miércoles, 28 de agosto de 2019

El 'Banco de Isabel II', listo para arruinar la hegemonía del dólar


CC BY-SA 2.0 / Alexander Johmann / Bank of England

SPUTNIK  -  16:01 28.08.2019

Mientras el primer ministro británico Boris Johnson trata de acercarse a Donald Trump a nivel político, el presidente del Banco de Inglaterra, Mark Carney, busca protagonizar una rebelión económica y monetaria.

En particular, Carney anunció la necesidad de "revisar el sistema financiero global y sustituir el dólar con una moneda virtual, como libra".

Dos peculiaridades atribuyen una especial importancia a esta jugada de Carney contra el dólar, opina el columnista ruso Iván Danilov. En primer lugar, el presidente del Banco de Inglaterra hizo esta "declaración agresiva" durante la reunión anual de líderes financieros celebrada en Jackson Hole, bajo el auspicio de la Reserva Federal de Kansas City.

"Hay que tener razones de peso para ir a ver a los banqueros y financistas, cuya vida, riqueza y posición en la sociedad dependen del estatus del dólar, y decir directamente que es necesario reducir el estatus privilegiado de la moneda estadounidense", escribe Danilov en su artículo para la versión rusa de Sputnik.

En segundo lugar, la propuesta de Carney se parece al proyecto de Facebook relacionado con la creación de una moneda virtual, la libra. El presidente estadounidense declaró justamente que la libra representa una seria amenaza a la soberanía monetaria de EEUU y al estatus del dólar.

La propuesta del presidente del Banco de Inglaterra difiere del proyecto de Facebook en el hecho de que la nueva divisa digital debería ser creada no por las empresas tecnológicas, principalmente estadounidenses, sino por los bancos centrales de distintos países.

"Se propone prácticamente que la Reserva Federal se quite la corona y se convierta en un miembro equivalente entre los bancos centrales que van a emitir la moneda digital", recalca el autor del artículo.
Esta no es la primera vez en la que Mark Carney se manifiesta en contra del dominio del dólar.

"A medida que el mundo se reordena, es probable que esta desconexión entre lo real y lo financiero se reduzca, y otras monedas de reserva puedan surgir en el proceso. En primera instancia, esperaría que estas sean monedas nacionales existentes, como el yuan", recalcó el presidente del Banco de Inglaterra, citado por varios medios.

Sin embargo, posteriormente el banquero británico declaró que el yuan aún tiene un largo camino que recorrer para poder convertirse en una buena alternativa al dólar. Por ahora, la mejor solución sería crear un sistema financiero multipolar. Según Danilov, Mark Carney podría haber cambiado sus enfoques sobre el tema por dos razones:

Londres no pudo llegar a un acuerdo con Pekín acerca de la cooperación bilateral

Londres busca crear una coalición antidólar para desempeñar un papel importante en la futura desdolarización

De esta manera el grupo de países que busca destruir la hegemonía del dólar obtuvo a un nuevo miembro, opina Danilov.

"La pregunta de si EEUU tiene amigos verdaderos en el planeta puede considerarse retórica dado que ahora incluso Londres está afilando su navaja para clavarla en la espalda de Washington", concluye Danilov.

En su artículo el columnista se refiere al Banco de Inglaterra como al 'Banco de Isabel II' por el mero hecho de que la reina nombra al  menos nueve miembros no ejecutivos de la Corte de Directores, responsable de determinar la estrategia y el presupuesto, así como toma decisiones clave acerca de dotación de recursos y nombramientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario