martes, 5 de marzo de 2019

VENEZUELA GANÓ EL PRIMER ROUND AL IMPERIO


Por Manuel E. Yepe

El enfrentamiento entre Venezuela y el Imperio del pasado fin de semana finalizó con una humillante derrota para Elliott Abrams, supuesto diseñador de la operación.

Quizás nunca se pueda saber lo que planearon inicialmente los neoconservadores, pero lo que sí se conoce es que no pudieron culminar con una  invasión u otra operación de falsa bandera.

La faceta más notable del enfrentamiento, según los expertos y observadores internacionales más objetivos, ha sido el escaso efecto que tuvo la propaganda anglo-sionista dentro de Venezuela.

Aunque ciertamente unos pocos oficiales superiores y soldados venezolanos traicionaron uniéndose con el enemigo, la abrumadora mayoría de los militares venezolanos se mantuvieron fieles a la Constitución y a su patria.

El Presidente Maduro y su gobierno lograron materializar con éxito una estrategia que combinaba los bloqueos de carreteras, un concierto musical del lado venezolano y el uso mínimo -pero efectivo- de la policía antidisturbios para mantener la frontera cerrada y el orden en toda la Patria  Lo más notable es que los “francotiradores no identificados” no parecían disparar a ambos lados (táctica favorita del Imperio para justificar sus intervenciones).

Fuera del territorio nacional venezolano también este primer enfrentamiento resultó una derrota para el Imperio.  No sólo porque la mayoría de los países del mundo se negó a reconocer al títere de Washington, sino porque el nivel de rechazo a una posible invasión demostró ser notablemente intenso, y la Internet y la blogosfera se opusieron abrumadoramente a una intervención de Estados Unidos.

Esta situación creó muchas tensiones políticas internas en varios países latinoamericanos cuya opinión pública se opone firmemente a cualquier forma de intromisión estadounidense en la América Latina, aunque no sea así con la oligarquía histórica.

Los líderes del Imperio y sus títeres no ocultan que su objetivo es derrocar al gobierno constitucional y reemplazarlo con el tipo de régimen que Washington parece haber sido capaz de imponer en Colombia.  Los Pompeo, Abrams, Pence, Elliot Abrams y Marco Rubio fueron particularmente histéricos en sus amenazas, aunque las oligarquías (no así los pueblos) de los países del “Grupo de Lima” les acataron  sumisamente.

Ciertos políticos estadounidenses recurrieron a su lenguaje infantil habitual para sus amenazas en situaciones de gravedad en muestra evidente de desprecio a su propia población. Para aquellos desconcertados porque políticos adultos utilizaran el lenguaje que uno podría encontrar en una escuela primaria, sólo decían que estaban reflejando tendencias del discurso político moderno en Estados Unidos que ha descendido alarmantemente. Hablan de una “Troika de tiranías” que recuerda al famoso “Eje del Mal” de los Bush para identificar sus próximos objetivos, que serán Venezuela, Nicaragua y Cuba.

Nadie se debe sorprender cuando pretendan hacer ver  que Maduro es un “nuevo Hitler” que comete un “genocidio” contra su propio pueblo. O que lo acusen de usar “armas químicas”.

La derrota militar el pasado fin de semana del autodesignado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, ha sido reprochada públicamente por el vicepresidente estadounidense Mike Pence. La Casa Blanca ha pretendido descargar la responsabilidad por lo que no han podido lograr sus agencias de espionaje y subversión (la adhesión de un número insignificativo de traidores de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a la acción de los pretendidos golpistas. Pence recriminó al supuesto presidente interino de Venezuela por los fracasos sufridos luego de su reconocimiento el pasado 23 de enero, acciones llamadas a justificar la intervención militar diseñada por Washington.

El principal reclamo era contra por la adhesión de las FANB al presidente legítimo, Nicolás Maduro.

Guaidó había prometido al gobierno estadounidense que si la mayoría de los líderes mundiales lo reconocían como presidente de Venezuela, desertaría al menos la mitad de los oficiales de la FANB, hecho que ni remotamente ocurrió.

El funcionario norteamericano también cuestionó la actitud poco comprometida de los millonarios venezolanos en el exterior de quienes “se esperaba un aporte más decidido de dinero para financiar el soborno de policías, militares y políticos y su adhesión a la esfera de Guaidó, que tampoco ocurrió”.

Importantes centros internacionales de decisión aliados al régimen de Trump han alertado que la oposición venezolana “podría perder el “momentum” que supuestamente le propició EEUU con la irrupción del títere Guaidó, quien por cierto no había encontrado aun territorio donde gobernar y quizás tendría que hacerlo desde Colombia u otra nación cuyo gobierno no se avergüence por cederle un pedazo de su soberanía a Estados Unidos.

La Habana, Marzo 4 de 2019

Especial para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

SOCIALISMO EN ESTADOS UNIDOS


Jorge Gómez Barata

Los Estados Unidos parecen creados para desmentir a Karl Marx. A pesar de ser el país más industrializado del mundo su clase obrera no ha sido protagónica, los sindicatos son allí irrelevantes, nunca hubo un movimiento socialdemócrata, y el partido comunista no creció. No obstante, el socialismo ha tratado de expresarse. 

Karl Marx no conoció los Estados Unidos, Lenin tampoco. Los únicos líderes bolcheviques que lo hicieron fueron Trotski y Bujarin, ambos defensores de la democratización del proceso iniciado en octubre de 1917, los dos cercanos a Lenin, y ambos represaliados por Stalin.

En 1917 Trotski, que se encontraba exiliado en España, dado sus antecedentes fue acosado por la derecha monárquica y conminado a abandonar el país, eligiendo viajar a “América” para lo cual fue avisado de que debía tomar un navío que partía para Cuba. Obviamente se trataba de una confusión. Para los rusos de entonces, América eran los Estados Unidos. Su reacción fue inmediata: “¡A Cuba no!”

Por un extraño giro del destino apareció un mecenas que lo trasladó gratuitamente a Nueva York, era Claudio López Bru, marqués de Comillas y empresario español, cercano a los jesuitas, socialista al estilo de la Doctrina Social de la Iglesia, y promotor de la democracia cristiana, dueño de una línea naviera y de trasatlánticos que llevó su nombre. En el lujoso navío, el 14 de enero de 1917, arribó Trotski a Nueva York.
    
Apremiado por la situación revolucionaria en Rusia, a finales de marzo Trotski abandonó los Estados Unidos. En su despedida fue enfático: “…Voy a volver a Rusia para derrocar el gobierno provisional y para detener la guerra con Alemania. Quiero que la gente aquí se organice hasta que sean capaces de derrocar el maldito gobierno capitalista podrido de este país…”

Otra vez, en 1934 cuando ya había sido apartado de la causa que había defendido, y convertido en prototipo del perseguido político, se dirigió a los obreros norteamericanos:

“Si Norteamérica se hiciera comunista…descubriría que el comunismo es el modo de alcanzar la mayor libertad personal y la abundancia compartida… En realidad los soviets norteamericanos serán tan distintos de los rusos como lo es el presidente Roosevelt del zar Nicolás II…”

Antes de llegar a hoy, cuando Bernie Sanders y Alejandra Ocasio-Cortez se definen como socialistas democráticos, y proclaman la moderación y el pluralismo como programa, hubo otros momentos. La presencia de Trotski fue uno, otro el gobierno de Franklin D. Roosevelt, y uno muy peculiar se asoció al auge del macartismo. De todos les contaré algo. Allá nos vemos.

La Habana, 04 de marzo de 2019

Aparece el segundo paciente del mundo en el que remite el VIH sin medicación


Un portador del virus que en el 2016 se sometió a un trasplante de células madre por un linfoma lleva ya 18 meses sin antirretrovirales. El 'Paciente de Berlín' era, hasta hoy, la primera y única persona que había superado la enfermedad hace ya 11 años

EL PERIÓDICO  -  Beatriz Pérez
Barcelona - Martes, 05/03/2019 | Actualizado a las 17:23 CET

Logran el segundo caso en el mundo de remisión del VIH sin antirretrovirales. En la foto, Bonaventura Clotet junto a Javier Martinez Picado, Ángel Font y María Salgado del Institut de Recerca de la Sida IrsiCaixa. En el vídeo, declaraciones de Martínez-Picado, coautor del estudio. / JULIO CARBÓ (VÍDEO: EFE)

Timothy Brown, el llamado 'Paciente de Berlín', está considerado la única persona en el mundo que se ha curado del sida. Tras someterse a un trasplante de células madre en el 2007 para tratar la leucemia que también padecía, quedó libre del VIH. Las células que le trasplantaron tenían una mutación llamada CCR5 Delta 32 (CCR5d32), lo que evitó la entrada del virus en ellas.

Ahora, cuando se cumplen 11 años de la desaparición del virus de la sangre de Brown, los científicos han conseguido el segundo caso en el mundo de remisión de VIH sin antirretrovirales. Se trata de una persona portadora del VIH que, como el 'Paciente de Berlín', se sometió a un trasplante de células madre para tratar un linfoma y que lleva ya 18 meses sin el virus a pesar de no tomar tratamiento antirretroviral.

El estudio, recién publicado en la revista 'Nature', ha estado liderado por el University College de Londres (donde se ha tratado el paciente) y se ha realizado en el marco del consorcio internacional IciStem, coordinado por el Institut de Recerca de la Sida IrsiCaixa (Barcelona) y el University Medical Center de Utrecht (Holanda). "Llevábamos 11 años intentando saber qué pasó con Timothy Brown. Con este segundo caso hemos comprobado que es posible la remisión del VIH", explicó Javier Martínez-Picado, investigador del IrsiCaixa, colíder del IciStem y coautor de este estudio, el pasado viernes en la presentación del estudio ante los medios de comunicación. Los resultados del trabajo serán presentados este martes en la Conference of Retroviruses and Opportunistic Infections (CROI), en Seattle, coincidiendo con la publicación en 'Nature'.

Los expertos son prudentes: hablan de "remisión" del VIH, no de "curación". "Este nuevo caso confirma que el 'Paciente de Berlín' no fue una mera anécdota. Estamos cada vez más cerca de la curación de esta enfermedad", afirmó Martínez-Picado. Junto a él, Àngel Font, Director Corporativo de Investigación y Estrategia de la Fundación Bancaria La Caixa, no disimuló su alegría: "Estamos extraordinariamente contentos". La noticia también ha sido con optimismo por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), quien ha asegurado esta misma mañana, tras hacerse pública la noticia, que este segundo caso mundial de remisión del VIH aporta una "gran esperanza" contra la enfermedad.

2019: el 'Paciente de Londres'

El estudio de IciStem ahora publicado en 'Nature' tenía por objetivo comprender el papel del trasplante de células madre en la cura del VIH. En él participaron 38 pacientes; todos ellos recibieron trasplantes de células madre. Se hizo el seguimiento de 33, de los cuales actualmente están vivos 22. Un total de 18 de estos 22 pacientes fueron trasplantados con células que no tenían la mutación CCR5d32 y todos siguen hoy con los antirretrovirales. Sin embargo, otros cuatro de estos 22 sí fueron trasplantados con células con la mutación CCR5d32. De estos cuatro, uno de ellos lleva más de un año (18 meses) sin tratamiento antrirretroviral y los médicos consideran que el VIH ha remitido en su organismo.

Es el 'Paciente de Londres', portador del VIH desde el 2003 y a quien le diagnosticaron, en el 2012, un linfoma de Hodgkin: un tipo de cáncer que se presenta en el sistema linfático. En el 2016, se sometió a un trasplante de células madre de un donante que tenía la mutación CCR5 Delta 32, la cual impide la entrada del virus en las células diana del VIH (o, lo que es lo mismo, en las células a través de las cuales se expande el virus en el organismo): los linfocitos T-CD4. Al cabo de 16 meses, los médicos interrumpieron el tratamiento antirretroviral y, hoy en día, un año y medio después, el virus permanece indetectable en su sangre. Habitualmente, cuando las personas con infección por el VIH interrumpen el tratamiento, el virus rebrota a lo largo de las primeras cuatro semanas.

Las células con la mutación CCR5d32 impiden la entrada del virus en las 'células diana' del VIH

"Sabíamos que existía la mutación CCR5d32, pero en Europa es poco frecuente y solo está en un 1% de la población, especialmente del norte del continente", señaló Martínez-Picado. Para el 'Paciente de Londres' lograron diagnosticar un "donante compatible" que tenía la mutación en el gen CCR5d32, como explicó Maria Salgado, investigadora de IrsiCaixa y coautora del estudio. Los expertos recuerdan que la  prevalencia de problemas hematológicos en pacientes con VIH "ha bajado", pero todavía es "más alta" que en el resto de la población.

De los cuatro pacientes que fueron trasplantados con la mutación CCR5d32, además del 'Paciente de Londres', hay otro que lleva tres meses sin tratamiento y en el que el VIH no ha rebrotado. Aún es pronto, sin embargo, para afirmar que el virus ha remitido en él, pero que no lo haya hecho todavía es un buen indicio. A los otros dos pacientes restantes no se les han retirado los antirretrovirales aún.

El trasplante de células: ¿la cura del VIH?

El trasplante de células madre es una intervención de "alto riesgo" y solo está recomendada para pacientes con problemas hematológicos graves. "No podemos hacer trasplantes de células madre a cualquier paciente con VIH porque correrá un riesgo de muerte de entre un 40% y un 50%. Pero estamos diseñando cosas para poder hacer esto a largo plazo", contó Martínez-Picado. El investigador señaló la "terapia génica" ("extraer células, tratarlas en el laboratorio y reimplantarlas en el paciente") como futura posible cura de esta enfermedad, pero matizó que esta todavía se encuentra en "fase preclínica". El mismo hizo hincapié en que el paciente en ningún caso debe "interrumpir" el tratamiento antirretroviral por cuenta propia, sino que siempre debe hacerlo "por decisión médica".

Por su parte, el director de IrsiCaixa, Bonaventura Clotet, incidió en que el sida es una "epidemia terrible en todo el mundo" por la que cada año mueren un millón de personas y se infectan dos millones. "El VIH impacta en lo que es esencial en nuestra vida: el sistema inmunitario. El secreto de curarlo es eliminar el reservorio viral", dijo el médico. El reservorio viral, principal causante de que el VIH no se pueda erradicar, está compuesto por un grupo de células inmunitarias en el cuerpo que están infectadas por el VIH pero que no están activamente produciendo más virus. "Demostrar que se reducen progresivamente estos escondites del virus en el organismo será crucial para confirmar que estamos aplicando las estrategias correctas para la curación".

Clotet también avanzó que los investigadores de IrsiCaixa trabajan en la combinación de una vacuna terapéutica con reactivadores de la latencia viral y con anticuerpos ampliamente neutralizantes de los distintos tipos de virus. "En el modelo animal se han observado evidencias de que estamos en el buen camino, y el conocimiento generado por casos como el publicado en 'Nature' tendrá una importancia capital para dinamizar esta investigación", finalizó.

En busca de terapias menos invasivas

En octubre, un estudio liderado por IrsiCaixa y publicado en 'Annals of Internal Medicine' apuntó a que otros factores, además de la mutación CCR5 Delta 32, podrían ser decisivos para conseguir la remisión del VIH. Uno de ellos, por ejemplo, la enfermedad injerto contra huésped (EICH): una situación habitual tras el trasplante en la que las células del donante 'atacan' a las células del receptor. Tanto el 'Paciente de Berlín' como el 'Paciente de Londres' presentaron una transitoria enfermedad EICH y consiguieron un reemplazo total en sangre periférica de las células del receptor por las del donante. "El estudio detallado de estos mecanismos podría permitir su aplicación, mediante terapias menos invasivas que un trasplante de un donante, a personas con VIH que no sufran un trastorno hematológico, por lo que serían escalables a una gran mayoría de la población seropositiva, señaló Maria Salgado.

Moscú condena la declaración "alocada" de Bolton sobre Cuba: "EE.UU. busca ajustar a América Latina a sus patrones"


RT  -   5 mar 2019 15:34 GMT

El principal consejero de seguridad del presidente Donald Trump ha prometido endurecer las restricciones financieras a las fuerzas militares de Cuba por "fomentar la represión" en Venezuela.

El asesor de Seguridad del Gobierno de EE.UU. y la Casa Blanca, John Bolton. Kevin Lamarque / Reuters

El Ministerio ruso de Exteriores ha calificado este martes de "alocada" la declaración del asesor de Seguridad del Gobierno de EE.UU. y la Casa Blanca, John Bolton, que la víspera prometió tomar medidas contra Cuba por apoyar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

"Esta es otra declaración completamente alocada de un representante de la Administración estadounidense, que se ha propuesto ajustar a sus patrones la región de América Latina", ha declarado a RIA Novosti el director del departamento de América Latina de la Cancillería rusa, Alexánder Schetinin. 

La afirmación del principal consejero de seguridad de Donald Trump es "absolutamente inaceptable" y demuestra que "todo lo que se dice acerca de 'restaurar la democracia' en Venezuela es solo un encubrimiento para configurar países latinoamericanos según los criterios estadounidenses", reiteró Schetinin.

A través de un mensaje de Twitter, Bolton, quien ha sido el principal promotor de una intervención en Venezuela para derrocar al actual mandatario venezolano, indicó que los países del continente americano "deben" condenar también al régimen cubano.

"El papel de Cuba en la usurpación de la democracia y el fomento de la represión en Venezuela es claro. Es por eso que los EE.UU. continuarán ajustando las restricciones financieras a los servicios militares y de inteligencia de Cuba. Las democracias de la región deben condenar al régimen de Cuba", dijo.