jueves, 10 de enero de 2019

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 11 DE ENERO DE 2019

AUDIO

El Salvador se encuentra en la etapa final de la prolongada campaña publicitaria de cuatro meses, por las elecciones a presidente y vicepresidente de la república del 3 de febrero, durante los que diferentes medios a disposición han saturado sus espacios con mensajes propagandísticos contratados por los diferentes partidos y coaliciones.

Ya se podrá comprender el cansancio que esto provoca a la población, unido al fastidio por estarse tratado de una de las campañas proselitistas más sucias y poco propositivas de este país centroamericano; pero coincidiendo con una de las características distintivas de los procesos electorales calificados como democráticos en los países de la región.

La mayoría de increpaciones entre todos destacan por noticias falsas, rumores o especulaciones de hechos no comprobables que solo pretenden desprestigiar la imagen del oponente; todo ello magnificado por el uso masivo de las redes sociales que permiten que cualquiera pueda decir cualquier cosa, amparado en el anonimato.

Por otro lado, la autoridad electoral hace muy poco o nada ante el empleo de la llamada propaganda negra como herramienta proselitista; por lo que no hay límites para quienes no tienen escrúpulos en provocar daño a los candidatos y sus simpatizantes y electores.

En ese escenario, y a cerca de tres semanas del desenlace, también aparecen noticias no favorables para algunos intereses; en este caso provenientes de fuentes más serias o confiables; pero casualmente los grandes medios, en lugar de difundirlos para conocimiento de la población, los ocultan o minimizan, seguramente porque sus propios intereses se ven afectados.

Tal es así que a inicios de semana, se ha divulgado a través de algunos medios digitales o alternativos, que toman como fuente al Banco Mundial, la noticia sobre la relación entre la empresa de la familia de Carlos Calleja, candidato del derechista partido Arena y su coalición de partidos afines, siendo accionista en un conglomerado que participa en concesiones estatales en el puerto de Acajutla, en el departamento occidental de Sonsonate.

El hecho es que la participación del candidato en esas empresas del grupo Calleja contraviene artículos contra la corrupción de la constitución de la república, cuando establecen la idoneidad de los candidatos a la presidencia.

Se asegura en el informe que dicha concesión fue ganada en 2013 durante la primera presidencia a cargo del partido Fmln, con el fin de suministrar energía a la empresa DelSur a través de una planta de gas natural.

El candidato Calleja, quien ejerce la vicepresidente de la familia, mantendría su vinculación a dichos negocios aun siendo candidato; por lo que se encuentra expuesto a violentar la ley y a que su candidatura pudiera ser declarada inconstitucional por la sala respectiva de la corte suprema de justicia.

Lo destacable de la información es que se trata de un hecho que ha sido ocultado o encubierto aun por autoridades responsables de transparencia del gobierno; por supuesto por los sectores aliados al candidato, teniendo que haber sido a través de una fuente externa que se haya podido conocer.

Se esperaría que los grandes medios abordaran el tema, aunque se hace muy difícil que eso ocurra; pero lo más grave sería que el tribunal supremo electoral, que es la máxima autoridad al respecto, no actuara o al menos lo considerara, aún antes que algún ciudadano presentara la respectiva demanda de inconstitucionalidad a la corte suprema de justicia, y de esa manera la apertura de una disputa legal, sobre todo si el candidato de la coalición de derecha ganara las elecciones.

Otra información a inicios de semana de gran impacto ha sido emanada de la última encuesta realizada por el grupo mexicano consulta Mitofsky, que precisamente inicia el último grupo de ellas antes de cierre de su período permitido el 18 de enero, y que divulga datos que consolidan los resultados de todas las encuestas realizadas a la fecha.

Los datos ponen a Nayib Bukele, de la coalición Nuevas Ideas y Gana, a la cabeza con 57 por ciento del voto efectivo, sobre Carlos Calleja, de la coalición de derecha encabezada por Arena, con 31 % de intención de voto; luego en el tercer lugar el candidato Hugo Martínez, del Fmln, con 11 %, y por último Josué Alvarado, del partido Vamos, con 1 %.

De tal manera, que si se mantuviera la misma tendencia se vislumbra la posibilidad de que Bukele ganara en la primera vuelta, para lo que es indispensable lograr el 50 por ciento más 1 de los votos.

Respecto a la aceptación del desempeño del tribunal electoral de parte de la población, las diferentes encuestas han reflejado desconfianza que la mayoría percibe hacia dicha institución, que tiene como objetivo garantizar un proceso electoral a prueba de dudas.

Ante esta percepción de rechazo de buena parte de la población, han tenido que recurrir al apoyo de sectores políticos representados en dicho tribunal, así como de personalidades foráneas, entre ellas la omnipresente embajadora de los Estados Unidos de América,  Jane Manes, quienes han expresado cobijo al tribunal, para oxigenar su imagen ante las elecciones del 3 de febrero.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para el programa El Club de la Pluma, desde la provincia de Córdoba, Argentina, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.