miércoles, 19 de diciembre de 2018

Xi Jinping: seguiremos hacia un socialismo con características chinas


Radio Rebelde  -  2018-12-18 12:53:11 / web@radiorebelde.icrt.cu

El presidente de China, Xi Jinping, advirtió este martes que nadie puede dictar a su pueblo lo que debe o no debe hacer y reafirmó que el país seguirá inquebrantable en el camino del socialismo con características chinas.

La declaración coincide con el aniversario 40 de la apertura económica del país y en el contexto de la dura presión comercial de Estados Unidos para que el gigante asiático realice cambios estructurales en su economía a favor de la superpotencia.

En un discurso dedicado a los espectaculares avances económicos y sociales desde las reformas iniciadas hace 40 años, Xi destacó que China continuará por el camino del aperturismo y el desarrollo, pero siguiendo su propio tiempo.

"Cambiaremos decididamente aquello que puede ser reformado y no cambiaremos, decididamente, lo que no pueda serlo", subrayó XI, quien recordó que en un país como China, con cinco mil años de historia y una población de más de mil 400 millones de personas, ningún manual puede considerarse como una regla de oro y tampoco hay un maestro que pueda dar órdenes al pueblo.

Xi reiteró que la apertura y las reformas siguen siendo claves, deben mantener la estabilidad de la nación y permitirle aumentar en calidad, innovar y responder a los desafíos contemporáneos, como la lucha contra la contaminación.

Durante su discurso en el Gran Salón del Pueblo de Beijing, Xi instó a reforzar el desarrollo de la economía estatal y al mismo tiempo alentar, apoyar y guiar el progreso del sector privado.

Además, el mandatario chino volvió a prometer que su país continuará la apertura al comercio y a las inversiones, con el ímpetu de las reformas emprendidas el 18 de diciembre de 1978, cuyo objetivo era pasar a una "economía socialista de mercado".

Según Xi Jinping, la apertura trae progreso, mientras que el cierre lleva al atraso, admitió que cada paso en las reformas no es fácil, y advirtió que en el futuro, China enfrentará inevitablemente todo tipo de riesgos y desafíos, e incluso a tormentas tempestuosas inimaginables.

Tras cuatro décadas de reforma y apertura, con un crecimiento exponencial en todos los sectores, el gigante asiático pasó a ser la segunda economía del Mundo, detrás de Estados Unidos.

El PIB chino se multiplicó por 37 para pasar de 305 mil millones de dólares en 1980 a más de doce billones en el 2017. El país tiene una tasa de crecimiento promedio del Producto Interno Bruto de más de 10 por año por año y pasó a ocupar el primer lugar en la lista de países exportadores de bienes y servicios, con un volumen de más de dos billones de dólares en el 2017, cuando solo eran de 21 mil millones de dólares en 1980.

Además, China lidera las reservas de divisas en el Mundo, con 3,2 billones de dólares, un arsenal monetario casi similar al tamaño de la economía de Alemania, la cuarta del planeta.

(Noticiero Nacional de Radio)

La Casa Blanca anuncia el inicio de la retirada de tropas de Siria


RT  -   19 dic 2018 16:18 GMT

Según comunican desde Washington, esto corresponde a una transición hacia la siguiente fase de la campaña respecto al país árabe.

Delil Souleiman / AFP

Las tropas estadounidenses comienzan a regresar a casa desde Siria como parte de una nueva etapa en la lucha contra el Estado Islámico (EI). Así lo afirmó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, según cita Reuters.

"Estas victorias sobre el EI en Siria no señalan el final de la Coalición Global [para derrotar a ese grupo terrorista] o su campaña. Hemos comenzado a enviar de vuelta a casa a las tropas estadounidenses al tiempo que pasamos a la siguiente fase de esta campaña", afirmó la vocera en un comunicado.

Previamente se había reportado que la salida de las tropas sería efectuada de manera inmediata y comprendería los cerca de 2.000 soldados estadounidenses presentes en el territorio sirio. Según trascendió, se estiman entre 60 y 100 días para que se complete la retirada de los militares, mientras que el personal diplomático abandonaría el país en 24 horas.

Ya no hay motivo

Trascendió que la decisión fue realizada por el presidente de EE.UU., Donald Trump, que a su vez afirma que ya no hay motivo para permanecer en la nación árabe. "Hemos derrotado al Estado Islámico en Siria, la única razón de nuestra presencia allí durante la Presidencia de Trump", aseveró el mandatario.

De acuerdo con los reportes, el retiro de estas tropas no afectaría a las que se encuentran presentes en el país vecino de Irak, desde donde el Pentágono mantendría su capacidad de lanzar ataques contra el territorio sirio. Tampoco se extendería a las operaciones aéreas de la coalición liderada por EE.UU., que podrían ser lanzadas desde Catar y otras bases en la región.

"Ningún progreso"

Esta semana, Rusia había enviado una nota al Departamento de Defensa de EE.UU. expresando una "profunda preocupación" porque en el territorio controlado por EE.UU. al este del Éufrates no se ha logrado "ningún progreso significativo" ni en el proceso político ni en la restauración "de una vida pacífica y una infraestructura socioeconómica".

La nota se centra también en el problema del campamento de refugiados sirio de Rukban, en la frontera sirio-jordana, donde más de 50.000 sirios "están literalmente obligados a sobrevivir en condiciones muy difíciles", y donde terroristas de varios grupos se esconden del Ejército sirio, según condena Moscú.

En agosto, Damasco afirmó que la base militar estadounidense de At Tanf, cerca de ese campamento, corresponde a una fuente de desconfianza por la que los refugiados temen regresar a varias ciudades ahora libres de terroristas.

No es la primera vez

Desde hace meses se escuchan voces en Washington sobre la salida de las tropas estadounidenses de Siria, donde permanecen de forma ilegal, según el criterio del Gobierno de Bashar al Assad. En marzo, el actual inquilino de la Casa Blanca anunció el pronto retiro de los soldados.

Sin embargo, un mes después, EE.UU. estableció una nueva base militar en la provincia de Alepo, en un territorio controlado por los combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Operaciones de Turquía

La medida se produce días después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogananunciara que su país se encuentra listo para lanzar una operación contra las milicias kurdas "en cualquier lugar del territorio sirio", afirmando que fue aprobada por Trump.

Previamente, EE.UU. había establecido puestos de observación en el norte de Siria, en la frontera con Turquía, afirmando que tienen por objetivo evitar altercados entre el Ejército turco y las llamadas Unidades de Protección Popular (YPG, según las siglas del kurdo), las milicias kurdas apoyadas por Washington.