domingo, 23 de diciembre de 2018

La Asamblea Nacional de Cuba aprueba por unanimidad la nueva Constitución de la República


RT  -   23 dic 2018 02:12 GMT

Su texto ratifica el carácter socialista, el papel rector en su sociedad del Partido Comunista y extiende los derechos de los ciudadanos.

Una cartelera que promueve el debate público de la nueva Constitución de la República, La Habana, Cuba, el 10 de agosto de 2018 / Tomas Bravo / Reuters

La Asamblea Nacional de Cuba ha aprobado este sábado por unanimidad la nueva Constitución de la República, que deberá ser respaldada por el pueblo mediante un referéndum que tendrá lugar en febrero del 2019.

El texto de la nueva Carta Magna ratifica el carácter socialista de la República y el papel rector en su sociedad del Partido Comunista, extiende los derechos y las garantías de los ciudadanos. Además, se han establecido modificaciones en la estructura del Estado, como la creación de los cargos del presidente de la República y del primer ministro.

La promoción a las inversiones extranjeras y el reconocimiento a varias formas de propiedad (la socialista de todo el pueblo, la cooperativa y la privada) también quedaron reflejados en la nueva Constitución, cuyo texto se presentó a mediados de este año y fue sometido a un debate popular que comenzó el 13 de agosto y finalizó el 15 de noviembre.

Enriquecida por el pueblo

En 133.000 reuniones de discusión popular han participado casi 9 millones de cubanos. De allí surgieron alrededor de 783.000 propuestas de modificación, adición o eliminación de artículos.

Inés María Chapman, diputada nacional y vicepresidenta de los Consejos de Estado y de Ministros, señaló que, en relación al proyecto original, se ha modificado casi la mitad, "lo que demuestra el carácter democrático del proceso". Por su parte, el diputado e integrante de la comisión redactora, Raúl Alejandro Palmero, consideró que se trata de un hecho "sin precedentes en Cuba y el mundo".

En total, la Comisión Redactora encabezada por el expresidente Raúl Castro, sintetizó los aportes en 760 modificaciones.

Debates y cambios

De acuerdo al portal cubano Juventud Rebelde, fueron motivo de diversos planteos los artículos 121° y 122°, que establecen respectivamente que una persona puede ocupar la Presidencia por un máximo de dos períodos consecutivos de cinco años y que debe tener menos de 60 a la hora de asumir el cargo.

A su vez, uno de los que más debate ha suscitado (se abordó en el 66% de las reuniones) es el famoso número 68, que en el texto borrador planteaba que "el matrimonio es la unión voluntariamente concertada entre dos personas con aptitud legal para ello". Ese artículo fue motivo de expectativa a nivel mundial ya que Cuba, un país muy avanzado en derechos sociales, aún tiene la cuenta pendiente de permitir el matrimonio entre personas del mismo género.

No obstante, durante esta semana se dio un cruce de versiones cuando se difundió que el mencionado artículo había sido eliminado por la oposición de la mayoría de la población. Medios de todo el mundo reprodujeron la noticia, sin embargo, Mariela Castro, diputada nacional, titular del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) de Cuba e hija del expresidente Raúl Castro, aclaró la situación en su cuenta de Twitter.

De acuerdo a la legisladora, no se borró esa parte de la nueva carta magna, sino que simplemente se reemplazó la palabra "personas" por "cónyuges". Así se "mantiene la posibilidad de que todas las personas" puedan "acceder a la institución matrimonial". También destacó que se incluyó "como elemento novedoso las uniones de hecho, sin atarlas a género alguno; esta figura, a la larga y según las estadísticas, es la más usada".

Por otra parte, en el mismo Título V donde se encuentra ese artículo, 'Derechos, deberes y garantías', se incluyó otro que sostiene que "el Estado reconoce y protege a las familias, amén de su forma de organización".

"Defender su moneda nacional": China y Japón reducen sus tenencias de bonos estadounidenses


RT  -   23 dic 2018 01:00 GMT

Según los datos del pasado mes de octubre proporcionados por Washington, ambos países asiáticos redujeron significativamente sus tenencias de deuda de Estados Unidos.

Thomas White / Reuters

Según los últimos datos publicados esta semana por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, dos de los mayores tenedores extranjeros de bonos soberanos de ese país, China y Japón, redujeron sus tenencias de deuda del Gobierno estadounidense en octubre.

Las tenencias chinas de bonos del Tesoro de EE.UU. alcanzaron 1.138 billones de dólares, menos que los 1.151 billones del mes anterior. La segunda economía mundial ha recortado sus tenencias durante cinco meses consecutivos, pero aun así continúa siendo el mayor tenedor de bonos del Tesoro de EE.UU.

Japón va por el mismo camino, ya que redujo sus tenencias del Tesoro estadounidense de 1.028 billones de dólares en septiembre a 1.018 billones, siendo el tercer mes de reducción consecutiva.

En opinión de Gennadiy Goldberg, estratega de tasas de interés de TD Securities, la venta de los bonos estadounidenses por China podría ser parte de su estrategia para "defender su moneda" nacional.

En cuanto a Japón, Tokio "está reduciendo sus tenencias de bonos del Tesoro porque, en términos de cobertura de moneda, las tenencias en dólares no son muy atractivas para ellos desde la perspectiva de la recuperación del rendimiento", dijo Goldberg, citado por Reuters.

Canonización de monseñor Romero hace historia en El Salvador


Por Charly Morales Valido*

San Salvador (PL).- La canonización de Oscar Arnulfo Romero fue, junto al establecimiento de relaciones con China, el principal acontecimiento del año en El Salvador.

Tras un largo proceso, lastrado por el burocratismo católico y dosis de mala fe política y religiosa, el Vaticano subió a los altares el pasado 14 de octubre al obispo mártir de El Salvador.

San Romero de América vencía así a quienes lo mataron por su pastoral inspirada en los eternos marginados, y quienes luego negaron su trascendencia y quisieron condenarlo al olvido.

Las explosiones de júbilo (y pólvora) resonaron en la madrugada salvadoreña mientras en la Santa Sede era oficializada la santidad de quien murió por ser la voz de las mayorías silenciadas.

En las capitalinas plazas Gerardo Barrios, Morazán y Américas, y el hospitalito Divina Providencia, así como en Ciudad Barrios, cuna del obispo mártir, la gente estuvo pendiente del acto.

Fueron horas de un fervor que trascendió la religiosidad y avivó el orgullo salvadoreño, cimentado en la conciencia de que no nacía un santo, si no que se afianzaba un símbolo.

Para muchos, quizás el mayor milagro de Romero ha sido unir en torno a su figura a una nación extremadamente polarizada, donde nadie se pone de acuerdo ni está dispuesto a ceder.

No obstante, hasta los ateos o seguidores de otras creencias reconocieron y valoraron la trascendencia del evento, y confían en que tenga un efecto aglutinador en esta sociedad tan dividida.

Las autoridades se desplegaron para garantizar la seguridad de la fiesta, pero el mismo pueblo que hizo santo a Romero también supo honrarlo en paz.

Sin embargo, ya el catolicismo saldó su deuda con Romero, pero la justicia terrenal aún está pendiente: a casi cuatro décadas del magnicidio, aún sus asesinos siguen impunes.

Al respecto, el cardenal salvadoreño, Gregorio Rosa Chávez, habló sin paños tibios de la urgencia de esclarecer el crimen que desató una guerra civil de 12 años.

Rosa Chávez, colaborador de Romero, evocó la alegría que generó en ciertos sectores de la oligarquía el asesinato del entonces arzobispo de San Salvador, el 24 de marzo de 1980.

Apenas tres años antes los militares habían asesinado al padre Rutilio Grande, un crimen que radicalizó a Romero y lo distanció de una Conferencia Episcopal más afín a la cúpula oligárquica y castrense que a la doctrina católica.

Eran tiempos en que proliferaron las pegatinas que rezaban 'Haga Patria, mate a un cura', algo que nadie le contó a Rosa Chávez: él vio la propaganda anticlerical y como ciertas familias pudientes celebraron la muerte de Romero.

La Comisión de la Verdad de Naciones Unidas señaló al mayor Roberto D'Aubuisson, fundador del derechista partido Arena, como autor del asesinato de Romero.

Además, ninguno de los embajadores destinados por los gobiernos de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) ante el Vaticano entre 1989 y 2009 apoyó la causa para beatificar primero y santificar después al obispo mártir.

Encima, el entonces papa Juan Pablo II nunca comulgó con la pastoral de Romero, e incluso lo humilló durante un encuentro de ambos aquí, y fue Benedicto XVI quien destrabó la causa del religioso salvadoreño en la Santa Sede.

Según el obispo salvadoreño Rafael Urrutia, postulador junto al italiano Vincenzo Paglia de esta causa, los cardenales colombianos Alfonso López y Darío Castrillón sabotearon el proceso por considerar a Romero un religioso de izquierdas.

'Las heridas siguen sangrando. Cerrarlas supone un proceso de verdad y de justicia', enfatizó Rosa Chávez, consciente de los intentos por pasar página y pretender que nada pasó.

Mientras, Arena aún honra a D'Aubuisson y se empeña en negar su papel en aquel crimen, pese a las pruebas y la confesión de tres personas involucradas en el atentado.

El jesuita José María Tojeira, ex-rector de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), estima que la clase política salvadoreña ha evolucionado respecto.

El ahora director del Instituto de Derechos Humanos valoró que San Romero es reconocido por sectores que décadas atrás mostraban abiertamente su rechazo y lo consideraban su enemigo ideológico.

De hecho, hace par de décadas era impensable que un candidato presidencial de Arena se dijera admirador de Romero y seguidor de su ejemplo, como hizo Carlos Calleja.

Se trata, sin embargo, del mismo Calleja que ante la tumba de D'Aubuisson cuestionó a la Comisión de la Verdad, que identificó al polémico 'Mayor' como responsable del crimen.

A su vez, el presidente Salvador Sánchez Cerén consideró que la canonización de Romero por el papa Francisco es una fecunda fuente de inspiración para consolidar la paz, la unidad y la justicia.

'La voz de los sin voz, el pastor bueno, fiel al evangelio, sigue vivo en su pueblo, que construye desde sus comunidades una sociedad inclusiva, solidaria y en paz', enfatizó el mandatario.

Recordó que Naciones Unidas declaró el 24 de marzo Día Internacional por el Derecho a la Verdad como tributo a la labor de Romero, asesinado en esa fecha, al servicio de la humanidad.

El 'Profesor', como llaman a Cerén por su pasado magisterial, estimó que la mejor forma de honrar a san Romero es mantener vivo su mensaje de amor y paz en las acciones cotidianas.

*El autor es Corresponsal de Prensa Latina en El Salvador

rr/cmv/cvl

WASHINGTON NO PODRÁ CON DOS GUERRAS FRÍAS


Por Manuel E. Yepe

Patrick Joseph Buchanan es un escritor, locutor y comentarista político estadounidense clasificado -por su orientación ideológica- de fascista y paleoconservador. Comenzó su carrera política con Richard Nixon y pasó luego a trabajar como asesor principal de Gerald Ford y Ronald Reagan. Se postuló en varias ocasiones para la candidatura republicana a la presidencia de Estados Unidos. En 1982  comenzó a trabajar en el programa de televisión Buchanan-Braden auspiciado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y se convirtió en voz principal de CNN, MSNBC y Fox News hasta que en 2012 fue echado por racista.

Con tal currículo, se comprende por qué Pat Buchanan se pregunta el 18 de diciembre en su sitio Web oficial ¿Pudiera Estados Unidos llevar a cabo una política de contención de Guerra Fría contra las otras dos grandes potencias militares actuales, manteniendo sus compromisos de defensa con decenas de países de todo el mundo? Y, de ser así, ¿por cuánto tiempo podríamos seguir haciéndolo y a qué precio?

Atribuye sus dudas a  tres motivaciones:

“Primero, porque hemos intervenido militar y repetidamente en un Oriente Medio donde ningún interés vital de Estados Unidos estaba en peligro, quedando atrapados en la guerra eterna de esa región musulmana.

“En segundo lugar, por haber ampliado la alianza de la OTAN a Europa Oriental, los Balcanes y el Báltico, desencadenando así una Segunda Guerra Fría con Rusia.

“Y tercero porque Estados Unidos ha estado sustentando a China durante décadas antes de reconocer que se estaba convirtiendo en una superpotencia cuyas ambiciones en Asia y el Pacífico sólo podrían realizarse a expensas de países amigos de Estados Unidos”.

La pregunta que ahora se hace Buchanan es otra: ¿Puede EEUU Estados Unidos llevar a cabo una política de contención de Guerra Fría contra las otras dos grandes potencias militares de nuestro tiempo, incluso mientras mantiene sus compromisos de Guerra Fría respecto a decenas de países de todo el mundo? Y, de ser así, ¿por cuánto tiempo podemos seguir haciéndolo y a qué precio?

“Tarde ha reconocido el establishment estadounidense –dice Buchanan- la locura histórica de haber acompañado a China en el escenario mundial tratando de comprar su amistad duradera con la venta de billones de dólares de nuestros excedentes comerciales desde Bush hasta la actualidad”.

Para Buchanan, el problema reside en que China no ha correspondido debidamente al cortejo de Estados Unidos y no en el impresionante auge económico que el Gigante Asiático ha estado logrando sin el ahogo a que estuvo sometido por Occidente hasta al fin de la guerra fría.

“Beijing ha reafirmado su soberanía en el Mar del Sur de China, ha construido bases aéreas y de misiles en media docena de islotes en disputa, y ha advertido a los barcos y aviones de Estados Unidos que se mantengan alejados.

“China ha construido y arrendado puertos y bases desde el Océano Índico hasta África. Ha prestado miles de millones a países pobres de Asia y África, como las Maldivas, para luego exigirles el cumplimiento de los compromisos contraídos como base para esas concesiones cuando estas naciones no cumplieron con las deudas contraídas para construir sus instalaciones”.

China ha enviado cientos de miles de estudiantes a colegios y universidades de Estados Unidos, y Buchanan supone que muchos de ellos se han dedicado al espionaje.

Buchanan acusa a China de todos los males que ha estado confrontando el sistema capitalista a escala global. Considera que Beijing mantuvo su moneda por debajo de su valor de mercado para mantener su ventaja comercial y atraer a China a las corporaciones estadounidenses donde, según calcula, son presionadas para que les transfieran sus secretos tecnológicos.

Entre otras culpas, atribuye a China la participación en robos cibernéticos de archivos de personal de millones de solicitantes y empleados federales de Estados Unidos, de los números de tarjetas de crédito y pasaportes de millones de huéspedes de los hoteles estadounidenses en todo el mundo a lo largo de los años, e incluso de las fallas en la ciberseguridad que facilitaron el robo de datos sobre los aviones F-22 y F-35 de Estados Unidos, información que se supone ha jugado un importante papel en el desarrollo de la quinta generación de cazas de combate de Beijing.

 “Durante décadas –dice Buchanan- hemos estado financiando el desarrollo de una China cuya ambición es expulsarnos de Asia Oriental y el Pacífico Occidental y reemplazarnos como la primera potencia del mundo”. Sin embargo, el compromiso de Washington con China ha fracasado y le ha dejado enfrentado a un nuevo adversario con una población y una economía diez veces mayores que las de Rusia.

La Habana, diciembre 20 de 2018

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.