón de la muerte de la ultraderecha,

En el presente sobra la creatividad para no hacer justicia, pero escasean las soluciones para un pueblo sediento de verdad, de justicia y de paz, apunta el pronunciamiento.

Y señala directamente que el juzgado cuarto de instrucción de San Salvador evacúa, en complicidad con la fiscalía, de una manera lenta e inefectiva la causa penal, como si no existiesen ya más de 38 años de inefectividad e inacceso a la justicia, según se ha señalado a través de tutela de derechos humanos del arzobispado de San Salvador, en un comunicado publicado en el semanario eclesial Orientación.

Como se sabe, San Romero, quien fuera canonizado por el papa Francisco el 14 de octubre de este año como un férreo defensor de los derechos humanos, fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras oficiaba una misa; y tras ser derogada la ley de amnistía hace 2 años, en mayo de 2017 dicho juzgado reabrió el caso, pero fue hasta hace un mes que al fin ordenó a la fiscalía iniciar investigaciones sobre los posibles autores de dicho delito.

Además, tutela del arzobispado ha recordado que la comisión de la verdad, creada por la ONU para investigar los crímenes de la guerra civil, mencionó en su informe de marzo de 1993 al mayor Roberto D’Aubuisson como autor intelectual, a Amado Garay - quien condujo en un vehículo al asesino -, y al capitán Álvaro Saravia - lugarteniente de D’Aubuisson -, entre otros responsables. Se recordó, además, que D’Aubuisson fue el fundador de Arena, partido que aspira a volver a gobernar.

En tal escenario este país centroamericano avanza en su camino por instaurar su democracia, que solo pudiera existir amparada en la verdad y la justicia, valores aún tan lejanos para las expectativas de los salvadoreños.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para el programa El Club de la Pluma, desde la provincia de Córdoba, Argentina, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.