jueves, 28 de febrero de 2019

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 01 DE MARZO DE 2019



En la actualidad salvadoreña que se pretende a través de este medio exponer, hay muchos acontecimientos que dominan las planas mediáticas; pero lo trascendente, quizás, mira hacia lo que ocurrirá a partir del 1 de junio, cuando habrá nuevo presidente, nuevo gobierno, y seguramente nueva manera de hacer política para enfrentar los desafíos del país; pero aún todo es pura expectativa.

Entre los muchos temas por esclarecerse, respecto a la atención que la nueva administración de Nayib Bukele prestará, seguramente uno de los más álgidos e inquietantes está relacionado con la futura política exterior que desempeñará el país.

¿Cuánto será continuidad y cuánto será diferente?, respecto a lo asumido por los dos gobiernos con bandera del Fmln, que en su momento también rasgaron tradiciones y tendencias, sobre todo ideológicas; luego de más de 80 años de gobiernos militares, primero, y civiles de derecha después, marcados todos por el anticomunismo a ultranza.

Se identifica a Bukele como un joven empresario, acuerpado del prestigio de su padre, un intelectual, científico y humanista muy bien recordado; y que en su desempeño de funcionario público como alcalde logró cautivar a muchos por su sensibilidad social, efectividad en sus ejecutorias y, por mucho, por la imagen de hombre progresista; tal es así que fue candidato en dos ocasiones por la bandera del Fmln.

En la búsqueda de su candidatura presidencial, dependió del apoyo de mucha gente, de diversos sectores sociales e ideológicos; y se considera que un buen sector de votante de izquierda sufragó por él. Tal es así, que el movimiento Nuevas Ideas que impulsó, se perfiló como entidad que pretendía vincular a todas las tendencias políticas con el fin de rescatar la situación deplorable del país.

Sin embargo, la mayoría de las figuras que aparecen públicamente representándole como sus emisarios exponen mayoritariamente criterios ideológicos más cercanos a la derecha; por ello, muchas posibles conductas respecto a la política exterior se han supuesto hacia posiciones conservadoras, muy en boga en la actual coyuntura regional, donde las valoraciones y decisiones de muchos países son dominadas por agendas de la ultra derecha, abanderada por el gobierno de Donald Trump y su séquito de gobiernos de misma tendencia que diseminan la correlación en Latinoamérica.

Es bien conocido que la esencial intención de dicha política se basa en la eliminación del adversario, sobre todo si se es de izquierda o progresista; y los hechos están ahí, con los intentos por deponer de cualquier manera y a cualquier costo, los gobiernos que no les son favorables a sus intereses.

De ahí la expectativa por lo que se ha de afrontar en El Salvador a partir de junio, pues aún no se configura lo que realmente sucederá; es decir, si el gobierno de Bukele formaría parte activa de esa corriente, basada en la fuerza por derrocar gobiernos non gratos para el gobierno imperial estadunidense y los incondicionales que hoy predominan en Centro y Sur América; o adoptaría la política de la no intervención en los asuntos internos de otros países, la autodeterminación de los pueblos y la solución de los conflictos de manera pacífica.

Representará esta preocupación gran relevancia para buena parte de los votantes de Bukele, pero también para grandes sectores de la sociedad salvadoreña que aspiran a que el país alcance su desarrollo social y económico en condiciones de paz, aspirando a superar las políticas del pasado que permitan sostener relaciones comerciales y diplomáticas con todos los países de la tierra, amparados en el respeto a la soberanía y dignidad de los pueblos.

Esto último podría ser posible para ser asumido por el futuro mandatario si se consideran válidos sus antecedentes ya citados; pero aún no se conoce qué nivel de influencia tendrían los sectores conservadores y de derecha en su formación de equipo de gobierno; y, sobre todo, no se sabe qué grado de inclinación se plasmará ante la omnipresencia de la política exterior de los Estados Unidos de América en este país centroamericano.

Dicho esto, si se considera la relevancia que todos los gobiernos salvadoreños le han dado a esa dependencia, ya ancestral, hacia dicha potencia; también apuntalada por los casi 3 millones de compatriotas que mayoritariamente viven legal e ilegalmente en esa nación, y de cuyas remesas depende más del 18 % del PIB nacional.

Por ello, y muchas razones más, la incógnita no es menor ni insignificante; lo que podría valer es que el candidato Bukele muchas veces abogó por romper con las políticas del pasado, puestas en práctica por aquellos mismos a quienes se les impidió volver a gobernar, y que seguramente romperían relaciones diplomáticas con la República Popular de China para abrazar de nuevo a Taiwán; dicho solo para ejemplificar. Por lo tanto, el panorama no es claro aún.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para el programa El Club de la Pluma, desde la provincia de Córdoba, Argentina, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Cumbre sin acuerdo: Kim propuso a Trump desnuclearización a cambio del cese de sanciones, pero EE.UU. "no pudo aceptarlo"


RT  -   28 feb 2019 14:53 GMT

"Hemos pensado que no era muy apropiado firmar algo", ha explicado el presidente de EE.UU., Donald Trump, en referencia a la declaración no suscrita.



El presidente de EE.UU., Donald Trump, en el marco de una rueda de prensa después de las negociaciones con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha anunciado que EE.UU. ha decidido no firmar una declaración conjunta con Corea del Norte, documento que recogería los resultados de la segunda cumbre entre los dos líderes que se ha finalizado más pronto de lo previsto.

"Hemos pensado que no era muy apropiado firmar algo", ha explicado el mandatario estadounidense en referencia a la declaración no suscrita, al añadir que la parte norcoreana insistía en que "las sanciones se levantaran completamente, pero no podíamos hacer eso". 

"A veces te tienes que marchar. Y esta era una de esas ocasiones", ha agregado Trump.

El presidente de EE.UU. ha explicado que lo ofrecido por el líder norcoreano a cambio de levantar las sanciones no satisface los intereses de Washington. "Kim propuso desmantelar el complejo nuclear de Yongbyon a cambio del levantamiento de nuestras sanciones, pero no podíamos aceptarlo", ha reiterado el mandatario estadounidense. Ha agregado que aunque esta central nuclear es "muy grande" no es "lo suficientemente grande".

"Él quiere desnuclearizar pero solo quiere hacerlo en áreas que son menos importantes que las zonas que queremos", ha explicado Trump.

"Conocemos muy bien el país. Conocemos cada centímetro de este país. Tenemos que conseguir lo que tenemos que conseguir", ha aseverado el mandatario de EE.UU. en referencia a una desnuclearización "completa, verificable e irreversible".

¿Una reunión productiva?

A pesar de no firmar el documento conjunto, el mandatario ha indicado que la reunión con Kim en esta segunda cumbre ha sido "productiva" y que el líder norcoreano le ha prometido no llevar a cabo pruebas de misiles en el futuro. 

Además, ha indicado que el encuentro ha transcurrido en un ambiente "muy amigable". "Nos gustamos uno a otro", ha agregado en referencia al líder norcoreano.

Asimismo, Trump ha asegurado que Estados Unidos podría realizar inspecciones a los sitios nucleares norcoreanos de manera exitosa.

"Podremos hacerlo muy fácilmente. […] Las inspecciones en Corea del Norte se llevarán a cabo si hacemos algo con ellos, tenemos un calendario", ha indicado el presidente. Ha señalado que la parte estadounidense tiene conocimiento de algunos sitios nucleares norcoreanos que "la gente no conoce". "Podríamos hacer inspecciones —pensamos— de una manera muy exitosa", ha concluido Trump.

"Kim no estaba preparado"

En el marco de la misma rueda de prensa, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ha comentado los resultados de reciente reunión de Trump y Kim. Según sus declaraciones, el líder de Corea del Norte se negó a dar más pasos hacia la desnuclearización.

"No logramos algo que finalmente tuviera sentido para Estados Unidos", ha señalado Pompeo. "Le pedimos [a Kim] que hiciera más. No estaba preparado", ha reiterado al añadir que "sigue siendo optimista".

La rueda de prensa del presidente de EE.UU. se ha celebrado dos horas más pronto de lo previsto. Poco antes, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, a través de un comunicado ha anunciado que los líderes no lograron llegar a un acuerdo tras su reunión cara a cara seguida por negociaciones en un formato ampliado con la participación de miembros de delegaciones de ambos países en el hotel Sofitel Legend Metropole en la capital vietnamita, Hanói.

En este sentido, el experto en asuntos del nordeste asiático, Santiago Castillo, ha dicho a RT que a pesar del "fracaso" de la segunda cumbre entre Trump y Kim hay que ser optimistas en lo que se refiere a una posible tercera cumbre bilateral.

Según el analista, ambos líderes necesitan que el proceso —que pusieron en marcha en su primer encuentro en Singapur en junio pasado— dé resultados: el presidente de EE.UU. lo necesita en las vísperas de las presidenciales del 2020 y el líder de Corea del Norte para seguir con el culto a su personalidad y mostrar sus habilidades diplomáticas.

Otra "gran reunión"

Este 27 de febrero, el presidente de EE.UU. calificó de "grande" su encuentro con el mandatario de Corea del Norte, celebrado la misma jornada en la capital vietnamita. Asimismo, Trump añadió que era "un honor" para él reunirse con el líder norcoreano. 

Kim Jong-un, por su parte, calificó aquella conversación con el mandatario estadounidense de "muy interesante". Resaltó que el presidente norteamericano "demostró su coraje" al participar en este encuentro.

El líder de país asiático destacó que EE.UU. y Corea del Norte están superando la desconfianza y los problemas de manera conjunta.

Después de un primer saludo, los líderes se reunieron cara a cara para mantener una conversación, tras lo cual compartieron una cena en el hotel Sofitel Legend Metropole.

Vicepresidente de EE.UU. culpa a Guiadó el fracaso del golpe de Estado en Venezuela


La derrota militar del autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, al no lograr hasta hoy la adhesión de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) fue reprochada por el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence

28 de febrero de 2019 09:02:40

El autoproclamado Juan Guaidó, siempre aupado por sus amos imperialistas. En la foto, acompañado del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence. Foto: 20 minutos

La derrota militar del autoproclamado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, al no lograr hasta hoy la adhesión de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) fue reprochada por el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

La autoridad de Washington recriminó al presidente de la Asamblea Nacional (AN) en desacato por los fracasos sostenidos luego de su reconocimiento el pasado 23 de enero, acciones que no han permitido justificar la intervención militar diseñada por la Casa Blanca.

La revelación la realizó este miércoles el portal argentino de noticias La Política Online y citado por Prensa Latina, donde describió que el reclamo tuvo lugar en la reunión del autodenominado Grupo de Lima, el pasado lunes en Bogotá, Colombia.

De acuerdo con el medio, «Pence trazó al presidente encargado Juan Guaidó, un duro diagnóstico de todo lo que estaba fallando en la ofensiva contra el régimen chavista. El mayor reclamo fue por la continuidad de la adhesión de las FANB» al presidente legítimo, Nicolás Maduro.

Guaidó, de acuerdo con el análisis de la plataforma digital, había prometido al gobierno estadounidense que si la mayoría de los líderes mundiales lo reconocían como supuesto presidente de Venezuela, al menos la mitad de los oficiales de la FANB desertaría, hecho que no ocurrió.

Por otra parte, el miembro del partido opositor Voluntad Popular tampoco logró el respaldo del 50 por ciento de los 194 países que conforman la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Otra de las afirmaciones falsas del parlamentario consistió en asegurar que la base social seguidora del sistema socialista liderado por Maduro estaba «desintegrada», una afirmación que tampoco resultó cierta.

En la capital neogranadina el funcionario norteamericano también cuestionó la actitud poco comprometida de los millonarios venezolanos que viven en el exterior. «Se esperaba un aporte más decidido de dinero para financiar el pase de policías, militares y políticos a la esfera de Guaidó. Hasta ahora no ocurrió».

Ante estos hechos, importantes centros de decisión internacional aliados a la presidencia de Donald Trump comenzaron a alertar que la oposición venezolana «podría perder el momento» que supuestamente ganó con la irrupción de Guaidó.

Por su parte, el Gobierno bolivariano declaró como uno de los principales fracasos del miembro de la AN de conjunto con Estados Unidos la imposibilidad de ingresar al país sudamericano el pasado 23 de febrero la supuesta ayuda humanitaria, -como tanto lo anunciaron-, mecanismo empleado para justificar la intervención.

Luego de esa derrota, Guaidó dijo que los acontecimientos de ese día «me obligan a tomar una decisión: plantear a la comunidad internacional de manera formal que debemos tener abiertas todas las opciones para lograr la liberación de esta Patria».

Sin embargo, la propuesta la rechazó el propio Grupo de Lima, que en un comunicado insistió en la permanencia de los ataques contra el Gobierno constitucional y la necesidad de «salir» del jefe de Estado venezolano, solo que «sin uso de la fuerza».

miércoles, 27 de febrero de 2019

AMLO sobre Jorge Ramos: ‘No quiero involucrarme en la manipulación’


REGENERACIÓN  -   26 febrero, 2019

Expresó todo su respaldo a los mexicanos que se encuentran en Venezuela. Pero “somos partidarios de la no violencia”.


Regeneración, 26 de febrero del 2019.- El presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado sobre la supuesta retención del periodista Jorge Ramos en el Palacio Miraflores en Venezuela.

Dijo que su gobierno es partidario de la libertad de expresión y el respeto que debe de haber para el ejercicio libre del periodismo y le expresó su solidaridad a Jorge Ramos.
Expresó su solidaridad al periodista, Jorge Ramos, pero declara que no quiere verse involucrado en un caso que “está muy polarizado”.

“A nadie nos gusta que nuestros vecinos, se metan en los asuntos de nuestras familias, a nuestras casas”.

“Quienes somos nosotros para entrometernos”.

Expresó todo su respaldo a los mexicanos que se encuentran en Venezuela. Pero “somos partidarios de la no violencia”.

Dijo que respalda los dichos de la Secretaría de Relaciones Exteriores al condenar la retención del periodista, destacó que es un organismo autónomo.

Estados Unidos 

Sobre la insistencia de Estados Unidos de reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela.

“Nos llevamos bien con el gobierno de Estados Unidos. No hemos recibido ninguna presión”: AMLO

“Convocó a las partes en conflicto a dialogar, buscar una solución pacífica”

“No a la confrontación, no a la manipulación”

“Solución pacífica al conflicto, mediante el dialogo. Que se acuda a la ONU, que no se politice este tema, lo digo con todo respeto”.

EL MEJOR PROGRAMA POLÍTICO


Jorge Gomez Barata

Para allegar los recursos materiales, humanos, y culturales que formaron lo que Marx llamó acumulación originaria, los países desarrollados de Europa no necesitaron créditos ni inversiones extranjeras. Tampoco lo precisaron los Estados Unidos, que contaron con las riquezas naturales de sus vastos territorios, a los que sumaron el oro de California y el petróleo de Texas, que aseguraron su despegue económico.

Esos procesos fueron favorecidos por la adopción de modelos económicos que dieron prioridad al mercado interno, a la innovación y la producción nacional, regidos por estados y modelos políticos inspirados en la democracia que, aunque socialmente imperfecta, rige con eficacia la economía.  

Al respecto hubo experiencias como la de la Unión Soviética, que a pesar del atraso originado por siglos de despotismo zarista, y la ruina provocada por la I Primera Guerra Mundial y la Guerra Civil, sin disponer de la acumulación de capitales y saberes, dio un impresionante salto económico.

Sin discusión ni excepción alguna, con mano de hierro, Stalin construyó la Unión Soviética, y aplicando los planes quinquenales logró que el país venciera obstáculos y remontara siglos de atraso, impulsando el desarrollo de la industria pesada, la energética, la electrificación, y la expansión de la agricultura. Paradójicamente su recio carácter y su estilo autoritario de gobernar permitieron que, en unos veinte años, entre el fin de la guerra civil en 1920 y la invasión nazi en 1941, la Unión Soviética protagonizara un nunca emulado salto económico.

Con la base industrial y agrícola, las tierras en cultivo, el parque automotor, ferroviario, y aeronáutico disponibles; así como con la infraestructura electroenergética vial, aeroportuaria, y de comunicaciones instalada, y el inmenso capital humano disponible, sin mayores inversiones, Cuba pudiera formular una estrategia de desarrollo creíble, eficaz, y capaz de ofrecer resultados a corto plazo.

A los recursos mencionados se añade una vasta y eficaz red de instituciones científicas, educacionales, de salud, de investigaciones, y culturales, y sobre todo la existencia de un poderoso estado y un partido posicionado capaces de conducir ese esfuerzo.

Tal vez no se trata tanto del inventario de lo que el país posee, sino de aquello que le falta. Tal vez se requiere de un enfoque más y racional y mejor direccionado hacia el mercado interno y hacia las soluciones nacionales. No es realista proyectar ningún plan a partir de una oleada de inversiones extranjeras que no se harán realidad mientras exista el bloqueo estadunidense que obviamente no se atenuará a corto plazo. 

No es racional frenar el fomento de las pequeñas y medianas empresas privadas y las cooperativas, sobre todo en las esferas productivas que, en breves plazos son la mejor opción para el crecimiento de la economía y el desarrollo local. De adoptarse políticas correctas y controlar su aplicación, sin aportar ni un centavo, el estado pudiera promocionar el surgimiento de cientos de pequeñas fábricas y talleres que además de riquezas, crearían decenas de miles de empleos.

No es inteligente impedir que los profesionales, técnicos, e incluso científicos que en ocasiones se subutilizan o sobran en las estructuras estatales o están jubilados, por su cuenta, se involucren en proyectos privados asociados con el estado, incluso con entidades extranjeras. De cara al crecimiento, parece erróneo mantener segregados de los procesos económicos nacionales a los cubanos radicados en el exterior.

Lo revolucionario e inteligente, y lo ideológicamente apropiado ahora es dar continuidad al curso iniciado por el presidente Raúl Castro, que intentó auspiciar un programa de reformas que incluía el cambio de mentalidades. Tal vez Cuba no necesita crear fuentes de acumulación, sino utilizar mejor aquellas de que dispone. Si algunos conceptos ideológicos obstaculizan tales cometidos, es el momento de prescindir de ellos. Allá nos vemos.

La Habana, 27 de febrero de 2019

……………………………………………………………………………
El presente artículo fue publicado por el diario ¡Por esto!

DE MADERO A MADURO EN LATINOAMÉRICA


Por Manuel E. Yepe

Hace poco más de 100 años, México tenía un Presidente muy popular, muy querido y democráticamente elegido, nombrado Francisco Madero.

Decidido a reducir la influencia extranjera y las ganancias obscenas que salían del país, Madero quería elevar el nivel de vida de su pueblo. Los intereses financieros de Wall Street rechazaban tales proyecciones del presidente de un país dentro de su esfera hegemónica y orquestaron un golpe militar en su contra y se aseguraron de que éste fuera brutalmente asesinado.

El periodista e investigador Martín Sieff, en la edición de enero 21 del diario digital de la Fundación de Cultura Estratégica, a partir de la similitud ortográfica de los apellidos Madero y Maduro, aclara que el presidente de México a quien se refiere no tiene relación de identidad alguna con el líder bolivariano y chavista Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela, pero los paralelismos y contrastes entre los dos hombres invitaron a la reflexión.

Francisco Madero, el líder reformista idealista que gobernó en México como Presidente de 1911 a 1913, no tenía la inteligencia política callejera y el sentido común que ha mostrado el líder venezolano Nicolás Maduro.

Madero confió ingenuamente en el comandante en jefe del ejército que había heredado de su predecesor el presidente Porfirio Díaz, el general Victoriano Huerta. Huerta había ejercido a lo largo de los 35 años de gobierno de Díaz, desde 1876 hasta 1911, llevando a cabo campañas genocidas contra los indios yaquis y los mayas.

En 1913, los intereses de Wall Street apoyaron con entusiasmo a Huerta cuando éste dio un golpe contra Francisco Madero. El presidente estadounidense de la época era Woodrow Wilson, un racista recalcitrante que despreciaba al pueblo mexicano, estuvo inicialmente de acuerdo con el golpe de Huerta.

Los enormes intereses financieros y mineros de Nueva York , estaban ansiosos por seguir saqueando los recursos de México en tiempos en que más del 90% de su población vivía virtualmente esclava en la espantosa pobreza que Díaz representaba y defendía.

En la última década del gobierno de Porfirio Díaz -apoyado por los bandidos financieros de Wall Street, y por las administraciones complacientes de Theodore Roosevelt y William Howard Taft- al menos

600,000 personas trabajaban hasta la muerte como esclavos rurales en las propiedades de los partidarios de Díaz. No se oyó ni un susurro de desaprobación por parte de Washington al golpe de estado de Huerta, quien gobernó con su habitual brutalidad matona durante menos de un año y medio hasta que  fue expulsado tras una breve pero sangrienta guerra civil.

Huerta huyó, por supuesto, a Estados Unidos, pero luego cometió el error de alentar a los líderes empresariales y militares estadounidenses por igual a abrazar abiertamente a la Alemania Imperial para planear su regreso militarista.

Huerta murió bajo custodia militar estadounidense en 1916 después de una noche de juergas. El envenenamiento por parte de los estadounidenses era ampliamente sospechado, pero la causa podría haber sido simplemente el consumo excesivo de alcohol. Su autopsia reveló una cirrosis hepática extrema.

Hasta el día de hoy, Huerta es vilipendiado como el asesino en masa y cobarde herramienta de los cínicos intereses extranjeros que era, mientras que el bien intencionado, pero ineficaz Madero es amado por el pueblo de México. Los días transcurridos desde el inicio del golpe de Huerta hasta la ejecución del presidente - junto con su propio hermano y vicepresidente -por un improvisado pelotón de fusilamiento son recordados como La Decena Trágica, Los Diez Días Trágicos.

En los años siguientes, México soportó todos los horrores de un estado colapsado, con bandas rivales que se masacraban entre sí y a todos los que se le interponían. La población del país cayó en picada de 15 millones en 1910 a 11,6 millones una década más tarde. Más 25 % de la población total del país murió en los años de violencia anárquica desatada por el asesinato del Presidente Madero por el odiado Huerta.

La decena trágica sigue resonando en México hasta el presente, cuando el actual presidente Andrés Manuel López Obrador resiste enormes presiones de la administración Trump para que México reconozca a su títere, Juan Guaidó, como presidente de Venezuela al tiempo que reverencia al martirizado presidente Madero y recuerda con dolor los baños de sangre y el caos que el odiado Huerta desató en su reemplazo.

Madero confió ingenuamente en el honor de quien fuera su comandante del ejército, el asesino Huerta. Por el contrario, Nicolás Maduro como Presidente de Venezuela, al igual que su predecesor y mentor político Hugo Chávez, se han preocupado por tener siempre un alto mando del ejército leal a los líderes civiles nacionales elegidos democráticamente.

La Habana, Febrero 25 de 2019

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

India anuncia haber derribado un avión de combate pakistaní y perdido una aeronave


RT  -   27 feb 2019 15:08 GMT

"La aviación pakistaní fue detectada a tiempo y la Fuerza Aérea india respondió de manera inmediata", señala la nota del Ministerio de Relaciones Exteriores de la India.



El Ministerio de Relaciones Exteriores de la India ha anunciado este miércoles que sus fuerzas armadas han derribado un avión de combate pakistaní y, al mismo tiempo, han perdido una aeronave propia MIG-21 en el país vecino.

"La aviación pakistaní fue detectada a tiempo y la Fuerza Aérea india respondió de manera inmediata. En este incidente aéreo, un avión de la Fuerza Aérea de Pakistán ha sido derribado por un avión MiG-21 de la Fuerza Aérea India", señala la nota de la Cancillería.

"Desafortunadamente, también hemos perdido un MiG-21 en este incidente. El piloto está desaparecido", prosigue el texto de las autoridades indias.

El aumento de las tensiones entre la India y Pakistán

Este martes 26 de febrero la Fuerza Aérea india realizó un bombardeo sobre presuntos campos terroristas en territorio pakistaní. Según la India, la operación contra el grupo terrorista Jaish-e-Mohammad era "absolutamente necesaria", ya que estaba planeando nuevos ataques en el país y Pakistán no tomó medidas para eliminar la infraestructura terrorista en su territorio. Por su parte, Pakistán condenó el ataque indio, acusando al país vecino de haber violado su espacio aéreo con la incursión de aeronaves desde la región de Cachemira. Asimismo culpó a Nueva Delhi de causar inestabilidad en la región y aseveró que respondería "en el momento y lugar de su elección".

El miércoles 27 de febrero Nueva Delhi declaró que al menos tres aviones de combate pakistaníes cruzaron la Línea de Control hacia la parte de Cachemira, que está administrada por la India. Según las autoridades indias, las aeronaves fueron interceptadas.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Pakistán confirmó que su país llevó a cabo un ataque aéreo en Cachemira, en el cual dos aviones indios fueron derribados y dos pilotos indios capturados. Según Islamabad, la operación fue realizada con el fin de demostrar la capacidad de defensa de Pakistán. Sin embargo, según las autoridades, el país no busca una escalada de tensiones con la India ni desatar una guerra, pero está preparado para "tomar represalias" si la India continúa violando su territorio.

Además, un helicóptero Mi-17 de la Fuerza Aérea de la India se estrelló en el estado indio de Jammu y Cachemira, dejando al menos tres muertos.

Pakistán, asimismo, cerró su espacio aéreo a todos los vuelos comerciales debido a la situación de inseguridad que prevalece en la región, según la Autoridad de Aviación Civil del país. La Dirección de Aeropuertos de la India también reportó el cierre de los aeródromos de la región de Cachemira a los vuelos comerciales debido a la creciente tensión con Pakistán.

La región de Cachemira es un territorio en disputa que está dividido en tres áreas administradas por China, Pakistán y la India. 



martes, 26 de febrero de 2019

López Obrador ofrece a México como sede para los diálogos sobre Venezuela


RT  -   26 feb 2019 15:56 GMT

El presidente mexicano pidió a todas las partes en conflicto que se sienten a dialogar y a buscar una salida de manera pacífica.

El presidente de México, López Obrador, en el estado mexicano de Sinaloa, México, 15 de febrero de 2019. Daniel Becerril / Reuters

El presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció este martes la posibilidad de que México sea sede de un proceso de diálogo entre las partes para resolver la crisis de Venezuela.

"Convoco respetuosamente a las partes en conflicto a que se sienten a dialogar y a buscar una salida pacífica, eso sí lo puedo hacer porque la Constitución habla de la solución pacífica de controversias. No a la polarización, no a la confrontación, no a la manipulación, mucho menos a la violencia", dijo López Obrador en su conferencia matutina.

"Si nos lo piden las partes, México siempre estaría en condiciones de ayudar en la realización de un diálogo para conseguir la paz en cualquier nación. Están abiertas las puertas de nuestro territorio para que se dialogue", agregó.

Ante la insistencia de los reporteros, afirmó que su Gobierno estaría dispuesto a llevar a cabo ese diálogo en lugares como el Castillo de Chapultepec o Tlatelolco, dos sedes ubicadas en el corazón de la Ciudad de México. 

Por otro lado, el presidente dijo que Uruguay, diplomáticos de prestigio mundial, la Organización de Naciones Unidas (ONU) e incluso el papa Francisco, podrían mediar para impedir una escalada de violencia y las tensiones políticas en Venezuela.

En este sentido, sugirió que para atender el asunto de la ayuda humanitaria que se acuda a la ONU y la Cruz Roja, con el objetivo de que no se politice el tema.

Acerca de la retención de un equipo de periodistas de Univisión encabezados por Jorge Ramos en el Palacio de Miraflores tras una entrevista con el presidente venezolano, Nicolás Maduro, el mandatario mexicano refrendó la postura asumida por la cancillería de México, que externó su preocupación a través de un tuit del canciller Marcelo Ebrard.

Obrador externó su solidaridad al periodista Jorge Ramos, pero dijo que no ahondará en el tema para no polarizar más el tenso ambiente que prevalece en torno a Venezuela.

"Desde ahora le expreso mi solidaridad, desde aquí; pero no quiero involucrarme en un asunto que está muy polarizado, no quiero ser candil de la calle y oscuridad de la casa, quiero primero atender nuestros asuntos", dijo el mandatario.

Sobre el llamado del Gobierno de EE.UU. a México para que reconociera al líder opositor Juan Guaidó como presidente de Venezuela, dijo que no ha recibido presión alguna por parte de la Administración del presidente Donald Trump.

"Tenemos una relación de respeto con el Gobierno de EE.UU. No hemos tenido ningún tipo de presión", apuntó López Obrador.