martes, 4 de diciembre de 2018

"Soy un hombre de aranceles": Trump advierte a China contra el robo de la "gran riqueza" de EE.UU.


RT  -   4 dic 2018 16:14 GMT

El presidente de EE.UU. anuncia a través de su cuenta de Twitter el arranque de las negociaciones de la 'tregua' comercial de 90 días con China.

Pablo Martinez Monsivais / Reuters

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha comunicado a través de su cuenta personal de Twitter que las negociaciones con Pekín en el marco de la 'tregua' comercial —que fue alcanzada durante su encuentro con el presidente Xi Jinping en Buenos Aires el sábado pasado— ya han empezado.

"Las negociaciones con China ya han comenzado. A menos de que se extiendan, finalizarán 90 días a partir de la fecha de nuestra maravillosa y cálida cena con el presidente Xi en Argentina", ha escrito Trump en relación al encuentro que sostuvo con su homólogo chino en el marco de la cumbre del G20.

En varias declaraciones anteriores, el inquilino de la Casa Blanca ya había calificado su reunión con Xi de "increíble", "productiva" y "extraordinaria" y se refirió a las "posibilidades ilimitadas tanto para EE.UU. como para China" que podría conllevar una colaboración entre ambas partes. Trump ha dejado claro que es "un gran honor trabajar con el presidente Xi".

"Hagamos América rica otra vez"

En el siguiente tuit el presidente añadió que su equipo trabajará intensamente para ver si un acuerdo con China "es realmente posible o no". "Si lo es, lo haremos realidad", asegura Trump. El inquilino de la Casa Blanca recuerda que "se supone que China debe comenzar a comprar [a EE.UU.] productos agrícolas y más inmediatamente".

"El presidente Xi y yo queremos que este acuerdo suceda, y probablemente así será. Pero si no, recuerde que soy un hombre de aranceles. Cuando personas o países ingresen para asaltar la gran riqueza de nuestra Nación, quiero que paguen por el privilegio de hacerlo. Siempre será la mejor manera de maximizar nuestro poder económico. Ahora mismo estamos recibiendo billones de dólares en tarifas. Hagamos América rica otra vez", ha agregado Trump.

"Si se puede hacer un trato justo con China, uno que haga realidad todas las cosas que deben hacerse finalmente, lo firmaré felizmente. Qué empiecen las negociaciones. ¡Hagamos América grande otra vez!", ha concluido.

'Tregua' de 90 días

El presidente de EE.UU. y su homólogo chino  acordaron el sábado pasado al término de su reunión en Buenos Aires una 'tregua' de 90 días en su disputa comercial, mientras los dos países intenten ultimar un acuerdo duradero sobre la propiedad intelectual, el robo de tecnología y las barreras comerciales no arancelarias.

Washington acordó suspender, al menos de momento, sus planes para aumentar las tarifas a partir del próximo 1 de enero, mientras la parte china aceptó comprar "una cantidad aún no acordada, pero muy importante, de productos agrícolas, energéticos, industriales" de EE.UU. para reducir el enorme déficit comercial entre ambos países.

"El presidente Trump y el presidente Xi acordaron comenzar de inmediato las negociaciones sobre cambios estructurales relacionados con la transferencia forzada de tecnología, la protección de la propiedad intelectual, las barreras no arancelarias, las intrusiones y los robos cibernéticos, los servicios y la agricultura", reza el comunicado.

"El presidente Trump acordó que el 1 de enero de 2019 mantendrá los aranceles a productos por un valor de 200.000 millones de dólares a una tasa del 10%, y no los elevará al 25% en este momento", afirmó la Casa Blanca a través de un comunicado.

Sin embargo, si los dos países no logran llegar a un acuerdo en un periodo de 90 días, los aranceles existentes se incrementarán, aseveró.

Macron cede y suspende seis meses la subida de los carburantes


El presidente francés adopta la moratoria "tras escuchar el enfado" de los 'chalecos amarillos'

EL PERIÓDICO  -  París - Martes, 04/12/2018

Francia aplaza la subida de impuestos a los carburantes por las protestas. En la imagen, un conductor francés protesta en la autopista A2 que lleva de París a Bruselas.    / PASCAL ROSSIGNOL (REUTERS / VÍDEO: EUROPA PRESS)

El primer ministro francés, Édouard Philippe, ha anunciado una moratoria de seis meses en la subida de la tasa de los carburantes que debía entrar en vigor el próximo 1 de enero y que ha sido contestada con contundencia en la calle por los 'chalecos amarillos'. "Tras escuchar el enfado, suspendo tres medidas fiscales", ha explicado Philippe en una comparecencia. De esta manera, el presidente cede a la presión de los manifestantes para intentar calmar los ánimos tras las violentas protestas que se han venido sucediendo estas últimas semanas.

"Ningún impuesto merece poner en peligro la unidad de la nación", ha asegurado el primer ministro de Francia, Edouard Philippe en un discurso televisado.

En concreto, el Ejecutivo galo ha aprobado la congelación de las tarifas de electricidad y gas "durante el invierno", al mismo tiempo que ha decidido aplicar una moratoria de seis meses al aumento de los impuestos sobre el combustible, que estaban previstos para aplicarse a partir del 1 de enero, y la suspensión, también durante seis meses, de los nuevos términos y condiciones de inspección de vehículos motorizados.

La decisión, que llega a cuatro días de una nueva convocatoria de protestas, se tomó a última hora del lunes en una reunión en el Elíseo presidida por Macron. 

La moratoria era una de las reivindicaciones de los 'chalecos amarillos'. Este colectivo ha protagonizado violentas protestas en Francia, ha colapsado carreteras -llegando a afectar a la frontera de la Jonquera-, y ha puesto contra las cuerdas al Gobierno francés, situando a Macron ante la crisis más grave de su mandato.

Respuesta tardía

Macron y su Gobierno han tardado en dar una respuesta al malestar creciente de las clases medias de la Francia de provincias, agobiadas por una enorme presión fiscal y una pérdida paulatina de poder adquisitivo.

La intención de aplicar una tasa a la gasolina en el marco de la ley de transición ecológica ha sido la gota que ha colmado la paciencia de un parte de la sociedad que se siente menospreciada por sus dirigentes y que sitúa a Macron ante la crisis social y política más grave de su mandato cuando sólo lleva instalado en el Elíseo 18 meses.

Las protestas de los 'gilets jaunes' empezaron el pasado 17 de noviembre como respuesta al anuncio de Macron de subir el impuesto sobre los carburantes como respuesta necesaria para combatir el cambio climático y proteger el medio ambiente. Las protestas en París del pasado sábado fueron especialmente violentas y de tener como motivación principal la tasa de las gasolinas han pasado a ser una protesta contra las políticas de Macron.